Sentencia nº 182 de Suprema Corte de Justicia, del 21 de Junio de 2013.

Fecha de Resolución:21 de Junio de 2013
Emisor:Primera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 21/06/2013

Materia: Civil

Recurrente(s): Empresa Distribuidora de Electricidad del Este, S. A. EDE-Este

Abogado(s): L.. M.M.G.G., N.P. de G.

Recurrido(s): Á.H., compartes

Abogado(s): D.. P.J.M., Enrique Valdez Díaz

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este, S. A. (EDE-ESTE), sociedad de servicios públicos organizada de conformidad con las leyes de la República Dominicana, con su domicilio social y asiento principal ubicado en la avenida Sabana Larga, esquina calle S.L., sector Los Mina, municipio Santo Domingo Este, provincia Santo Domingo, debidamente representada por su gerente general, señor J.R.J.B., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 001-1320324-4, domiciliado y residente en esta ciudad, contra la sentencia civil núm. 155, dictada por Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, el 12 de mayo de 2010, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Dr. V.S., por sí y por el Dr. P.J.M., abogados de la parte recurrida, Á.H., B.H. de H. y compartes;

Oído el dictamen de la magistrada Procuradora General Adjunta de la República, el cual termina: Único: Que en el caso de la especie, tal y como señala el segundo párrafo del artículo 11 de la Ley No. 3726, de fecha 29 del mes de diciembre del año 1953, sobre Procedimiento de Casación, por tratarse de un asunto que no ha sido objeto de comunicación al Ministerio Público por ante los Jueces del fondo, "Dejamos al criterio de la Suprema Corte de Justicia, la solución del presente recurso de casación.";

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 2 de agosto de 2010, suscrito por las Licdas. M.M.G.G. y N.P. de G., abogadas de la parte recurrente, en el cual se invocan los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 7 de septiembre de 2010, suscrito por los Dres. P.J.M.M. y E.V.D., abogados de la parte recurrida, Á.H., B.H. de H., E.V.B.H. y M.Y.B.H.;

Vistos, la Constitución de la República, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de los cuales la República Dominicana es signataria, las decisiones dictadas en materia constitucional, las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; la Ley núm. 25 del 15 de octubre de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de fecha 10 de julio de 1997, y los artículos 1, 20 y 65 de la Ley núm. 3726, sobre Procedimiento de Casación, de fecha 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491/08, de fecha 19 de diciembre de 2008;

La CORTE, en audiencia pública del 22 de junio de 2011, estando presentes los jueces R.L.P., P.; E.M.E. y A.R.B.D., asistidos de la Secretaria;

Visto el auto dictado el 19 de junio de 2013, por el magistrado V.J.C.E., en funciones de Presidente, por medio del cual se llama a sí mismo y a los magistrados J.A.C.A. y F.A.J.M., jueces de esta Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 926 del 21 de julio de 1935, reformada por el artículo 2 de la Ley núm. 294 de fecha 20 de mayo de 1940, y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta: a) que con motivo de una demanda en reparación de daños y perjuicios, incoada por los señores Á.H., B.H. de H., E.V.B.H. y M.Y.B.H., contra la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este, S. A. (EDE-ESTE), la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Monte Plata, dictó en fecha 25 de mayo de 2009, la sentencia civil núm. 130-2009, cuyo dispositivo, copiado textualmente, es el siguiente: "PRIMERO: DECLARA buena y válida en cuanto a la forma la presente Demanda en Reparación de Daños y Perjuicios, incoada por los señores ÁNGEL HERNÁNDEZ Y B.H.D.H., en su calidad de padres de la finada E.H.H., y tutores legales de las hijas menores de dicha finada de nombre MARIELYS Y M.H.; y por las también hijas de dicha finada, señoritas ESCARLET VICTORIA BELÉN HERNÁNDEZ y MARTHA (sic) Y.B.H.; en contra de la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL ESTE S. A. (EDE-ESTE), mediante el acto No. 803/2008, de fecha quince (15) del mes de octubre del año Dos Mil Ocho (2008), instrumentado por el Ministerial F.A.D.O.P., Alguacil de Estrados de la Sala No. 1 del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional; SEGUNDO: En cuanto al fondo, ACOGE EN PARTE las conclusiones de los demandantes, en consecuencia: a) CONDENA a la razón social EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL ESTE S. A. (EDE-ESTE) al pago de una indemnización de OCHOCIENTOS MIL PESOS ORO DOMINICANOS (RD$800,000.00) a favor de los señores ÁNGEL H.H.Y.B.H.D.H., en su calidad de padres de la finada E.H.H., y tutores legales de las hijas menores de dicha finada de nombres MARIELYS y M.H., más el 1% de dichas sumas a título de indemnización suplementaria a partir de la notificación de la presente sentencia; b) CONDENA a la razón social EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL ESTE S. A. (EDE-ESTE), al pago de una indemnización de CUATROCIENTOS MIL PESOS ORO DOMINICANOS (RD$400,000.00) a favor de señoritas ESCARLET VICTORIA BELÉN HERNÁNDEZ y MARTHA (sic) Y.B.H., más el 1% de dichas sumas a título de indemnización suplementaria, a partir de la notificación de la presente sentencia; c) CONDENA a la razón social EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL ESTE S. A. (EDE-ESTE) al pago de las costas del procedimiento, ordenando su distracción a favor y provecho de los DRES. P.J.M.M. y E.V.D., quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad."; b) que, no conformes con dicha decisión, procedieron a interponer formales recursos de apelación, de manera principal los señores Á.H., B.H. de H., E.V.B.H. y M.Y.B.H., mediante acto núm. 849-09, de fecha 1ero. de octubre de 2009, instrumentado por el ministerial F.A. delO.P., alguacil de estrados de la Primera Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, y de manera incidental, la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este, S. A. (EDE-ESTE), mediante acto núm. 543-2009, de fecha 16 de octubre de 2009, instrumentado por el ministerial R.J.M.M., alguacil de estrados de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, ambos contra la sentencia antes señalada, por ante la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, siendo resueltos dichos recursos en fecha 12 de mayo de 2010, mediante la sentencia civil núm. 155, hoy impugnada, cuyo dispositivo, copiado textualmente, establece lo siguiente: "PRIMERO: DECLARA buenos y válidos en cuanto a la forma, los recursos de apelación, interpuestos por los señores ÁNGEL HERNÁNDEZ y B.H., y la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL ESTE, S. A. (EDE-ESTE), contra la sentencia No. 130/2009, de fecha veinticinco (25) de mayo del año dos mil nueve (2009), dictada por la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Monte Plata, por haber sido interpuestos conforme lo establece la ley; SEGUNDO: en cuanto a la forma, RECHAZA el recurso incidental interpuesto por la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL ESTE, S.A., (EDE-ESTE), por los motivos precedentemente enunciados; TERCERO: en cuanto al recurso principal, lo ACOGE PARCIALMENTE, y en consecuencia MODIFICA, las letras A y B del Ordinal Segundo de la sentencia impugnada a fin de que figure: "A) CONDENA a la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL ESTE, S.A., (EDE-ESTE) a pagar en beneficio de las menores MARIELYS y M.H., representadas por sus abuelos, tutores legales los señores ÁNGEL HERNÁNDEZ y B.H.D.H., la suma de CUATRO MILLONES QUINIENTOS MIL PESOS ORO (RD$4,500,000.00), por concepto de indemnización de los daños y perjuicios sufrido; y B) CONDENA a la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL ESTE, S.A., (EDE-ESTE), al pago de la suma de UN MILLÓN QUINIENTOS MIL PESOS ORO (RD$1,500,000.00) a beneficio de cada una de las señoritas ESCARLET VICTORIA y M.Y.B.H., por los perjuicios por ellas sufridos a consecuencia de la muerte de su madre"; CUARTO: CONFIRMA, en los demás aspectos la sentencia recurrida, por los motivos ut-supra enunciados; QUINTO: COMPENSA las costas del procedimiento por haber sucumbido la recurrente principal en algunos puntos del proceso.";

Considerando que la parte recurrente, propone en apoyo de su recurso los medios de casación siguientes: "Primer Medio: Falta de Motivos. Falta total y absoluta de motivaciones de la Corte a-qua respecto de su criterio para establecer los montos indemnizatorios que consignan en su dispositivo que impiden determinar si en el caso de la especie la ley ha sido bien aplicada; Segundo Medio: Desnaturalización de los hechos y documentos.";

Considerando, que en el desarrollo del segundo medio de casación propuesto, el cual se examinará en primer orden por convenir a la solución que se indicará, alega la recurrente que la corte a-qua, incurre en desnaturalización de los hechos y documentos al otorgar alcance ilimitado a la presunción de responsabilidad del guardián de la cosa inanimada, aun cuando la víctima demandante no ha podido probar el hecho generador del daño y el nexo de causalidad; que además aduce la recurrente, que según se colige de la sentencia ahora impugnada en casación, la corte a-qua estableció en su decisión como única causa liberadora de responsabilidad por el hecho de la cosa inanimada que se configura contra su guardián, el hecho fortuito o de fuerza mayor, olvidando dicha alzada, que el hecho de un tercero, la falta de la víctima, o la falta de acción activa de la cosa inanimada, también son causas eximentes de responsabilidad";

Considerando, que un estudio de la sentencia impugnada y de los documentos que en ella se describen permite a esta Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, en funciones de Corte de Casación, determinar lo siguiente: 1) que según acta policial, sobre accidente de tránsito, expedida por dicha sección de la provincia de Monte Plata, en fecha 11 de septiembre del año 2008 ocurrió un accidente en la carretera de la comunidad El Pajón de Monte Plata en la que perdieron la vida la señora E.H.H. y su acompañante M.C. de Jesús, al chocar la motocicleta donde se transportaban, con un poste del tendido eléctrico derribado y se encontraba tirado en la vía pública; 2) que como consecuencia de esos hechos, se originó una demanda en reparación de daños y perjuicios, contra la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este Ede-Este, S.A., incoada por: a.- los señores Á.H. y B.H. de H., quienes actúan en calidad de padres de la finada E.H.H. y tutores legales de Marielys y M.H., hijas menores de la indicada finada; b.- Escarlet Victoria B.H. y M.Y.B.H., también hijas de la citada fallecida E.H.H.; 3) que la indicada demanda fue acogida por el tribunal de primer grado, condenando a la ahora recurrente a la suma de ochocientos mil pesos (RD$800,000.00) a favor de los señores Á.H. y B.H. de H., y cuatrocientos mil pesos (RD$400,000.00) a favor de E.V.B.H. y M.Y.B.H., en sus respectivas calidades; 3) que la referida decisión fue recurrida por ambas partes en apelación ante la corte a-qua, procediendo dicha alzada a rechazar el recurso interpuesto por la actual recurrente y acoger el recurso de los ahora recurridos y como consecuencia de ello, aumentó la indemnización que había sido acordada por el tribunal de primer grado, procediendo a condenar a la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este Ede-Este, S.A., a la suma de cuatro millones quinientos mil pesos (RD$4,500,000.00) a favor de los señores Á.H. y B.H. de H., y un millón quinientos mil pesos (RD$1,500,000.00) a favor de Escarlet Victoria y M.Y.B.H., en sus respectivas calidades, decisión que se adoptó mediante la sentencia que ahora es impugnada en casación;

Considerando, que la corte a-qua para sustentar su decisión expresó de manera motivada, lo siguiente: "que la responsabilidad civil del guardián por el hecho de las cosas inanimadas bajo su cuidado, la cual se ampara en la responsabilidad que no se destruye aunque el guardián de la cosa pruebe que no se ha cometido falta alguna, sino que debe demostrar el caso fortuito o de fuerza mayor, la falta exclusiva de la víctima o de un tercero como causa del daño, situación que no es el caso de la especie ya que la recurrente principal no ha demostrado la existencia de ninguna de esas causas; que tanto los recurrentes como el testigo informaron que el poste del tendido eléctrico con el cual chocó el vehículo en el que transitaba la occisa, pertenece a la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este, (EDE- ESTE); que el poste a que se refieren ambas partes es de los que se encuentran ubicados para la empresa realizar la instalación de los alambres que usa para las conexiones del suministro de la energía eléctrica de los diferentes poblados y comunidades, y que además parece ser que el mismo fue plantado ese mismo día, no quedando fijo en el suelo, lo que provocó que el mismo se deslizara y quedara tendido sobre el medio de la carretera, de la dicha provincia, que independientemente de la deposición del testigo, la corte es del criterio, de que cuando un daño tiene por causa una cosa inanimada, como es el caso de la especie, el demandante cuya causa es dicho daño está dispensado de probar una falta del guardián";

Considerando, que además, estableció la corte a-qua: "que es el guardián a quien corresponde probar la causa de su exoneración; se ha probado por los documentos ya descritos anteriormente que el Poste fue el causante de que la señora E.H. y su acompañante chocaran ocasionándose el accidente que le produjo la muerte a la misma, es decir, que este tuvo un rol causal sin cuya intervención el daño no habría tenido lugar; el guardián ha debido probar ante el hecho establecido por el dicho accidente, que el poste tuvo no obstante un rol pasivo, es decir, que él ha sido sólo en apariencia una condición del daño si no lo hace así se presume responsable del daño (…)";

Considerando, que según resulta del examen del fallo atacado, la corte a-qua estableció como hechos relevantes para fundamentar su decisión las comprobaciones siguientes: 1) que conforme acta de defunción registrada con el núm. 000117, F. 0117, Libro núm. 00001, del año 2008, expedida por la Oficialía del Estado Civil de la Primera Circunscripción de Monte Plata, la causa de muerte de la señora E.H.H. fue por fractura de base de cráneo, múltiples traumas contusos y corto contusos en diversas partes del cuerpo, a causa de accidente de tránsito; 2) que fue comprobado el vínculo familiar existente entre los demandantes originales y la occisa mediante actas de nacimiento que constan; 3) que según acta de tránsito emitida el fecha 23 de septiembre de 2008 por la Policía Nacional de la Provincia de Monte Plata, el accidente fue causado al chocar la motocicleta en que viajaba la occisa y su acompañante con un poste del tendido eléctrico, el cual se encontraba atravesado en la vía pública, muriendo los dos al instante; 4) que según certificación emitida el 24 de octubre de 2008 por la Superintendencia de Electricidad, la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (EDE-ESTE) es la responsable del suministro y servicio de energía eléctrica en el municipio de Monte Plata, zona donde ocurrió el hecho y por consiguiente propietaria del poste que ocasionó el daño; que en ese sentido compareció el señor J.M. quien depuso como testigo a cargo de los demandantes originales, e informó a la corte de la alzada, que el poste de luz era propiedad de la Distribuidora de Electricidad del Este, y que el mismo se cayó porque estaba mal sembrado y que ese mismo día dicha compañía se encontraba trabajando en el área;

Considerando, que la responsabilidad aludida en el presente caso nace del artículo 1384, primera parte, del Código Civil, al disponer dicho instrumento legal, que uno es responsable también del daño ocasionado por el hecho de las cosas que están bajo su cuidado, como resulta ser el poste de luz que le ocasionó la muerte a la señora E.H.H., en aplicación de la presunción general de responsabilidad a cargo del guardián de la cosa inanimada que ha causado a otro un daño, consagrada en el citado texto legal, de acuerdo al cual, la víctima está liberada de probar la falta del guardián, y que de conformidad con la jurisprudencia, dicha presunción de responsabilidad está fundada en dos condiciones, que son: a) que la cosa debe haber intervenido activamente en la producción del daño y b) que el guardián al momento del accidente tenga el dominio y dirección de la cosa que produjo el perjuicio;

Considerando, que contrario a lo alegado por la recurrente la corte a-qua comprobó la participación activa de la cosa que ocasionó el daño, así como también que la Distribuidora de Electricidad del Este, era la guardiana de esa cosa; que los razonamientos expuestos por la corte a-qua en el fallo atacado para retener responsabilidad en perjuicio de la recurrente en su calidad de guardiana de la cosa inanimada que ocasionó el daño, se corresponde perfectamente con los hechos comprobados por ella al amparo de las pruebas testimoniales y literales aportadas al debate debidamente ponderados y admitidas en su valor y alcance probatorio como consta en la sentencia cuestionada;

Considerando, que a pesar de que la recurrente alega en su medio de casación que la corte a-qua no tomó en consideración, que, el hecho de un tercero, la falta de la víctima, o la falta de acción activa de la cosa inanimada, son causas eximentes de responsabilidad; sin embargo, tal y como bien fue considerado por la corte a-qua, ninguna de estas circunstancias fueron probadas en la especie por la empresa recurrente, y contrariamente la corte a-qua comprobó no solo la intervención de la cosa, sino que además dicha cosa tuvo una participación activa en la ocurrencia del hecho, pues el poste de luz con el que chocó la occisa E.H., se encontraba tirado en la carretera por donde la indicada fallecida transitaba en horas de la noche, lo que evidencia que dicha cosa no se encontraba en su estado normal, por cuanto el fallo criticado, retuvo válidamente que esos hechos fueron la causa eficiente de los daños sufridos por los actuales recurridos, configurándose así la responsabilidad civil cuasidelictual de la empresa Distribuidora de Electricidad del Este, frente a los actuales recurridos; que en consecuencia la corte a-qua otorgó a los documentos y hechos de la causa, su verdadero sentido, alcance y valor probatorio inherente a su naturaleza, de manera que, la alegada desnaturalización que arguye la recurrente en el medio examinado carece de fundamento y por consiguiente procede ser desestimado;

Considerando, que en lo concerniente al primer medio de casación alega la recurrente, que a pesar de que la sentencia impugnada ordenó en su perjuicio una condenación en conjunto por la suma de seis millones de pesos (RD$6,000,000.00), la misma carece de motivos que justifiquen el monto de esa indemnización; que además, aduce la recurrente, que la corte a-qua por simple estimación revocó parcialmente la sentencia del tribunal de primer grado y aumentó la indemnización en ausencia de pruebas que justifique la evaluación del daño; que la omisión de motivos acerca de la cuantía otorgada evidencia de forma manifiesta e inequívoca, que aunque la sentencia en cuanto a la forma, contiene las partes enunciadas en el artículo 141 del Código de Procedimiento Civil, se encuentra viciada por una exposición incompleta de los hechos por indicaciones generales y abstractas de motivos, que impide a la Corte de Casación determinar si la ley ha sido bien o mal aplicada;

Considerando, que para emitir su decisión en cuanto al aspecto que se examina, la corte a-qua estimó lo siguiente: "(...) que este tribunal de alzada es de criterio, que debe acoger los pedimentos de los recurrentes principales, en lo concerniente al aumento de los montos de la indemnización solicitada en la demanda por los mismos, y en los demás aspectos confirmar la sentencia, esto así porque considera que la cantidad externada en la misma resulta ser desproporcionada respecto al fundamento de los daños y perjuicios ocasionados a las partes reclamantes(..)";

Considerando, que el artículo 141 del Código de Procedimiento Civil exige para la redacción de las sentencias, la observación de determinadas menciones consideradas sustanciales, esto es, los fundamentos de hecho y de derecho que le sirvan de sustentación, así como las circunstancias que han dado origen al proceso; que en efecto, de las motivaciones transcritas precedentemente, tal como alega la recurrente, se evidencia, que la corte a-qua, para sustentar su fallo, no estableció de manera precisa y rigurosa los elementos de juicio que tuvo a su disposición para aumentar la cuantía de la reparación otorgada por el juez de primer grado en beneficio de los actuales recurridos, limitando su criterio a exponer que la indemnización acordada resultaba desproporcional al daño ocasionado, sin mayores explicaciones; que en ese mismo orden de ideas, la corte a-qua para modificar la suma acordada debió indicar el fundamento y hechos probatorios plausibles, que justificaran su decisión, puesto que si bien los jueces del fondo son soberanos en la apreciación del monto de las indemnizaciones, por daños y perjuicios, esa facultad no los libera de la obligación de indicar en sus sentencias los hechos y circunstancias, así como los motivos pertinentes y adecuados a la evaluación del perjuicio, más aún, cuando en la especie, la corte a-qua, apoderada del recurso de apelación, decide como ya se ha dicho aumentar el monto indemnizatorio, sin justificar de manera razonada cuáles motivos y circunstancias retuvo de los hechos de la causa para proceder a actuar como lo hizo;

Considerando, que, por consiguiente, es evidente que la sentencia impugnada carece de fundamentos en el aspecto señalado, que se traduce en una obvia insuficiencia de motivos y falta de base legal, por lo que esta Corte de Casación no está en condiciones de verificar si en ese aspecto, la ley y el derecho han sido o no bien aplicados; que, por lo tanto, procede acoger el medio invocado y casar la sentencia impugnada únicamente en el aspecto indemnizatorio;

Considerando, que el examen general de la sentencia impugnada pone de manifiesto que, excepto en lo relativo a la evaluación de la indemnización, dicho fallo contiene una relación completa de los hechos y documentos de la causa y motivos suficientes y pertinentes que justifican su dispositivo, permitiendo a esta Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, en funciones de Corte de Casación, comprobar que en la especie se ha hecho una correcta aplicación del derecho, razón por la cual, en adición a las razones expuestas con anterioridad, procede rechazar los demás aspectos del presente recurso de casación;

Considerando, que según las disposiciones del artículo 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, las costas podrán ser compensadas en los casos del artículo 131 del Código de Procedimiento Civil, el cual establece, entre otras cosas, que los jueces pueden compensar las costas en todo o en parte si los litigantes sucumbieren respectivamente en algunos puntos de sus pretensiones, tal como ha acontecido en la especie.

Por tales motivos, Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (EDE-ESTE, contra la sentencia civil núm. 155, dictada el 12 de mayo de 2010, por la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, cuyo dispositivo se ha copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Casa el ordinal tercero de la indicada sentencia, relativo a la cuantía de la indemnización acordada, y envía el asunto así delimitado, en las mismas atribuciones, por ante la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís; Tercero: Compensa las costas.

Así ha sido hecho y juzgado por la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, en funciones de Corte de Casación, y la sentencia pronunciada por la misma en su audiencia pública del 21 de junio de 2013, años 170º de la Independencia y 150º de la Restauración.

Firmado: V.J.C.E., J.A.C.A., F.A.J.M., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.