Sentencia nº 1294 de Suprema Corte de Justicia, del 19 de Diciembre de 2016.

Fecha de Resolución:19 de Diciembre de 2016
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 19 de diciembre de 2016

Sentencia núm. 1294

M.A.M.A., Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia, certifica. Que en los archivos a su cargo existe un expediente que contiene una sentencia de fecha de 19 de diciembre de 2016, que dice:

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Segunda Sala de la Suprema Corte de

Justicia, regularmente constituida por los Jueces Fran Euclides Soto

Sánchez, en funciones de P.; E.E.A.C. e

H.R., asistidos del secretario de estrados, en la Sala donde

celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G.,

Distrito Nacional, hoy 19 de diciembre de 2016, años 173° de la

Independencia y 154° de la Restauración, dicta en audiencia pública, como

Corte de Casación, la siguiente sentencia;

Sobre el recurso de casación interpuesto por M. de Jesús

Almonte, dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad

y electoral núm. 046-0032195-6, domiciliado y residente en San Ygnacio de

Sabaneta, S.R., imputado, contra la sentencia núm. 235-15-00081, de fecha 2 de septiembre de 2015, dictada por la Corte de Fecha: 19 de diciembre de 2016

Apelación del Departamento Judicial de Montecristi, cuyo dispositivo se

copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído a la Licda. M.M.F.P., en representación

de R.A.P., parte recurrida, en sus conclusiones;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la

República;

Visto el escrito contentivo de memorial de casación suscrito por L..

Próspero A.P.Z., en representación del recurrente,

depositado el 30 de septiembre de 2015, en la secretaría de la Corte aqua, mediante el cual interpone dicho recurso;

Visto el escrito de contestación al citado recurso de casación,

articulado por la Licda. M.M.F.P., en

representación del señor R.A.P., dominicano, mayor de

edad, soltero, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 054-0037262-8, domiciliado y residente en J.L. abajo, Moca, provincia

E., depositado el 11 de diciembre de 2015, en la secretaría de la

Corte a-qua; Fecha: 19 de diciembre de 2016

Visto la resolución de la Segunda Sala de la Suprema Corte de

Justicia, que declaró admisible el recurso de casación interpuesto por el

recurrente, fijando audiencia para su conocimiento el día lunes diez (10)

de octubre de 2016;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por las Leyes núms. 156 de 1997 y 242 de 2011;

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia después de haber

deliberado y, visto la Constitución de la República; los Tratados

Internacionales que en materia de derechos humanos somos signatarios;

la norma cuya violación se invoca, así como los artículos 70, 246, 393, 394,

399, 400, 418, 419, 420, 425, 426 y 427 del Código Procesal Penal,

modificado por la Ley núm. 10-15; la Ley núm. 278-04, sobre

Implementación del Proceso Penal, instituido por la Ley núm. 76-02, la

Resolución núm. 2529-2006, dictada por la Suprema Corte de Justicia el 31

de agosto de 2006 y la Resolución núm. 3869-2006, dictada por la

Suprema Corte de Justicia el 21 de diciembre de 2006;

Considerando, que en la decisión impugnada y en los documentos

que en ella se refieren, son hechos constantes los siguientes:

  1. Que el señor R.A.P., formuló un presentación Fecha: 19 de diciembre de 2016

    formal de acción privada (penal), querella y constitución en actor civil en

    contra de Miguel de J.A., por violación a la Ley 2859, sobre

    C.;

  2. que con motivo de la causa seguida al ciudadano M. de

    J.A. por violación a las disposiciones de la Ley 2859, sobre

    1. en perjuicio de R.A.P., el Juzgado de Primera

    Instancia del Distrito Judicial de S.R., dictó la sentencia

    núm. 397-14-00011, en fecha 22 de agosto de 2014, cuyo dispositivo es el

    siguiente:

    “PRIMERO: En el aspecto penal se declara al ciudadano M. de J.A., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 046-0032195-6, negociante, domiciliado y residente en Las Caobas de este municipio de San Ignacio de Sabaneta, provincia S.R., no culpable de violación a la Ley 2859 sobre C. en perjuicio del señor R.A.P. por haberse convertido los hechos que han dado lugar a este proceso en una deuda de carácter puramente civil. SEGUNDO: Acoge como buena y válida la reclamación de pago que hace el señor R.A.P. en contra del señor M. de J.A. en razón de que ha obrado haciendo uso de la acción civil accesoria a la acción pública, lo cual es permitido por la normativa procesal penal vigente; TERCERO: Fecha: 19 de diciembre de 2016

    Condena al señor M. de J.A. a pagar al señor R.A.P. la suma de Setecientos Diecisiete Mil Ochocientos Cinco Pesos (RD$717,805.00) que es el monto al que asciende la deuda pendiente de pago en ocasión de los cheques emitidos sin provisión de fondos y en virtud de los abonos que a la suma original ha realizado el deudor; CUARTO: Compensa las costas del procedimiento por haber sucumbido las partes en diferentes aspectos”;

  3. que con motivo del recurso de alzada intervino la sentencia

    ahora impugnada, núm. 235-15-00081, dictada por la Corte de Apelación

    del Departamento Judicial de Montecristi, en fecha 2 de septiembre de

    2015 y su dispositivo es el siguiente:

    “PRIMERO: En cuanto a la forma, declara regular y válido el recurso de apelación interpuesto por el Licdo. P.A.P.Z., quien actúa a nombre y representación del señor M. de J.A., dominicano, mayor de edad, soltero, comerciante, domiciliado y residente en la sección Las Caobas del municipio de San Ignacio de Sabaneta, provincia S.R., en contra de la sentencia penal núm. 397-14-00011, de fecha veintidós (22) del mes de agosto del año dos mil catorce (2014), dictada por el Tribunal Unipersonal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de S.R., por haberlo hecho en tiempo hábil y conforme a la ley; SEGUNDO: En cuanto al fondo, rechaza dicho recurso de apelación, por las razones y motivos expuestos en esta sentencia y en consecuencia, confirma la sentencia recurrida; Fecha: 19 de diciembre de 2016

    TERCERO: Condena al señor M. de J.A., al pago de las costas penales del procedimiento; CUARTO: La lectura y entrega de la presente sentencia, vale notificación para las partes”;

    Considerando, que el recurrente M. de J.A., por

    intermedio de su defensa técnica, propone como fundamento de su

    recurso de casación los medios siguientes:

    “Primer Medio: Falta de motivos, artículo 24 del Código Procesal Penal. La sentencia recurrida en ninguna parte se ha referido a lo solicitado por el recurrente M. de J.A. de que el recurrido R.A.P., en ningún momento presento una acusación privada como lo establece el Código Procesal Penal que cumpla con los requisitos del articulo 294 Código Procesal Penal, solo se conformo con presentar una querella con Constitución en actor civil representada por el señor R.A.P., a través de sus abogados fue sustentad sobre tres
    (3) órdenes de pago de la Cooperativa Sabaneta Novillos Inc. (Coopsano), o sea para cobrarlos de la cuenta de ahorro perteneciente al señor M. de J.A. en dicha institución crediticia, Comprobándose que no fue cheques que emitió el señor M. de J.A., por lo que el juez del tribunal a-quo ha hecho una desnaturalización de los hechos al no motivar su decisión con relación a las órdenes de pago, y que no presento acusación, sino que lo hizo a supuestos cheques inexistentes por demás y que no se configura la violación a los artículos 66 y 68 de la Ley 2859 y 405 del Código Penal Dominicano, por lo que ha quedado evidenciado que
    Fecha: 19 de diciembre de 2016

    ha habido una garrafal falta de motivos en la sentencia hoy recurrida en casación, como se puede comprobar por las ordenes de pagos depositadas y una arbitrariedad en la motivación toda vez que el juez a-quo ha hecho figurar que el señor M. de J.A., fue descargado de lo penal cuando nunca debió ser juzgado por la ley de cheques en razón de que las referidas órdenes de pago no son emitido a favor del señor R.A.P.; Segundo Motivo: Violación a la ley por inobservancia o errónea aplicación de una norma jurídica y la Constitución de la República. Que el tribunal emitió una sentencia sobre una acusación inexistente, en razón de que ningún ciudadano puede ser juzgado sin una ley previa, y el señor R.A.P., solo se limito a presentar la querella de marra como se puede observar en el expediente, el que una persona emita una orden de pago como lo ha hecho el señor M. de J.A. a la cuenta de ahorro mantenida por él en la Cooperativa Sabaneta Novillos, Inc., (Coopsano), no da lugar a que el señor R.A.P. interponga una querella con constitución en actor civil porque no hay ninguna ley penal que castigue que un ciudadano puede emitir órdenes de pago a favor de un tercero y que la misma ley de cheque 2859, modificada por la ley 62-2000 del 3 de agosto de 2000, expresa en su artículo 2, que solo son cheques aquellos que se pueden cambiar en un banco, comprobándose en las órdenes de pago que solo las misma podían cambiarse en la cooperativa Sabaneta Novillos Inc….; Tercer Medio: Contradicción de motivos. Que la Corte al motivar la decisión entra en contradicción de motivos con el dispositivo de su sentencia que dice que Fecha: 19 de diciembre de 2016

    condena al señor M. de J.A. al pago de las costas penales de procedimiento y en el considerando numero 6 expresa que se declaro al señor M. de J.A. no culpable de violar la Ley 2859, por haberse convertido los hechos que dieron lugar a este proceso en una deuda de carácter civil. Razón por la cual la presente sentencia debe ser anulada”;

    Considerando, que para fallar en la manera que lo hizo, la

    Corte a-qua estableció lo siguiente:

    Que del estudio del expediente y de las piezas que él contiene, el litigio que origina el presente proceso, se contrae a los hechos y circunstancias siguiente: 1) que en fecha 21 del mes de julio, 2 y 3 del mes de agosto del año 2013, el señor M. de J.A., emitió tres instrumentos de pago a favor del señor R.A.P., girados contra la Cooperativa Coopsano, por valores de Cuatrocientos Veintinueve Mil Catorce Pesos (RD$429,014.00); Ciento Noventa y Dos Mil Ciento Sesenta y Tres Pesos (RD$192,163.00) y Doscientos Ochenta y Ocho Mil Seiscientos Veintiocho Pesos (RD$288,628.00), respectivamente, que sumados hacen un total de Novecientos Nueve Mil Ochocientos Cinco Pesos (RD$909,805.00); 2) que presentado por el beneficiario los instrumentos de pago a la entidad girada Cooperativa Coopsano, para fines de cambio, no fue posible obtener el pago de los mismo; 3) que mediante el acto núm. 522/2013 de fecha 13 del mes de septiembre del año 2013, de la autoría del ministerial J.R.R.A., Alguacil de Estrados de la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Valverde, Fecha: 19 de diciembre de 2016

    actuando a requerimiento del señor R.A.P., se procedió a notificar a la entidad girada Cooperativa Coopsano, un acto contentivo de protesto por falta de fondos, contestando dicta entidad que dichos instrumentos no podían ser pagados por carecer de fondo; 4) que mediante el acto núm. 422/2013 de fecha 13 del mes de septiembre del año 2013, de la autoría del Ministerial Frandariel Monción Thomas, Alguacil Ordinario del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de S.R., actuando a requerimiento del señor R.A.P., se procedió a notificar al señor M. de J.A., un acto contentivo de denuncia de protesto por falta de provisión de fondos y otorgándole el plazo correspondiente para que haga efectivo los instrumentos de pago emitidos o provea de fondo suficientes la cuenta a que se refieren los aludidos instrumentos de pago; 5) que mediante el acto núm. 528/2013 de fecha 18 del mes de septiembre del año 2013, de la autoría del Ministerial J.R.R.A., alguacil de Estrados de la Camara Civil, Comercial y de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de V., actuando a requerimiento del señor R.A.P., se procedió a notificar a la entidad girada Cooperativa Coopsano, un acto contentivo de comprobación de depósito de fondos, contestando dicha entidad que dichos instrumentos no podían ser pagados todavía por carecer de fondo; 6) que mediante la instancia de fecha 16 del mes de octubre del año 2013, suscrita por las Licdas. M.M.F.P., y N.A.C., en nombre y representación del señor R.A.P., se procedió a presentar formal querella y Fecha: 19 de diciembre de 2016

    constitución en actor civil, en contra del señor M. de J.A., por violación a la Ley núm. 2859 sobre Cheques, por ante el Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de S.R., emitió la sentencia penal núm. 397-14-00011, que ocupa la atención de esta alzada en grado de apelación”; Que en el caso de la especie, el señor M. de J.A., por intermedio de su consejero legal, esta impugnando en apelación una sentencia penal que le ha sido favorable, razón por la cual esta Corte es de criterio que su recurso carece de objeto y que por lo tanto debe ser desestimado”;

    Los Jueces después de haber analizado la decisión impugnada y los medios planteados por la parte recurrente

    Considerando, que en relación al primer y segundo medio, el

    recurrente invoca una falta de motivación, fundamentado en el aspecto

    penal del proceso, medios que proceden ser rechazados, toda vez que,

    del examen de la sentencia impugnada se infiere que tal como estableció

    la Corte en su decisión, el imputado fue declarado no culpable en el

    aspecto penal de la violación a la Ley 2859, sobre C., por lo que

    ciertamente carecen de objetos los fundamentos en cuanto al referido

    aspecto penal, en consecuencia procede rechazar los medios analizados;

    Considerando, que en cuanto al tercer medio, del presente recurso

    de casación, el cual versa en el entendido de que la Corte incurre en

    contradicción de motivos, toda vez que en el dispositivo de su sentencia Fecha: 19 de diciembre de 2016

    dice que condena al señor M. de J.A. al pago de las costas

    penales de procedimiento y en el considerando número 6 expresa que se

    declaró al señor M. de J.A. no culpable de violar la Ley

    2859; del examen de la decisión impugnada se evidencia que de lo que se

    trata más bien es de un error material cometido por la Corte a-qua al

    momento de transcribir el ordinal tercero del dispositivo de la sentencia

    al condenar al procesado M. de J.A. al pago de las costas

    penales; lo que resulta improcedente en razón de que dicho señor resultó

    descargado en el aspecto penal, sin embargo, es preciso puntualizar que

    dicho error no afecta la fundamentación ni influye en el dispositivo de la

    sentencia dictada por la Corte a-qua, por lo que puede ser corregido en

    virtud de los principios de subsanación de los errores formales y de

    celeridad procesal, a fin de evitar dilaciones indebidas, en ese sentido

    procede casar ese aspecto de la sentencia por vía de supresión y sin envío;

    Por tales motivos, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia,

    FALLA:

    Primero: Admite como interviniente a R.A.P. en el recurso de casación interpuesto por M. de J.A., contra la sentencia núm. 235-15-00081-CPP, de fecha 2 de septiembre de 2015, dictada por la Corte de Apelación del Departamento Fecha: 19 de diciembre de 2016

    Judicial de Montecristi, cuyo dispositivo aparece copiado en parte anterior del presente fallo;

    Segundo: Declara con lugar parcialmente el referido recurso y en consecuencia casa por vía de supresión y sin envío, la decisión impugnada, solo en cuanto a la condena del señor M. de J.A. al pago de las costas penales del procedimiento, y confirma los demás aspecto de la decisión;

    Tercero: Condena al recurrente al pago de las costas civiles ordenando su distracción a favor de la Licda. M.M.F.P., abogada concluyente;

    Cuarto: Ordena la notificación de la presente decisión a las partes;

    (Firmados).-F.E.S.S..-Esther Elisa Agelán

    Casasnovas.-Hirohito Reyes.-

    La presente sentencia ha sido dada y firmada por los Jueces que figuran

    en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él

    expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que

    certifico.