Sentencia nº 026 de Suprema Corte de Justicia, del 29 de Octubre de 2020.

Fecha de Resolución29 de Octubre de 2020
EmisorPrimera Sala

YO, I.F.D., Secretaria de la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, CERTIFICO Y DOY FE: Que en los archivos de esta Corte hay un expediente de carácter civil marcado con el número 026-02-2019-ECIV-00486, que contiene una sentencia cuyo texto es el siguiente:

EN NOMBRE D E LA REPÚBLICA

Sentencia núm. 026-02-2020-SCIV-00280 Expediente núm. 035-17-ECON-00586 NCI núm. 026-02-2019-ECIV-00486

En la ciudad de S.D., Distrito Nacional, República Dominicana, a los diez (10) días del mes de marzo del año dos mil veinte (2020); años ciento setenta y seis (176) de la Independencia y ciento cincuenta y seis (156) de la Restauración.

LA PRIMERA SALA DE LA CÁMARA CIVIL Y COMERCIAL DE LA CORTE DE APELACIÓN DEL DISTRITO NACIONAL, localizada y regularmente constituida en su sala de audiencias, sito en la segunda planta del Palacio de Justicia del Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, integrada por los magistrados M.U. NÚÑEZ, I.G.P.G. y J.R.F.J., jueces miembros, quienes dictan esta sentencia en sus atribuciones civiles y en audiencia pública constituida por la secretaria M.F. de la Cruz, y el alguacil de estrados de turno.

Con motivo de los recursos de apelación interpuesto: de manera principal por los señores JUAN DE LA C.B.G. y MARIELA DE JESÚS, dominicanos, mayores de edad, portadores de las cédulas de identidad y electoral núms. 001-1070541-5 y 001-1576370-8, domiciliados y residentes en la avenida I.A., calle Respaldo El Portal núm. 69, entrada del Café de H., de esta ciudad, quienes tienen como abogados constituidos y apoderados especiales al Dr. R.O.R. y la Licda. L.G.M.P., dominicanos, mayores de edad, portadores de las cédulas de identidad y electoral núms. 001-0111052-6 y 001-1258841-3, con estudio profesional abierto en la calle Club Rotario núm. 75, segundo piso, ensanche Ozama, municipio S.D. Este, provincia S.D.; y de manera incidental por la entidad EDESUR DOMINICANA, S., sociedad comercial con domicilio en la avenida Tiradentes núm. 47, esquina calle C.S. y S., torre S., de esta ciudad, debidamente representada por su gerente general, Ing. R.d.C.M., dominicano, mayor de edad, provisto de la cédula de identidad y electoral núm. 001-0606676-4, domiciliado y residente en esta ciudad, la cual tiene como abogado constituido y apoderado especia al Dr. J.C. y al Licdo. M.C., dominicanos, mayores de edad, portadores de las cédulas de identidad y electoral núms. 001-0061872-7 y 402-2210479-2, con estudio profesional abierto en la avenida A.L. esquina Sarasota núm. 305, La J., de esta ciudad.

Contra la sentencia civil núm. 035-18-SCON-01533, de fecha 29 de noviembre de 2018, relativo al expediente civil núm. 035-17-ECON-00586, emitida por la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, a favor de los señores JUAN DE LA C.B.G. y MARIELA DE JESÚS, de generales que constan.

CRONOLOGÍA DEL PROCESO

En ocasión de la demanda en reparación de daños y perjuicios, interpuesta por los señores JUAN DE LA C.B.G. y MARIELA DE JESÚS, en contra de la entidad EDESUR DOMINICANA, S., la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, dictó la sentencia núm. 035-18-SCON-01533, de fecha 29 de noviembre de 2018, relativo al expediente civil núm. 035-17-ECON-00586, cuyo dispositivo es el siguiente:

F A L L A:

Primero: Declara buena y válida en cuanto a la forma, la demanda en Reparación de Daños y Perjuicios, incoada por los señores J. de la Cruz Beltre García y M. de J., contra la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur, S., (EDESUR), mediante acto No. 161/2017, de fecha dieciocho (18) de abril del año dos mil diecisiete (2017), instrumentado por el ministerial R.J.M.M., Alguacil de Estrados de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación Provincia S.D., por haber sido interpuesta conforme las reglas que rigen la materia; Segundo: Acoge en cuanto al fondo la indicada demanda, y en consecuencia: Condena a la parte demandada, entidad Empresa Distribuidora de Electricidad del 'Sur, S., (EDESUR), al pago de quinientos mil pesos dominicanos con 00/100 (RD$500,000.00), a favor de las partes demandantes, los señores J. de la Cruz Beltre García y M. de J., como justa indemnización por los daños morales por el sufridos; Tercero: Condena a la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur, S., (EDESUR), al pago de las costas del procedimiento, con distracción a favor y provecho del Dr. Santo del R.M., abogado que afirma haberlas avanzado en su totalidad

.

Los señores JUAN DE LA C.B.G. y MARIELA DE JESÚS, interpusieron su recurso de apelación en contra de la sentencia precedentemente descrita, mediante acto número 141/2019, de fecha 10 de mayo del 2019, del ministerial R.J.M.M., de Estrado de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación de la Provincia S.D.; y la entidad EDESUR DOMINICANA, S., interpuso su recurso de apelación parcial incidental, mediante actos números 072/2019 y 518/19, de fechas 30 de enero y 22 de mayo de 2019, instrumentados por los ministeriales L.M.B.G., Ordinario de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de S.D. y J.L.V.C., Ordinario de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional.

A interés de las partes recurrentes principal por auto número 19-01541, de fecha 16 de mayo de 2019 la Presidencia de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, designa dicho recurso de apelación a esta sala, fijando audiencia para el día 30 de julio de 2019.

En esta sala de la Corte fueron conocidas las audiencias de fechas 30 de julio y 1 de octubre de 2019; en esta última se presentaron las partes envueltas en la litis, debidamente representadas por sus abogados constituidos y apoderados especiales, quienes luego de presentar sus calidades concluyeron de la manera siguiente:

Recurrente principal y recurrida incidental: Parte recurrente: “Primero: Acoger todas y cada una de las conclusiones vertidas en el acto introductivo del recurso de apelación”. Las cuales copiadas textualmente son las siguientes: “PRIMERO: bueno y valido en la forma y en el fondo el Recurso de Apelación que mediante el presente acto se interpone; SEGUNDO: Modificar en parte el Ordinal Segundo del dispositivo de la Sentencia Civil No. 035-18-SCON-01533, relativa al Expediente N0.035-17-ECON-00586, de 29/11/2018, que dictara en sus atribuciones civiles LA SEGUNDA SALA DE LA CAMARA CIVIL Y COMERCIAL DEL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DEL DISTRITO NACIONAL, y en consecuencia acoger las conclusiones vertidas en el acto Introductivo de Demanda No. 161/2017, de fecha dieciocho
(18) de Abril del año dos mil diecisiete (2017), instrumentado por el Ministerial R.J.M.M., Alguacil de Estrados de la cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación
Provincia S.D., en el sentido de aumentar la indemnización a un monto ascendente a la suma de TREINTA MILLONES DE PESOS ORO DOMINICANOS
(RDS30,000,000.00), a favor del menor J.D.B.D.J., en manos de sus PADRES los señores JUAN DE LA C.B.G. y M.D.J., a título de indemnización en reparación de los daños y perjuicios, económicos, morales y materiales por el sufridos, con las graves lesiones de origen eléctrico recibidas conforme pruebas aportadas, todo a consecuencia del accidente de referencia; ya que las acordadas por la Juez A-quo resultan irrisorias; TERCERO: Confirmar en los demás aspectos la Sentencia recurrida; CUARTO: Condenar a la parte recurrida, la razón social Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur, S. (EDESUR), al pago de las costas civiles con distracción y provecho a favor del Licda. L.G.M.F. y del Dr. R.O.R. y, quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad.
”. Y continúo concluyendo in-voce, de la manera siguiente: “Segundo: Condenar al pago de las costas a la parte recurrida; Tercero: Plazo de 15 días para el depósito de un escrito justificativo de conclusiones; Cuarto: Que se rechace el recurso de apelación incidental; Quinto: Plazo de 15 días para el depósito de un escrito justificativo de conclusiones”.

Recurrida principal y recurrente incidental: “Primero: Rechazar el presente recurso de apelación principal por improcedente, mal fundado y carente de base legal”. Las cuales copiadas textualmente son las siguientes: “PRIMERO: Acoger como bueno y válido, en cuanto a la forma, el presente recurso de apelación incidental, por haber sido interpuesto conforme al Derecho; SEGUNDO: Revocar la Sentencia No, 035-18-SCON-01533, del 29 de noviembre del 2018, dictada por la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, por improcedente e infundada en Derecho, y TERCERO: Condenar a los señores J. de la C.B.G. y M. de J. al pago de las costas, distrayéndolas en beneficio de los abogados de mi requeriente, quienes afirman estarlas avanzando en su totalidad”. Y continúo concluyendo in-voce, de la manera siguiente: “Segundo: Que se acojan los recursos incidentales interpuestos por los actos números 072/2019 de 30/01/2019 y 518/2019 de 22/05/2019 por ser ambos conforme al derecho; Tercero: Condenar al pago de las costas a la parte recurrente a favor de los concluyentes quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad; Cuarto: Confirmar en parte la sentencia; Quinto: Plazo de 15 días para el depósito de un escrito justificativo de conclusiones”.

Decidiendo la Corte, lo siguiente: “Primero: 15 días a la parte intimante para que deposite un escrito justificativo de conclusiones, a vencimiento 15 días a la tribuna intimada para que también deposite el suyo; Segundo: Fallo reservado”.

PRETENSIONES DE LAS PARTES

que la parte recurrente principal, señores JUAN DE LA CRUZ B.G. y MARIELA DE JESÚS, pretenden con su recurso que se modifique el numeral segundo de la sentencia impugnada, y en consecuencia se condene a la entidad Edesur Dominicana, S., al pago de RD$30,000,000.00 a título de reparación de los daños y perjuicios sufridos por el menor J.D.B. de J., alegando en síntesis lo siguiente: “a) a que dicho Tribunal hizo una errónea aplicación de la ley al interpretar el monto indemnizatorio acordado, ya que el mismo resulta ser irrisorio ante el daño causado por la entidad Empresa Distribuidora de Electricidad Del Sur, S. (Edesur), por el cual resulto una (1) persona gravemente lesionada, el menor de nueve (9) años lesionado por electrocución J.D.B. de J., de lo cual resulta evidente que ha desnaturalizado los hechos y el derecho; b) a que las víctimas serán tratadas con compasión y respeto por su dignidad. Tendrán derecho al acceso a los mecanismos de la Justicia, a una pronta y justa reparación del daño que haya”. Que la parte recurrente incidental, EDESUR DOMINICANA, S., pretende con su recurso que se revoque la sentencia recurrida y se rechace la demanda inicial, alegando en síntesis lo siguiente: “a) que el valor probatorio de la afirmación de la contraparte, debemos resaltar que no se trata de ninguno de los medios probatorios previstos por la ley para demostrar esa o cualquier otra versión fáctica. En efecto, ese relato unilateral de los hechos no establece la ocurrencia del hecho de marras, así como tampoco la manera en que habría sucedido el mismo, por lo que no pudiera ser tomado como base de lo presuntamente acontecido, pero aun así, el a quo sin respetar estos principios los consideró, alegando que son elementos claros de prueba y suficientes como para determinar a quién se le debe achacar la responsabilidad y el reparo de los daños; b) que el tribunal a quo no ponderó el hecho de que el accidente de marras, pudo ser producto de la torpeza e inobservancia del menor J.D.B. de J., siendo que como han alegado la contraparte, el mismo habría subido al techo de la vivienda en busca de un tubo y que siendo así, con el mencionado objeto, este habría hecho contacto con el tendido eléctrico;
c) que en este mismo sentido del valor probatorio, el a quo, no se detuvo a determinar si era necesario el aporte por parte de la reclamante de una certificación de la Superintendencia de Electricidad (SIE), donde por medio de tal documento fuera confirmada quien es la propietaria del cableado envuelto en el accidente de marras, y si real y efectivamente el hecho se produjo a raíz de cómo alegan la contraparte y su testigo, siendo que el mismo ha declarado no saber a qué compañía le pertenecía el cableado eléctrico; d) que el artículo 1384 colide con la norma sustantiva, pues el principio de inocencia se configura como el derecho a no ser condenado sin pruebas válidas, o lo que es lo mismo, sólo puede ser desvirtuado cuando se apoya en pruebas legalmente aportadas en el juicio”. PRUEBAS APORTADAS

