Sentencia nº 94 de Suprema Corte de Justicia, del 26 de Enero de 2011.

Fecha de Resolución:26 de Enero de 2011
Emisor:Primera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 26/01/2011

Materia: Civil

Recurrente(s): Desarrollo Condor, S. A.

Abogado(s): L.. R.L.A., M.L.C.

Recurrido(s): Winton Trading Group Corporation

Abogado(s): Dr. G.S., L.. Mariam Paulino

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Sala Civil de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la entidad Desarrollos Condor, S.A., sociedad de comercio organizada y existente de conformidad con las leyes de la República Dominicana, con su domicilio y asiento social en la avenida L. de Vega núm. 60, E.N. de esta ciudad, debidamente representada por su presidente, C.A.J.A., dominicano, mayor de edad, casada, economista, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 001-0087513-7, domiciliado y residente en esta ciudad, contra la sentencia dictada en atribuciones civiles por la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial de Corte de Apelación del Distrito Nacional el 25 de junio de 2009, cuyo dispositivo figura copiado más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones a la Licda. R.L.A., por sí y por la Licda. M.L.C., abogadas de la parte recurrente;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Dr. G.S., por sí y por la Licda. M.P., abogados de la parte recurrida, Winton Trading Group Corporation;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República, el cual termina: "Que en el caso de la especie, tal y como señala el segundo párrafo del artículo 11 de la Ley núm. 3726, de fecha 29 del mes de diciembre de 1953, sobre Procedimiento de Casación, por tratarse de un asunto que no ha sido objeto de comunicación al Ministerio Público por ante los jueces del fondo, "Dejamos al criterio de la Suprema Corte de Justicia, la solución del presente recurso de casación";

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia el 7 de septiembre de 2009, suscrito por las Licdas. R.L.A. y M.L.C., abogadas de la recurrente, en el cual se invocan los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia el 14 de octubre de 2009, suscrito por el Dr. G.S.S. y la Licda. M.P., abogados de la recurrida Compañía Winton Trading Group Corporation;

Visto la Constitución de la República Dominicana, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de los cuales el país es signatario, la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997 y los artículos 1, 20 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Visto el auto dictado el 12 de enero de 2011, por el magistrado R.L.P., Presidente de la Sala Civil de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a la magistrado A.R.B.D., jueza de esta Suprema Corte de Justicia, para integrar esta S. en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con las Leyes núms. 684 de 1934 y 926 de 1935;

La CORTE, en audiencia pública del 21 de julio de 2010, estando presente los jueces R.L.P., Presidente de la Sala Civil, E.M.E. y J.E.H.M., asistidos de la Secretaria de la Sala Civil de la Suprema Corte de Justicia, y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que la sentencia impugnada y los documentos a que ella se refiere, revelan que: a) en ocasión de una demanda de ejecución de contrato intentada por Winton Trading Group Corporation contra Desarrollo Condor, S.A., la Quinta Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, dictó el 25 de septiembre de 2008, una sentencia cuyo dispositivo es el siguiente: "Primero: Se rechaza el medio de inadmisión planteado por la parte demandada, por los motivos que constan en esta decisión; Segundo: Se declara regular y válida en cuanto a la forma la demanda en ejecución de contrato y su correspondiente demanda adicional, interpuesta por la entidad comercial Winton Trading Group Corporation en contra de la compañía Desarrollo Condor, S.A., por haber sido hechas conforme a derecho, y en cuanto al fondo se acogen en parte las conclusiones de la demandante, por ser procedentes y reposar en prueba legal; Tercero: Se ordena a la compañía Desarrollo Condor, S.A., dar cumplimiento a sus obligaciones contenidas en el contrato de fecha 11 de octubre del año 2005, suscrito por esta y la entidad Winton Trading Group Corporation, y en consecuencia, entregar a la señora A.M.C.H., representante de la demandante, los documentos siguientes: 1) Certificación, de menos de 30 días, expedida por el Registrador de Títulos correspondiente donde se haga constar sí existe registrada alguna carga o gravamen sobre los inmuebles que se describen a continuación: a) Parcela núm. 3913, del D.C. núm. 7, Municipio de Samaná, con una extensión superficial de: 01 Ha; 93 Cas., dentro de los linderos siguientes: Un Camino de Las Terreras que la separa del Océano Atlántico; Al Este, parcela núm. 3923, Al Sur, A.C. que la separa del Océano Atlántico; al Oeste Parcela 3912; b) Parcela núm. 3023-C, D.C. núm. 7, Municipio y Provincia Samaná, con una extensión superficial de: 06 Has., 28, As., 86 Cas., con los linderos siguientes: Al Norte, A.C. y Callejón; Al Este, Parcela núm. 3923-D; A.S., parcela núm. 3923-D; A.O., parcela núm. 3923 (resto) y sus mejoras consistentes en plantaciones de coco y otros árboles frutales, y una casa de tablas de palma, techada de yagua, y c) Parcela núm. 3923-D, D.C. núm. 7, Municipio y Provincia de Samaná, con una extensión superficial de 22 Has., 36 As., 15 Cas., dentro de los linderos siguientes: Al Norte, parcela núm. 3923-A, camino a Las Terrenas Océano Atlántico; Al Este, parcelas núm. 2923-A, 3904 y A.C. y C. y Parcela núm. 3905, Al Sur, parcela núm. 4071; Al Oeste Parcela 3923 C, 3913, A.C. y C., con sus mejoras consistentes en plantaciones de coco y frutas, cercas de alambres de púas, amparadas por los Certificado de Título Nos. 2002-162, 2002-159 y 2002-161, expedidos todos por el Registrador de Títulos del Departamento de M.T.S., a favor de la compañía Desarrollo Condor, S.A.; 2) Certificación expedida por la Autoridad Tributaria correspondiente en la que se haga constar si los referidos inmuebles se encuentran al día o exentos del pago de Impuesto sobre la Vivienda Suntuaria y Solares Urbanos no Edificados (IVSS); 3) Copia Certificada de la Asamblea celebrada por Desarrollo Condor, S.A., mediante la cual se otorgue poder al señor C.A.J.A. para suscribir en su nombre el contrato de venta definitivo de los inmuebles ya descritos; 4) Copia de los Estatutos de Desarrollo Condor, S.A., de su Registro Mercantil y de su Registro Nacional del Contribuyente, debidamente certificadas por los organismos correspondientes; Cuarto: Se ordena que los referidos documentos sean entregados por la entidad Desarrollo Condor, S.A., a la señora A.M.C.H., en su condición de representante de Winton Trading Group Corporation, dentro de los cuarenta y cinco (45) días siguientes contados a partir de la notificación de esta sentencia; Quinto: Se ordena al Registro de Títulos del Departamento de M.T.S., realizar la inscripción de la venta de los inmuebles señalados, de parte de Desarrollos Condor, S.A., a favor de Winton Trading Group Corporation, una vez le sea aportada a dicha dependencia judicial, el correspondiente Contrato de Venta Definitivo de los mismos, debidamente registrado, y la constancia de que la compradora realizó el pago íntegro del precio de dichos bienes; Sexto: Se condena a la razón social Desarrollo Condor, S.A., al pago de un astreinte de mil dólares americanos (US$1,000.00), o su equivalente en moneda nacional, por cada día que transcurra sin que se proceda a la entrega de la totalidad de los documentos ya señalados, calculados a partir de los cuarenta y cinco (45) días contados, una vez haya sido notificada esta sentencia; S.: Se declara la ejecutoriedad provisional de esta decisión, no obstante cualquier recurso que contra la misma se interponga, sin necesidad de prestación de fianza; Octavo: Se condena a la razón social Desarrollo Condor, S.A., al pago de las costas del procedimiento, distrayéndolas a favor y provecho del Dr. G.S.S. y la Licda. M.P., quien afirma haberlas avanzado en su totalidad"; b) que sobre recurso de apelación intentado contra esa decisión, la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, en su condición de jurisdicción de alzada, rindió el 25 de junio de 2009 el fallo hoy impugnado, cuyo dispositivo dice así: "Primero: Declara regular y válido en cuanto a la forma el recurso de apelación interpuesto por la compañía de Desarrollo Condor, S.A., mediante acto núm. 618/2008, de fecha catorce (14) del mes de octubre de 2008, en contra de la sentencia civil marcada con el núm. 00668 relativa al expediente núm. 038-2005-01129, de fecha veinticinco (25) del mes de septiembre del 2008, dictada por la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, Q.S., cuyo dispositivo se encuentra transcrito en otra parte de la presente sentencia; Segundo: Acoge parcialmente en cuanto al fondo dicho recurso de apelación y en consecuencia modifica el ordinal tercero de la sentencia recurrida, suprimiendo el literal 2, y modificando el ordinal cuarto, para que diga de la siguiente manera: "Cuarto: Se ordena que los referidos documentos sean entregados por la entidad Desarrollo Condor, S.A., a la señora A.M.C.H., en su condición de representante de Winton Trading Group Corporation, dentro de los cuarenta y cinco (45) días siguientes contados a partir de la notificación de esta sentencia, y se ordena que una vez el vendedor hoy recurrente, entregue los indicados documentos al comprador, este último deberá pagar el precio de la venta al vendedor, quien deberá entregar los certificados de propiedad y la certificación del IVSS, así como cualesquiera otros documentos que requiera el comprador por parte del vendedor para poder obtener los traspasos de los inmuebles objeto de la venta a su nombre"; Tercero: Confirma en cuanto a los demás aspectos la sentencia recurrida; Cuarto: Compensa las costas del procedimiento por las razones, expuestas anteriormente";

