Sentencia nº 79 de Suprema Corte de Justicia, del 9 de Mayo de 2007.

Fecha de Resolución: 9 de Mayo de 2007
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 9/5/2007

Materia: Correccional

Recurrente(s): V.G.F..

Abogado(s): Dr. A.M.V..

Interviniente: F.E.B..

Abogado(s): L.. P.B.G..

Intrvniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces H.A.V., Presidente; J.I.R., E.H.M., D.R. de G. y V.J.C.E., asistidos de la Secretaria General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 9 de mayo del 2007, años 164° de la Independencia y 144° de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por V.G.F., dominicano, mayor de edad, casado, empleado privado, cédula de identidad y electoral No. 136-000361-5, domiciliado y residente en la calle Hermanas Mirabal No. 101 del sector Los Guaricanos de la provincia Santo Domingo, prevenido y persona civilmente responsable, contra la sentencia dictada en atribuciones correccionales por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Francisco de Macorís el 20 de octubre del 2003, cuyo dispositivo aparece copiado más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el acta del recurso de casación levantada en la secretaría de la Corte a-qua el 20 de octubre del 2003 a requerimiento del Dr. A.M.V. en representación de V.G.F., en la cual no se invocan medios contra la sentencia impugnada;

Visto el memorial de casación suscrito por el Dr. A.M.V., en representación del recurrente, en el cual se invocan los medios que más adelante se examinan;

Visto el escrito de intervención depositado el 17 de noviembre del 2003, suscrito por el Lic. P.B.G., en representación de F.E.B., parte interviniente;

Visto el artículo 17 de la Resolución Núm. 2529-2006 del 31 de agosto del 2006, dictada por la Suprema Corte de Justicia, que reglamenta el tránsito de los procesos del Código de Procedimiento Criminal al Código Procesal Penal;

Visto la Ley No. 25 de 1991, modificada por la Ley No. 156 de 1997;

La Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia después de haber deliberado, y vistos los artículos 203 y 205 del Código de Procedimiento Criminal y, 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la especie, la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de M.T.S. dictó su sentencia el 1ero. de noviembre del 1999 cuyo dispositivo es el siguiente: ?Primero: Se declara regular y válida la constitución en parte civil hecha en la forma anteriormente expresada; Segundo: Se pronuncia el defecto contra el prevenido V.G.F. por no comparecer a la audiencia no obstante citación legal; Tercero: Se declara culpable dicho prevenido de violar la Ley 2859 sobre Cheques, en perjuicio de F.E.B. y en consecuencia se le condena a sufrir tres (3) meses de prisión correccional y las costas penales; Cuarto: Se condena a pagarle al querellante la suma de Ciento Diez Mil Pesos (RD$110,000.00) importe de cheque y una indemnización de Veinte Mil Pesos (RD$20,000.00) como justa reparación a los daños morales y materiales sufridos por dicha parte, más los intereses legales desde la fecha de presentación de los cheques; Quinto: Se condena al pago de las costas civiles con distracción de las mismas en provecho del abogado de la parte civil?; intervino el fallo objeto del presente recurso de casación, dictado por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Francisco de Macorís, el 20 de octubre del 2003, cuyo dispositivo es el siguiente: ?PRIMERO: Rechazando las conclusiones de la defensa por improcedentes y mal fundadas; SEGUNDO: Declarando regular y válido, en cuanto a la forma, el recurso de apelación interpuesto por el nombrado V.G.F., contra la sentencia correccional No. 3055, de fecha 1ro. de noviembre del 1999, dictada por la Cámara Penal del Distrito Judicial de M.T.S. (Nagua), por haber sido hecho de conformidad con la ley, cuyo dispositivo se copia en otra parte de esta acta; TERCERO: Declarando regular y válida, en cuanto a la forma, la constitución en parte civil incoada por F.E.B., contra el nombrado V.G.F., por haber sido hecha de conformidad con la ley; CUARTO: Acogiendo en todas sus partes, las conclusiones de la parte civil constituida al declarar, en cuanto al fondo del referido recurso, la inadmisibilidad del mismo, por haber adquirido el carácter de caducidad, por establecerse que el recurrente, V.G.F., no cumplió con lo dispuesto por el artículo 203 del Código de Procedimiento Criminal; por lo que, en consecuencia, se mantiene el contenido de la sentencia irregularmente recurrida; QUINTO: Condenando al recurrente V.G.F., al pago de las costas civiles del procedimiento, con distracción de las mismas, a favor y en provecho del L.. P.B.G., abogado que afirma haberlas avanzado en su totalidad?;

