Sentencia nº 101 de Suprema Corte de Justicia, del 30 de Octubre de 2013.

Fecha de Resolución:30 de Octubre de 2013
Emisor:Primera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 30/10/2013

Materia: Civil

Recurrente(s): J.M.V.C., E.C.A.F.

Abogado(s): L.. Á. delC.P., L.. josé P.P.

Recurrido(s): Compañía de Seguros Unika, S.A., compartes

Abogado(s): Licdo/as. C.C., L.G.L., O.L., Martha Objío

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por J.M.V.C. y E.C.A.F., dominicanos, mayores de edad, solteros, chofer y comerciante, portadores de las cédulas de identidad y electoral núms. 032-0004632-8 y 001-0384674-7, domiciliados y residentes en la calle P.S. núm. 59, del sector C.R., y calle núm. 6 Norte núm. 12 del E.L. de esta ciudad, respectivamente, contra la sentencia núm. 22-2011, dictada por la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, el 31 de enero de 2011, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

O. en la lectura de sus conclusiones al Lic. C.C., actuando por sí y por los Licdos. L.G.L. y O.L.R., abogados de la parte recurrida, Compañía de Seguros Unika, S.A. y Progreso;

Oído el dictamen de la magistrada Procuradora General Adjunta de la República, el cual termina: Único: Que en el caso de la especie, tal y como señala el segundo párrafo del artículo 11 de la Ley No. 3726, de fecha 29 del mes de diciembre del año 1953, sobre Procedimiento de Casación, por tratarse de un asunto que no ha sido objeto de comunicación al Ministerio Público por ante los Jueces del fondo, "Dejamos al Criterio de la Suprema Corte de Justicia, la solución del presente recurso de casación.";

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 13 de mayo de 2011, suscrito por los Licdos. Á. delC.P. y J.A.P.P., abogados de la parte recurrente, en el cual se invocan los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 19 de julio de 2011, suscrito por la Licda. M.O., abogados de la parte co-recurrida, G.S.O.D.;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 1ro. de agosto de 2011, suscrito por los Licdos. O.L.R. y L.A.G.L., abogados de la parte co-recurrida, Progreso Compañía de Seguros, S.A.;

Vistos, la Constitución de la República, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de los cuales la República Dominicana es signataria, las decisiones dictadas en materia constitucional, las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; la Ley núm. 25 del 15 de octubre de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de fecha 10 de julio de 1997, y los artículos 1, 5 y 65 de la Ley núm. 3726, sobre Procedimiento de Casación, de fecha 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491/08, de fecha 19 de diciembre de 2008;

La CORTE, en audiencia pública del 9 de octubre de 2013, estando presentes los jueces J.C.C.G., P.; M.O.G.S., J.A.C.A. y F.A.J.M., asistidos del Secretario;

Visto el auto dictado el 28 de septiembre de 2013, por el magistrado J.C.C.G., P. de la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual llama al magistrado V.J.C.E., juez de esta S., para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 926 del 21 de julio de 1935, reformada por el artículo 2 de la Ley 294 de fecha 20 de mayo de 1940, y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que en la sentencia impugnada consta: a) que con motivo de una demanda en reparación de alegados daños y perjuicios por el hecho de la cosa inanimada (vehículo), incoada por el señor J.M.V.C., contra G.S.O.D., Z.R. de T., M.R.J.K. y la entidad Progreso Compañía de Seguros, S.A., la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, dictó la sentencia civil núm. 223, de fecha 24 de febrero de 2009, cuyo dispositivo, copiado textualmente, es el siguiente: "PRIMERO: DECLARA inadmisible, la demanda en Reparación de Alegados Daños y Perjuicios por el Hecho de la Cosa Inanimada (vehículo) lanzada por JOSÉ M.V.C. (sic), dominicano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad y Electoral No. 032-00004632-8, domiciliado y residente en la calle P.S.N. 59, C.R., Distrito Nacional, contra G.S.O.D., ZVEZDANA RADOJKOVIC DE TABAR, M.R.J.K. y la entidad PROGRESO COMPAÑíA DE SEGUROS, S.A., por las razones esgrimidas en el cuerpo de la presente decisión; SEGUNDO: DECLARA buena y válida, en cuanto a la forma, la Demanda en Intervención Forzosa lanzada por la entidad PROGRESO COMPAÑÍA DE SEGUROS, S.A., sociedad comercial que dice estar organizada de conformidad con las leyes de la República Dominicana, con domicilio social en la avenida J.F.K. No. 1, ensanche Miraflores, Distrito Nacional, representada por el señor V.M., titular de la cédula de Identidad y Electoral No. 001-0784571-1, domiciliado y residente en esta ciudad, contra la entidad UNIKA, COMPAÑÍA DE SEGUROS, S.A., por haber sido lanzada conforme al derecho; TERCERO: En cuanto al fondo, RECHAZA la misma por las razones expuestas en el cuerpo de la presente decisión; CUARTO: CONDENA al señor J.M.V.C., a pagar las costas del procedimiento, ordenando su distracción en beneficio de los LICDOS. E.M.S., P.P.P., J.G.D. y E.R.N., quienes hicieron la afirmación correspondiente; QUINTO: COMISIONA al ministerial M.O.E.T., Alguacil de Estrados de este Tribunal, para la notificación de la presente sentencia. (sic)"; b) que, no conforme con dicha decisión, J.M.V.C., interpuso formal recurso de apelación contra la misma, mediante el acto núm. 634/2009, de fecha 22 de junio de 2009, instrumentado por el ministerial W.R., de estrado de la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, el cual fue resuelto por la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional mediante la sentencia núm. 22-2011, de fecha 31 de enero de 2011, ahora impugnada, cuyo dispositivo, copiado textualmente, es el siguiente: "PRIMERO: DECLARA bueno y válido en cuanto a la forma el recurso de apelación incoado por el señor J.M.V.C., mediante acto No. 634/2009, de fecha 22 de junio de 2009, del ministerial W.R., de Estrados de la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, ambos contra la sentencia civil No. 223, relativa al expediente No. 034-08-00287, de fecha 24 de febrero del año 2009, dictada por la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, por haberse intentado conforme a las normas procesales que rigen la materia; SEGUNDO: ANULA la demanda en intervención voluntaria intentada por la señora E.C.A.F., mediante escrito depositado en la secretaría de este tribunal, en fecha 18 de septiembre de 2009, por los motivos esgrimidos; TERCERO: RECHAZA, en cuanto al fondo, el presente recurso de apelación, en consecuencia, CONFIRMA en todas sus partes la sentencia atacada; CUARTO: CONDENA a la parte apelante, señor J.M.V.C., al pago de las costas del procedimiento, con distracción y provecho de la LIC. M.O., abogada, quien afirma haberlas avanzado en su totalidad.";

Considerando, que la recurrente propone en su memorial los siguientes medios de casación: "Primer Medio: Violación de los artículos 1134, 1135 del Código Civil Dominicano; Segundo Medio: Desnaturalización de los hechos y de las pruebas; Tercer Medio: Omisión de los elementos de pruebas y violación al derecho de defensa.";

Considerando, que previo a examinar los fundamentos sobre los que se sustenta el presente recurso de casación, procede examinar las pretensiones incidentales formuladas por la parte co-recurrida, en su memorial de defensa, mediante la cual solicita, entre otras cosas, que sea declarada la nulidad del acto de emplazamiento materializado en ocasión del recurso en cuestión;

