Sentencia nº 1117 de Suprema Corte de Justicia, del 31 de Mayo de 2017.

Fecha de Resolución31 de Mayo de 2017
EmisorPrimera Sala

Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

Sentencia Núm. 1117

C.A.R.V., Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia, certifica. Que en los archivos a su cargo existe un expediente que contiene una sentencia de fecha de 31 de mayo de 2017, que dice:

SALA CIVIL Y COMERCIAL

Audiencia pública del 31 de mayo de 2017 Casa Preside: F.A.J.M..

D., Patria y Libertad

En Nombre de la República, la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la señora L.A.C.R., dominicana, mayor de edad, soltera, titular de la cédula de identidad y electoral núm. 026-0033757-6, con domicilio en la avenida C.G., edificio 426, Residencial Vira Virginia 1, apartamento núm. 301, 1ra planta, Mirador Sur de esta ciudad, contra la sentencia civil núm. 135-2011, de fecha 20 de mayo de 2011, dictada por la Cámara Civil y Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, cuyo dispositivo figura copiado más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen de la magistrada procuradora general adjunta de la República, el cual termina: “Único: Que en el caso de la especie, tal y como señala el segundo párrafo del artículo 11 de la Ley No. 3726, de fecha 29 del mes de diciembre del año 1953, sobre Procedimiento de Casación, por tratarse de un asunto que no ha sido objeto de comunicación al Ministerio Público por ante los Jueces del fondo, “Dejamos al Criterio de la Suprema Corte de Justicia, la solución del presente Recurso de Casación” (sic);

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 8 de marzo de 2012, suscrito por el Licdo. V.A.S., abogado de la parte recurrente, L.A.C.R., en el cual se invocan los medios de casación que se indicarán más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 14 de mayo de 2012, suscrito por el Dr. Ramón Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

  1. de la Cruz Mejía, abogados de la parte recurrida, L.H.R.;

Vistos, la Constitución de la República, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de los cuales la República Dominicana es signataria, las decisiones dictadas en materia constitucional; la Ley núm. 25, de fecha 15 de octubre de 1991, modificada por la Ley núm. 156, de fecha 10 de julio de 1997, los artículos 1, 20 y 65 de la Ley núm. 3726, sobre Procedimiento de Casación, de fecha 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491-08, de fecha 19 de diciembre de 2008;

La CORTE, en audiencia pública del 27 de noviembre de 2013, estando presentes los magistrados J.C.C.G., presidente; V.J.C.E., M.O.G.S. y J.A.C.A., asistidos del secretario;

Visto el auto dictado el 23 de mayo de 2017, por el magistrado F.A.J.M., en funciones de presidente de la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a sí mismo, en su indicada calidad y a la magistrada D.M.R.B., jueza de esta sala, para integrarse a ésta en la deliberación y fallo del recurso de Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 926, de fecha 21 de julio de 1935, reformada por el art. 2 de la Ley núm. 294, de fecha 20 de mayo de 1940, y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que la sentencia impugnada y los documentos a que ella se refiere, revelan que: a) con motivo de la demanda en divorcio por causa determinada de incompatibilidad de caracteres interpuesta por el señor L.H.R., contra la señora L.A.C.R., la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de El Seibo dictó el 29 de julio de 2004, la sentencia civil núm. 243-04, cuyo dispositivo copiado textualmente es el siguiente: “PRIMERO: RATIFICA el defecto pronunciado en audiencia contra la parte demandada, señora LUA (sic) ALTAGRACIA CASTRO ROSARIO por falta de comparecer, no obstante citación legal; SEGUNDO: ADMITE el divorcio entre los señores L.H.R. Y LUZ ALTAGRACIA CASTRO ROSARIO por la causa determinada de Incompatibilidad de Caracteres; TERCERO: ORDENA el pronunciamiento del presente divorcio por ante el Oficial del Estado Civil correspondiente, previa formalidades de ley; CUARTO: COMISIONA al M.J.G.V., alguacil ordinario de Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