Considerando, que el recurrente ha invocado en su memorial de casación, los medios siguientes: ?Primer Medio: Violación a las disposiciones del artículo 203 del Código de Procedimiento Criminal. Una notificación irregular es una violación al derecho de defensa, artículo 8, acápite j, ordinal 2 de la Constitución de la República. Falta de base legal. Que en la notificación sin número que le sirvió de base a la sentencia de fecha 12 de octubre de 1999, el alguacil que realizó la notificación no se trasladó al domicilio V.G.F., a partir de ahí expresar en la notificación de todas las actuaciones y diligencias que habría hecho el ministerial actuante, por lo que al tribunal no reparar esto cometió una fragrante violación al derecho de defensa del prevenido del mismo modo, al la corte no dar oportunidad para plantear ese agravio, así mismo no hacerse ningún emplazamiento civil para esa audiencia al no estar debidamente citado tampoco civilmente, también se le violó su derecho de defensa en el aspecto civil; Segundo Medio: Violación del principio de la inmutabilidad del proceso penal. Que habiéndose hecho el protesto a requerimiento de la sociedad de comercio de Bienes Raíces Baldera y E.B., los actos civiles siguientes así, como el embargo hecho a requerimiento de E.B., sin decir en qué calidad, ya que los cheques fueron girados a nombre de B.B.R., por lo que al haberse hecho el protesto a requerimiento de las dos partes requeriente en el apoderamiento del tribunal debió ser hecho del mismo modo; Tercer Medio: Violación del derecho de defensa en grado de apelación. Que la Corte declaró la inadmisibilidad sin darnos la oportunidad de preparar nuestros medios de defensa y aún pero sin habernos dado la oportunidad de pronunciarnos en lo referente a la inadmisibilidad?;

Considerando, que en lo relativo al primer y segundo medios respectivamente, el examen de la sentencia impugnada pone de manifiesto que el recurrente no planteó esos puntos por ante la Corte a-qua, pues allí se limitó a pedir el ?reenvío de la audiencia a los fines de preparar su defensa, citar testigos y regulación la constitución reconvencional?, ni tampoco ha demostrado el recurrente ante la Suprema Corte de Justicia que planteó dicho punto ante el juez de primer grado; ni lo discutieran de algún modo, alegando o proponiendo lo contrario; que, por ello se trata evidentemente de medios nuevos que no pueden ser propuestos por primera vez en casación, los cuales en tales condiciones, son inadmisibles;

Considerando, que la Corte a-qua, para fallar en el sentido que lo hizo dijo en síntesis, de manera motivada, haber dado por establecido lo siguiente: ?a) que la sentencia correccional No. 3055-99 de fecha 1ero. de noviembre del 1999 de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de M.T.S., fue notificada al prevenido, mediante acto de alguacil No. 246-2000 de fecha 25 de abril del 2000 del ministerial J.D.G., alguacil ordinario del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de M.T.S.; b) que el Lic. J.F., en representación del prevenido en fecha 13 de febrero del 2000 interpuso un recurso de apelación en contra de la referida sentencia; c) que de los hechos antes expresados se comprueba que el plazo para apelar la decisión de primer grado establecido en el artículo 203 del Código de Procedimiento Criminal, de 10 días estaba ampliamente vencido, al momento en que se hizo la apelación, por lo que en cuanto al fondo procede declarar inadmisible dicho recurso por ser caduco, acogiendo en todas sus partes las conclusiones de la parte civil constituida; así como procede el mantenimiento del contenido de la sentencia regularmente recurrida; rechazando en todas sus partes las conclusiones de la defensa por improcedente y mal fundadas?;

Considerando, que contrario a lo alegado por el recurrente en relación a la violación al derecho de defensa, el examen del expediente revela que las audiencias para el conocimiento del caso de que se trata fueron reenviadas en varias ocasiones a solicitud del abogado del prevenido hoy recurrente en casación y en fecha 20 de octubre del 2003 donde se conoció el fondo del asunto concluyó como expusimos en parte anterior de esta decisión, conclusiones que posteriormente fueron ratificadas; que ante esa situación su derecho de defensa no ha sido lesionado; en consecuencia, el medio que se analiza carece de fundamento y debe ser desestimado.

Por tales motivos, Primero: Admite como interviniente a F.E.B. en el recurso de casación interpuesto por V.G.F., contra la sentencia dictada en atribuciones correccionales por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Francisco de Macorís el 20 de octubre del 2003, cuyo dispositivo aparece copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Rechaza el recurso de casación de que se trata; Tercero: Condena al recurrente al pago de las costas.

Firmado: H.A.V., J.I.R., E.H.M., D.R. de G., V.J.C.E., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.