Sentencia nº 621 de Suprema Corte de Justicia, del 2 de Diciembre de 2015.

Fecha de Resolución: 2 de Diciembre de 2015
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Sentencia Núm. 621

Grimilda A. De Subero, secretaria general de la Suprema Corte de Justicia, certifica. Que en los archivos a su cargo existe un expediente que contiene una sentencia de fecha de 02 de diciembre de 2015, que dice:

TERCERA SALA.

Casa Audiencia pública del 2 de diciembre de 2015.

Preside: M.R.H.C..

D., Patria y Libertad

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por C.M.L.L., dominicano, mayor de edad, Cédula de Identidad y Electoral núm. 054-0074285-3, domiciliado y residente en la Calle 6 núm. 29, U.F.V., del Municipio y Provincia de Santiago, contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte el 30 de enero de 2014, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el memorial de casación depositado en la secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 29 de mayo de 2014, suscrito por el Lic. P.A.N.V., Cédula de Identidad y Electoral núm. 054-0042747-1, abogado del recurrente, mediante el cual propone los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 17 de julio de 2014, suscrito por los Licdos. P.D.B., R.M.V. y M.M.V., Cédulas de Identidad y Electoral núms. 031-01910087-9, 034-0001240-1 y 034-0001741-8, respectivamente, abogados de los recurridos G.A.B.D. y A.M.F.V.;