trabajo del Distrito Judicial de El Seibo, para la notificación de la presente sentencia; QUINTO: COMPENSA las costas por tratarse de litis entre esposos” (sic); b) no conforme con dicha decisión la señora L.A.C.R. interpuso formal recurso de casación, mediante el acto núm. 57-2010, de fecha 19 de febrero de 2010, instrumentado por el ministerial V.E.B.M., alguacil ordinario de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, en ocasión del cual la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís dictó el 20 de mayo de 2011, la sentencia civil núm. 135-2011, hoy recurrida en casación, cuyo dispositivo copiado textualmente es el siguiente: PRIMERO: COMPROBANCO y Declarando la Inadmisibilidad del presente Recurso de Apelación, ejercido por la Señora LUZ ALTAGRACIA CASTRO ROSARIO, en contra de la Sentencia No. 243/04, dictada en fecha V. (29) de Julio del año 2004, por la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial El Seibo, sin examen al fondo del mismo, por los motivos y razones legales aducidas precedentemente en todo el transcurso de la presente decisión; SEGUNDO: COMPENSANDO pura y simplemente las costas civiles del proceso, por tratarse de litis entre esposos” (sic);

Considerando, que la parte recurrente propone en su recurso los Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

siguientes medios de casación: Primer Medio: Falta de estatuir, violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil; Segundo Medio: Violación al derecho de defensa, violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil; Tercer Medio: Errónea motivación y violación a los artículos 116 y 156 del Código de Procedimiento Civil; Cuarto Medio: Falta de estatuir, y errónea ponderación de las conclusiones del recurso;

Considerando, que en el desarrollo del segundo y cuarto medios de casación, que se pondera en primer orden por convenir a la solución del caso, la parte recurrente alega, en síntesis, “que la sentencia recurrida no contesta las conclusiones respecto a la nulidad del acto núm. 203-2004, de fecha 2 de agosto de 2004; que la corte fue puesta en condiciones de anular el divorcio, toda vez que de haberse pronunciado sobre la nulidad del acto introductivo de instancia cursado en primer grado, también hubieran tenido que anular la sentencia núm. 243-04, de fecha 29/7/2004, por consiguiente el divorcio dictado en ella era nulo, con ello la corte cumplía válidamente su cometido acogiendo lo que le solicitamos en el literal segundo sobre autorizar al oficial del estado civil a pronunciar la nulidad y radiación del divorcio; por lo que se evidencia una falta de estatuir y de ponderación de las conclusiones Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

contenidas en el recurso”;

Considerando, que resulta útil señalar, para una mejor comprensión del caso que nos ocupa, que del estudio de la sentencia impugnada se pone de manifiesto: 1) que originalmente se trató de una demanda en divorcio por incompatibilidad de caracteres interpuesta por L.H.R., en contra de L.A.C.R., mediante acto núm. 186-2004, el cual fue notificado a la demandada en la oficina del Procurador Fiscal del Distrito Judicial de El Seibo, utilizando el procedimiento de domicilio desconocido; 2) que dicha demanda fue decidida por la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de El Seibo, mediante la sentencia núm. 243-04, de fecha 29 de julio de 2004, la cual pronunció el defecto en contra de la parte demandada, admitió el divorcio entre las partes y ordenó su pronunciamiento ante el Oficial del Estado Civil correspondiente; 3) que con motivo del recurso de apelación interpuesto por la señora L.A.C.R., contra la sentencia antes indicada, la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, dictó la sentencia objeto del presente recurso de casación;

Considerando, que sobre lo impugnado en el medio que se examina, la Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

corte a qua decidió lo siguiente: “que se trata de un recurso de apelación en contra de una sentencia de Divorcio, el cual, incluso, ha sido pronunciado por el Oficial del Estado Civil de la Primera Circunscripción de El Seibo, según extracto de Acta de Divorcio asentada en el Libro No. 00002 de registros de Divorcio, Folio 0030, Acta No. 000085, del año 2004; es decir, que se trata de una sentencia que ha sido ya ejecutada al pronunciarse el Divorcio admitido por ella, que resultaría un contrasentido como lo pretende el apelante, pronunciar la perención de la sentencia recurrida, por lo que no es el caso de que la susodicha sentencia no se encuentre ejecutada, que no es lo que acontece en el presente caso, resultando un hecho cumplido lo dispuesto en dicha decisión, no pudiéndose entonces, admitir la perención de la misma, ya que la comentada sentencia no se encontraba en una situación de no cumplimiento, la que ya incluso, como se lleva dicho, había sido asentada en los libros correspondientes de la Oficialía del Estado Civil a que se ha hecho alusión y, razonamientos estos aplicables por igual, para la solicitud de nulidad del Acto introductivo de la demanda de Divorcio No. 186/2004, de fecha 05 de julio del 2004, del ministerial, J.M.G.V., Ordinario del Juzgado de Trabajo del Municipio de El Seibo; de todo lo cual, hasta ahora, se evidencia, que el hoy quejoso no ha hecho de su elección las Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

correspondientes conclusiones para hacer desaparecer el Divorcio de marras, por vía de las conclusiones precedentes”(sic);