Vistos los documentos depositados por las partes, todos los cuales serán descritos y analizados más adelante, en cuanto interesen y sean útiles al caso que nos ocupa.

DELIBERACIÓN DEL CASO

La redacción y motivación de la presente sentencia han estado a cargo del magistrado J.R.F.J., conteniendo los fundamentos de la decisión de la Corte a los que se adhieren y comparten sus integrantes firmantes. Que la magistrada M.M.V. se inhibió para conocer del presente asunto, lo cual fue acogido posteriormente por el pleno, mediante resolución núm. 026-02-2017-SADM-00023 de fecha 3 de agosto del 2017.

Considerando, que nos apoderan los recursos de apelación interpuestos: a) de manera principal por los señores JUAN DE LA CRUZ B.G. y MARIELA DE JESÚS, mediante acto número 141/2019 de fecha 10 de mayo de 2019, instrumentado por el ministerial R.J.M.M., de estrado de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación de la provincia S.D. y, b) de manera incidental por la entidad EDESUR DOMINICANA, S., mediante actos números 072/2019 de fecha 30 de enero de 2019 y 518/19 de fecha 22 de mayo de 2019, instrumentados por los ministeriales L.M.B.G., ordinario de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de S.D. y J.L.V.C., ordinario de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, ambos contra la sentencia civil número 035-18-SCON-01533, relativa al expediente número 035-17-ECON-00586, de fecha 29 de noviembre de 2018, dictada por la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional. Asunto apelable de acuerdo con el ordenamiento civil dominicano y de la competencia de esta corte de apelación.

Considerando, que de la revisión de los documentos que reposan en el expediente formado con motivo de los presentes recursos, este tribunal ha verificado el cumplimiento de los requisitos legales de forma para ser interpuestos, por lo que procede declararlos buenos y válidos en dicho aspecto, sin necesidad de hacerlo constar en la parte dispositiva de la presente sentencia.

Considerando, que la demanda original en reparación de daños y perjuicios, interpuesta por los señores JUAN DE LA CRUZ B.G. y MARIELA DE JESÚS, fue acogida por la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, bajo el fundamento siguiente: “9. Que de la revisión de las pruebas aportadas este Tribunal ha podido fijar judicialmente que el menor J.D.B. De J. se encontraba en el techo de su vivienda e hizo contacto con un alambre del tendido eléctrico que pasaba por su casa producto de una explosión que salió del transformador lo que constituye un comportamiento anormal de la energía ocasionándole a la víctima quemaduras eléctricas y fue ingresado por 16 días en intensivo pediátrico recibiendo curas en sus lesiones, cura quirúrgica bajo anestesia general muslo derecho en un 65% musculatura, hemogusma, hemocritico, daño permanente mano derecha e lo estético y funcional, así como miembro inferior derecho, por lo que entidad Distribuidora de Electricidad del Sur, S. 14. Que encontrándose reunidos todos los elementos constitutivos de la responsabilidad civil que se reclama en virtud de la certificación de fecha 19 de diciembre del 2017, procede acoger presente demanda y condenar a la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur, S., al pago de la suma de quinientos mil pesos dominicanos con 00/100 (RD$500,000.00), tal y como se hará constar en la parte dispositiva”. Considerando, que según las disposiciones del artículo 1315 del Código Civil: “El que reclama la ejecución de una obligación, debe probarla. Recíprocamente, el que pretende estar libre, debe justificar el pago o el hecho que ha producido la extinción de su obligación”.

