Sentencia nº 34 de Suprema Corte de Justicia, del 15 de Septiembre de 1999.

Fecha de Resolución:15 de Septiembre de 1999
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces H.A.V., J.I.R. y Dulce M.R. de G., asistidos de la Secretaria General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 15 de septiembre de 1999, años 156º de la Independencia y 137º de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por D.A.P.E., dominicano, mayor de edad, casado, empleado privado, cédula de identificación personal No. 200927, serie 1ra., domiciliado y residente en la calle La Fuente No. 96, del barrio San Martín de Porres, de esta ciudad, contra la sentencia dictada en atribuciones criminales por la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo, el 10 de noviembre de 1998, cuyo dispositivo es el siguiente: "PRIMERO: Declara buenos y válidos, en cuanto a la forma, los recursos de apelación interpuesto por: a) Dr. R.S.R., en representación del nombrado D.A.P.E., en fecha 5 de mayo de 1994; b) Dr. E.S., abogado ayudante del Magistrado Procurador General de la Corte de Apelación de Santo Domingo, en fecha 5 de mayo de 1994; c) Dra. N.S.C., por sí y por la parte civil constituida, en fecha 9 de mayo de 1994; todos contra la sentencia de fecha 5 de mayo de 1994, dictada por la Segunda Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, en sus atribuciones criminales, por haber sido interpuestos de acuerdo a la ley, cuyo dispositivo es el siguiente: Aspecto Penal: Primero: Se desglosa el presente expediente en cuanto a los coacusados O.B.A.E. y F.A.R.C., para que sean juzgados con posterioridad conforme a lo que dispone la ley; Segundo: Se varía la calificación a los artículos 2, 295 y 304 del Código Penal, y la Ley 36 en sus artículos 59 y 60 antes mencionada, y en consecuencia se declara al acusado culpable de violación a esos artículos y ley, condenándolo a una pena de reclusión de diez (10) años y al pago de la costas penales; Tercero: La pena impuesta al acusado declarado culpable, debe ser cumplida en la Penitenciaría Nacional de La Victoria; Aspecto Civil; Cuarto: En cuanto a la constitución en parte civil anunciada y ratificada en el plenario de manera verbal por la abogada que representa a los familiares de la occisa, se declara la misma inadmisible, por no estar avalada con documentos legales depositados por Secretaría en el presente expediente, como exigen los códigos de Procedimiento Criminal y Civil; Quinto: Se condena a la parte civilmente constituida de manera irregular, al pago de las costas civiles del proceso, las cuales deben ser presentadas por estado'; SEGUNDO: En cuanto al fondo, la corte, después de haber deliberado y obrando por propia autoridad, modifica el ordinal segundo de la sentencia recurrida y condena al nombrado D.A.P.E. a sufrir la pena de quince (15) años de reclusión, por violación a los artículos 295 y 304 párrafo II del Código Penal y el artículo 39 de la Ley 36 sobre Comercio, P. y Tenencia de Armas); TERCERO: La corte, obrando por propia autoridad y contrario imperio revoca el ordinal cuarto de la sentencia recurrida y acoge la constitución en parte civil interpuesta por la señora F.B.C. y se condena al nombrado D.A.P.E. al pago de la suma de Trescientos Mil Pesos Oro (RD$300,000.00) como justa reparación por los daños y perjuicios morales y materiales ocasionados; CUARTO: Rechaza la constitución de la parte civil con relación a la señora I.C. y familiares, por improcedente y mal fundada; QUINTO: Se condena al nombrado D.A.P.E. al pago de las costas penales y civiles, con distracción de estas últimas en favor y provecho del Dr. V.R., quien afirma haberlas avanzado en su mayor parte";

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Vista el acta del recurso de casación levantada en la Secretaría de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo, el 16 de noviembre de 1998, a requerimiento del Dr. H.T. hijo, a nombre y representación de D.A.P.E., en la cual no se expone ningún medio de casación contra la sentencia impugnada;

Vista el acta de desistimiento levantada en la Secretaría de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo, el 15 de marzo de 1999, a requerimiento de D.A.P.E., actuando a nombre y representación de sí mismo, como parte recurrente;

Vista la Ley No. 25 de 1991, modificada por la Ley No. 156 de 1997; La Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, después de haber deliberado y visto el artículo 1 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que el recurrente D.A.P.E., ha desistido pura y simplemente del recurso de casación de que se trata.

Por tales motivos, Unico: Da acta del desistimiento hecho por el recurrente D.A.P.E., del recurso de casación por él interpuesto, contra la sentencia dictada en sus atribuciones criminales por la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo, el 10 de noviembre de 1998, cuyo dispositivo se encuentra copiado en parte anterior del presente fallo.

Firmado: H.A.V., J.I.R., Dulce M.R. de G.. G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifica.