Sentencia nº 475 de Suprema Corte de Justicia, del 27 de Abril de 2016.

Fecha de Resolución:27 de Abril de 2016
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

Sentencia núm. 475

M.A.M.A., Secretaria General Interina de la Suprema Corte de Justicia, certifica. Que en los archivos a su cargo existe un expediente que contiene una sentencia de fecha de 27 de abril de 2016, que dice:

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Segunda Sala de la Suprema Corte de

Justicia, regularmente constituida por J.F.E.S.S.,

P. en Funciones; E.E.A.C., Alejandro Adolfo

Moscoso Segarra e H.R., asistidos del secretario de estrados, en la

Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de

G., Distrito Nacional, hoy 27 de abril de 2016, años 173° de la

Independencia y 153° de la Restauración, dicta en audiencia pública, la

siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por R.R.,

dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral

1

Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do núm. 044-0016928-2, domiciliado y residente en la Ave. Yapar Dumit, núm.

397, Santiago, imputado y civilmente demando; M.Á.T.L.,

dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral

núm. 031-0070134-5, con domicilio de elección en el estudio de su apoderado

especial, tercero civilmente demandado; y Seguros Banreservas, S.A., contra la

sentencia núm. 0541-2014, dictada por la Cámara Penal de la Corte de

Apelación del Departamento Judicial de Santiago de los Caballeros el 7 de

noviembre de 2014, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el escrito contentivo de memorial de casación suscrito por el Licdo.

L.A.N., en representación de los recurrentes, depositado el 12

de noviembre de 2014, en la secretaría de la Corte a-qua, mediante el cual

interponen dicho recurso;

Visto el escrito contentivo de memorial de defensa suscrito por los

Licdos. M.C.M. y J.A.P., en representación de los

2

Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do recurridos, depositado el 9 de diciembre de 2014, en la secretaría de la Corte aqua;

Visto la resolución de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia,

que declaró admisible el recurso de casación interpuesto por los recurrentes,

fijando audiencia para el conocimiento del mismo el día 6 de enero de 2016;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por las Leyes núms. 156 de

1997 y 242 de 2011;

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia después de haber

deliberado y, visto la Constitución de la República, los Tratados

Internacionales que en materia de derechos humanos somos signatarios; la

norma cuya violación se invoca, así como los artículos, 70, 246, 393, 394, 399,

400, 418, 419, 420, 425, 426 y 427 del Código Procesal Penal, modificado por la

Ley núm. 10-15; la Ley núm. 278-04, sobre Implementación del Proceso Penal,

instituido por la Ley núm. 76-02, la Resolución núm. 2529-2006, dictada por la

Suprema Corte de Justicia el 31 de agosto de 2006 y la Resolución núm. 3869-2006, dictada por la Suprema Corte de Justicia el 21 de diciembre de 2006;

3

Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do Considerando, que en la decisión impugnada y en los documentos que

en ella se refieren, son hechos constantes los siguientes:

  1. que en fecha 2 de noviembre de 2011 ocurrió un accidente de tránsito

    en la carretera Navarrete-Esperanza, entre el señor R.R.,

    imputado, mientras conducía el vehículo tipo Camión, asegurado en la

    compañía de Seguros Banreservas, propiedad de M.Á.T.L.,

    el cual impactó el automóvil privado, marca Acura, sin seguro de ley,

    propiedad del señor J.A.C., conducido por J.J.C.,

    colisionando con dicho impacto con el Jeep, marca Toyota, asegurado en la

    compañía La Monumental de Seguros, conducido por H.G.K.,

    propietario, los cuales resultaron con golpes y heridas, al igual que la

    acompañante del tercer conductor, que le ocasionaron graves lesiones

    producto del accidente;

  2. Que para el conocimiento del fondo del asunto fue apoderado el

    Juzgado de Paz del municipio de V.G., Santiago de los Caballeros, el

    cual el 30 de enero de 2014, dictó su decisión núm. 00009/2014, y su

    dispositivo es el siguiente:

    4

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do Aspecto Penal : PRIMERO : Se declara al ciudadano R.R., dominicana, mayor de edad, soltero, chofer, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 044-0016928-2, culpable de haber incurrido en violación de los artículos 49 letra d, 50, 61, 65 y 123 de la Ley 241, sobre Tránsito de Vehículo de Motor en la República Dominicana, modificada por la Ley 114-99, en perjuicio de los nombrados señores J.C.P., J.A.C., H.G.K. y M.A.S. de Kruczek, en sus respectivas calidades de lesionados físicos y materialmente; en consecuencia, se le condena al pago de una multa por la suma de Setecientos Pesos (RD$700.00) dominicanos a favor del Estado Dominicano. Y al pago de las costas penales del proceso, acogiendo a su favor circunstancias atenuantes. Aspecto Civil : SEGUNDO: En cuanto a la forma declara regular y válida las constituciones en actores civiles, interpuesta por los señores J.J.C.P., J.A.C., H.G.K. y M.A.S. de Kruczek, por intermedios de sus respectivos abogados constituidos y apoderados especiales, por haber sido hecho conforme a las normas procesales que rigen la materia; TERCERO : En cuanto al fondo: a) Se admite de manera parcial la constitución en actores civiles interpuestas por los señores J.J.C.P., J.A.C., en cuanto a sus reclamaciones sobre los daños y perjuicios morales valorados; en consecuencia, condena a R.R., en su calidad de conductor, conjunta y solidariamente con M.Á.T.L., en calidad del propietario del vehículo a pagar la siguiente indemnización: 1) La suma de Un Millón Setecientos Mil Pesos dominicanos (RD$1,600,000.00), a favor de la víctima Jayro José

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do

    5 C.P., como consecuencia de las lesiones establecidas; 2) La suma de Cuatrocientos Mil Pesos dominicanos (RD$400,000.00), a favor de J.A.C., en calidad de propietario del vehículo y los daños y perjuicios materiales; b) Se admite de manera parcial la constitución en actores civiles interpuestas por los señores H.G.K. y M.A.S. de Kruczek, en cuanto a sus reclamaciones sobre las lesiones, daños y perjuicios morales y materiales valorados; en consecuencia, condena a R.R., en su calidad de conductor, conjunta y solidariamente con M.Á.T.L., en calidad del propietario del vehículo a pagar la siguiente indemnización: 1- La suma de Tres Millones de Pesos dominicanos (RD$3,000,000.00), a favor de la víctima H.G.K., como consecuencia de la lesiones permanentes y los daños materiales recibidos; 2- La suma de Un Millón Ochocientos Mil Pesos dominicanos (RD$1,800,000.00), a favor de M.A.S. de Kruczek, en calidad de víctima y por los daños y perjuicios morales; CUARTO: Se declara la presente sentencia común, oponible y ejecutable hasta el límite de la póliza a la compañía de Seguros Banreservas, S.A., mediante póliza núm. 2-501-0131763; QUINTO: Se condena al señor R.R. y M.Á.T.L., al pago de las costas civiles del proceso, ordenando distracción a favor de los abogados concluyentes L.. M.M.D., J.E.E.R., M.C.M., J.A.P. y J.C.A.”;

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do

    6 c) que con motivo del recurso de alzada, intervino la sentencia núm.

    0541/2014 ahora impugnada, dictada por la Cámara Penal de la Corte de

    Apelación del Departamento Judicial de Santiago el 7 de noviembre de

    2014, y su dispositivo es el siguiente:

    “PRIMERO : Desestima en el fondo del recurso de apelación incoado por el imputado R.R., por la entidad social Banreservas, ubicada en la segunda planta del edificio del Banco de Reservas de la avenida Salvador Estrella Sadhalá, esquina Cecara, representada por su directora Regional Zona Norte señora M.D.H. de Figuereo; y por el tercero civilmente demandado M.Á.T.L., en contra de la sentencia núm. 00009-14 de fecha 30 del mes de enero del año 2014, dictada por el Juzgado de Paz del municipio de V.G. del Distrito Judicial Santiago; SEGUNDO : Confirman en todas sus partes la sentencia impugnada; TERCERO : Condena a las partes recurrentes al pago de las costas generadas por la impugnación”;

    Considerando, que el recurrente propone como medio de casación en

    síntesis lo siguiente:

    Primer Medio: Sentencia manifiestamente infundada. Falta, contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia. Artículo 417 del Código Procesal Penal. Que las partes hoy recurrentes en casación denunciaron a la Corte, que la Magistrada Juez del Juzgado de Paz, en la sentencia 09-2014, parte de la ponderación de los elementos de pruebas tanto

    7

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do documentales como testimoniales presentados por cada una de las partes. De donde se desprende que la juez a-quo en una clara y franca falta de contradicción o ilogicidad manifiesta en la violación del artículo 417.2 del Código Procesal Penal, da por establecido que las víctimas han sufrido daños morales y materiales, sin embargo, en el caso de los daños morales no hay que probarlo, pero en el caso de los daños materiales deben ser probados y no existe un solo elemento de prueba, que se haya ponderado para determinar cuál fue el daño material. De igual forma, en el dispositivo de la sentencia en el ordinal tercero establece que el señor J.A.C., recibe indemnización asignada por ella ascendente a la suma de RD$400,000.00, en una supuesta calidad de propietario, sin embargo, en ninguna parte de la sentencia señala cual fue el elemento de prueba que ponderó para arribar a esa conclusión. De igual forma se puede determinar claramente que existe ilogicidad en la motivación de la sentencia, pues la magistrada juez, no explica claramente cuales elementos de pruebas le permitieron establecer una sentencia condenatoria, sin embargo, no solamente lo declara culpable, sino establece un monto de la indemnización desproporcionada y desbordante. Que en las páginas 5 de 8 y 6 de 8, la Corte de Apelación, donde supuestamente contesta el motivo alegado y desarrollado por los hoy recurrentes, para fundamentar su decisión y fallar como lo hizo se limita a reproducir, los argumentos de la Magistrada Juez del Juzgado de Paz, señalando en la parte in fine que la decisión está bien motivada. Que le fue sometido a la Corte que la magistrada a-quo, no señaló de manera clara y precisa, cual había sido la participación de los otros dos conductores, ya que se trata de un triple choque y en ninguna

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do

    8 parte de la sentencia impugnada se ha establecido, cual ha sido la participación de los otros dos conductores, que el ministerio público los presentó como víctimas, sin embargo es obligatorio que la conducta de esos ciudadanos sea explicada y además si las mismas han incidido en la ocurrencia del hecho, no lo hizo la Magistrada del Juzgado de Paz del Municipio de V.G., ni mucho lo hizo la Corte de Apelación. Que es una sentencia que adolece de ilogicidad, ya que al tratarse de una colisión entre tres vehículos, tal como se hecho saber en los medios de pruebas que ha dicho el tribunal a-quo que ha ponderado, es necesario explicar la conducta de todos los demás conductores, aún cuando el imputado siempre ha señalado, el conductor del carro J.J.C.P., quien es presentado como víctima, fue a rebasar, frenando delante del imputado y esta fue la causa por la cual la patana que conducía el imputado se deslizó, provocando los daños al señor H.K.. Que el juzgador debe ponderar los medios de pruebas partiendo de la lógica, los conocimientos científicos y el máximo de experiencia, lo que al momento de dar valor absoluto a una prueba sea esta documental o testimonial, incumplen la normativa procesal, ya que los elementos de pruebas deben ser ponderados de manera armónica y en su conjunto, aplicando la lógica hay que suponer que partiendo del testimonio de un conductor que está involucrado en el accidente de que se trata, tal es el caso de los señores H.K. y J.J.C.P., lo que implica cierto interés en violación a las disposiciones del artículo 172 del Código Procesal Penal. De igual manera la Corte de Apelación ha ratificado la sentencia en la cual la magistrada juez a-quo, al momento de ponderar estos testimonios, aplicando criterios lógicos al tenor del texto legal

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do

    9 antes citado, debe ponderar que los señores H.K., J.J.C.P. y M.A.S. de Kruczerk, el otro testigo común entre el ministerio público y los demás querellantes, los cuales señalaron de manera vaga, imprecisa e incoherente que la forma en que conducía el imputado, esta situación no le llamó la atención a la magistrada juez a-quo, que son personas que están pidiendo al tribunal varios millones de pesos, porque tantas complacencias del ministerio público al no presentar cargos en contra de los conductores envueltos en un accidente y todo por el contrario utilizarlo como su testigo estrella, una persona que a todas luces y todos los testimonios señalaron que fue quien impactó al imputado, porque tantas coincidencias en los testimonios según dicha magistrada, la comunicación de los testigos entre sí, antes de sus declaraciones, según el artículo 325 del Código Procesal Penal no los invalida como tales, pero el juzgador debe ponderar esta situación, sin embargo entendemos que los magistrados jueces de la Corte, van a ponderar en su justa dimensión dichos testimonios, de donde se puede deducir que en algunos casos estos iban robotizados en una misma dirección, como sabemos en el proceso penal en la República Dominicana, entre la fecha en que es propuesto un testigo y la fecha en que vierte sus declaraciones, transcurre un tiempo fatal para la parte adversa a estos testimonios, situación que ha sido advertida por el legislador; Segundo Medio: Falta de motivación de la sentencia. Violación artículo 24 del Código Procesal Penal. Que la Corte de Apelación en la página 6 de 8, en su penúltimo párrafo señala de manera textual “De modo y manera que la decisión está suficientemente motivada, quedando claro en la misma que la condena se produjo porque de las

    10

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do declaraciones de los únicos testigos presenciales que quedaron en el juicio se desprende, que el culpable del accidente fue el imputado R.R., quien conduciendo una patana, perdió el control de la misma e invadió el carril por donde transitaban las víctimas, chocándolo y ocasionándoles daños, por lo que el motivo analizado debe ser rechazado”. De la presente conclusión de la Corte, se desprende que no tuvieron tiempo suficiente para revisar en su plenitud, el motivo planteado por los recurrentes, ya que, como puede el tribunal a-quo determinar la forma, la coherencia y la espontaneidad como declararon estos testigos, si vieron la forma de sus declaraciones, están reproduciendo los mismos vicios del Juzgado de Paz de V.G., tampoco, la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santiago se percató de que tres de esos testigos eran interesados, al haberse constituido en actores civiles y estarle pidiendo millones de pesos al tribunal, de igual forma, no razonó la Corte de Apelación, cual fue el comportamiento de las víctimas, no las identificó, ya que fueron tres víctimas dos de ellas conductoras. Por lo que esta decisión de la Corte, al haberse limitado a realizar una mera narración de los hechos y no estar basada en un razonamiento lógico, carece de motivación. Que el juzgador está obligado a expresar las razones por las cuales ha llegado a la conclusión de que debe existir una sentencia condenatoria que destruya la presunción de inocencia de que disfruta todo imputado y en el caso de la especie se ha emitido una sentencia motivada en ponderación de pruebas de manera selectiva, violando las disposiciones no solo del artículo 24 del Código Procesal Penal, sino también las disposiciones de los artículos 11 y 12 del Código Procesal Penal, igualdad ante la ley e igualdad

    11

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do entre las partes. Que en el caso de la especie la Corte no ha explicado cual fue la conducta de las víctimas en la ocurrencia del hecho punible, ni mucho menos ha explicado en su decisión si esta conducta ha incidido en la ocurrencia del hecho, como señalamos fue una colisión entre dos vehículos, de donde surgieron varias teorías, cuatro testimonios y la magistrada tenía que explicar las razones que la llevaron a fallar de la forma en que lo hizo, lo que hace que sea una sentencia falta de motivación”;

    Considerando, que para fallar en ese sentido, la Corte a-qua, dio por

    establecido en síntesis lo siguiente:

    “…El escrutinio de la decisión atacada deja ver, que para producir la condena en lo penal y en lo civil el a-quo dijo, entre otras consideraciones, que recibió en el juicio las declaraciones de la víctima y testigo presencial J.J.C.P., quien dijo: “Que los testigos propuestos tanto por el Ministerio Público como por los querellantes y actores civiles, luego de ser juramentados y advertidos sobre el delito de perjurio, por la presencia del tribunal, y en el marco de la valoración de la prueba testimonial, el tribunal ha podido valorar en síntesis en el plenario las declaraciones siguientes: a) J.J.C.P., de generales anotadas anteriormente (querellante, actor civil y testigo en su propia causa): “Yo viajaba de N. a Esperanza, y frente a las Cabañas Esmeralda de la sección Pontón-Navarrete, el señor de la patana perdió el control, él se cruzó a la vía de nosotros, impactó la jeepeta que iba delante de

    12

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do mí, eso sucedió como las 5:15 y 6:00 p.m., el camión venía subiendo, y obstaculizó las dos vías, me dio del lado derecho con el tanque de combustible, como consecuencia de ese accidente duré 21 días interno”. Y dijo el a-quo que recibió en el juicio las declaraciones de la víctima y testigo presencial M.A.S., quien dijo: “Nosotros bajamos de Santiago, rumbo a nuestra casa en Villa Isabela, vamos por nuestro carril derecho, luego viene una patana del lado izquierdo para encima de nosotros, y al ocupar el carril de nosotros, nos impactó y caímos en una finca al lado de la carretera, la patana nos dio de frente y quedó atravesada en la carretera D., a mí se me rompió el brazo izquierdo, mi esposo no pudo hacer nada, porque la patana fue para encima de nosotros, veníamos a una velocidad prudente de 60 a 70 km por hora, los primeros auxilios nos lo dieron en Navarrete y luego nos trasladaron a la Clínica Unión Médica de Santiago, mi esposo lleva en gastos un promedio de RD$3,000,000.00 de pesos”. Y declaró en el plenario el testigo R.A.V.F., quien contó lo siguiente: “Yo voy detrás de ellos en mi motor, el señor de la patana sube delante de ellos, y va un camión maicero, la patana le va hacer un rebase, y es ahí cuando se produce el accidente, pero como iba en motor pude salirme de la carretera y salir ileso, la patana era roja y el camión era maicero azul. El jeep recibió los golpes del lado del chofer”. Hizo constar además el tribunal de juicio en la sentencia apelada, que en el contradictorio, el testigo H.G.K. declaró: “Yo venía cerca de Pontón-Navarrete, mi vehículo recibió un impacto de frente de un camión que venía subiendo, luego quedé inconsciente, el impacto fue en mi carril, el choque fue en fecha 02-11-11, de 6:30 a 6:50 p.m.”. Razonó el a-

    13

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do quo que “En cuanto a los medios de pruebas documentales y testimoniales aportados por el ministerio público, los actores civiles, el tribunal ha podido determinar que fueron ofertados en cumplimiento de las normas de legalidad y de libertad probatoria, en virtud de lo cual procede acogerlos y valorarlos de un modo armónico, por lo tanto procede asignarle valor probatorio con los cuales el tribunal ha podido determinar los siguientes hechos: a) de que se trató de un accidente de tránsito ocurrido en fecha 02-11-2011, con un Jeep, un automóvil y un camión; b) que como consecuencia del accidente resultaron el Jeep y el carro con daños en la parte delantera del lado izquierdo de ambos vehículos según lo demuestran las pruebas documentales (fotografías), ambos daños considerables, y las lesiones físicas provisionales y permanentes como es la perturbación funcional de carácter permanente en el órgano de la locomoción dada por claudicación para la marcha del señor H.-GumtherK., tal como demuestran los certificados médicos; c) que las declaraciones de los testigos a cargo estas fueron coherentes con relación de cómo se produjo el impacto en los vehículos, como ha quedado demostrado en salón de audiencias que de forma precisa y exacta el camión giró a su izquierda, y cómo consecuencia viola las normas de tránsitos”. De modo y manera que la decisión está suficientemente motivada, quedando claro en la misma que la condena se produjo porque de las declaraciones de los únicos testigos presenciales que declararon en el juicio se desprende, que el culpable del accidente fue el imputado R.R., quien conduciendo una patana, perdió el control de la misma e invadió el carril por donde transitaban las víctimas, chocándolos y ocasionándoles daños., por lo que el motivo analizado debe ser