Considerando, que forma parte del expediente el documento denominado “resumen de expediente 850756” emitido por el Hospital Infantil Dr. R.R.C. de fecha 09 de abril de 2019, el cual establece, entre otras cosas, lo siguiente: “Evolución: Paciente es traído con historia de contacto eléctrico desde la casa por el 911 vía emergencia 30 minutos después del hecho, por lo cual se recibe en condiciones generales muy graves, se admite en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos donde amerita la intubación endotraqueal, permaneciendo 15 días en el área, posteriormente es traído al área de quemados en la cual ha permanecido 247 días de ingreso. Desde su ingreso paciente recibe alimentación enteral continua, con hemocultivos negativos, es llevado a cirugía en dos ocasiones para cura, es interconsultado por el departamento de neurología por cefalea de moderada intensidad los cuales indicaron una resonancia magnética descartando causa neurológica por lo cual se interconsulta con el departamento de oftalmología. Actualmente en buen estado general y Hermodinámicamente estable, recibiendo curas interdiarias, tolerando adecuadamente la vía oral, sin antibioterapia. Por su condición fue trasladado a la ciudad de Boston para completar tratamiento, permaneciendo allá durante 6 meses”.

Considerando, que además se encuentra depositada la certificación de fecha 21 de agosto de 2018 emitida por el Hospital Infantil Dr. R.R.C., la cual establece: “La presente es para informar que el paciente J.D.B. de J., es portador de lesiones cicatrízales secuelas de quemaduras, en rostro, parte superior del cuerpo y en ambas piernas y brazos. El paciente tiene las condiciones para su traslado a la ciudad de Boston, donde está siendo tratado, pudiendo trasladarse en vuelo comercial no representa ningún riesgo para el paciente o para los demás”.

Considerando, que por ante la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional fue celebrada la medida de informativo testimonial a cargo del señor A.S., quien luego de haber prestado juramento, declaró al tribunal lo siguiente: “Yo estaba en la calle D. esquina calle Los portales, estaba hablando por teléfono escuche una explosión y salgo corriendo porque creí que ese cable se iba a caer y le dije a mi esposa eso y cuando miro, veo algo que está encima del cable y un minuto después escucho a la vecina arriba que dice que hay un pegado en el plato, luego entré por la marquesina de la casa con mas personas y subimos por la escalera hasta el plato y allí nos encontramos con el padre del joven dándole auxilios y el joven estaba inconsciente, se iba y venía, no sé si pasaba algún problema con los cables antes, yo solo escuché la explosión y el motivo lo desconozco porque no estaba en el lugar, yo me encontraba aproximadamente a 13 a 14 metros de distancia, encima del cable había algo que hizo que explotara pero no puedo distinguir que era, fue todo muy rápido. El hecho ocurre en la calle Respaldo Los Portales, hace esquina con la calle D. donde yo vivo, en la esquina esta la importadora Buena Nueva que es mi tienda, donde yo estaba al callejón de donde yo entre tiene una distancia de 12 a 14 metros al igual que de mi tienda y la casa donde ocurrió el hecho, el cable que ocasionó el hecho fue el finito de arriba yo no sé de qué compañía es, solo sé que es un cable de electricidad pero yo le pago la luz al EDESUR, yo tengo cuatro años ahí y siempre he visto la casa y el cable la explosión salió del transformador no le vi nada en la mano al niño cuando subí arriba lo que si había era un tubo metálico un poca mas retirado del niño”.

