Sentencia nº 869 de Suprema Corte de Justicia, del 29 de Noviembre de 2017.

Fecha de Resolución:29 de Noviembre de 2017
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

C.A.R.V., Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia, Certifica: Que en los archivos a su cargo hay un expediente que contiene una sentencia de fecha 29 de noviembre del 2017, que dice así:

TERCERA SALA

Caducidad Audiencia pública del 29 de noviembre de 2017.

Preside: M.R.H.C..

D., Patria y Libertad

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la señora Z.B.M., dominicana, mayor de edad, Cédula de Identidad y Electoral núm. 031-0243261-8, domiciliada y residente en la calle G., apto. 1-A, Residencial Monalisa, C.D.P., de la ciudad de Santiago, contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago, el 28 de diciembre de 2012, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones a la Licda. A.E.R.M., E.B. y J.M., abogados de la recurrente, la señora Z.B.M.;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Licdo. Julio C.V.J., por sí y por el Licdo. A.V., abogados de la recurrida, la sociedad International Dominican Aluminum, IDA, S.A.;

Visto el memorial de casación depositado en la secretaría de la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago, el 23 de julio de 2015, suscrito por los Licdos. P.D.B., R.M., E.C.B.S. y J.O.M.U., Cédulas de Identidad y Electoral núms. 031-0191087-9, 034-0001240-1, 031-0022559-2 y 031-0219398-8, respectivamente, abogados de la recurrente, mediante el cual proponen los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la secretaría de la Suprema Corte de Justicia en fecha 18 de marzo de 2016, suscrito por los Licdos. A.A.L.A., J.C.M.E. y J.C.V.J., Cédulas de Identidad y Electoral núms. 001-1198780-6, 001-1280444-8 y 001-1709173-6, respectivamente, abogados de la recurrida;

Que en fecha 22 de noviembre de 2017, esta Tercera Sala, en Herrera Carbuccia, P.; E.H.M. y M.A.F.L., asistidos de la secretaria general, procedieron a celebrar audiencia pública, para conocer el presente recurso de casación;

Visto la Ley núm. 25-91 de fecha 15 de octubre de 1991, Orgánica de la Suprema Corte de Justicia, modificada por la Ley núm. 156 de 1997, y los artículos 1° y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que en ocasión de la demanda laboral interpuesta por la señora Z.B.M. contra International Dominican Aluminum, IDA, S.A., la Sexta Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de Santiago dictó, en fecha 17 de agosto de 2010, la sentencia núm. 1143-0086-2010, cuyo dispositivo dice textualmente así: “Primero: Acoge la demanda por desahucio ejercido por la empresa, daños y perjuicios por no afiliación y pago en el Sistema Dominicano de Seguridad Social, en una AFP y en una Póliza contra accidentes de trabajo, (sic) incoada por la señora Z.B., en fecha 8 de febrero 2007, en contra de la empresa Mercalum, S. A.; Segundo: En cuanto al fondo, declara la ruptura del contrato de trabajo por el desahucio ejercido por el empleador; Tercero: Condena a la parte demandada Mercalum, S.A., antigüedad de 2 años y 4 meses y a un salario mensual RD$79,905.00 Pesos equivalente a un salario diario de RD$3,53.14 Pesos (sic) los valores siguientes: 1. La suma de RD$93,888.88, por concepto de 28 días de preaviso; 2. La suma de RD$164,304.00, por concepto de 49 días de auxilio de cesantía; 3. La suma de RD$46,944.00, por concepto de 14 días de vacaciones no disfrutadas correspondientes al año 2006;
4. La suma de RD$5,929.00 por concepto de parte proporcional salario de Navidad correspondiente al año 2006; 5. La suma de RD$113,168.48 por concepto de participación de beneficios de la empresa; 6. La suma de RD$15,000.00, por concepto de indemnización por los daños y perjuicios sufridos por no afiliación y pago en el Sistema Dominicano de Seguridad Social, en una AFP y en una Póliza Contra Accidentes de Trabajo; Cuatro: Condena a la empresa, a pagar a la demandante la suma que resultase del cálculo del pago por cada día de retardo de los valores que por concepto de prestaciones laborales condena la presente sentencia a computarse a partir del día 26-12-2006 hasta el día 02-01-2009, suma a la cual procede condenar a la demandada sin perjuicio de la suma que se produzca a partir del pronunciamiento de la presente sentencia hasta tanto se proceda a realizar el saldo de la suma adeudada; Quinto: Ordena que se tome en cuenta la variación en el valor de la moneda desde la fecha de la demanda y hasta la Banco Central de la República Dominicana; Sexto: Condena a la parte demandada Mercalum, S.A., al pago total de las costas del proceso a favor de los L.J.O.M., P.D., E.B.S. y R.M., abogados representantes de la parte demandante, quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad”; ”;
b) que con motivo de los recursos de apelación interpuestos contra esta decisión, intervino una sentencia, cuyo dispositivo es el siguiente: Primero: Se acoge el medio de inadmisión presentado por la empresa International Dominican Aluminum, (IDA), S.A., en cuanto a la demanda en intervención forzosa interpuesta en su contra por la señora Z.B.M., y en consecuencia, se declara la inadmisibilidad de dicha demanda en lo que a esta empresa respecta, por haber sido incoada en contra de principios y reglas esenciales del debido proceso; Segundo: Se rechazan los medios de inadmisión presentados por la empresa Aluminio Dominicano, C. por A., conforme a lo precedentemente considerado en este sentido; Tercero: Se declaran regulares y válidos, en cuanto a la forma, el recurso de apelación principal, interpuesto por la empresa Mercalum, S.A., y el recurso de apelación incidental, incoado por la señora Z.B.M., en contra de la sentencia núm. 1143-0086-2010, dictada en fecha 17 de agosto de 2010 por la Sexta Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de Santiago, por haber sido interpuestos de conformidad con las normas mencionado recurso de apelación principal y se acoge el señalado recurso de apelación incidental, de conformidad con las precedentes consideraciones, y, por consiguiente, se ratifica en todas sus partes la sentencia apelada, salvo en cuanto al ordinal cuarto de su dispositivo, para que diga como se indica en el ordinal quinto de este dispositivo; Quinto: Se condena a la empresa Mercalum, S.A., a pagar a la señora Z.B.M., en adición a las demás condenaciones, una suma igual a un día del salario de dicha trabajadora por cada día de retardo en el pago de las prestaciones laborales; Sexto: Se declaran comunes, oponibles y ejecutables la sentencia apelada y la presente decisión contra la empresa Aluminio Dominicano, C. por A.; S.: Se condena a la señora Z.B.M. al pago de las costas del procedimiento relativo a la demanda en intervención forzosa interpuesta contra la empresa International Dominican Aluminum, IDA, S.
A., ordenando su distracción en provecho de los Licdos. J.M., A.C. y A.L., abogados que afirman haberlas avanzado en su mayor parte; y
Octavo: Se condenan a las empresas Mercalum, S.A., y Aluminio Dominicano, S.A., al pago de las costas de los procedimientos seguidos contra ellas, ordenando su distracción en provecho de los Licdos. P.D., R.M., E.B. y J.M., abogados que afirman estar avanzándolas en su totalidad”;

