Sentencia nº 177 de Suprema Corte de Justicia, del 28 de Febrero de 2007.

Fecha de Resolución:28 de Febrero de 2007
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 28/2/2007

Materia: Correccional

Recurrente(s): A. delR.A. (a) D.

Abogado(s): Dr. L.F.E.

Recurrido(s):

Abogado(s):

Intrvniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de laa República, la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces H.A.V., Presidente; J.I.R., E.H.M., D.R. de G. , V.J.C.E., asistidos de la Secretaria General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 28 de febrero del 2007, años 164 de la Independencia y 144 de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por A. delR.A. (a) D., dominicano, mayor de edad, soltero, mecánico, cédula de identidad y electoral No. 001-0285868-6, domiciliado y residente en la C.V.D. No. 81 del sector de V.J. de esta ciudad, prevenido y persona civilmente responsable, contra la sentencia dictada en atribuciones correccionales por la Segunda Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo (hoy del Distrito Nacional), el 5 de septiembre del 2002, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el acta del recurso de casación levantada en la secretaría de la Corte a-qua el 19 de diciembre del 2002 a requerimiento de la Dra. B.S.B., en representación del Dr. L.F.E., quien su vez representa al recurrente, en la cual no se invocan medios contra la sentencia impugnada;

Visto el artículo 17 de la Resolución Núm. 2529-2006 del 31 de agosto del 2006, dictada por la Suprema Corte de Justicia, que reglamenta el tránsito de los procesos del Código de Procedimiento Criminal al Código Procesal Penal;

Visto la Ley No. 25 de 1991, modificada por la Ley No. 156 de 1997;

La Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia después de haber deliberado y, vistos los artículos 367 y 371 del Código Penal, y 1, 37 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que como consecuencia del recurso de apelación interpuesto intervino el fallo objeto del presente recurso de casación, dictado por la Segunda Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo (hoy del Distrito Nacional), el 5 de septiembre del 2002, cuyo dispositivo es el siguiente: APRIMERO: Declara bueno y válido en cuanto a la forma el recurso de apelación interpuesto por la Lic. Y.P.C., actuando a nombre y representación de los señores J. delR.A., A. delR.A. y A.A., en sus calidades de prevenidos, en contra de la sentencia No. 88-01, del 6 de abril del 2001, dictada por la Primera Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, en sus atribuciones correccionales, por haber sido hecho en tiempo hábil y de acuerdo a la ley, cuyo dispositivo copiado textualmente es el siguiente: >Primero: Se declara a los prevenidos J.M. delR.A. (a) Arturo, A. delR.A. (a) D. y J.A. (a) A., de generales que constan culpables de haber violado el artículo 367 del Código Penal Dominicano y, en consecuencia se les condena según lo establecido en el artículo 371 del Código Penal, a sufrir las siguientes penas: a) el señor A. delR.A. (a) D., treinta (30) días de prisión correccional y al pago de una multa ascendente a la suma de Veinticinco Pesos (RD$25.00) y al pago de las costas penales del proceso; b) el señor J.M. delR.A. (a )A., quince (15) días de prisión correccional y al pago de una multa ascendente a la suma de Veinticinco Pesos (RD$25.00) y al pago de la las costas penales del proceso; c) la señora J.A. (a) A., quince (15) días de prisión correccional y al pago de una multa ascendente a la suma de Veinticinco Pesos (RD$25.00) y al pago de las costas penales del proceso; Segundo: Se declara buena y válida en cuanto a la forma, por haber sido hecha conforme a la ley que rige la materia, la constitución en parte civil, incoada por el señor G.S.V.R., a través de sus abogados Dr. S.J.S.P., L.. F.V. y L.. Altagracia de J.A., en contra de los prevenidos J.M. delR.A., A. delR.A. y J.A.; Tercero: En cuanto al fondo de dicha constitución, se condena a los prevenidos J.M. delR.A., A. delR.A. y J.A., al pago conjunto y solidario de las siguientes sumas: a) Ciento Cincuenta Mil Pesos (RD$150,000.00) a título de indemnización por los daños y perjuicios morales y materiales ocasionados a raíz del hecho delictivo de los prevenidos, todo como justa y adecuada reparación por el perjuicio ocasionado por los prevenidos al agraviado, a ser pagada de la siguiente manera: 1) el señor A. delR.A. (a) D., deberá pagar a la suma de Cien Miel Pesos (RD$100,000.00), a título de indemnización; 2) el señor J.M. delR.A. (a) Arturo, deberá pagar la suma de Veinticinco Mil Pesos (RD$25,000.00), a título de indemnización; y 3) la señora J.A. (a) A., deberá pagar la suma de Veinticinco Mil Pesos (RD$25,000.00), a título de indemnización; b) al pago de los intereses legales del monto de la deuda a partir de la fecha de la demanda como indemnización supletoria, así como al pago de las costas civiles del procedimiento, con distracción de las mismas a favor y provecho del Dr. S.J.S.P., L.. F.V. y L.. Altagracia de J.A., abogados concluyentes quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad; Cuarto: Se declara buena y válida en cuanto a la forma la constitución en parte civil reconvencional, interpuesta por los señores J.M. delR.A., A. delR.A. y J.A.; en cuanto al fondo, se rechaza por improcedente, mal fundada y carente de base legal=; SEGUNDO: En cuanto al fondo, la Corte después de haber deliberado y obrando por propia autoridad, revoca la sentencia recurrida, en cuanto a los nombrados J.M.A. y J.M. delR.A., por lo que en el aspecto penal, al declararlos no culpables del delito de violación al artículo 367 del Código Penal, en perjuicio del señor G.S.V.R., los descarga de toda responsabilidad penal por insuficiencia de pruebas, declarando las costas penales causadas de oficio, en cuanto a éstos se refiere; TERCERO: En el aspecto civil, rechaza las conclusiones de la parte civil constituida, hecha por el señor G.S.V.R., en lo que respecta a los señores J.M.A. y J.M. delR.A., por improcedente e infundada; CUARTO: Modifica el ordinal primero (1ro.) de dicha sentencia en cuanto al nombrado A. delR.A., y al declararlo culpable del delito de violación a los artículos 367 y 371 del Código Penal, en perjuicio del señor G.S.V.R., lo condena al pago de una multa de Veinticinco Pesos (RD$25.00), y al pago de las costa penales, acogiendo a su favor circunstancias atenuantes de conformidad con el artículo 463 del Código de Procedimiento Criminal; QUINTO: Modifica el ordinal primero (1ro.) párrafo I, de la sentencia en el aspecto civil, en el sentido de rebajar la indemnización acordada de la suma de Cien Mil Pesos (RD$100,000.00), a la suma de Cuarenta Mil Pesos (RD$40,000.00), a favor y provecho del señor G.S.V.R., como justa reparación por los daños morales inferídoles a consecuencia del hecho antijurídico de que se trata; SEXTO: Confirma en sus demás aspectos la sentencia recurrida; SÉPTIMO: Condena al señor A. delR.A., al pago de las costas penales y civiles, distrayendo las últimas a favor y provecho de los Dres. S.J.S.P., F.V. y Altagracia de J.A., abogados de la parte civil constituida, quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad;

