Sentencia nº 1124 de Suprema Corte de Justicia, del 7 de Noviembre de 2016.

Fecha de Resolución: 7 de Noviembre de 2016
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 7 de noviembre de 2016

Sentencia núm. 1124

M.A.M.A., Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia, certifica. Que en los archivos a su cargo existe un expediente que contiene una sentencia de fecha de 7 de noviembre de 2016, que dice:

D., Patria y Libertad República Dominicana

En Nombre de la República, la Segunda Sala de la Suprema Corte

de Justicia, regularmente constituida por los Jueces Miriam Concepción

Germán Brito, P.; E.E.A.C. e Hirohito

Reyes, asistidos del secretario de estrados, en la Sala donde celebra sus

audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito

Nacional, hoy 7 de noviembre de 2016, años 173° de la Independencia y

154° de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de

Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación incoado por R.M.C.,

dominicano, mayor de edad, casado, comerciante, portador de la cédula

de identidad y electoral núm. 031-0103854-9, domiciliado y residente en

la calle 10, núm. 21, la Zurza, Santiago, en su calidad de víctima, a

través del L.. R.G.B. y A.E.R.S., Fecha: 7 de noviembre de 2016

contra la sentencia núm.0281-2015, dictada por la Corte de Apelación

del Departamento Judicial de Santiago el 10 de julio de 2015;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen de la Magistrada Licda. A.M.B.,

Procuradora General Adjunta de la República;

Visto el escrito motivado suscrito por los Licdos. Ramón Gómez

Borbón y A.E.R.S., actuando a nombre y en

representación de R.M.C.C., depositado el 22 de julio

de 2015, en la Secretaria General de la Jurisdicción Penal de Santiago,

mediante el cual interpone recurso de casación;

Visto el escrito de contestación al citado recurso de casación,

articulado por el Lic. J.N.C.M., a nombre de Marcos

Antonio José Martínez Manzueta, depositado el 6 de enero de 2016, en

la secretaría de la Corte a-qua;

Visto la resolución núm. 518-2016, dictada por esta Segunda Sala

de la Suprema Corte de Justicia el 16 de marzo de 2016, admitiendo el

recurso de casación, fijando audiencia para conocerlo el 25 de mayo de Fecha: 7 de noviembre de 2016

2016;

Visto, el escrito de contestación suscrito por el Licdo. José Nicolás

Cabrera Marte, actuando a nombre y en representación del señor

M.A.J.M.M., el 6 de enero de 2016;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por las Leyes núms. 156

de 1997 y 242 de 2011;

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia después de

haber deliberado y, visto la Constitución de la República, los Tratados

Internacionales que en materia de derechos humanos somos

signatarios; la norma cuya violación se invoca, así como los artículos 70,

246, 393, 396, 399, 400, 418, 419, 420, 425, 426 y 427 del Código Procesal

Penal, modificado por la Ley núm. 10-15; la Ley núm. 278-04 sobre

Implementación del Proceso Penal, instituido por la Ley núm. 76-02, la

Resolución núm. 2529-2006, dictada por la Suprema Corte de Justicia, el

31 de agosto de 2006 y la Resolución núm. 3869-2006, dictada por la

Suprema Corte de Justicia el 21 de diciembre de 2006;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los Fecha: 7 de noviembre de 2016

documentos que en ella se refieren, son hechos constantes los

siguientes:

que la sociedad Grafitec, S.R.L., debidamente representada por los

señores M.H.S., Marcos Ariel Martínez

Hernández y M.A.J.M.M., este último

quien firmó y libró el cheque núm. 000489, de fecha 5 de febrero de

2014, por la suma de Un Millón Cuatrocientos Treinta y Cinco Mil Pesos

(RD$1,435,000.00) de la institución de intermediación financiera, Banco

Popular Dominicano, a beneficio del señor R.M.C.C.,

a que mediante el acto de núm. 135/2014, de fecha 17 de febrero de

2014, instrumentado por el Ministerial Jacinto M.T., alguacil

Ordinario de la Corte Laboral del Departamento Judicial de Santiago, el

señor R.M.C.C., procedió a protestar normalmente el

cheque anteriormente mencionado, a que mediante acto núm.

