Sentencia nº 106 de Suprema Corte de Justicia, del 30 de Septiembre de 1998.

Fecha de Resolución:30 de Septiembre de 1998
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Cámara de Tierras, L., Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces J.G.V., J.L.V., J.A.S. y E.R.P., asistidos de la Secretaria General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 30 de septiembre de 1998, años 155°de la Independencia y 136º de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la Corporación Dominicana de Electricidad, empresa autónoma de servicio público, organizada y existente de conformidad con su Ley Orgánica No. 4115, del 21 de abril de 1955, debidamente representada por su administrador general Ing. T.M., portador de la cédula de identidad y electoral No. 002-0032451-4, contra la sentencia dictada en atribuciones laborales por la Primera Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, el 18 de septiembre de 1996, cuyo dispositivo figura copiado en otra parte del presente fallo;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído al Dr. L.L.F. por sí y por el Lic. R.I.R., abogados de la recurrente, en la lectura de sus conclusiones;

Oído al Dr. D.H.V., abogado del recurrido en la lectura de sus conclusiones;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, el 26 de noviembre de 1996, suscrito por la Dra. C.D.S., L.. R.I.R., Dr. De León Liberato Flores, portadores de las cédulas de identidad y electoral Nos. 001-0145872-7, 001-1135985-07 y 001-0898998-9, respectivamente, abogados de la recurrente Corporación Dominicana de Electricidad, en el cual se proponen los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa, suscrito por el Dr. D.H.V., portador de la cédula personal de identidad No. 364203, serie 1ra., abogado del recurrido L.G.C., el 6 de diciembre de 1996; La Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, después de haber deliberado y visto los textos legales invocados por la recurrente y los artículos 1, 20 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere consta lo siguiente: a) que con motivo de una demanda laboral intentada por el recurrido contra la recurrente, el Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, dictó el 18 de marzo de 1994, una sentencia con el siguiente dispositivo: "PRIMERO: Se declara resuelto el contrato de trabajo, por ejercer el despido injustificado; SEGUNDO: Se condena al empleador pagarle al trabajador los siguientes valores: 28 días de preaviso, 81 días de cesantía, 11 días de vacaciones, 60 días de bonificación, RD$2,979.16 proporción de regalía pascual, RD$21,450.00 por 6 meses proporción de la aplicación del Art. 95 Ord. 3ro., del Código de Trabajo, todo en base a un salario de RD$3,575.00 mensual; TERCERO: Se condena a la parte demandada al pago de las costas ordenando su distracción en provecho de los abogados D.H.V. y R.A.L., partes gananciosas de causa"; b) que sobre el recurso interpuesto intervino la sentencia ahora impugnada, cuyo dispositivo dice: "PRIMERO: En cuanto a la forma, se declara bueno y válido el recurso de apelación interpuesto por la Corporación Dominicana de Electricidad, contra la sentencia de fecha 18 de marzo de 1994, dictada por el Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, a favor del señor L.G.C.M., cuyo dispositivo se copia en otra parte de esta misma sentencia; SEGUNDO: En cuanto al fondo se rechaza dicho recurso y en consecuencia se confirma en todas sus partes la sentencia objeto del recurso; TERCERO: Se condena a la Corporación Dominicana de Electricidad, al pago de las costas con distracción a favor del Dr. D.H.V., abogado que afirma haberlas avanzado en su totalidad";

Considerando, que la recurrente propone los medios de casación siguientes: Primer Medio: Desconocimiento de la Ley No. 16-92, en su artículo 88, ordinal 19, mediante el cual fue despedido el ex-empleado recurrido señor L.G.C.M.; Segundo Medio: Desconocimiento del artículo 89 del Código de Trabajo;

Considerando, que en el desarrollo de los dos medios de casación, los cuales se examinan en conjunto por su vinculación, la recurrente expresa lo siguiente: "Los jueces que conocieron la presente demanda que se ventila en justicia y que dictaron las sentencias precedentemente citadas las cuales dieron origen al presente recurso de casación, violentaron de manera cruel las disposiciones relacionadas con el retiro del ex-empleado L.G.C.M.. Es fácil comprobar que los documentos aportados, las medidas y aportes hechos por la parte recurrente, reposan sobre base legal y conforme a derecho";

Considerando, que el artículo 642 del Código de Trabajo, dispone que el recurso de casación se interpondrá mediante un escrito que contendrá los medios en que se funda y las conclusiones;

Considerando, que la recurrente solo enuncia los medios del recurso, limitándose a transcribir los artículos arriba señalados, formulando comentarios sobre ellos, pero sin atribuir violación alguna a la sentencia impugnada y sin precisar en que consisten los vicios de dicha sentencia.

Considerando, que no basta que un recurrente alegue la violación de un texto legal, sino que debe indicar en que consistió la violación y de que manera se cometió esa violación, que al no hacerlo así, el recurso se declara inadmisible por falta de desarrollo de los medios invocados.

Por tales motivos, Primero: Declara inadmisible el recurso de casación interpuesto por la Corporación Dominicana de Electricidad contra la sentencia dictada por la Primera Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, el 18 de septiembre de 1996, cuyo dispositivo figura copiado en otra parte del presente fallo; Segundo: Condena a la recurrente al pago de las costas, ordenando su distracción a favor y provecho del Dr. D.H. delV., quien afirma haberlas avanzado en su totalidad.

Firmado: J.G.V., J.L.V., J.A.S., E.R.P.. G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifica.