Sentencia nº 103-2011 de 15 de Septiembre de 2011

Fecha de Resolución:15 de Septiembre de 2011
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de Santo Domingo, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, a los QUINCE (15) días del mes de SEPTIEMBRE del año dos mil once (2011), años 168' de la Independencia y 148' de la Restauración.

LA PRIMERA SALA DEL TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO, de Jurisdicción Nacional, regularmente constituida en la sala donde acostumbra celebrar sus audiencias, sito en la calle J.S.R., No. 1-A, esquina S.S., Sector Gazcue, Distrito Nacional, con la presencia de sus Jueces: S.H.M., J.P.; FEDERICO E.

FERNANDEZ, J.; D.C.N., J.S.; asistidos de la infrascrita Secretaria, ha dictado en sus atribuciones de lo Contencioso Tributario y en audiencia pública la sentencia que sigue: CON MOTIVO DEL RECURSO CONTENCIOSO TRIBUTARIO interpuesto por la entidad PUERTO LA CRUZ COMERCIAL, S.

  1. (HOTEL OCEAN BLUE & SAND) sociedad comercial constituida de conformidad con las leyes de la República Dominicana, debidamente representada por su Director Financiero, señor J.V.H., entidad que tiene como abogada constituida y apoderada especial a la LICDA.

A.A.P.M., dominicana, mayor de edad, casada, Abogada de los Tribunales de la República, portadora de la cédula de identidad y electoral No. 001-0062170-5, con estudio profesional abierto en el Avenida John F.

Kennedy, esquina Avenida Lope de Vega, Edificio Scotiabank, Tercera (3ra) Planta, Ensanche La Fe, Santo Domingo, Distrito Nacional, lugar donde la recurrente hace formal y expresa elección de domicilio para todos los fines y consecuencias legales del presente recurso, CONTRA la Resolución de Reconsideración No. 295-10, de fecha 5 de octubre del año 2010, dictada por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

VISTA Y LEIDA la Instancia Introductiva del Recurso Contencioso Tributario de fecha 17 de noviembre del año 2010, y depositada por ante la Secretaría del Tribunal Superior Administrativo en la misma fecha, suscrita por su abogada constituida y apoderada especial a la LICDA.

A.A.P.M., de generales que constan, en representación de la entidad PUERTO LA CRUZ COMERCIAL, S.

A., cuyas conclusiones son las siguientes: "

PRIMERO

En cuanto a la forma, que se declare regular y válido el presente Recurso Contencioso Tributario, toda vez que ha sido incoado en plazo hábil y conforme al derecho.

SEGUNDO

En cuanto al fondo, que sea revocada la Resolución de Reconsideración No. 295-10, en cuanto a los ajustes del ISR, retenciones e ITBIS, determinados en base al estudio de comparabilidad realizado por las Autoridades Fiscales por ser esta última contraria a la Ley No. 11-92, en su artículo 281, párrafos a), b), e), párrafos II y III, así como también contraria a la Constitución de la República Dominicana violando las disposiciones de sus artículos 6, 40, numeral 15 y 243, así como también contraria a la jurisprudencia fiscal y a los principios jurídicos-tributarios; todo lo cual hace que la Resolución de Reconsideración discutida se constituya en un acto nulo, improcedente, mal fundado y carente de base legal.

TERCERO

Que específicamente la Comunicación SDF No.

MNS10003009210, citada en la Resolución 4) dispositivo de la Resolución de Reconsideración No. 295-10, objeto de este recurso, sea declarada inexistente y por tanto se rechace en su totalidad las disposiciones de la indicada Resolución de Reconsideración No. 295-10, sobre Retenciones de Impuesto sobre la Renta correspondiente al período enero-diciembre 2008, ya que no ha sido notificada conforme dispone la Ley.

CUARTO

Que en relación a las pérdidas fiscales no admitidas por las Autoridades Tributarias correspondiente a los ejercicios 2005 y 2006, sea reconocida su validez por estar conforme a las disposiciones del artículo 287, inciso k), por estar debidamente presentadas en sus correspondientes declaraciones juradas anuales corporativas y corresponder a ejercicios fiscales debidamente amnistiados de conformidad con la Ley No. 183-07 sobre A.F..

QUINTO

Que de manera accesoria nos sea concedido un plazo de 30 días para ampliar nuestra defensa y depositar la documentación y/o alegatos que estimemos convenientes mediante un escrito ampliatorio de este recurso".

VISTO Y LEIDO el Auto No. 2351-2010 de fecha 23 de noviembre del año 2010, de la Magistrada Juez Presidente del Tribunal Superior Administrativo, concediéndole un plazo de quince (15) días a la parte recurrente, a partir de la fecha de recibo, para el fin supra-indicado, dando así cumplimiento a lo establecido en el artículo 6 Párrafo I de la Ley No.13-07 de Transición hacia el Control Jurisdiccional de la Actividad Administrativa del Estado, de fecha 5 de febrero del 2007.