160/2014, de fecha 21 de febrero de 2014, instrumentado por el

Ministerial Jacinto M.T., alguacil Ordinario de la Corte Laboral

del Departamento Judicial de Santiago, el señor Rafael Martín Cruz

Collado, procedió a denunciar el protesto anteriormente mencionado y

a intimar la reposición de fondos del cheque, a que mediante el acto

núm. 176/2014, de fecha 21 de febrero de 2014, el señor R.M. Fecha: 7 de noviembre de 2016

Cruz Collado, procedió a verificar los fondos del cheque, a que a la falta

de fondos del cheque, ha causado un perjuicio al señor Rafael Martín

Cruz Collado;

que por instancia del 5 de marzo de 2014, fue incoada formal querella

con constitución en actoria civil, por el señor Rafael Martín Cruz

Collado, en contra de Grafitec, M.H.S., Marcos

Ariel Martínez Hernández y M.A.M.M., por

presunta violación a las disposiciones del artículo 66 de la Ley núm.

2859;

que apoderada la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de

Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago, el 14 de julio de

2014, emitió la sentencia núm. 125/2014, cuyo dispositivo establece lo

siguiente:

“"PRIMERO: Se declara a los ciudadanos M.H.S., dominicana, mayor de edad, portadora de la cédula de identidad y electoral núm. 036-0000829-0, domiciliada y residente en calle 10, núm. 02, Residencial El Portal, Santiago y M.A.M.H. dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 402-2003489-2, domiciliado y residente en calle 10, núm. 02, Residencial Fecha: 7 de noviembre de 2016

El Portal, Santiago, no culpables, de violar las disposiciones del artículo 66 de la Ley 2859, (ley de cheques), modificada por la Ley 62-00, en perjuicio de ciudadano R.M.C.C., en consecuencia en virtud a lo que dispone el Art. 337 del Código Penal Dominicano, se dicta absolución a favor de los imputado; SEGUNDO: Exime de costas el proceso con relación a los imputados M.H.S. y M.A.M.H.; TERCERO: Declara al ciudadano M.A.J.M.M., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral 031-0109609-1, domiciliado y residente en calle 10, núm. 02, Residencial El Portal, Santiago, culpable de violar las disposiciones previstas en el artículo 66-a de la Ley 2859, sobre Cheques modificada por la Ley 62-2000,en perjuicio del señor R.M.C.C., en consecuencia lo condena al pago de una multa de Veinticinco Mil (RD$25,000.00) Pesos, acogiendo en su favor circunstancias atenuantes de conformidad con las previsiones del artículo 463 párrafo IV del Código Procesal Penal; CUARTO: Compensa las costas penales del proceso; QUINTO: Declara bueno y válido en cuanto a la forma la querella con constitución en actor civil interpuesta por el señor R.M.C.C., en contra del señor M.A.J.M.M., por haber sido interpuesta en tiempo hábil y de acuerdo a las normas que rigen la materia; SEXTO: En cuanto al fondo se acoge de manera parcial las conclusiones del actor civil, se condena al señor M.A.J.M.M., al pago de la suma del cheque núm. 000489, de fecha 05-02-2014, por el monto de Un Millón Fecha: 7 de noviembre de 2016

Cuatrocientos Treinta Cinco Mil Pesos (RD$1,435,000.00) a favor del querellante R.M.C.C., por concepto del valor del cheque objeto del presente litigio; SÉPTIMO: Se Condena al señor M.A.J.M.M., al pago de una indemnización por la suma de Cincuenta Mil (RD$ 50,000.00) pesos a favor del señor R.M.C.C., como justa reparación de los daños y perjuicios sufridos por ésta a consecuencia de la acción cometida por el imputado en su contra; OCTAVO: Condena al señor M.A.J.M.M., al pago de las costas civiles del proceso, con distracción de las mismas en favor y provecho de los licenciados R.G.B. y A.E.R.S., quienes afirman avanzado en su totalidad”;

que como consecuencia de los recursos de apelación interpuestos por

las partes del proceso, la Cámara Penal de la Corte de Apelación del

Departamento Judicial de Santiago, dictó sentencia núm. 0281/2015 de

fecha 10 de julio de 2015, cuyo dispositivo es el siguiente:

“PRIMERO: En cuanto a la forma ratifica la regularidad recursos de apelación interpuestos por: 1) Siendo las 12:03 horas de la tarde, el día 12 del mes de agosto del año 2014, por el señor R.M.C.C., a través de los licenciados R.G.B. y A.E.R.S.; 2) Siendo las 10:00 horas de la mañana, el día 15 de agosto de 2014, por el ciudadano M.A.J.M.M., por intermedio del licenciado J. Fecha: 7 de noviembre de 2016

N.C.M.; en contra de la sentencia núm. 125/2014, de fecha 14 del mes de julio del año 2014, dictada por la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago; SEGUNDO: Desestima en el fondo el recurso de apelación incoado por el señor R.M.C.C., a través de los Licenciados R.G.B. y A.E.R.S., por las razones expuesta en el cuerpo de la presente decisión; TERCERO: Declara con lugar en el fondo el recurso de apelación incoado: siendo las 10:00 horas de la mañana, el día 15 de agosto de 2014, por el ciudadano M.A.J.M.M., por intermedio del L.. J.N.C.M.; en contra de la sentencia núm. 125/2014, de fecha 14 del mes julio del año 2014, dictada por la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago; CUARTO: Modifica los ordinales tercero, cuarto, quinto, sexto, séptimo y octavo del fallo impugnado y declara al ciudadano M.A.J.M.M., no culpable de violar las disposiciones contenidas en el artículo 66 letra a de la Ley 2859, sobre Cheques, modificada por la Ley 62-2000, en perjuicio del señor R.M.C.C., pronunciando en su favor el descargo, por no cometer los hechos imputados; QUINTO: Exime las costas penales; SEXTO: Condena al señor R.M.C.C. al pago de las costas civiles del procedimiento con distracción de las mismas, en provecho del Licenciado J.N.C.M., quien afirman estarlas avanzando en su totalidad; SÉPTIMO: Ordena la notificación de la presente sentencia a las partes que intervienen en el proceso”; Fecha: 7 de noviembre de 2016

Considerando, que la parte recurrente Rafael Martín Cruz

Collado, víctima y actor civil, propone contra la sentencia impugnada

en síntesis lo siguiente:

Único Medio : Violación a la ley por errónea aplicación de la norma. La Corte a-quo realizó una interpretación caprichosa del artículo 66 de la Ley núm. 2859 sobre Cheque de la República Dominicana, toda vez que acoge los argumentos del señor M.A.J.M.M., sobre la ausencia de mala fe de su parte por supuestos abonos que realizará a favor del señor R.M.C. collado, sin tomar en cuenta que ningún abono fue hecho al cheque de que trata y el tribunal no podía extrapolar ningún otro pago por concepto de deuda sino que debía limitarse al análisis del cheque del que se encontraba apoderado. A que el cheque por el cual se incoó la querella que dio lugar al presente proceso es el número 000489, de fecha 5 de febrero de 2014. Que para fallar como lo hizo la Corte a-qua no ponderó que no existe ninguna prueba de abono con posterioridad a esta fecha de la emisión del cheque de que se trata, si no que tomó en cuenta pagos anteriores hechos por el deudor más no por el cheque del que se encontraba apoderado el tribunal. A que la Corte a-qua desnaturalizó los hechos y acogió como abono al cheque núm. 000489, de fecha 5 de febrero de 2014, pagos realizados con anterioridad al mismo y por concepto de otras deudas existentes entre los señores M.A.J.M.M. y R.M.C.C.. A que el señor R.M.C.C. Fecha: 7 de noviembre de 2016

no reconoció ningún abono por parte del señor M.A.J.M.M. al cheque de que se trata si no que por el contrario este cheque le fue entregado y al tratar de ser cambiado careció de fondo”;

Considerando, que la Corte de Apelación para fallar en el sentido

que lo hizo dejó por establecido:

“…Que de los propios motivos alegados por el a-quo se desprende que el imputado M.A.J.M.M., emitió el cheque núm. 000489, de fecha 5/2/2014, cheque que sustituyó al marcado con el núm. 1449, de fecha 8/5/2014 y que para establecer la ausencia de la mala fe del librador el a-quo indica que el imputado había estado “realizándole abono”, por lo que ciertamente el a-quo ha incurrido en una “violación de la ley por inobservancia o errónea aplicación de una norma jurídica”, ya que el tipo penal imputado en la especie no ha quedado configurado, por la ausencia de la “mala fe”, como ha dicho el tribunal de instancia debido a los abonos realizados por parte del imputado al querellante, llevando razón en su queja el recurrente M.A.J.M.M., puesto que el Tribunal a-quo al declarar la responsabilidad penal y civil del imputado, procedió contrario al espíritu de la ley de cheque en su artículo 66, ya que inobservó el hecho de que el querellante recibió abonos en relación al cheque emitido, lo cual quedó fijado por el propio tribunal de instancia al plasmar en uno de sus motivos, por lo que procede que la corte anule la sentencia Fecha: 7 de noviembre de 2016

impugnada, y dicte decisión propia sobre los hechos fijados por el Juez a-quo, por aplicación del artículo 422.2.1 del Código Procesal Penal”;

Considerando, que tras el análisis del recurso de casación, esta

Alzada ha podido constatar la existencia de una errónea aplicación de

la ley y desnaturalización de los hechos puestos en escena, dado que la

Corte a-qua acogió como verdaderos elementos sin fundamentarse en la

actual normativa procesal;

Considerando, que conforme establece el artículo 53 del Código

Procesal Penal:

“Característica accesoria. La acción civil accesoria a la penal sólo puede ser ejercida mientras esté pendiente la persecución penal. En caso de suspensión del procedimiento penal el ejercicio de la acción civil se suspende hasta que la persecución penal continúe, sin perjuicio del derecho de interponer la acción ante los tribunales civiles competentes en caso de extinción de la acción penal por estas causas. La sentencia absolutoria no impide al juez pronunciarse sobre la acción civil resarcitoria válidamente ejercida, cuando proceda”;

Considerando, que el examen del fallo impugnado pone de

manifiesto, que la Corte a-qua procedió a desestimar el recurso incoado Fecha: 7 de noviembre de 2016

por R.M.C.C., actor civil y declarar con lugar el

recurso incoado por M.A.J.M.M.,

imputado, sobre el fundamento de la existencia de pagos parciales a la

deuda existente entre las partes que dio lugar al cheque que impulsó la

litis, procediendo a declarar no culpable al ciudadano Marcos Antonio

José Martínez Manzueta, de la emisión de cheche sin provisión de

fondo configurada en los artículos 66 de la Ley núm. 2859 sobre C.

y modificada por la Ley núm. 62-2000, por la no comisión de los hechos;

sin embargo, los documentos que sustentan la querella y fueron

sometidos como medio de prueba por ante primer grado los cuales

plasmó la Corte a-qua para fundamentar su decisión en el párrafo 3 de

la página 9 de la sentencia recurrida, persiguen la emisión de cheque

sin provisión de fondo del cheque núm. 000489, de fecha 5 de febrero de

2014, cheque que alega el imputado sustituyó al marcado con el núm.

1449 de fecha 5 de mayo de 2014, situación que niega la víctima y no

quedó precisado en el juicio de fondo, estableciendo la Corte en tal

sentido “…y que para establecer la ausencia de mala fe del librador el a-quo

indica que el imputado había estado “realizándole abonos”, por lo que

ciertamente el a-quo ha incurrido en una “violación de la ley por inobservancia

o errónea aplicación de una norma jurídica”, ya que el tipo penal imputado en Fecha: 7 de noviembre de 2016

la especie no ha quedado configurado, por la ausencia de la “mala fe”, como ha

dicho el tribunal de instancia debió a los abonos realizados por parte del

imputado al querellante, llevando razón en su queja el recurrente Marco

Antonio José Martínez Manzueta, puesto que el Tribunal a-quo al declarar la

responsabilidad penal y civil del imputado, procedió contrario al espíritu de la

Ley de Cheque en su artículo 66, ya que inobservó el hecho de que el querellante

recibió abonos en relación al cheque emitido, lo cual quedó fijado por el propio

tribunal de instancia al plasmar en uno de sus motivos, por lo que procede que

la Corte anule la sentencia impugnada, y dicte decisión propia sobre los hechos

fijados por el Juez a-quo…”;

Considerando, que tras las condiciones pautadas por el artículo 53

de nuestra normativa procesal, la Corte a-qua procedió a la

desnaturalización de los parámetros puestos a disposición del juez de lo

penal;

C., que el hecho de la emisión de un cheque sin

previsión de fondos, tal y como quedó establecido en el juicio de fondo,

acarrea un perjuicio por dicho instrumento de pago, el cual es el soporte

de una transacción de carácter económico sucintado entre las partes,

que no habiéndose logrado el pago acarrea perjuicios para el actor civil Fecha: 7 de noviembre de 2016

y víctima del proceso; por lo que tal y como lo establece el recurrente, la

Corte a-qua dictó una sentencia manifiestamente infundada, en vista de

que los tribunales apoderados de una acción civil accesoria a la acción

pública, puede pronunciarse sobre la acción civil, aún y cuando el

aspecto penal se encuentra insuficientemente caracterizado;

Considerando, que ha sido establecido en múltiples ocasiones por

esta Suprema Corte de Justicia, que en el curso de un proceso a pesar

de no haberse establecido los elementos constitutivos que acuerdan una

determinada infracción, y aun cuando los mismos no reúnan todas las

características de este delito, base de la querella, se puede retener una

falta civil, basada en los mismos hechos de la prevención; que así las

cosas procede acoger el recurso incoado por la víctima y casar sin envío

el proceso que nos ocupa;

Considerando, que esta alzada haciendo uso del abanico de

posibilidades que otorga los artículos 422.1 y 427 del Código Procesal

Penal procede a la confirmación de la sentencia dictada por la Cuarta

Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia de la

Jurisdicción de Santiago, por ser los hechos por esta juzgados en base a

la lógica jurídica y la máxima de la experiencia, lo que se conjuga en Fecha: 7 de noviembre de 2016

una sana crítica y un debido proceso de ley y por ende anula la decisión

dictada por la Corte de Apelación de Santiago;

Considerando, que cuando una decisión es casada por una

violación a las reglas cuya observancia este a cargo de los jueces, las

costas pueden ser compensadas.

FALLA:

Primero: Admite como intervinientes a el señor M.A.J.M.M., en su calidad de parte recurrida; en el recurso de casación interpuesto por R.M.C.C., en su calidad de querellante y actor civil, contra la sentencia núm. 0281/2015, dictada por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santiago el 10 de julio de 2015, cuyo dispositivo se encuentra copiado en parte anterior de esta decisión;

Segundo: Anula totalmente dicha decisión, por las razones expuestas anteriormente;

Tercero: Casa sin envío, manteniendo la decisión emitida por la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago, sentencia núm. 125/2014 el 14 de julio de 2014, por los motivos dados en el cuerpo de la Fecha: 7 de noviembre de 2016

presente decisión;

Cuarto: Compensa las costas;

Quinto: Ordena a la Secretaría General de esta Suprema Corte de Justicia notificar a las partes la presente decisión.

(Firmados).-M.C.G.B.-EstherE.A.C..- H.R..-

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General Interina, que certifico.