Considerando, que de conformidad con las disposiciones del artículo 1384 del Código Civil

Dominicano: “No solamente es uno responsable del daño que causa un hecho suyo, sino también del que se causa por hechos de las personas de quienes se debe responder, o de las cosas que están bajo su cuidado”.

Considerando, que la parte recurrente incidental, EDESUR DOMINICANA, S., alega que el tribunal a-quo no se detuvo a determinar quién es la propietaria del cableado envuelto en el accidente.

Considerando, que conforme se verifica del Informe sobre División Territorial de las Empresas Distribuidoras Dominicanas, Abril 2010, emitido por la Unidad de Análisis de Distribución de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, que indica: “La Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur (EDESUR), tiene la concesión de la comercialización y distribución de energía eléctrica en la zona Sur. Su área de concesión para la comercialización y distribución de energía eléctrica está compuesta por la zona geográfica del Distrito Nacional
(D.N) que inicia en el lado Oeste de la avenida M.G. y finaliza en la avenida L., por la parte de la provincia S.D. que comprende los Municipios S.D. Oeste, Los Alcarrizos y P.B., así como las Provincias: San Cristóbal, Peravia, Azua, S.J. de Ocoa, S.J., E.P., Bahoruco, Independencia y Pedernales
1.

Considerando, que el accidente en cuestión ocurrió en la avenida I.A. entrada el café de H. en la calle Respaldo el Portal No. 69, municipio S.D. Oeste, provincia S.D., por lo que jurídicamente es dicha empresa la que tiene la guarda de las líneas de distribución del servicio energético donde ocurrió el hecho.

1http://transparencia.cdeee.gob.do Considerando, que del contenido de los documentos descritos anteriormente, así como de las declaraciones presentadas por el señor A.S., a las que esta Sala de la Corte otorga entera fe y crédito por la forma coherente con que fueron presentadas, damos por establecido que se produjo un accidente eléctrico momento en el cual el menor J.D.B. de J. hizo contacto con un cable eléctrico propiedad de EDESUR DOMINICANA, S., cuando el indicado menor se encontraba en el plato de su casa y el indicado cable se desprendió al haber un explosión, constituyendo un peligro para cualquier persona, como sucedió en el caso de la especie, por lo que en tal sentido dicha entidad no tomó las medidas prudentes para evitar que una cosa tan peligrosa como la electricidad, genere accidentes como el ocurrido, contradiciendo las disposiciones del artículo 54 de la L. No. 125-01, General sobre Electricidad, que dispone lo siguiente: “Los concesionarios que desarrollen cualesquiera de las actividades de generación y distribución estarán sometidos a las disposiciones de esta ley y de su reglamento, y en particular estarán obligados, en lo que aplique:..; b) Conservar y mantener sus obras e instalaciones en condiciones adecuadas para su operación eficiente y segura. De acuerdo con lo establecido en el reglamento; c) Garantizar la calidad y continuidad del servicio conforme a lo que se establezca en la autorización de concesión y en el reglamento…”.

Considerando, que están presentes en este caso los elementos que determinan la existencia de la responsabilidad civil establecida en el párrafo 1 del artículo 1384 del Código Civil: A) un daño ocasionado por la cosa propiedad o bajo el cuidado y guarda de la demandada, y B) la participación activa de la cosa inanimada en la realización del daño, no habiendo demostrado la parte recurrente incidental la ocurrencia de una de las eximentes de la responsabilidad civil: el caso fortuito o fuerza mayor, el hecho de un tercero o sobre todo la falta de la víctima.

Considerando, que las partes recurrentes principales y recurridas incidentales alegan que la indemnización establecida por el tribunal de primer grado en la suma de RD$500,000.00, no es suficiente para resarcir los daños morales, sufridos por su hijo, por lo que solicitan que sea aumentada a la suma de RD$30,000,000.00.