Que en fecha 20 de julio de 2015, esta Tercera Sala en sus atribuciones de Tierras, integrada por los Jueces: M.R.H.C., P.; R.C.P.Á. y F.A.O.P., asistidos por la Secretaria General, procedió a celebrar audiencia pública para conocer del presente Recurso de Casación;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997, y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Visto el auto dictado el 30 de noviembre de 2015 por el magistrado M.R.H.C., Presidente de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual llama, en su indicada calidad, a los magistrados E.H.M. y S.I.H.M., Jueces de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 684 de 1934;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que con motivo de una Litis Sobre Derecho Registrado en relación al Solar 5-Ref-5, Manzana No.1896, del Distrito Catastral núm. 1, del Municipio y Provincia de Santiago , el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original, debidamente apoderado, dictó en fecha 27 de septiembre del 2011, la sentencia núm.20111690, cuyo dispositivo es el siguiente: “Primero: En cuanto a la forma declara buenas y válidas la consulta elevada al Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte por la oficina de Registro de Títulos de Santiago, en ocasión de las transferencias solicitadas por los señores C.M.L. y M.A.F., así como con motivo la litis sobre derechos registrados incoada por el Sr. C.M.L., con respecto del Solar No. 5-Ref.-5, Manzana No. 1896 del Distrito Catastral No. 1 del Municipio de Santiago, por haber sido incoada de conformidad con la normativa procesal aplicable a la materia; Segundo: En cuanto al fondo acoge la litis sobre derechos registrados relativa a demanda en transferencia incoada por el Sr. C.M.L. con respecto al Solar No. 5-Ref.-5 de la Manzana No. 1896 del Distrito Catastral No. 1 del Municipio de Santiago, por ser la misma procedente y reposar en prueba legal; Tercero: Acoge parcialmente las conclusiones vertidas por los Licdos. K.N.D. y M.R.C., por ser las mismas parcialmente procedentes de acuerdo a los motivos expuestos en la presente decisión y acoge en su totalidad las conclusiones vertidas por los Licdos. J.A.V. y A. de J.N., por ser las mismas procedentes y reposar en prueba legal, rechazando en su totalidad las vertidas por los Licdos. T.A.D. de la Cruz, E.A.D.V., E.L.C., por ser las mismas carentes de fundamento probatorio; Cuarto: Se ordena a la Oficina de Registro de Títulos de Santiago, lo siguiente: Cancelar el Certificado de Títulos No. 188, expedido a favor del Sr. G.A.B.D., el cual ampara el derecho de propiedad sobre el Solar No. 5-Ref.-5 de la Manzana No. 1896 del Distrito Catastral No. 1 del Municipio de Santiago, con una extensión superficial de 622.29 metros cuadrados y expedir en su lugar un nuevo certificado de título que ampare el derecho de propiedad del indicado inmueble a favor del Sr. C.M.L., dominicano, mayor de edad, casado, comerciante, domiciliado y residente en la ciudad de Moca, titular de la Cédula de Identidad y Electoral No. 054-0074285-3; Cancelar la hipoteca inscrita a requerimiento del Sr. P.A.F.R., en virtud de pagaré notarial de fecha 29 de marzo del 2002 y de doble factura de fecha 24 de octubre del 2002, en virtud de haber sido acogido el acto de cancelación de dicha hipoteca, por los motivos expuestos en la presente decisión; Mantener inscritos en toda su vigencia sobre el inmueble de referencia todos los gravámenes que de acuerdo con la certificación expedida por la Oficina de Registro de Títulos de Santiago de fecha 28 de abril del 2010 pesan sobre el Solar No. 5-Ref.-5 de la Manzana No. 1896 del Distrito Catastral No. 1 del Municipio de Santiago, a saber: 1. Hipoteca en primer rango: RD$740,000.00 a favor de la Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos, inscrito el 12 de agosto del 1999; 2. Mandamiento de pago: RD$794,839.09 a requerimiento de la Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos, inscrito el 4 de febrero del 2003; 3. Hipoteca Judicial Provisional: RD$50,750.00 contra C.M. a requerimiento de P.D.A.I., S.
A., inscrito el 29 de agosto del 2005, bajo el No. 29, folio No. 8 del libro de inscripciones No. 186, conforme los datos del libro de inscripciones;
4. Hipoteca Judicial Provisional, contra C.M. a requerimiento de P.D.A.I., S.A., inscrito el 21 de septiembre del 2005, bajo el número 1267, folio 317 del libro de inscripciones No. 186”; b) que sobre el recurso de apelación interpuesto contra esta decisión, intervino la sentencia núm. 2014-0423, de fecha 30 de enero del 2014, ahora impugnada, cuyo dispositivo es el siguiente: “Primero: Acoge en la forma y en el fondo el recurso de apelación depositado en fecha 28 de febrero del 2010. Por los Sres. G.A.B.D. y A.M.F.V. representados por los Licdos. T.A.D. De la Cruz y E.A.D.V.; Segundo: Rechaza las conclusiones presentadas por la Licda. M.R.C. conjuntamente con el Lic. K.N.D., en representación del Sr. C.M.L.. Parte recurrida, por improcedentes y mal fundadas; Tercero: Acoge las conclusiones presentadas por la Licda. C.P. por sí y por la Licda. A.V., en representación del Sr. J.A.V.S., quien a su vez representa a la Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos por los motivos expuestos; Cuarto: R. en todas sus partes la Decisión No. 20111690 de fecha 27 de septiembre del 2011 dictada por el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original de Santiago, en relación con la litis sobre Derechos Registrados en el Solar No. 5-Ref.-5 Manzana No. 1896 del Distrito Catastral No. 1 del Municipio y Provincia de Santiago; Quinto: Este Tribunal actuando por propia autoridad y contrario imperio por el efecto evolutivo del recurso de apelación interpuesto, decide lo siguiente: 1. Declara nulo y sin ningún efecto jurídico el acto de venta de fecha 4 de marzo del 2002, legalizado por el Dr. Tomas R.H., Notario Público del Municipio de Moca, mediante el cual el Sr. G.A.B. aparece vendiendo el Solar No. 5-Ref.- de la Manzana No. 1896 del Distrito Catastral No. 1 del Municipio de Santiago al Sr. C.M.L.; 2. Aprueba el acto de venta de fecha 12 del mes de agosto del 2001, legalizado por la Licda. G.T.G., Notario Público del Municipio de Santiago, mediante el Sr. G.A.B. vende todos sus derechos en el Solar No. 5-Ref.-5 de la Manzana No. 1896 del Distrito Catastral No. 1 del Municipio de Santiago a favor del Sr. A.M.F.V.; 3. Ordena a la Registradora de Títulos de Santiago cancelar el certificado de título que ampara el Solar No. 5-Ref.-5 de la manzana No. 1896 del Distrito Catastral No. 1 de Santiago y expedir un nuevo Certificado de Título a favor del Sr. A.M.F.V., dominicano, mayor de edad, soltero, empleado privado, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No. 031-0354923-8; ordenando a su vez a la misma funcionaria mantener todas las hipotecas inscritas sobre el referido inmueble; 4. Ordena a la Secretaría de este tribunal desglosar el acto de cancelación de fecha 16 de mayo del 2003, suscrito por el Dr. P.A.F. con firmas legalizadas por la Licda. G.T. para ser sometido directamente a la Oficina de Registro de Títulos de Santiago, en razón de que el mismo no ha sido objeto de ponderación”;