Considerando, que la recurrida, en su memorial de defensa solicita de manera principal, que se declare la nulidad del acto de emplazamiento núm. 1720/2009 de fecha 8 de septiembre del 2009, "por haber sido notificado fuera del domicilio real y del domicilio de elección, ni en la persona del representante legal de la razón social Winton Trading Group Corporation";

Considerando, que, independientemente de que el recurrente haya notificado a la recurrida el acto de emplazamiento en casación en el domicilio real o de elección de esta última, el examen del expediente revela que la parte recurrida produjo constitución de abogado y memorial de defensa en tiempo oportuno, cuyas pruebas reposan en el expediente; que si bien los actos de emplazamiento en casación deben contener, además de las formalidades exigidas a pena de nulidad por el artículo 6 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, las enunciaciones prescritas, también a pena de nulidad, en el párrafo 7mo. del artículo 69 del Código de Procedimiento Civil, para los casos de domicilio desconocido, no es menos válido que la parte recurrida, aún no habiendo sido notificada en su domicilio real o en el de elección, como ella afirma, constituyó abogado y formuló sus medios de defensa en tiempo hábil, por lo que, en la especie y por aplicación de la máxima, ya consagrada legislativamente, de que "no hay nulidad sin agravios", y en vista de que dicha parte no sufrió perjuicio alguno con esa actuación procesal, los citados textos legales, en particular el indicado artículo 6, cuyo propósito esencial es que el recurrido reciba a tiempo el referido acto de emplazamiento y produzca oportunamente su memorial de defensa, no pudieron ser violados; que, en consecuencia, la excepción de nulidad de que se trata carece de fundamento y debe ser desestimada;

Considerando, que la parte recurrida, también solicita en su memorial de defensa, que se declare inadmisible el recurso de casación, por haber sido intentado después de transcurrido el plazo de treinta días a partir de la notificación de la sentencia;

