Sentencia nº 2 de Suprema Corte de Justicia, del 2 de Junio de 1996.

Fecha de Resolución: 2 de Junio de 1996
Emisor:Primera Sala
 
CONTENIDO

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Cámara Civil de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces F.R. de la Fuente, L.R.A.C., F.N.C.L., A.J. y A.S.G.M., asistidos del S. General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy día 19 de junio de 1996, años 153º de la Independencia y 133º de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la Broadcasting Nacional, HIZ, C. por A., domiciliada en esta ciudad, contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Tierras, el 22 de diciembre de 1992, en relación con la Parcela No. 61, del Distrito Catastral No. 17, del Distrito Nacional, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído el alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Lic. J.A.A., en representación del Dr. P.F.P., cédula No. 21462, serie 18, abogado de los recurridos, los herederos del finado R. de Jesús, Emiliano, S., Cirila, L., P., E. de J.C., Aguasanta de J.C. de M., N. de J.C. de A., y sus nietos, A., J., C., R., S.F., D., S., N., A.M. de Jesús, M. de la Cruz de Jesús y L. de J.C., dominicanos, mayores de edad;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia, el 10 de febrero de 1993, suscrito por el Dr. J.D.P., abogado de la recurrente, en el cual se propone el medio de casación que se indica más adelante;

Visto el auto dictado en fecha 18 del mes de junio del corriente año 1996, por el Magistrado F.R. de la Fuente, Presidente de la Cámara Civil, por medio del cual llama en su indicada calidad al Magistrado A.J., Juez de este Tribunal, para integrar la Cámara Civil de la Suprema Corte de Justicia, en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con las Leyes Nos. 684 de 1934, 926 de 1935 y 25 de 1991; La Cámara Civil de la Suprema Corte de Justicia, después de haber deliberado y vistos los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que con motivo de un procedimiento en determinación de herederos y solicitud de transferencia, el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original, dictó el 9 de diciembre de 1988, una sentencia con el siguiente dispositivo: "Ratifica: La determinación de herederos hecha por el Tribunal Superior de Tierras, mediante resolución de fecha 22 de mayo de 1961, en el expediente relativo a la Parcela No. 123 del D.C. 17, del D.N.R. la solicitud de inclusión de herederos en la secesión de R. de Jesús formulada por el Dr. P.F.P., improcedente. Declara de buena fe la compra hecha por la Broadcasting Nacional, HIZ, C. por A., de la Parcela 61 del D. C. 17, del Distrito Nacional y en consecuencia ordena que se mantenga vigente"; b) que sobre el recurso de apelación interpuesto por los ahora recurridos el Tribunal Superior de Tierras, dictó la sentencia impugnada, cuyo dispositivo es el siguiente: "Primero: Se acoge, en todas sus partes, el recurso de apelación interpuesto por el Dr. P.F.P., de fecha 13 de diciembre de 1988, a nombre representación de los sucesores de N. de Jesús y compartes, contra la Decisión No. 30, del Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original dictada en fecha 9 de diciembre de 1988, en relación de la Parcela 61, del Distrito Catastral No. 17, del Distrito Nacional; Segundo: Se revoca parcialmente la Decisión No. 30 dictada por el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original, en fecha 9 de diciembre de 1988, en relación con la Parcela 61, delD.C.N. 17, del Distrito Nacional y este Tribunal Superior por su propia autoridad e imperio decide que en lo adelante dicha sentencia se lea de la siguiente forma: 1º Ratifica, la determinación de herederos hecha por el Tribunal Superior de Tierras, mediante resolución de fecha 22 de mayo de 1961, mediante la cual determina que las únicas persona con derecho a recoger los bienes del finado R. de Jesús y transigir con ellos, son sus hijos Emiliano de J.C., L. de J.C., S. de J.C., S. de J.C., Aguasanta de J.C. de Miliano, P. de J.C., N. de J.C. de A., y sus nietos, A., J., C., R., S.F., D., S., N., A.M. de Jesús, M. de la Cruz de Jesús y L. de J.C.; 2º Ordena, al Registrador de Títulos del Distrito Nacional, cancelar el Certificado de Título que ampara la Parcela 61, del D.C.N. 17, del Distrito Nacional y la expedición de otro nuevo que ampare la misma parcela en la siguiente forma y proporción: Parcela Número 61, D.C. No. 17, del Distrito Nacional: AREA; 2 Hs., 16 As, 24 Cas., 2/9na. parte de la superficie total de ésta parcela a favor de la Broadcasting Nacional, H.I.Z., C. por A., debidamente representada por su presidente L.O.U.S.; y 7/9na. parte o sea el resto de ésta parcela a favor de los señores S. de J.C., S. de J.C., Aguasanta de J.C. de Miliano, P. de J.C., N. de J.C. de Abad, E. de J. y sus nietos A., J., C., R., S., F., D., S., N., A.M. de Jesús, M. de la Cruz de Jesús y L. de J.C., para que se dividan de acuerdo a sus derechos";

Considerando, que la recurrente propone el siguiente medio de casación: Violación del artículo 39 de la Ley 659 Actos del Estado Civil y violación del artículo 138 de la Ley de Registro de Tierras;