Considerando, que el recurrente en su memorial introductivo propone, contra la sentencia impugnada, los siguientes medios de casación: “Primer Medio: Falta de Motivos, Violación al Art. 141 del Código de Procedimiento Civil; Segundo Medio: Violación al debido proceso art. 69, de la Constitución Dominicana y el Art. 67., del Reglamento de los Tribunales Superiores de Tierras y de Jurisdicción Original de la Jurisdicción Inmobiliaria”;

Considerando, que el artículo 82 de la Ley núm. 108-05 de Registro Inmobiliario, en lo que se refiere al recurso de casación establece lo siguiente: “Es la acción mediante la que se impugna una decisión dictada por un Tribunal Superior de Tierras. El procedimiento para interponer este recurso estará regido por la ley sobre Procedimiento de Casación y los reglamentos que se dicten al respecto”;

Considerando, que la parte recurrente en sus medios de casación reunidos para una mejor solución del caso, exponen en síntesis lo siguiente: a) que, la sentencia impugnada viola el artículo 141 del Código de Procedimiento Civil al realizar una disposición vaga e incompleta de los hechos del proceso, así como también expresa una exposición tan general de los motivos que no permite reconocer los elementos de hechos necesarios para la aplicación de la norma jurídica, por lo que considera que la sentencia hoy impugnada carece de motivos suficientes y de una exposición de hechos y derechos que justifiquen su dispositivo; b) que, la Corte incurre en la violación al debido proceso y al artículo 67 de los Reglamentos de los Tribunales de la Jurisdicción Inmobiliaria al hacer constar la Corte de que no fue depositado el escrito de defensa, sin verificar que la parte recurrida en apelación, hoy recurrente en casación, nunca recibió notificación del escrito producido por la parte recurrente en apelación, por tal motivo no pudo contestar ni depositar su escrito, esperando la notificación hasta ser sorprendido con la sentencia, incurriendo en la violación al derecho de defensa y al debido proceso; por lo que debe ser casada la sentencia hoy impugnada;

Considerando, que del análisis de la sentencia impugnada y del segundo medio de casación planteado, el cual será ponderado en primer lugar por su carácter constitucional, se desprende lo siguiente:
a) que el artículo 67 de los Reglamentos de los Tribunales Superiores y de Jurisdicción Original de Tierras, hace constar que: “las partes en los escritos ampliatorios sólo podrán desarrollar las conclusiones vertidas en audiencia, siendo requisito para su recepción en la Secretaría del Despacho Judicial correspondiente, que se anexe al mismo el acto de notificación del escrito producido a la contraparte” b) Que, en la sentencia hoy impugnada se hace constar que la Corte en la audiencia de fondo de fecha 16 de octubre del 2013, luego de deliberar otorgó un plazo de 15 días a la parte recurrente a los fines de depositar escrito ampliatorio de conclusiones, y al vencimiento de éste se le concedió un plazo de 15 días concomitantes a las partes recurrida e interviniente, a fin de contestar el escrito del recurrente y justificar los motivos de sus conclusiones, al vencimiento el expediente quedaría en estado de recibir fallo; c) que, dicho plazo inició a correr en fecha 31 de octubre del año 2013, que es la fecha en que la parte demandante depositó su escrito, sin embargo, no reposa en el expediente contentivo del presente recurso un elemento probatorio que certifique que ciertamente la secretaría del tribunal apoderado que tiene a su cargo la recepción de documentos y la verificación del cumplimiento del requisito estipulado en el artículo 67, haya incurrido en el error de haber recibido el escrito alegado sin la previa notificación del mismo a la contraparte del recurso de apelación incoado, es por tanto, que esta Suprema Corte de Justicia no se encuentra en la posibilidad de verificar si real y efectivamente fue violado el derecho de defensa y el debido proceso alegado, más aún cuando está a cargo de los abogados actuantes en los casos judiciales, estar pendientes de sus procesos, y por tanto no pueden estos profesionales pretender ser beneficiados por su propia falta; por lo que este medio debe ser desestimado;

Considerando, que en la continuación del análisis de la sentencia hoy impugnada, se verifica en el contenido de la misma, que la Corte a-qua, hace constar en síntesis lo siguiente: a) que, del estudio y ponderación de los elementos probatorios han comprobado que existen dos actos de ventas con relación al inmueble objeto de la litis, Solar 5-Ref-5 de la manzana núm. 1896, del Distrito Catastral num.1 de Santiago, un acto de fecha 4 de marzo del año 2002, en el que el propietario, señor G.A.B.D. vende al señor C.M.L.L. y otro contrato de venta en que el mismo vendedor transfiere el inmueble hoy en litis al señor A.M.F.V., en fecha 12 de agosto del año 2001, actos estos depositados en el año 2004, ante el Registro de Títulos para su ejecución, pero que por dicha situación fueron remitidos al Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original, generando la litis; b) Que, asimismo hace constar la Corte a-qua otras situaciones de hecho presentadas ante ellos, como es un informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) donde se hace constar que la verdadera firma del vendedor, señor G.A.B.D. no corresponde a la firma plasmada en el acto de fecha 4 de marzo del año 2002; pero que este propietario, B.D., en audiencia admitió haber recibido de manos del señor C.M.L.L. una cantidad de dinero, pero niega haber firmado algún acto de venta;

Considerando, que la Corte, luego de ponderar dichas situaciones, así como las condiciones de la validez de la convención, procedió a declarar que dicha acción es puramente personal, siendo por tanto, competente para conocer el asunto la jurisdicción civil ordinaria, procediendo a revocar en todas sus partes la sentencia dada por el Tribunal de Jurisdicción Original, objeto del recurso de apelación; haciendo constar en su sentencia además, que en cuanto al acto de venta de fecha 12 de agosto del año 2011, en el cual el señor G.A.B.D. le vende al señor A.M.F. que dicha jurisdicción únicamente se encontraba apoderada de una solicitud de ejecución de acto de venta y que no se advierte apoderamiento o demanda tendente a buscar la nulidad del acto, procediendo en tal sentido a ordenar la inscripción del acto de que se trata, sin analizar ninguna otra cuestión por estimar la Corte aqua que hacerlo, según su considerando primero de la pagina 11, sería un exceso de los límites de su apoderamiento;

Considerando, que no obstante lo indicado en los motivos dados por la Corte a-qua, ésta procedió a acoger el recurso de apelación interpuesto por el señor G.A.B.D. y A.M.F., revocando en todas sus partes la sentencia dictada por el Tribunal de Jurisdicción Original, anulando y dejando sin efecto el acto de venta del 4 de marzo del año 2002 y acogió el acto de venta de fecha 12 de agosto del año 2001, ordenando su registro y transferencia a favor del señor A.M.F.V.; lo cual pone en evidencia que en la sentencia recurrida en casación existen graves contradicciones entre la motivación y el dispositivo, toda vez que la Corte entiende que al momento de evaluar los actos remitidos por el Registro de Títulos se generó una litis sobre derechos registrados, y al mismo tiempo declaró que el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original no era competente para conocer del caso presentado ante ellos, siendo en consecuencia, la jurisdicción ordinaria la competente; sin embargo, se verifica en la especie que existe una discusión sobre un derecho de propiedad adquirido por dos actos de venta, donde el propietario admite el pago y la entrega de la cosa a uno de los compradores, pero por otro lado existe otro comprador, quien también reclama su derecho dentro del inmueble, sucediendo que ambas partes pretenden el registro a su favor del inmueble objeto del litigio;

Considerando, que es por lo anteriormente indicado, y por el hecho de que si bien alega la Corte a-qua que solamente fue apoderada de una solicitud de ejecución, ella misma hizo constar en su decisión que dicha solicitud se tornó litigiosa y evidentemente contradictoria, y que al finalizar el proceso de instrucción, ponderó documentos y asuntos de fondo, acogió y anuló derechos, por tanto, existe una evidente contradicción en la sentencia hoy impugnada; por lo que procede casar la misma con envío por contradicción de motivos y falta de base legal;

Considerando, que por mandato del artículo 20 de la Ley Sobre Procedimiento de Casación, modificado por la Ley núm. 491-08, siempre que la Suprema Corte de Justicia casare un fallo, enviará el asunto a otro Tribunal del mismo grado o categoría de aquél de donde proceda la sentencia que ha sido objeto del recurso;

Considerando, que de conformidad con la parte in fine del párrafo 3ero., del artículo 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación las costas podrán ser compensadas cuando la sentencia fuere casada por cualquier violación de las reglas procesales cuyo cumplimiento esté a cargo de los jueces.

Por tales motivos, Primero: Casa la sentencia dictada el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte el 30 de enero de 2014, en relación al Solar 5-Ref-5, de la Manzana Núm. 1896, del Distrito Catastral núm. 1, del municipio y provincia de Santiago, cuyo dispositivo figura copiado en parte anterior del presente fallo, y envía el asunto ante el Tribunal Superior de Tierras, Departamento Noreste; Segundo: Compensa las costas.

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 2 de diciembre de 2015, años 172° de la Independencia y 153° de la Restauración.

(Firmados).-M.R.H.C..- E.H.M..-S.I.H.M..- R.C.P.A..-

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.