Considerando, que la recurrente propone en su recurso de casación los siguientes medios: Primer Medio: Falta de base legal. No 63, 64, 65 y 207 del Código de Trabajo. Desnaturalización de los hechos y documentos. Violación al derecho de defensa. Falsa interpretación del derecho. Desnaturalización del derecho; Segundo Medio: Errónea interpretación de los artículos 607, 608 y 609 del Código de Trabajo y de los artículos 68 y 69 de la Constitución de la República Dominicana, desnaturalización de la prueba. Falsa interpretación de los hechos y del derecho. Violación al derecho de defensa;

En cuanto a la caducidad del recurso Considerando, que la empresa recurrida dentro de sus conclusiones solicita que sea declarada la caducidad del recurso de casación, incoado por Z.B.M., en fecha veintitrés
(23) de julio de 2015, en contra de la sentencia laboral núm. 474-2012, de fecha 28 de diciembre de 2012, dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago, en perjuicio de International Dominicana Aluminum, IDA, S.A., por violación al Código de Trabajo, Ley de Casación y las razones señaladas;

Considerando, que el artículo 643 del Código de Trabajo dispone que: “en los cinco días que sigan al depósito del escrito, el recurrente debe notificar copia del memorial a la parte contraria”;

Considerando, que el artículo 639 del Código de Trabajo dispone que salvo lo establecido de otro modo en el capítulo de dicho código, disposiciones de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que al no haber en el Código de Trabajo una disposición que prescriba expresamente la sanción que corresponde cuando la notificación del memorial al recurrido no se haya hecho en el plazo de cinco días a que se refiere el artículo 643 del referido código, debe aplicarse la sanción prevista en el artículo 7 de la Ley núm. 3726, del 23 de noviembre de 1966, que declara caduco el recurso, cuando el recurrente no emplazare al recurrido en el término fijado por la ley. Esta caducidad será pronunciada a pedimento de la parte interesada o de oficio;

Considerando, que del estudio de las piezas que componen el expediente, abierto en ocasión del presente recurso, se advierte que el mismo fue interpuesto mediante escrito depositado por la recurrente en la Secretaría de la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago, el 23 de julio de 2015 y notificado a la parte recurrida el 3 de agosto de 2015, por Acto núm. 861-2015, diligenciado por el ministerial Y.R.M., Alguacil de Estrado de la Segunda Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de Santiago, cuando se había vencido el plazo de cinco días establecido por el artículo 643 del Código de Trabajo para la notificación del recurso de casación, razón por la cual debe declararse su caducidad. casación interpuesto por Z.B.M., contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago, el 28 de diciembre de 2012, cuyo dispositivo se ha copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Compensa las costas del procedimiento.

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 29 de noviembre de 2017, años 174° de la Independencia y 155° de la Restauración.

(Firmados).- M.R.H.C..- E.H.M..- M.
A.F.L..-

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.