    14

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do desestimado. Como tercer motivo del recurso plantean, en suma, que la indemnización fijada por el a-quo a favor de las víctimas fue muy alta. Sobre ese aspecto el a-quo dijo, razonamientos a los que se suma la Corte, “Que los querellantes y actores civiles han solicitado a este tribunal entre otras cosas que sea condenado el señor R.R., conjunta y solidariamente con el señor M.Á.T.L., el primero por su hecho personal, y el segundo por ser el propietario suscriptor de la póliza de seguros del vehículo causante del accidente de tránsito y el tercero civilmente responsable a pagar la suma de indemnizaciones siguientes: 1. La suma de Cuatro Millones de Pesos dominicanos (RD$4,000,000.00), a favor del señor H.G.K. y la suma de Cuatro Millones de Pesos, a favor de M.A.S.K., por los daños y perjuicios morales y materiales como consecuencia de las lesiones recibidas en dicho accidente; 2. Al pago de la suma de Cuatro Millones de Pesos dominicanos (RD$4,000,000.00), a favor de J.J.C.P., por los daños y perjuicios morales, y la suma de Un Millón de Pesos dominicanos (RD$1,000,000.00), a favor de J.A.C., en calidad de propietario del automóvil envuelto en el accidente, o la que vos estiméis justa y equitativa, por los daños materiales, suma esta que incluye depreciación y lucro cesante”. Agregó, “Que, respecto al monto indemnizatorio, la Suprema Corte de Justicia, ha establecido mediante jurisprudencia, lo siguiente: “Que los jueces de fondo gozan de un poder soberano para determinar la magnitud e importancia del perjuicio recibido y fijar la indemnización correspondiente, con la única condición de no acordar montos irrazonables por concepto de resarcimiento… (Sent. núm. 3 de fecha 3 de abril del año 2000

    15

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do B.J. núm. 1097 Pág. 309-310)”; pero en el caso que nos ocupa dicha constitución en actor civil resulta válida en cuanto a la forma, toda vez que ha cumplido con las normas procesales dispuestas en los artículos 50 y siguientes, 85, 267 y siguientes del CPP; sin embargo, en cuanto al fondo del proceso, las pretensiones civiles deben ser acogidas en partes, por haberse demostrado que el imputado R.R., cometió la falta penal atribuible de lo cual se deriva una consecuencia civil en su contra, conforme las motivaciones expuestas en el cuerpo de esta decisión, razón por la cual procede acoger las pretensiones civiles solicitadas por las víctimas constituidas en el proceso”. La Corte considera que las indemnizaciones fijadas por el a-quo y que aparecen copiadas en el antecedente 1 de esta sentencia, no son tal altas como dicen los recurrentes; por lo que el motivo analizado debe ser desestimado así como el recurso en su totalidad, acogiendo las conclusiones de las víctimas y las del ministerio público y rechazando las de la defensa…”;

    Los Jueces después de haber analizado la decisión impugnada y los medios planteados por la parte recurrente:

    Considerando, que de lo antes transcrito y del examen íntegro de la

    sentencia atacada se infiere que contrario a lo alegado, la Corte a-qua motivó

    correctamente su decisión, estableciendo las razones por las cuales el tribunal

    de primer grado falló en ese sentido, fundamentando la responsabilidad

    penal del imputado en el caso que nos ocupa en base a las pruebas aportadas

    16

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do por las partes, por lo que no se incurrió en la violación alegada, en

    consecuencia se rechaza su alegato, quedando confirmando el aspecto penal

    de la decisión;

    Considerando, que, en lo relativo a la falta de justificación en el aspecto

    civil, del examen de la decisión atacada se infiere, que los recurrentes fueron

    condenados por el tribunal de primer grado al pago de una indemnización de

    Seis Millones Ochocientos Mil Pesos para ser repartidos de la siguiente

    manera: 1. Tres Millones de Pesos (RD$3,000,000.00), a favor de Hans

    Gunther Kruczek, quien resultó con lesión permanente; 2. Un millón

    Ochocientos Mil Pesos (RD$1,800,000.00), a favor de M.A.S.,

    quien resultó con lesión provisional; 3. Un Millón Seiscientos Mil

    (RD$1,600,000.00), a favor de la víctima J.J.C.P., quien

    resultó con lesión provisional; y 4. RD$400,000.00, a favor de José Antonio

    Cabrera, propietario vehículo conducido por la víctima Jairo José Cabrera

    Pérez;