Considerando, que en el desarrollo de su único medio de casación la recurrente alega, en síntesis, lo siguiente; que la Ley 659 sobre Actos del Estado Civil señala en su artículo 39 la forma de realizar la declaración de nacimiento, formalidades que no han sido cumplidas; que el acto de notoriedad han sido instituido por nuestro Código Civil con la finalidad de suplir Actos del Estado Civil que por causa de fuerza mayor, debidamente justificada, impidan la obtención de ellos, pero nunca para confundir a un tribunal haciendo reclamaciones indebidas y aprovechando similitud de nombres, y debe exigirse la documentación correlativa de actos que conduzcan a una buena administración de justicia; que la decisión impugnada adolece de fallas jurídicas, al incurrir en la violación de la Ley de Registro de Tierras por admitir la evicción de su tercer adquiriente de buena fe como lo es la HIZ, viola las disposiciones de la Ley 659 al admitir lo es también una determinación de herederos por vía de un acto de notoriedad cuya identidad no ha sido precisada sobre propietarios fallecidos y rechaza otra determinación de herederos bajo el mismo sistema; por todo lo cual la sentencia impugnada debe ser casada; pero,

Considerando, que en la sentencia impugnada se expresa lo siguiente: que el Juez de Jurisdicción Original decidió, que los hijos de R. de Jesús con calidad para recibir sus bienes y transigir con ellos son: Emiliano de J.C., S. de J.C., Cirila de J.C., Aguasanta de J.C. de M., L. de J.C., P. de J.C., N. de J.C. de Abad, E. de J. y sus nietos A., J., C., R., S., F., Dasmitila, S., N., Altagracia, M. de Jesús, M. de la Cruz de Jesús y L. de J.C.; que la venta otorgada por los hermanos E. y L. de J.C. en favor de E. de Jesús se efectuó el 2 de abril de 1975 y la venta efectuada por este último en favor de la Broadcasting Nacional HIZ, C. por A., se otorgó el 30 de mayo de 1975, sin que la Parcela No. 65, objeto de las ventas, hubiera sido transferida a nombre de los sucesores de R. de Jesús, ya que dicho inmueble permanecía a nombre del de-cujus, R. de Jesús; que estos adquirientes sometieron al Tribunal Superior de Tierras una nueva solicitud de determinación de herederos en base a un acto de notoriedad instrumentado por el Juez de Paz de la Séptima Circunscripción del Distrito Nacional del 18 de julio del 1988, que determinó que los únicos herederos de R. de Jesús eran sus hijos E. y L. de Jesús, lo que no es cierto, ya que los herederos del mencionado R. de J. habían sido determinados por la Resolución del Tribunal Superior de Tierras del 22 de marzo del 1961, en relación con la Parcela No. 123, del Distrito Catastral No. 17, del Distrito Nacional, como se dice antes, y, por tanto, el acto de notoriedad mencionado es irregular porque omite los demás herederos del finado R. de Jesús; que la compra de la Broadcasting Nacional HIZ, C. por A., fue realizado antes de la determinación de herederos del mencionado finado, y los vendedores no figuraban como propietarios en el Certificado de Título de la parcela vendida, sino R. de Jesús, y, por tanto, dicha compañía lo que adquirió fueron los eventuales derechos que podían corresponder a los herederos; que es evidente que los referidos vendedores violaron las disposiciones del artículo 1599 del Código Civil que dispone que la venta de la casa de otro es nula; por todo lo cual, se expresa también en la sentencia impugnada, procede declarar nulos el acto de notoriedad antes referido y el acta de venta mediante el cual E. y L. de J.C. transfirieron la totalidad de la Parcela No. 61, mencionada, a dicha compañía y ordenar la transferencia a esta, solamente de los derechos que correspondían a E. de J., y, en consecuencia, ordenar, asimismo, al Registrador de Títulos del Distrito Nacional cancelar el Certificado de Título de la Parcela No. 61, del Distrito Catastral No. 17, del Distrito Nacional, como consecuencia de la nulidad del acto de notoriedad y del acto de venta antes referido;

Considerando, que, en efecto, el Tribunal Superior de Tierras no podía ordenar una nueva determinación de herederos y declarar único heredero de R. de J. a sus hijos E. y L. de J.C. sin revocar la resolución dictada anteriormente por dicho tribunal por la cual declaró como único heredero del finado R. de J. a sus hijos Emiliano, S., C., Aguasanta, L., P., N. y E. de J.C., y a sus nietos, A., J., C., R., S., F., D., S., N., Altagracia, M. de Jesús, M. de la Cruz de Jesús y L. de J.G., y, por tanto, tal como lo juzgó el Tribunal a-quo, las ventas otorgadas por los referidos herederos en favor de E. de Jesús y de éste, en favor de la Broadcasting HIZ, C. por A., son nulos; que, en cuanto a la alegada condición, por dicha compañía de tercer adquiriente de buena fé a título amoroso, tal como lo juzgó el Tribunal a-quo, sus derechos ni los de sus causantes, fueron registrados en el Registro de Títulos, y cuando se efectuaron los traspasos el Certificado de Título de la Parcela 61, objeto de la venta, figuraba a nombre de R. de Jesús; por lo cual el medio que se examina carece de fundamento y debe ser desestimado.

Por tales motivos, Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por Broadcasting Nacional H. I. Z., C. por A., contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Tierras, el 22 de diciembre de 1992, en relación con la Parcela No. 61, del Distrito Catastral No. 17, del Distrito Nacional; Segundo: Condena a la recurrente al pago de las costas, con distracción de las mismas en provecho del Dr. P.F.P., abogado de los recurridos, quien afirma haberlas avanzado en su totalidad.

Firmado: F.R. de la Fuente, L.R.A.C., F.N.C.L., A.J., A.S.G.M.. M.J..

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento en la audiencia pública, del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, S. General, que certifico.