Sentencia nº 589 de Suprema Corte de Justicia, del 18 de Noviembre de 2015.

Fecha de Resolución:18 de Noviembre de 2015
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Sentencia Núm. 589

Grimilda A. De Subero, secretaria general de la Suprema Corte de Justicia, certifica. Que en los archivos a su cargo existe un expediente que contiene una sentencia de fecha 18 de noviembre de 2015, que dice:

TERCERA SALA.

Rechaza Audiencia pública del 18 de noviembre de 2015.

Preside: M.R.H.C..

D., Patria y Libertad

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por L.A., dominicano, mayor de edad, Cédula de Identidad y Electoral núm. 002-0086740-6, domiciliado y residente en Km. 21, C.S., Nigua, S.C., contra la sentencia dictada por la Cámara Civil de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Cristóbal,

el 30 de abril del 2009, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Lic. Rudys Odalis

Polanco Lara, abogado del recurrente;

Visto el memorial de casación depositado en la secretaría de la Cámara Civil de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Cristóbal el 18 de enero de 2012, suscrito por el Licdo. R.O.P.L., Cédula de Identidad y Electoral núm. 002-0047910-9, abogado del recurrente, mediante el cual propone los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 8 de febrero de 2012, suscrito por los Licdos. F.M.G.F. y F.A. De Castro, Cédulas de Identidad y Electoral núms. 001-0099196-7 y 001-0892722-9, respectivamente, abogados de la recurrida Pisos Palca, S.
A.;

Que en fecha 12 de marzo de 2014, esta Tercera Sala en sus atribuciones Laborales, integrada por los Jueces: E.H.M., en funciones de P.; R.C.P.Á. y F.A.O.P., asistidos por la Secretaria General, procedió a celebrar audiencia pública para conocer del presente Recurso de Casación;

Visto la Ley núm. 25 de 19 de marzo de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997, y los artículos 1, 20 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Visto el auto 16 de noviembre de 2015 dictado por el magistrado E.H.M., en funciones de Presidente de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a sí mismo, en su indicada calidad, conjuntamente con la magistrada S.
I.H.M., Juez de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 25 de 19 de marzo de 1991;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que en ocasión de la demanda laboral interpuesta por el actual recurrente L.A. contra la recurrida Pisos Palca, C. por A., el Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de San Cristóbal dictó el 21 de agosto de 2008 una sentencia con el siguiente dispositivo: “Primero: Que acoge tanto en la forma como en el fondo la demanda en reparación de daños y perjuicios intentada por L.A. en contra de Pisos Palca, C. por A., y en consecuencia ordena a la demandada pagarle al demandante como suma indemnizatoria por los daños que sufrió por la negligencia de la demandada al no inscribirlo por ante la Seguridad Social, una suma por el monto de Seiscientos Mil Pesos (RD$600,000.00) y al pago de las costas del procedimiento con distracción y provecho de los Licdos. R.P.L. y A.R., quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad; Segundo: Se comisiona al ministerial F.A.E.D., alguacil ordinario de este tribunal, para la notificación de la presente sentencia”; b) que Pisos Palca, C. por A., interpuso un recurso de apelación contra esta decisión, resultado del cual intervino la sentencia objeto de este recurso, cuyo dispositivo reza así: Primero: Declara regular y valido en cuanto a la forma; Segundo: En cuanto al fondo, y en virtud del imperium con que la ley invierte a los tribunales de alzada, revoca en todas sus partes la sentencia apelada, y declara inadmisible la demanda que en reparación de daños y perjuicios que fuera interpuesta por el señor L.A. contra la empresa Pisos Palca, C. por A., por falta de interés; Tercero: Compensa pura y simplemente las costas del proceso; Cuarto: Comisiona al Ministerial D.P.M. para la notificación de la presente sentencia”;

Considerando, que el recurrente en su memorial de casación enuncia los siguientes medios: Primer medio: Falsa y errónea aplicación del artículo 586 del Código de Trabajo; Segundo medio: Desnaturalización de los hechos y del derecho, desnaturalización de los elementos de prueba en materia laboral; Tercer medio: Falta de base legal, violación de la ley (errónea y falsa aplicación de la norma jurídica), falsa interpretación del artículo 2042 del Código Civil;

En cuanto a la inadmisibilidad del recurso. Considerando, que la parte recurrida en su memorial de defensa solicita que se declare la inadmisibilidad del recurso de casación de fecha 18 de enero de 2012, por el señor L.A., contra la sentencia de fecha 30 de abril de 2009, dictada por Cámara Civil de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Cristóbal, en virtud de que la sentencia recurrida no sobrepasa los doscientos (200) salarios mínimos, de conformidad con la Ley 491-08, que dice, se modifican los artículos 5, 12 y 20 de la Ley 3726 del 29 de diciembre de 1953;

Considerando, que es criterio de esta Corte que las disposiciones del citado artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, modificado por la Ley 491-08, no son aplicables en materia laboral, en virtud de que para la admisión del recurso de casación el Código de Trabajo, contempla cuales son las condiciones, a saber, el artículo 641 del referido Código textualmente establece: “que no será admisible el recurso de casación después de un mes a contar de la notificación de la sentencia ni cuando ésta imponga una condenación que no exceda de veinte salarios mínimos”; por lo que el medio de inadmisión planteado por la parte recurrida carece de fundamento y debe ser desestimado;

En cuanto al recurso de casación.

Considerando, que con relación a los medios invocados, los
cuales se analizarán en conjunto por su vinculación, donde el recurrente alega que la Corte a-qua estableció de forma
errada que con el pago de las prestaciones laborales, vacaciones y
salario de navidad realizados al trabajador tras ejercer un desahucio,
éste quedó desinteresado y que por tanto, declaró inadmisible la
demanda en daños y perjuicios por la falta de inscripción en el Sistema Dominicano de Seguridad Social; que la Corte a-qua desnaturaliza las pruebas porque declara erróneamente que al momento de accidente de trabajo se encontraba asegurado a una ARS;

Considerando, que previo a contestar los puntos en discusión, conviene reseñar los motivos de la sentencia impugnada, a saber: a) que en la especie y conforme al recibo de descargo no controvertido entre las partes, el trabajador desistió de cualquier demanda contra la empresa Pisos Palca C. X A., declarando no tener en contra de dicha empresa y demás entidades relacionadas reclamación, interés judicial o extrajudicial en relación directa con el contrato de trabajo que le unía a la empresa;

Considerando, que del examen de la sentencia impugnada, el recurso y documentos que lo acompañan, se advierte que la Corte aqua declaró inadmisible el recurso contra la sentencia que condenó a la empresa Pisos Palca C. X A., a pagar al señor L.A. una indemnización por daños y perjuicios a causa de un accidente de trabajo, fundamentado en el recibo de descargo de fecha 20 de julio de 2008, que tiene como concepto el pago de prestaciones laborales y derechos adquiridos y en el cual el trabajador “declara no tener otra reclamación e interés con relación al contrato de trabajo que le unía con la empresa”;

Considerando, que en cuanto al alegato del recurrente de que el recibo de descargo es insuficiente para cubrir los derechos del trabajador, se advierte que dicho recibo no fue controvertido entre las partes, amén de que el recurrente en comparecencia efectuada en audiencia de fecha 2 de febrero de 2009, expresó “Me hicieron un cheque de treinta y cinco mil pesos”, de lo que se advierte que éste reconoció haber recibido el pago realizado por la empresa, correspondiente a las prestaciones laborales y derechos adquiridos generados por concepto del contrato de trabajo que existía entre las partes;

Considerando, que ha sido criterio de esta Corte de casación, que si bien el Principio V del Código de Trabajo, establece impedimento de renuncia de derechos de los trabajadores, el alcance de esa prohibición se limita al ámbito contractual y no después de finalizado el contrato de trabajo, que la declaratoria de nulidad o ineficacia de un recibo de descargo, procede cuando se prueba el dolo, amenaza, engaño, simulación u otro vicio de consentimiento, lo que no ha se evidencia en la especie; Considerando, que con relación al alegato del recurrente de que la Corte a-qua desnaturalizó las pruebas aportadas al indicar que con éstas se probaba que el trabajador estaba inscrito en el Sistema Dominicano de Seguridad Social, esta Corte de Casación, partiendo del estudio de la sentencia impugnada, aprecia, que si bien la Jurisdicción a-qua hizo una relación de los hechos y enumeró algunos elementos de prueba, esto en modo alguno constituyó una valoración de dicha prueba, ya que al haberse declarado la inadmisibilidad de la demanda por falta de interés, el tribunal a-quo estaba imposibilitado de estatuir sobre los aspectos de fondo, en consecuencia el medio planteado carece de fundamento y debe ser desestimado;

Considerando, que conforme a lo previsto por el artículo 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, “toda parte que sucumbe en el recurso de casación será condenada al pago de las costas”;

Por tales motivos; Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por L.A., contra la sentencia dictada por la Cámara Civil de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Cristóbal el 30 de abril de 2009, cuyo dispositivo se ha copiado en parte anterior de este fallo; Segundo: Condena a la parte recurrente al pago de las costas del procedimiento y las distrae en provecho de los Licdos. F.M.G.F. y F.A. de Castro, quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad;

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 18 de noviembre de 2015, años 172° de la Independencia y 153° de la Restauración.

(Firmados).-M.R.H.C.-SaraI.H.M..- R.C.P.Á..-

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.