Considerando, que atendiendo a un correcto orden procesal, procede examinar en primer término la excepción de nulidad propuesta contra el acto de emplazamiento, en ese sentido, sostienen las recurridas que durante su notificación se incurrió en irregularidades, consistentes en no emplazar a las partes a que comparezcan ante la Suprema Corte de Justicia y en omitir notificar en cabeza el auto dictado por el Presidente de la Suprema Corte de Justicia autorizando a la recurrente a emplazar, en inobservancia a las disposiciones del artículo 6 de la Ley 3726-53 sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que conforme las disposiciones de los artículos 5 (Mod. por la Ley núm. 491-2008) y 6 de la Ley núm. 3726-53 sobre Procedimiento de Casación, en las materias civil, comercial, inmobiliaria, contencioso-administrativo y contencioso-tributario, la interposición del recurso de casación se efectúa mediante el depósito en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia del memorial contentivo de dicho recurso; que luego de efectuado dicho depósito y una vez visto el citado memorial por el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, emitirá un auto autorizando al recurrente a emplazar a la parte contra quien va dirigido dicha vía extraordinaria de recurso;

Considerando, que de la revisión del acto núm. 672/2011, de fecha 13 de junio de 2011, instrumentado por el ministerial J.M.D.M., alguacil ordinario de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, T.S., actuando a requerimiento de los hoy recurrentes, se advierte que mediante dicha actuación el ministerial actuante notificaba a las hoy recurridas lo siguiente: "LES HE NOTIFICADO; PRIMERO: en cabeza del presente acto. La sentencia No. 22-2011, relativa al expediente No. 026-02-2009-00696….. "SEGUNDO: Le da a conocer en escrito de MEMORAL DE CASACIÓN interpuesto por mis requerientes señores J.M.V.C. y E.C.A.F., en contra de la sentencia No. 22-2011 de f/h 30/01/2011. Y cuyo dispositivo consta en el presente acto. TERCERO: Del mismo modo y mediante este mismo acto se le advierte a mis requeridos juntos y por separados, que gozan de un plazo de treinta (30) días a partir de la presente notificación para que procedan a presentar su Memorial de Defensa de Casación, si así lo entienden de lugar";

Considerando, que, es evidente, que el referido acto no contiene emplazamiento para comparecer ante la Suprema Corte de Justicia como Corte de Casación, como es de rigor; que las irregularidades e inobservancias a las disposiciones legales referidas que contiene el citado acto de emplazamiento justifican plenamente no la nulidad del acto, como erróneamente lo aduce el recurrido, sino la caducidad del mismo, resultado de lo cual, ante la inexistencia de un emplazamiento válido, como requisito necesario para la admisibilidad del recurso de casación, procede declarar, tal y como solicita la parte recurrida, la inadmisiblidad por caduco del presente recurso, conforme lo preceptúa el artículo 7 de la Ley de Procedimiento de Casación, cuando señala: "Habrá caducidad del recurso, cuando el recurrente no emplazare al recurrido en el término de treinta días, a contar de la fecha en que fue proveído por el P. el auto en que se autoriza el emplazamiento. Esta caducidad será pronunciada a pedimento de parte interesada o de oficio";

Considerando, que como consecuencia de los efectos que derivan de la decisión adoptada por esta Sala Civil y Comercial, en su indicada función, es inoperante ponderar las demás pretensiones incidentales formuladas por la parte recurrida, resultando, de igual manera, innecesario examinar el medio de casación propuesto por la parte recurrente, en razón de que las inadmisibilidades, por su propia naturaleza, eluden el conocimiento del fondo de la cuestión planteada, en el presente caso, el examen del recurso de casación del que ha sido apoderada esta S.;

Considerando, que procede compensar las costas en cuanto a la parte co-recurrida, G.S.O.D.;

Por tales motivos, Primero: Declara inadmisible el recurso de casación interpuesto por J.M.V.C. y E.C.A.F., contra la sentencia núm. 22-2011, del 31 de enero de 2011, dictada por la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, cuyo dispositivo se copia en parte anterior del presente fallo; Segundo: Condena a las partes recurrentes al pago de las costas del procedimiento, con distracción de las mismas a favor de los Licdos. O.L.R. y L.A.G.L., abogados de la parte recurrida, quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad.

Así ha sido hecho y juzgado por la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación y la sentencia pronunciada por la misma en la ciudad de Santo Domingo de G., en su audiencia pública del 30 de octubre de 2013, años 170º de la Independencia y 151º de la Restauración.

Firmado: J.C.C.G., V.J.C.E., J.A.C.A., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.