VISTO Y LEIDO el Escrito Ampliatorio de fecha 10 de diciembre del año 2010, y depositado por ante la Secretaría del Tribunal Superior Administrativo en la misma fecha, suscrito por su abogada constituida y apoderada especial a la LICDA.

A.A.P.M., de generales que constan, en representación de la entidad PUERTO LA CRUZ COMERCIAL, S.

A., cuyas conclusiones son las siguientes: "

PRIMERO

En cuanto a la forma, que se declare regular y válido el presente Recurso Contencioso Tributario, toda vez que ha sido incoado en plazo hábil y conforme al derecho.

SEGUNDO

En cuanto al fondo, sean acogidas en todas sus partes nuestras conclusiones vertidas en nuestro Recurso Contencioso Tributario de fecha 17 de noviembre de 2010, bajo el cual ha sido solicitado la revocación de la Resolución de Reconsideración No. 295-10, en cuanto a los ajustes discutidos, por ser esta última contraria a la Ley No. 11-92, en su artículo 281, párrafos a), b), e), párrafos II y III, así como también contraria a la Constitución de la República Dominicana violando las disposiciones de sus artículos 6, 40, numeral 15, 51 numerales 4) y 5), 93, numeral 1), literal a) y 243, así como también contraria a la jurisprudencia fiscal y a los principios jurídicos-tributarios; todo lo cual hace que la Resolución de Reconsideración No. 295-10, discutida se constituya en un acto inconstitucional por ser nulo, improcedente, mal fundado y carente de base legal".

VISTO Y LEIDO el Auto No. 2609-2010 de fecha 28 de diciembre del año 2010, de la Magistrada Juez Presidente de la Segunda Sala en Funciones de Juez Presidente del Tribunal Superior Administrativo, comunicando la instancia del expediente a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y al Procurador General Administrativo, para que produzcan su Escrito de Defensa, dando así cumplimiento a lo establecido en el artículo 6 Párrafo I de la Ley No.13-07 de Transición hacia el Control Jurisdiccional de la Actividad Administrativa del Estado, de fecha 5 de febrero del 2007.

VISTO Y LEIDO el Escrito de Defensa de fecha 2 de febrero de 2011, y depositado en la Secretaría del Tribunal Superior Administrativo en la misma fecha, suscrito por sus abogados constituidos y apoderados especiales los Licdos.

F.M.G., J.F.R. y L.C.C., en representación de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), cuyas conclusiones son las siguientes: "

PRIMERO

Que tengáis a bien librar acta y comprobar lo siguiente: A) Que la facultad de determinación de la obligación tributaria es una facultad legal exclusiva de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

  1. Que cuando la declaración de impuestos presentada por un contribuyente no le merezca fe, u ofrezca dudas sobre su veracidad o exactitud, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), puede proceder a determinar o estimar de oficio la obligación tributaria.

  2. Que para realizar una estimación de oficio o sobre base presunta, la Administración Tributaria puede fundamentarse no sólo en los libros y papeles del contribuyente, sino también en investigaciones, métodos, cálculos de toda clase, incluso indiciarios, siempre y cuando ejerza esa facultad discrecional dentro de los límites de la racionalidad y la verosimilitud.

  3. Que, en el caso de la especie, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), ha conducido un proceso riguroso, documentado, fundamentado y procedente, que justifica el descartar la base cierta presentada por la recurrente y estimar, como lo ha hecho, a través del método de la comparabilidad, los ingresos sobre los cuales debe ser calculado el impuesto.

  4. Que este proceso de estimación de la obligación tributaria fue realizado en respeto a las garantías debidas al contribuyente y en estricto apego a las normas tributarias vigentes, y sin violación a precepto constitucional ni legak alguno.

SEGUNDO

En consecuencia, rechazar en todas sus partes el Recurso Contencioso Tributario interpuesto por la empresa PUERTO LA CRUZ COMERCIAL, S.

A., en fecha 17 de noviembre de 2010, y por tanto, confirmar en todas y cada una de sus partes la Resolución de Reconsideración No. 295-10, de fecha 5 de octubre del año 2010, dictada por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII)".

VISTO Y LEIDO el Auto No. 335-2011 de fecha 16 de febrero del año 2011, de la Magistrada Juez Presidente del Tribunal Superior Administrativo, comunicándole el escrito ut-supra citado a la parte recurrente, para que en el término de quince (15) días, produzca su escrito de réplica, dando así cumplimiento a lo establecido en los artículos 160 y 161 del Código Tributario (Ley No. 11-92) de fecha 16 de mayo de 1992.

VISTO Y LEIDO el Dictamen No. 106-2011 del Procurador General Administrativo de fecha 22 de febrero del año 2011, cuyo dispositivo es el siguiente: "UNICO: Que sean acogidas favorablemente las conclusiones de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) arriba transcritas, rechazando en consecuencia en todas sus partes por improcedente, mal fundado y carente de base legal el Recurso Contencioso Tributario interpuesto por la empresa PUERTO LA CRUZ...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA