Sentencia nº 34 de Suprema Corte de Justicia, del 11 de Septiembre de 2013.

Fecha de Resolución:11 de Septiembre de 2013
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 11/09/2013

Materia: Tierra

Recurrente(s): R.A.V.

Abogado(s): Dr. N.J.S.V., L.. J.A.A.G.

Recurrido(s): D.G.S., compartes

Abogado(s): Dr. J.A.P., L.. Florencio Martínez

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por R.A.V., de nacionalidad Belga, mayor de edad, Cédula de Identidad y Electoral núm. 001-1271076-9, domiciliado y residente en el Municipio de Sosúa, contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte el 31 de enero de 2008, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 28 de abril de 2008, suscrito por el Dr. N.J.S.V. y el Lic. J.A.A.G., Cédulas de Identidad y Electoral núms. 037-0023746-8 y 037-0010933-7, respectivamente, abogados del recurrente, mediante el cual propone los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 26 de mayo de 2008, suscrito por el Dr. J.A.P. y el Lic. F.M., Cédulas de Identidad y Electoral núms. 037-0062485-5 y 037-00037-0, respectivamente, abogados de los recurridos D.G.S., J.A.P. y F.M.;

Que en fecha 17 de agosto de 2011, esta Tercera Sala en sus atribuciones de Tierras, integrada por los Jueces: J.L.V., Presidente; J.A.S., E.R.P., D.O.F.E. y P.R.C., procedieron a celebrar audiencia pública asistidos de la secretaria general, para conocer del presente recurso de casación;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997, y los artículos 1, 20 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Visto el auto dictado el 9 de septiembre de 2013, por el magistrado M.R.H.C., Presidente de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a sí mismo, conjuntamente con los magistrados E.H.M., S.I.H.M., R.C.P.A. y F.A.O.P., Jueces de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 684 de 1934;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que con motivo de una Litis sobre Derechos Registrados (nulidad de actos de ventas), en relación con las Parcelas nums. 1-Ref-55-Subd-43 (a), 1-Rf; Ref-55-Subd-45, del Distrito Catastral núm. 2, del Municipio y Provincia Puerto Plata, el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original dictó en fecha 24 de mayo de 2006, su Decisión núm. 1, cuyo dispositivo es el siguiente: "Primero: Acoger como al efecto acoge, por considerando, procedente, justa y bien fundada, instancia en solicitud de nulidad de actos de ventas, suscrita por el Dr. P.A.H.P., a nombre y en representación del señor V.R.A., recibida por el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte en fecha 20 de abril de 2004; Segundo: Acoger y rechazar, como al efecto acoge y rechaza, por los motivos de derechos expuestos en los considerando de esta sentencia, las conclusiones producidas en audiencia por el Dr. P.A.H.P., en su ya indicada calidad, ratificadas en el escrito de fecha 27 de marzo y 2 de mayo de 2006; Tercero: Rechazar como al efecto rechaza por los motivos de derechos expuestos precedentemente, las conclusiones producidas en audiencia por los Dres. J.A.P. y F.M., a nombre y representación del señor D.G.S., ratificadas en los escritos de fechas 31 de marzo y 12 de abril de 2006; Cuarto: Declarar, como al efecto declara, por los motivos de derechos previamente expuestos, nulos y carentes de valor y efectos jurídicos válidos, los actos bajo firmas privadas de fechas 29 de septiembre de 2003, intervenidos entre los señores V.R.A. (vendedor) y D.G.S. (comprador), relativos a las Parcelas núms. 1-Ref.-55-Subd.-43 ( â) 1-Ref.-55-Subd-45 del Distrito Catastral núm. 2 (dos) del Municipio y Provincia de Puerto Plata; Quinto: Restituir todos sus efectos, al acto auténtico núm. 34-2001 de fecha 9 de julio de 2001, instrumentado por el Dr. J.B.L.M., Notario Público del Distrito Nacional, en virtud del cual el señor V.R.A., reconoce deber en calidad de préstamo con garantía hipotecaria, al señor D.G.S., la suma de RD$462,000.00; Sexto: Ordenar, como al efecto ordena, a la Registradora de Títulos del Departamento de Puerto Plata, lo siguiente: a) Cancelar los Certificado s de Títulos que amparan las Parcelas núms. 1-Ref.-55-Subd.-43 (â) 1-Ref.-55-Subd-45 del Distrito Catastral núm. 2 (dos) del Municipio y Provincia de Puerto Plata, expedidos a favor del señor D.G.S., en ejecución de los contratos declarados nulos previamente, y en consecuencia, expedir nuevos Certificados de Títulos y sus duplicado, que amparen esos mismos derechos, a favor de su legítimo propietario, el señor V.R.A., belga, mayor de edad, soltero, portador de la portador de la cédula de identidad personal núm. 001-1271076-9, domiciliado y residente en Los Altos de Los Ciruelos, Montellano, Puerto Plata, R.D.; Anotar al dorso de los nuevos Certificados de Títulos que se expidan a favor del señor V.R.A., en ejecución de lo ordenado en el ordinal quinto de esta sentencia, una hipoteca en primer rango por la suma de RD$462,000.00, al interés legal de uno por ciento (1%) mensual, a cargo de dicho señor y a favor del señor D.G.S. (acreedor), a favor de quien debe expedirse los correspondientes duplicados de acreedor hipotecario; Cancelar la anotación de oposición y/o litis sobre terreno registrado que pesa sobre las Parcelas núms. 1-Ref.-55-Subd.-43 (â) 1-Ref.-55-Subd-45 del Distrito Catastral núm. 2 (dos) del Municipio y Provincia de Puerto Plata, inscrita a requerimiento del señor V.R.A., por haber desaparecido las causas que le dieron origen"; b) que sobre el recurso de apelación interpuesto por el (actual co-recurrido, D.G.S., contra la misma en fecha 20 de junio de 2006, el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte dictó el 31 de enero de 2008, la sentencia objeto de este recurso, cuyo dispositivo es el siguiente: "Primero: Se acogen los Actos Transaccionales y de Desistimiento el primero de fecha 3 de julio de 2007, legalizado por el Notario Público para el Municipio de Santiago, L.. L.M.P., y con firma del señor V.R.A., debidamente representado por los Dres. P.A.H.P. y el segundo de fecha 10 de julio de 2007, legalizado por la Notaria Público del Distrito Nacional, Dra. A.M.E., y con firma del señor D.G.S., debidamente representado por los Dres. J.A.P. y F.M.M., en el cual las parte desisten pura y simplemente de la demanda sobre Litis de Terrenos Registrados (Nulidad de Actos de Ventas), interpuesta en fecha 20 de abril de 2004, respecto de las Parcelas núms. 1-Ref.-55-Subd.43, 1-Ref.-55-Subd.44 y 1-Ref.-55-Subd.45, del Distrito Catastral núm. 2 del Municipio y Provincia de Puerto Plata; Segundo: Queda extinguida de manera definitiva la demanda sobre Litis de Terrenos Registrados (Nulidad de Actos de Ventas), interpuesta en fecha 20 de abril de 2004; Tercero: Se revoca la Decisión núm. 1 dictada por el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original en fecha 24 de mayo de 2006, relativa a la Litis de Terrenos Registrados (Nulidad de Actos de Ventas) dentro de las Parcelas núms. 1-Ref.-55-Subd.43, 1-Ref.-55-Subd.44 y 1-Ref.-55-Subd.45, del Distrito Catastral núm. 2 del Municipio y Provincia de Puerto Plata, para que estos inmuebles se registren en la forma que se indicará más adelante; Cuarto: Se ordena a la Registradora de Títulos del Departamento de Puerto Plata, lo siguiente: a) Cancelar los Certificados de Títulos que amparan las Parcelas núms. 1-Ref.-55-Subd.43, (á) 1-Ref.-55-Subd.45, del Distrito Catastral núm. 2 (dos) del Municipio y Provincia de Puerto Plata, expedidos a favor del señor D.G.S., y en consecuencia, expedir nuevos Certificados de Títulos, y sus duplicados, que amparen esos mismos derechos en la siguiente forma y proporción: Parcela núm. 1-Ref.-55-Subd.43, del Distrito Catastral núm. 2 del Municipio y Provincia de Puerto Plata. Area: 05 As., 90 Cas., 1) 550.65 Mts2., equivalente a 93.33% a favor del señor D.G.S., canadiense, mayor de edad, soltero, inversionista, Pasaporte núm. PC338500, domiciliado y residente en Cabarete; 39.35 Mts2., equivalente a 6.67%, a favor de los Dres. J.A.P., dominicano, mayor de edad, casado, abogado, portador de la Cédula de Identidad y Electoral núm. 037-0062485-5 y F.M.M., dominicano, mayor de edad, soltero, abogado, portador de la Cédula de Identidad y Electoral núm. 037-0000877-8, Parcela núm. 1-Ref.-55-Subd.44, del Distrito Catastral núm. 2 del Municipio y Provincia de Puerto Plata. Area: 05 As., 90 Cas. 1) 550.65 Mts2., equivalente a 93.33% a favor del señor D.G.S., de generales que constan. 39.35 Mts2., equivalente a 6.67%, a favor de los Dres. J.A.P. y F.M.M., de generales que constan precedentemente. Parcela núm. 1-Ref.-55-Subd.45, del Distrito Catastral núm. 2 del Municipio y Provincia de Puerto Plata. Area: 05 As., 40 Cas. 2) 504.04 Mts2., equivalente a 93.33% a favor del señor D.G.S., de generales que constan, 39-96 Mts2., equivalente a 6.66%, a favor de los Dres. J.A.P. y F.M.M., de generales que constan precedentemente. B) Cancelar la anotación de oposición y/o litis sobre terreno registrado que pesa sobre las Parcelas núms. 1-Ref.-55-Subd.43 (á) 1-Ref.-55-Subd.45, del Distrito Catastral núm. 2 (dos) del Municipio y Provincia de Puerto Plata. Inscrita a requerimiento del señor V.R.A., por haber desaparecido las causas que le dieron origen";

