Sentencia nº 118 de Suprema Corte de Justicia, del 31 de Mayo de 2013.

Fecha de Resolución:31 de Mayo de 2013
Emisor:Primera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 31/05/2013

Materia: Civil

Recurrente(s): S.M.R.T.

Abogado(s): L.. M.G.M.S.

Recurrido(s): Compañía Cobrase, S.A., A.J.A.V.C.

Abogado(s): L.. José Luis Gambín Arias

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por S.M.R.T., dominicana, mayor de edad, soltera, portadora de la cédula de identidad y electoral núm. 093-0076712-0, domiciliada y residente en esta ciudad, contra la sentencia núm. 00029-2012, de fecha 16 de enero de 2012, dictada por la Cámara de lo Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de San Cristóbal, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen de la magistrada Procuradora General Adjunta de la República, el cual termina: “Único: Que procede declarar inadmisible, el recurso de casación interpuesto por S.M.R.T. contra la sentencia No. 00029-2012 del 16 de enero de 2012, dictada por la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de San Cristóbal, por los motivos expuestos.";

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 3 de mayo de 2012, suscrito por el Licdo. M.G.E.M.S., abogado de la parte recurrente, en el cual se invocan los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 11 de mayo de 2012, suscrito por el Licdo. J.L.G.A., abogado de la parte recurrida, Compañía Cobrase, S.A., y el señor A.J.A.V.C.;

Vistos, la Constitución de la República, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de los cuales la República Dominicana es signataria, las decisiones dictadas en materia constitucional, las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; la Ley núm. 25 del 15 de octubre de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de fecha 10 de julio de 1997, y los artículos 1, 5 y 65 de la Ley núm. 3726, sobre Procedimiento de Casación, de fecha 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491/08, de fecha 19 de diciembre de 2008;

La CORTE, en audiencia pública del 24 de mayo de 2013, estando presentes los jueces J.C.C.G., P.; V.J.C.E., J.A.C.A. y F.A.J.M., asistidos del S., y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Visto el auto dictado el 28 de mayo de 2013, por el magistrado V.J.C.E., en funciones de Presidente, por medio del cual llama a la magistrada M.O.G.S., jueza de esta Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 926 del 21 de julio de 1935, reformada por el artículo 2 de la Ley núm. 294 de fecha 20 de mayo de 1940;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta: a) que con motivo de una demanda en rescisión de contrato de alquiler, cobro de alquileres vencidos y no pagados y desalojo, incoada por el señor A.J.A.V.C., contra la señora S.M.R.T., el Juzgado de Paz del Municipio de los Bajos de Haina, del Distrito Judicial de San Cristóbal, dictó el 14 de diciembre de 2010, la sentencia civil núm. 0253, cuyo dispositivo, copiado textualmente, es el siguiente: “PRIMERO: Se declara rescindido el Contrato de Inquilinato intervenido entre la (sic) A.J.A.V.C. y S.M.R.T., por falta de pago; SEGUNDO: Se condena a la señora S.M.R.T., al pago de la suma de Ciento Cincuenta y Seis Mil Pesos con 00/100 (RD$156,000.00) moneda de curso legal, que adeudan por concepto de Veintiséis (26) meses desde Febrero del 2008 a Abril 2010, a razón de Seis Mil Pesos oro (RD$6,000.00), así como los meses vencidos hasta la fecha de esta sentencia, a favor del señor A.J.A.V.C.; TERCERO: Se ordena el desalojo inmediato de la señora S.M.R.T., de la casa ubicada en el No. 200-A de la C.M.G.E.M.D., El Centro, de este Municipio de los Bajos de Haina, quien la ocupa en calidad de inquilina y de cualquier otra persona que se encuentre ocupando la misma a cualquier titulo; CUARTO: Se condena a la señora S.M.R.T., al pago de las costas, en distracción y provecho de los LICDOS. J.L.G. y LUZ D.C.R., quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad."; b) que no conforme con dicha decisión, la señora S.M.R.T., interpuso formal recurso de apelación contra la misma, mediante acto num. 1710-2010, de fecha 20 de diciembre de 2010, instrumentado por el ministerial P.J.M.M., alguacil ordinario del Segundo Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Distrito Judicial de San Cristóbal, en ocasión del cual la Cámara de lo Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de San Cristóbal, dictó el 16 de enero de 2012, la sentencia núm. 00029-2012, ahora impugnada, cuyo dispositivo, copiado textualmente, es el siguiente: “PRIMERO: Se Declara bueno y válido en cuanto a la forma, el Recurso de Apelación interpuesto por S.M.R.T., contra la Sentencia No. 0253 de fecha catorce (14) de Diciembre del 2010, dictada por el Juzgado de Paz del Municipio de Bajos de Haina, interpuesto mediante Acto No. 1700-10, de fecha Veinte (20) de Diciembre de 2010, instrumentado por el ministerial P.J.M.M., Alguacil Ordinario del Segundo Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Distrito Judicial de San Cristóbal, por haber sido hecho conforme a procedimientos legales, y se RECHAZA en cuanto al fondo, por los motivos precedentemente expuestos y en consecuencia; SEGUNDO: Confirma en todas sus partes la sentencia No. 0253, de fecha Catorce (14) de Diciembre del 2010, dictada por el Juzgado de Paz Ordinario del Municipio de Bajos de Haina, por los motivos precedentemente expuestos; TERCERO: Condena a la parte recurrente al pago de las costas del procedimiento; CUARTO: C. al ministerial D.C.M., de Estrados de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de San Cristóbal, para la notificación de la presente sentencia.";

Considerando, que la parte recurrente, en su memorial, no identifica ningún medio de casación, limitándose en el desarrollo del mismo a hacer una relación de los hechos de la causa y a transcribir varios textos legales;

Considerando, que, por su parte, la recurrida solicita que se declare inadmisible el recurso de casación, en vista de que el mismo no se interpuso en el plazo legalmente establecido;

Considerando, que como el anterior pedimento constituye, por su naturaleza, un medio de inadmisión contra el recurso, procede, por tanto, su examen en primer término;

Considerando, que, según establece el artículo 5 de la Ley No. 491-08, del 19 de diciembre de 2008 que modifica la ley No. 3726 del 1953 de Procedimiento de Casación, el plazo para la interposición del recurso de casación es de treinta (30) días a partir de la notificación de la sentencia; que dicho plazo es franco, conforme lo establece el artículo 66 de ley No. 3726 anteriormente mencionada, de manera tal que no se cuentan ni el día de la notificación ni el día del vencimiento; que la parte recurrida, A.J.A.V.C., notificó la sentencia impugnada a la recurrente, S.M.R.T., en fecha 17 de febrero de 2012, al tenor del acto núm. 177-2012, instrumentado por D.C.M., alguacil de estrados de la Cámara Civil y Comercial de San Cristóbal; que, en virtud de lo expuesto anteriormente, en la especie, el plazo para la interposición del recurso de casación vencía el 20 de marzo de 2012; que al ser interpuesto el día el 3 de mayo de 2012, mediante el depósito ese día del memorial correspondiente, en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, es evidente que dicho recurso fue interpuesto tardíamente, razón por la cual procede acoger el medio de inadmisión propuesto por la parte recurrida, decisión esta que impide examinar los planteamientos de casación propuestos por la parte recurrente.

Por tales motivos, Primero: Declara inadmisible el recurso de casación interpuesto por S.M.R.T., contra la sentencia núm. 00029-2012, dictada por la Cámara de lo Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de San Cristóbal, el 16 de enero de 2012, cuyo dispositivo ha sido transcrito en parte anterior del presente fallo; Segundo: Condena a la parte recurrente al pago de las costas del procedimiento, con distracción de las mismas a favor del L.. J.L.G.A., abogado de la parte recurrida, quien afirma haberlas avanzado en su mayor parte.

Así ha sido hecho y juzgado por la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, y la sentencia pronunciada por la misma en la ciudad de Santo Domingo de G., en su audiencia pública del 31 de mayo de 2013, años 170º de la Independencia y 150º de la Restauración.

Firmado: V.J.C.E., M.O.G.S., J.A.C.A.F.A.J.M., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada, firmada y pronunciada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.