Considerando, que del contenido de la sentencia impugnada se advierte que, tal como lo alega la parte recurrente, la corte a qua no decidió ni en el dispositivo, ni en el cuerpo de su fallo, sobre el pedimento de nulidad del acto de la notificación de la sentencia de primer grado, núm. 203-2004, de fecha 2 de agosto de 2004, del ministerial J.M.G.V., alguacil Ordinario del Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de El Seibo, invocado en el acto contentivo del recurso de apelación, lo que caracteriza “la falta de respuesta a conclusiones” y lo que en la práctica judicial se denomina el vicio de “omisión de estatuir”, que constituye una de las causales habituales de apertura del recurso de casación; que, además contrario a lo externado por la corte a qua, los motivos dados para el rechazo de la demanda en perención de la sentencia recurrida en apelación, no eran aplicables también para la solicitud de nulidad del acto contentivo de la demanda original en divorcio por incompatibilidad de caracteres, núm. 186-2004, de fecha 5 de julio de 2004, del indicado ministerial, puesto que, el hecho de que se haya ejecutado la sentencia objeto del recurso de apelación no justificaba el rechazo de dicho Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

pedimento de nulidad del acto de la demanda, el cual estaba sustentado en la violación al derecho de defensa de la recurrente, pedimento que en caso de ser acogido, conllevaría la nulidad de todos los actos de procedimiento realizados posteriormente a dicho acto de la demanda;

Considerando, que, ciertamente, los jueces del orden judicial están en el deber de responder todas las conclusiones explícitas y formales de las partes sea para admitirlas o rechazarlas, dando los motivos pertinentes, sean las mismas principales, subsidiarias o incidentales; que, además, la jurisdicción apoderada de un litigio debe responder aquellos medios que sirven de fundamento a las conclusiones de las partes;

Considerando, que, no obstante, se debe precisar, que los jueces solo están obligados a responder las conclusiones que han sido regularmente depositadas ante ellos y sometidas al debate contradictorio, tal y como sucedió en la especie, pues el carácter imperativo para los jueces de dar respuesta a las conclusiones, solo les obliga en este caso si se trata realmente de conclusiones formales y no de un simple argumento;

Considerando, que por los motivos expuestos, esta Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, en la indicada función de Corte de Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

Casación, es de criterio que la corte a qua incurrió en la violación denunciada en el memorial de casación, por lo que en consecuencia, procede, acoger el presente recurso y casar la sentencia impugnada sin necesidad de valorar los demás medios de casación propuestos por la parte recurrente;

Considerando, que de acuerdo a la primera parte del artículo 20 de la Ley núm. 3726, sobre Procedimiento de Casación, la Suprema Corte de Justicia, siempre que casare un fallo, enviará el asunto a otro tribunal del mismo grado y categoría que aquel de donde proceda la sentencia objeto del recurso;

Considerando, que de conformidad con el numeral 3 del artículo 65, de la Ley núm. 3726, del 29 de diciembre de 1953, sobre Procedimiento de Casación, las costas podrán ser compensadas cuando una sentencia fuere casada por falta de base legal, falta o insuficiencia de motivos, desnaturalización de los hechos o por cualquiera otra violación de las reglas procesales cuyo cumplimiento esté a cargo de los jueces, tal como sucede en la especie, razón por la cual procede compensar las costas del proceso.

Por tales motivos, Primero: Casa la sentencia civil núm. 135-2011, de fecha 20 de mayo de 2011, dictada por la Cámara Civil y Comercial de la Corte Exp. núm. 2012-1113

Rec. L.A.C.R. vs.L.H.R. Fecha: 31 de mayo de 2017

de Apelación del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, cuyo dispositivo se copia en parte anterior del presente fallo y envía el asunto por ante la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, en las mismas atribuciones; Segundo: Compensa las costas;

Así ha sido hecho y juzgado por la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, y la sentencia pronunciada por la misma en la ciudad de Santo Domingo de G., en su audiencia pública del 31 de mayo de 2017, años 174º de la Independencia y 154º de la Restauración.

(Firmados).- F.A.J.M..- Dulce M.R.B..- J.A.C.A..-

Nos, Secretaria General, certifico que la presente sentencia ha sido dada y firmada por los Jueces que figuran en su encabezamiento, el mismo día, mes y año en él expresados.-