Considerando, que el recurrente propone contra la sentencia impugnada los siguientes medios de casación: "Primer Medio: Desnaturalización de los hechos; Segundo Medio: Falta de base legal";

En cuanto a los pedimentos de inadmisibilidad y nulidad del recurso propuesto por el co-recurrido

D.G.S..

Considerando, que en su memorial de defensa el co-recurrido D.G.S. solicita tres medios de inadmisión del presente del recurso de casación, y una excepción de nulidad del acto de emplazamiento, bajo los siguientes fundamentos: a) que el recurso es inadmisible, en razón de que ante el desistimiento otorgado por el recurrente, el mismo carece de interés, toda vez que por ante el Tribunal a-quo se desistió de la acción, adquiriendo dicho acto autoridad de la cosa juzgada; b) que al recurrente no desarrollar los medios en que funda su recurso, el mismo deviene en inadmisible; c) que el recurso es inadmisible en razón de que versa sobre asuntos que no se alegaron ante el Tribunal a-quo y que son presentado por vez primera en casación; d) que el acto de emplazamiento marcado con el núm. 197/2008, de fecha 15 del mes de mayo de 2008, instrumentado por el ministerial R.A.R.M., alguacil de estrado del Tribunal de Ejecución de la Pena del Departamento de Puerto Plata, es nulo, por el recurrente no haber hecho elección de domicilio en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, tal y como lo dispone el artículo 6, de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que procede responder en primer término, la excepción de nulidad propuesta por la parte co-recurrida, D.G.S. dado la naturaleza que reviste la misma frente a los medios de inadmisión; que en ese tenor, en la referida notificación del 15 del mes de mayo de 2008, ciertamente se advierte que el recurrente no hizo la alegada elección de domicilio en la Capital de la República como lo requiere el artículo 6, de la Ley de Procedimiento de Casación; sin embargo, resulta evidente que la nulidad propuesta por la parte co-recurrida es un vicio de forma que no ha impedido al acto cumplir con su objeto; que la sanción de nulidad de los actos de procedimiento ha sido establecida para los casos en que la omisión impida al acto llegar oportunamente a su destinatario o de cualquier otro modo lesione su derecho de defensa;

Considerando, que en vista de lo anterior, esta Tercera Sala ratifica el criterio aplicado en otros casos similares juzgado por esta Corte, donde ha sido establecido que cuando el acto de emplazamiento adolezca de alguna omisión. Pero esta no priva a la contraparte de tomar conocimiento de dicho acto a los fines de ejercer su derecho de defensa, no procede por ello declarar la nulidad de dicho emplazamiento; lo que aplica en la especie, en razón de que se ha podido comprobar que dicho co-recurrido respondió al emplazamiento que le fuera notificado por el recurrente y que presento su correspondiente memorial de defensa; lo que implica que las irregularidades alegadas no le produjeron ningún agravio ni lesionaron los intereses de su defensa; por lo que procede desestimar la excepción de nulidad planteada por él, por improcedente e infundada;