Considerando, que esta Suprema Corte de Justicia ha podido verificar, después de examinar el expediente y los documentos que lo forman, que en fecha 26 de junio de 2009, mediante acto núm. 466/2009, instrumentado por el ministerial J.A.P., ordinario de la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, la razón social Winton Trading Group Corporation le notificó la sentencia recurrida a la compañía Desarrollos Condor, S.A., trasladándose a los siguientes lugares: 1) a la avenida L. de Vega núm. 601, del E.N., donde tiene domicilio social de conformidad con el contrato de promesa de venta de fecha 11 de octubre del 2005, objeto de la presente litis, la entidad comercial Desarrollos Condor, S.A., donde el ministerial actuante señaló, "en el lugar de mi traslado a la dirección ya mencionada, en donde pude comprobar que la numeración no llega al 601, y hablando allí con personas del lugar, sobre si conocen a la compañía Desarrollo Condor, me declararon que no la conocen; 2) a la calle R.A.S. núm. 11, suite 601-E, de la Plaza Intercaribe, E.N., lugar donde se me ha informado se encuentra funcionando la compañía Desarrollos Condor, S.A.", donde el ministerial actuante también señaló, "en el lugar de mi traslado a la dirección ya mencionada, y hablando allí con E. y demás personas me declararon que la compañía Desarrollos Condor, S.A. se mudó hace tiempo, por lo que, en virtud del inciso 7mo. artículo 69 del Código de Procedimiento Civil, me he trasladado por ante el Magistrado Procurador Fiscal del Distrito Nacional, y hablando allí con A.R., quien me dijo ser secretaria le he dejado copia del presente acto" (sic);

Considerando, que el párrafo 5to. del artículo 69 del Código de Procedimiento Civil, establece que se emplazará "a las sociedades de comercio, mientras existan, en la casa social; y si no la hay, en la persona o domicilio de uno de los socios";

Considerando, que de lo anteriormente señalado se desprende, que si la compañía Desarrollos Condor, S.A. no tenia domicilio conocido, la parte ahorra recurrida debió notificarle la sentencia en cuestión en el domicilio de uno de sus socios, razón por la cual dicha notificación no cumple con el voto de la ley y su fecha no puede tomarse como punto de partida del plazo establecido por la ley para la interposición del recurso de casación, de lo que resulta que la fecha en que fue recurrida la sentencia hoy atacada, el recurrente estaba en tiempo hábil para interponer el citado recurso de casación, que lo fue el 7 de septiembre de 2009, por lo que procede desestimar el medio de inadmisión propuesto por la recurrida;

Considerando, que la parte recurrente formula los siguientes medios de casación: "Primer Medio: Violación al sagrado derecho de defensa, artículos 68 y 69 del Código de Procedimiento Civil; Segundo Medio: Contradicción de Motivos;

Considerando, que la recurrente en sus dos medios reunidos para su examen por su vinculación, alega, en síntesis, que la sentencia recurrida fue notificada en la persona y domicilio de los abogados que actuaron en primer y segundo grado sin reparar en que a partir de la evacuación de una sentencia cesa el contrato entre el abogado y el cliente; que la sentencia núm. 347-2009 hoy recurrida no fue notificada a la sociedad comercial Desarrollos Condor, S.A. como establece el Código de Procedimiento Civil, en franca violación al derecho de defensa consagrado en la Carta Magna; que la notificación de la sentencia mediante el acto núm. 466/09 del 26 de junio de 2009, ha provocado a la hoy recurrente agravios, ya que no pudo ejercer el recurso dentro del plazo de los 30 días que establece la Ley de Casación, en razón de que no se había enterado de la misma, por lo que con esa actuación se viola el derecho de defensa, como sucedió en el presente caso y debe haber la recompensa del plazo que establece la ley; que, asimismo, por otra parte, la sentencia recurrida evidencia una contradicción en los motivos, toda vez que la parte recurrida solicitó la nulidad del acto que contiene el recurso de apelación por falta de indicación de los medios en que se fundamenta el recurso; que es evidente en los considerandos 3, 4 y 5, en primer lugar, dice la recurrente, que la corte a-qua no se pronunció en cuanto a lo pedido por la parte recurrida en la solicitud de nulidad de acto de apelación y en el ordinal primero del fallo declara regular y válido dicho recurso de apelación, haciendo constar en el ordinal segundo que acoge parcialmente en cuanto al fondo el referido recurso y modifica el ordinal tercero de la sentencia recurrida, suprimiendo el numeral 2 y modificando el ordinal cuarto; por lo que se evidencia, aduce finalmente la recurrente, que la corte a-qua no ha dado motivos suficientes para fundamentar su fallo con relación a lo pedido por la parte recurrida donde solicita confirmar la sentencia en todas sus partes;