En cuanto al recurso de A. delR.A. (a) D., en su calidad de persona civilmente responsable:

Considerando, que al tenor del artículo 37 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, el ministerio público, la parte civil o la persona civilmente responsable que recurra en casación, debe a pena de nulidad, depositar un memorial con la indicación de los medios en que fundamenta su recurso, si no lo ha motivado al realizar la declaración correspondiente;

Considerando, que el recurrente, en su indicada calidad, no ha depositado ningún memorial de casación, ni tampoco al interponer su recurso en la secretaría de la Corte a-qua, expuso los vicios que a su entender anularían la sentencia impugnada, como lo establece a pena de nulidad el artículo 37 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, por lo que en su referida calidad procede declarar se recurso afectado de nulidad;

En cuanto al recurso de A. delR.A. (a) D., prevenido:

Considerando, que el recurrente, en su condición de prevenido no ha depositado memorial de casación, ni tampoco al interponer su recurso en la secretaría de la Corte a-qua, expuso los vicios que a su entender anularían la sentencia impugnada, pero por tratarse del recurso del prevenido, es necesario examinar el aspecto penal de la sentencia, para determinar si la ley ha sido bien aplicada;

Considerando, que el examen de la sentencia impugnada revela que la Corte a-qua, para decidir en el sentido que lo hizo dijo, haber dado por establecido lo siguiente: Aa) que entre otros componen la especie del presente expediente, los siguientes documentos: querella del 29 de noviembre del 2000, presentada por G.S.V.R., en contra de J.M. delR.A. (a) Arturo, A. delR.A. (a) D. y J.A. (a) A.; certificado de no antecedentes policiales del 6 de diciembre del 2000, expedido por la Policía Nacional, a nombre de G.S.V.R.; certificado de no antecedentes, expedido por la Procuraduría fiscal del Distrito Nacional el 6 de diciembre del 2000, a nombre de G.S.V.; querella interpuesta por A. delR.A., el 12 de diciembre del 2000, por violación a los artículos 379 y 408 del Código Penal; b) que al ser escuchado el prevenido A. delR., ante esta Corte, en juicio oral, público y contradictorio, expresó entre otras cosas: AY que el se querelló en contra de G., porque éste se querelló en su contra, que él puso la querella para protegerse de él; que al carro le faltaban dos cristales; que lo único que él le dijo al querellante fue que responda por lo que se perdió del vehículo; c) que de las declaraciones ofrecidas por las partes, así como de los testigos ante esta Corte, ha quedado establecido que ciertamente el prevenido A. delR. profirió injurias públicas en contra de G.S.V.R., al llamarle ladrón en la calle y en presencia de testigos, causándole con esta injuria un agravio;

Considerando, que los hechos así establecidos y soberanamente apreciados por la Corte a-qua, constituyen a cargo del prevenido A. delR.A. (a) D., el delito de difamación, hecho previsto y sancionado por los artículos 367 y 371 del Código Penal, con penas de prisión correccional de seis (6) días a tres (3) meses y multa de Cinco (RD$5.00) a Veinticinco Pesos (RD$25.00); por lo que al condenar la Corte a-qua al prevenido recurrente al pago de una multa de Veinticinco Pesos (RD$25.00), acogiendo en su favor circunstancias atenuantes, le aplicó una sanción ajustada a la ley.

Por tales motivos, Primero: Declara nulo el recurso de casación interpuesto por A. delR.A. (a) D. en su calidad de persona civilmente responsable, contra la sentencia dictada en atribuciones correccionales por la Segunda Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo (hoy del Distrito Nacional), el 5 de septiembre del 2002, cuyo dispositivo aparece copiado en parte anterior del presente fallo, y lo rechaza en su condición de prevenido; Segundo: Condena al recurrente al pago de las costas.

Firmado: H.A.V., J.I.R., E.H.M., D.R. de G., V.J.C.E., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.