Considerando, que en relación a los medios de inadmisión fundados en la falta de interés por autoridad de la cosa juzgada y que los medios del recurso constituyen medios nuevos, presentados por primera vez en casación, comprobamos de su estudio, que ambos incidentes, más que constituir medios de inadmisión, los mismos tratan de medios de defensa al fondo del recurso de casación, pues, es tras la sustanciación del proceso que el Tribunal puede determinar si el ahora recurrente tiene o no interés para interponer el presente recurso y si los agravios aludidos en los medios del recurso no fueron sometidos a la consideración de los jueces del fondo como lo alega el co-recurrido D.G.S., no siendo posible que ésta Corte forme su criterio, si no es con el examen del fondo del presente recurso, por constituir verdaderas defensas al fondo, razón por la cual, entendemos pertinentes analizarlas conjuntamente con el fondo;

Considerando, que en lo que concierne a la inadmisión del recurso, sustentado en falta de desarrollo de los medios, procede expresar, que a pesar del precario desarrollo de los mismos, el recurrente hace señalamientos que permiten a esta Corte examinar el recurso y comprobar si los agravios y violaciones que se alegan respecto de la sentencia impugnada se hayan o no presente en dicho fallo, por lo que el medio de inadmisión invocado por el co-recurrido, D.G.S., debe ser desestimado;

Considerando, que por lo anterior, los referidos incidentes examinados, valen solución sin necesidad de hacerlo destacar en la parte dispositiva de la presente sentencia;

En cuanto al fondo del recurso de casación.

Considerando, que el recurrente aduce en el desarrollo de sus medios, los cuales se reúnen por su estrecha vinculación, lo siguiente: "que el Tribunal a-quo acogió un acto de desistimiento supuestamente firmado por él y su abogado, en el que aparece una firma distinta a la de él, situación que alega el recurrente, debió ser observada por los jueces actuantes; también sostiene, que si en grado de apelación el recurrente para poder desistir de cualquier recurso ordinario o extraordinario, debe presentar un poder especial para poder actuar, se desprende entonces que al ser el recurrido el que otorgar el acto de desistimiento y no habiendo estado presente ha de entenderse que los jueces debieron ponerse en alerta y apreciar el contenido del acto y de la firma del recurrido, la cual a todas luces se podía determinar en ese momento que no era la que aparece en el poder de cuota litis, otorgado al Dr. H.P.; por último agrega, que el desistimiento hecho por el Dr. P.A.H.P., al contener una firma distinta a la del señor R.V.A., se presume que esto no es un poder especial para desistir de la acción y por vía de consecuencia deviene en una falta de base legal, lo que pone a la Suprema Corte de Justicia en una situación difícil no permitiéndole apreciar si la ley fue bien o mal aplicada";

Considerando, que al fundamentar el fallo el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte en el desistimiento firmado solo por la parte recurrida, señor V.R.A., resulta que en el aspecto estatuido, puede la parte ahora recurrente fundamentar su recurso, por cuanto lo que procura es que esta Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, establezca si lo jueces hicieron una adecuada aplicación de la Ley; en ese sentido, continuando con el razonamiento, como el Tribunal a-quo tomo su decisión en base al desistimiento de fecha 3 de julio de 2007, originado por el Acuerdo de Transacción arribado por las partes; que al tratarse de un Contrato Transaccional conforme lo señala el artículo 2044 del Código Civil, es deber de los jueces examinar como en todo contrato si han sido cumplidas las formalidades de la Ley;

Considerando, que al respecto el citado artículo 2044, dispone que: "La transacción es un contrato por el cual las partes terminan un pleito comenzado o evitan uno que pueda suscitarse. Este contrato deberá hacerse por escrito";