    Considerando, que en el presente caso la Corte a-qua al dictar la

    sentencia impugnada, no ofrece una motivación adecuada, ni justificada

    como era su obligación, debiendo hacer su propia evaluación y decidir en

    17

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do consecuencia, pues a los jueces se les exige en cuanto al otorgamiento de las

    indemnizaciones una motivación y proporcionalidad del monto fijado, de las

    que carece la sentencia impugnada, sobre todo, como se aprecia en el presente

    caso, se trata de una indemnización superior a Un Millón de Pesos, la cual

    debe considerarse como razonable, justa y equitativa por a las lesiones

    sufridas a consecuencia de un accidente de vehículo de motor;

    Considerando, que en atención a lo transcrito anteriormente, en cuanto

    a la proporcionalidad de la indemnización y a fin de viabilizar el proceso,

    esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia, procede a dictar

    directamente la solución del caso, de conformidad con lo pautado por el

    artículo 422.2.1 del Código Procesal Penal, aplicable por analogía al recurso

    de casación, según lo prevé el artículo 427 del indicado código, procediendo a

    fijar la suma de: 1. Un Millón Quinientos Mil Pesos (RD$1,500,000.00), a favor

    de H.G.K.; 2. Novecientos Mil Pesos (RD$900,000.00), a favor

    de M.A.S.; 3. Ochocientos Mil Pesos (RD$800,000.00), a favor

    de la víctima J.J.C.P.; y 4. Doscientos Mil Pesos

    RD$200,000.00, a favor de J.A.C., propietario vehículo

    conducido por la víctima J.J.C.P., por ser justas, equitativas y

    18

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do razonables, por los respectivos daños y perjuicios sufridos.

    Por tales motivos, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia,

    FALLA:

    Primero: Admite como intervinientes a H.G.K. y de M.A.S. en el recurso de casación interpuesto por R.R., M.Á.T.L. y Seguros Banreservas, S.A., contra de la sentencia núm. 0541/2014, dictada por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santiago de los Caballeros el 7 de noviembre de 2014, cuyo dispositivo se copia en otra parte de esta decisión;

    Segundo: Declara regular en la forma el presente recurso de casación; por consiguiente, rechaza el aspecto penal de la decisión impugnada por los motivos expuestos en el presente fallo;

    Tercero: Declara parcialmente con lugar el recurso en el aspecto civil y dicta directamente la solución del caso, en cuanto al monto de la indemnización; en consecuencia, casa la referida cuantía y condena a R.R., M.Á.T.L. y Seguros Banreservas, S.
    A., al pago de: 1. Un Millón Quinientos Mil Pesos (RD$1,500,000.00), a favor de H.G.K.; 2. Novecientos Mil Pesos (RD$900,000.00), a favor de M.

    19

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do A.S.; 3. Ochocientos Mil Pesos (RD$800,000.00), a favor de la víctima J.J.C.P.; y 4. Doscientos Mil Pesos RD$200,000.00, a favor de J.A.C., propietario vehículo conducido por la víctima J.J.C.P., por ser dichos montos justos, equitativos y razonables;

    Cuarto: Declara esta sentencia común, oponible y ejecutable, hasta el límite de la póliza, a la compañía Seguros Banreservas, S.A.;

    Quinto: Condena a los recurrentes al pago de las costas civiles del proceso, ordenando su distracción a favor y provecho de los Licdos. M.C.M. y J.A.P., quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad;

    Sexto: Ordena que la presente sentencia sea notificada a las partes, y al Juez de la Ejecución de la Pena del Departamento Judicial de Santiago.

    (Firmados).-F.E.S.S..-E.E.A.C..- A.A.M.S..-

    La presente sentencia ha sido dada y firmada por los Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en

    20

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.

    21

    Av. E.J.M., Esq. J. de D.V.S., Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional, Rep. Dom. Tel.: (809) 533-3191 • Dirección de Internet: http://www.poderjudicial.gob.do • e-mail: suprema.corte@codetel.net.do