Considerando, que en cuanto a los daños morales es jurisprudencia de nuestra Suprema Corte consisten en el perjuicio extrapatrimonial o no económico que se evidencia por un sentimiento íntimo, una pena, un dolor, el atentado a la reputación, a la fama, que haya desmejorado a la persona el público2.

Considerando, que a juicio de esta Sala de la Corte la suma solicitada por los recurrentes principales, demandantes originales, deviene en excesiva, evaluando los daños morales en la suma de Setecientos Mil Pesos Dominicanos con 00/100 (RD$700,000.00) a favor del menor J.D.B. de J. pagaderos en manos de sus padres señores J. de la C.B.G. y M. de J., calidades que no han sido contestada por la parte recurrente incidental, en virtud de que el indicado menor presenta lesiones cicatrízales de quemaduras, en rostro, parte superior del cuerpo y ambas piernas y brazos.

Considerando, que en cuanto a la solicitud de daños materiales procede rechazarlos, en virtud de que las partes recurrentes no han depositado los medios de prueba que nos permitan determinar los mismos, confirmando este aspecto de la sentencia apelada.

Considerando, que de acuerdo a las motivaciones anteriores, es criterio de esta alzada rechazar el recurso de apelación incidental, acoger en parte el recurso de apelación principal, modificar el ordinal segundo de la sentencia impugnada, tal y como se indicará en el dispositivo de esta sentencia.

2 B.J.6., Pág. 1766; B.J.7., Pág. 1073 Considerando, que procede compensar las costas por haber sucumbido ambas partes en algunos puntos de sus pretensiones, a la luz de las disposiciones del artículo 131 del Código de Procedimiento Civil.

Esta corte administrando justicia en nombre de la República por autoridad y mandato de la ley, en aplicación de las disposiciones establecidas en los artículos 68 y 69 de la Constitución y en ponderación de los artículos 130 y 133 del Código de Procedimiento Civil; 1315 y 1384 del Código Civil; L. General de Electricidad No. 125-01:

F A L L A:

Primero

Rechaza, el recurso de apelación incidental incoado por EDESUR DOMINICANA, S., mediante actos números 072/2019 de fecha 30 de enero de 2019 y 518/19 de fecha 22 de mayo de 2019, instrumentados por los ministeriales L.M.B.G., ordinario de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de S.D. y J.L.V.C., ordinario de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, por los motivos dados en el cuerpo de la presente sentencia.

Segundo

Acoge parte, en cuanto el fondo, el recurso de apelación principal interpuesto por los señores JUAN DE LA CRUZ B.G. y MARIELA DE JESÚS, mediante acto número 141/2019 de fecha 10 de mayo de 2019, en consecuencia, MODIFICA el numeral segundo de la sentencia apelada, a fin de que disponga lo siguiente: “Segundo: Acoge en cuanto al fondo la indicada demanda, y en consecuencia: Condena a la parte demandada, entidad Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur, S., (EDESUR), al pago de setecientos mil pesos dominicanos con 00/100 (RD$700,000.00), a favor del menor J.D.B. de J., pagaderos en manos de sus padres lo señores J. de la C.B.G. y M. de J., como justa indemnización por los daños morales por el sufridos”.

Tercero

Confirma los demás aspectos de la sentencia recurrida.

Cuarto

Compensa las costas del procedimiento, por los motivos antes expuestos.

DADA Y FIRMADA ha sido la anterior sentencia por los Magistrados que figuran en el encabezamiento, el mismo día, mes y año expresados por ante mí, secretaria que certifica que la presente copia es fiel y conforme a su original que reposa en los archivos de este Tribunal, que se expide, sella y firma a solicitud de la parte interesada, hoy día 16 del mes de octubre del año 2020.

Liquidación fiscal: Concepto Número Monto Recibo L. 33-91 19954112616-0 50,00

Sello L. 196 3522225 30,00 Sello L. 03-2019 0611412 50,00 TOTAL RD$ 130,00