Considerando, que el Tribunal Superior de Tierras en el folio 189, considerando 4, de su decisión, hace constar el contenido del acuerdo de la manera siguiente: "Que, mediante instancia de fecha 12 de septiembre del 2007, depositada en la audiencia celebrada en esa misma fecha, suscrita por los Dres. J.A.P. y F.M.M., en representación del Sr. D.G.S., anexando los Contratos de Transacción y Desistimiento el primero intervenido por el señor V.R.A., debidamente representado por el Dr. P.A.H.P., donde se compromete a lo siguiente: "1. Desisten: A la acción que en su momento fuera incoada en contra del señor D.G.S., con relación a las Parcelas Nos. 1-Ref-55-Subd-43., 1-Ref-55-Subd-44 y 1-Ref-55-Subd-45, del Distrito Catastral No.2, del Municipio y Provincia de Puerto Plata; y que dieren como resultado la decisión que fuere posteriormente apelada por la parte recurrentes señor D.G.S., por lo que autoriza a este Tribunal Superior de Tierras del Departamento de Santiago, a anular la decisión recurrida ante esa jurisdicción y por ende autorizar el levantamiento de la oposición que pesa sobre los referidos inmuebles. Autoriza a que se mantenga el valor jurídico de los Certificados de Títulos que amparan los derechos de la referida parcela, que aparecen a favor del señor D.G.S.. El segundo intervenido por el señor D.G.S., debidamente representado por los Dres. J.A.P. y F.M.M., por medio del cual desiste del recurso de apelación pendiente sobre las parcelas de referencias en el Tribunal Superior de Tierras, cuya audiencia está fijada para el día 12 de septiembre de 2007 y acoger levantar la oposición o cualquier otra carga que exista sobre los Certificados de Títulos a nombre del recurrente";

Considerando, que también consta en la sentencia impugnada lo siguiente: "que los desistimientos anteriormente descrito se ajustan a las disposiciones establecidas en los artículos 148 y 149 de la Ley de Registro de Tierras núm. 1542, por lo que procede acoger los mismos; Que además la parte solicita que se acoja el poder de cuota litis suscrito en fecha 12 de noviembre del 2005, por el señor D.G.S., mediante el cual éste acuerda que los Dres. J.A.P. y F.M.M. cobrarán por sus honorarios profesionales la cantidad de veinte (20%) del total de la demanda que se mantenga la litis, es decir, de la cantidad de terreno que ocupa el poderdante en la parcela de referencia los derechos que le sean ratificados, tanto en terreno como en mejora, con firmas legalizadas por la Dra. A.M.E.N.P. para el Municipio de Puerto Plata, que al haber concluido la Litis Sobre Derechos Registrados respecto a las Parcelas Nos. 1-Ref-55-Subd-43, 1-Ref-55-Subd-44 y Ref-55-Subd-45, del Distrito Catastral No. 2, del Municipio y Provincia de Puerto Plata, procede también, acoger dicha solicitud";

Considerando, que tal como se advierte, las partes litigantes son los señores D.G.S. y V.R.A., este ultimo ganancioso en la sentencia núm. 1, dictada por el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original de Nagua en fecha 24 de mayo de 2006, y que fuera apelado ante el Tribunal Superior de Tierra por el señor D.G.S.; pero, conforme los enunciados del referido acuerdo transaccional, no figura que el señor D.G.S. haya exteriorizado su consentimiento, que a la Corte a-qua avalar dicho acuerdo en esas condiciones incurrió en una mala aplicación del artículo 2044 del Código Civil; lo que conlleva acoger los medios de casación propuestos por los recurrentes y en consecuencia casar la sentencia impugnada;

Considerando, que por mandato del artículo 20 de la Ley Sobre Procedimiento de Casación, modificado por la Ley núm. 491-08 , dispone cambio en el procedimiento de casación, estableciendo que siempre que la Suprema Corte de Justicia casare un fallo, enviará el asunto a otro tribunal del mismo grado o categoría de aquél de donde proceda la sentencia que ha sido objeto del recurso;

Considerando, que cuando la sentencia fuere casada por violación de las reglas procesales cuyo cumplimiento esté a cargo de los jueces, las costas podrán ser compensadas, al tenor del artículo 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación.

Por tales motivos: Primero: Casa la sentencia dictada el 31 de enero de 2008, por el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte, en relación con las Parcelas núms. 1-Ref-55-Subd-43 (a), 1-Rf; Ref-55-Subd-45, del Distrito Catastral núm. 2, del Municipio y Provincia Puerto Plata, cuyo dispositivo figura copiado en parte anterior de este fallo, y envía el asunto por ante el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Noreste; Segundo: Compensa las costas.

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 11 de septiembre de 2013, años 170° de la Independencia y 151° de la Restauración.

Firmado: M.R.H.C., E.H.M., S.H.M., R.P.A., F.A.O.P., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.