Considerando, que la sentencia atacada pone de relieve en sus motivaciones que "procede rechazar la nulidad del recurso sin necesidad de hacerlo constar en la parte dispositiva de la presente sentencia, toda vez que si bien es cierto que en el recurso de apelación de que se trata no constan los medios del mismo, lo cual conforme al artículo 61 del Código de Procedimiento Civil es un motivo de nulidad, la apelante por medio de sus escritos de conclusiones expuso dichos medios, por lo que la nulidad quedó subsanada, y tomando en cuenta que esta S. dio plazos a ambas partes para réplica y contra réplica, salvaguardando su derecho de defensa";

Considerando, que, como se desprende de los motivos desarrollados por la corte a-qua transcritos precedentemente, dicho tribunal de alzada no ha incurrido en las alegadas violaciones denunciadas, como se postula en el memorial de casación de la recurrente, al no encontrar esta Corte de Casación violación alguna al derecho de defensa de la actual recurrente, ni contradicción en los motivos que sustentan el fallo criticado, pero sí entre los motivos y el dispositivo, como se verá más adelante, razones por las cuales los medios analizados carecen de fundamento y deben ser desestimados;

Considerando, que, como se anuncia antes, esta Corte de Casación, del estudio pormenorizado de la sentencia impugnada, no obstante el rechazo de los medios del recurso por las razones que se apuntan más arriba, estima procedente examinar de oficio la contradicción que ha advertido entre los motivos y el dispositivo, lo que se traduce en una falta de base legal de la decisión que hace imposible todo control de la Corte de Casación;

Considerando, que, en efecto, la sentencia atacada razona, en los considerandos de sus páginas 33 y 34, del modo siguiente: "esta Sala procederá a modificar dicha sentencia en el sentido de que el juez a-quo ordenó la entrega antes del pago del precio de algunos documentos que se podrían entregar posteriormente al pago del precio de la venta, ya que el recurrente está obligado a la entrega de: a) certificaciones recientes expedidas por el Registro de Títulos de la provincia M.T.S., en las cuales consten las cargas y gravámenes que pudieren afectar los tres inmuebles ofertados en venta; b) copia de los estatutos de la compañía demandada, certificada por los organismos correspondientes; c) acta de asamblea en la cual se indique la delegación dada al señor C.A.J.A. por la compañía puesta en causa, para en su nombre ofertar en venta esos bienes, y suscribir el contrato de venta definitivo de los mismos y pueda recibir el precio de la venta; que en ese mismo orden procede ordenar que una vez el vendedor hoy recurrente, entregue los indicados documentos al comprador, este último deberá pagar el precio de la venta al vendedor, quien deberá entregar los certificados de propiedad y la certificación del IVSS, así como cualesquiera otros documentos que requiera el comprador, por parte del vendedor, para poder obtener los traspasos de los inmuebles objeto de la venta a su nombre", mientras que en su parte dispositiva deja la disputa o controversia sin solución, cuando precisa únicamente las obligaciones que conforme a los contratos suscritos por las partes envueltas en el litigio, corresponden a cada una de ellas, dando con ello lugar al nacimiento de una nueva confrontación judicial al no ser de manera categórica ni acogida ni rechazada la demanda originalmente incoada, ya que en la situación que la corte a-qua ha dejado la controversia, cada parte en el contrato es hábil de ampararse en la máxima non adimpleti contractus, excepción aplicable en los contratos sinalagmáticos, como es el que une al vendedor y al comprador;

Considerando, que, en tales circunstancias, procede aplicar en este caso el principio tradicional "iura novit curia", según el cual los tribunales de justicia, en particular el de casación, no tienen necesidad, ni tampoco obligación, de ajustarse en los razonamientos jurídicos que le sirven de base para motivar sus sentencias, en las alegaciones aducidas por las partes, supliendo de oficio, cuando no haya sido denunciada por el recurrente en casación alguna violación o irregularidad, aquellos motivos de puro derecho que establezcan la no conformidad del fallo impugnado con la regla de derecho, sobre todo si, como en la especie, dichos alegatos resultan improcedentes y mal fundados;

Considerando, que a los efectos de verificar si en derecho la litis fue justamente dirimida, conviene precisar que el contrato de promesa de venta intervenido entre las partes el 11 de octubre del año 2005, objeto de esta controversia, según el cual la hoy recurrida ofreció comprarle a la recurrente, quien a su vez se comprometió a venderle a aquella, por un precio determinado, tres parcelas de terreno, consigna en su cláusula sexta, párrafo II, que "el precio y la suma precedentemente indicada no estarán sujetas a ningún aumento, durante el plazo de vigencia de este contrato, y queda entendido entre las partes que una vez La compradora realice el pago total del precio estipulado, La Vendedora estará obligada a hacer entrega inmediata de los documentos que amparan la propiedad de los inmuebles", describiendo a continuación el convenio los documentos a entregar; que, según consta en el expediente, mediante acto núm. 398/2005 de fecha 16 de diciembre de 2005, del alguacil W.B.A.C., la actual recurrida introdujo su demanda original en ejecución de contrato de promesa de venta, tendiente a la entrega de "todos y cada uno de los documentos que la demandada (Desarrollo Cóndor, S.A.) se comprometió a entregar a la demandante, en virtud del contrato de promesa de venta suscrito entre ambas partes el 11 de octubre de 2005, y otros documentos que son la consecuencia de la ejecución de lo convenido"; que, como se desprende del expediente formado en este caso, las causas y el objeto de la demanda original se mantuvieron invariables en toda la extensión del proceso, incluso en esta fase de casación;

Considerando, que, aún cuando la sentencia atacada dispuso que la vendedora Desarrollo Cóndor, S.A. entregara a la compradora Winton Group Corporation los documentos en cuestión, y que, una vez se produjera dicha entrega, dicha compradora "deberá pagar el precio de la venta al vendedor" (sic), lo que per sé contraviene lo estipulado en la cláusula sexta, párrafo II, antes transcrita, que prevé el pago del precio primero y la entrega inmediata de documentos después, es preciso reconocer, sin embargo, que el fallo impugnado lo único que hace en su parte dispositiva es relievar, sólo cambiando el orden de las citadas obligaciones recíprocas de los contratantes, según se ha visto, los compromisos de éstos, sin resolver adecuadamente la suerte de la demanda original, al extrapolar a lo juzgado, pura y simplemente, las prestaciones acordadas en el contrato, desconociendo de este modo uno de los deberes fundamentales del juez a cargo de un proceso judicial, que consiste en "juzgar, o sea, decidir, resolver los asuntos que se le someten" a su escrutinio; que, en esas condiciones, la sentencia cuestionada acusa una evidente falta de base legal, con motivos insuficientes y contradictorios con el dispositivo, como consecuencia de una defectuosa exposición de los hechos de la causa, que ha conducido a la corte a-qua a dejar el proceso sin solución y que le impide a esta jurisdicción casacional comprobar si la ley y el derecho han sido o no bien aplicados, por lo que procede, supliendo de oficio este medio de derecho, disponer la casación del fallo criticado;

Considerando, que las costas del procedimiento pueden ser compensadas, en virtud de los numerales 2) y 3) del artículo 65, de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Por tales motivos, Primero: Casa la sentencia dictada en atribuciones civiles el 25 de junio del año 2009, por la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, cuyo dispositivo se reproduce en otro lugar de este fallo, y envía el asunto por ante la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación de San Pedro de Macorís, en las mismas atribuciones, en vista de que lo juzgado por la corte a-qua no ha dado la debida solución a la litis; Segundo: Compensa las costas procesales.

Así ha sido hecho y juzgado por la Sala Civil de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma en la ciudad de Santo Domingo de G., en su audiencia pública del 26 de enero de 2011, años 167º de la Independencia y 148º de la Restauración.

Firmado: R.L.P., E.M.E., A.R.B.D., J.H.M., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada, firmada y pronunciada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.