Sentencia nº 90 de Suprema Corte de Justicia, del 11 de Diciembre de 2013.

Fecha de Resolución:11 de Diciembre de 2013
Emisor:Primera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 11/12/2013

Materia: Civil

Recurrente(s): Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. EDE-Norte

Abogado(s): Dr. F.V., L.. M.D., E.T.

Recurrido(s): N.R.F., Evarista Lucía Viña Pichardo

Abogado(s): L.. P. de J.U.A., Dra. Mayra Rodríguez Rodríguez

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (EDENORTE), entidad comercial constituida y organizada de acuerdo con las leyes de la República Dominicana, con su domicilio en la Ave. J.P.D. núm. 1, de la ciudad de Santiago de los Caballeros, debidamente representada por el señor H.N., dominicano, mayor de edad, casado, ingeniero, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 031-0111958-8, domiciliado y residente en la ciudad de Santiago de los Caballeros, contra la sentencia civil núm. 00322-2003, dictada por la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santiago, el 7 de noviembre de 2003, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Lic. M.A.D., por sí y por el Dr. F.E.V. y el Lic. E.M.T., abogados de la parte recurrente, Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (EDENORTE);

Oído en la lectura de sus conclusiones al Lic. P. de J.U.A., por sí y por la Dra. M.R.R., abogados de la parte recurrida, N.R.F. y Evarista Lucía Viña Pichardo;

Oído el dictamen del magistrado Procurador General de la República, el cual termina así: "Que procede rechazar el recurso de casación interpuesto contra la sentencia dictada por la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación de Santiago, de fecha 07 de noviembre del año 200 (sic)";

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 2 de febrero de 2004, suscrito por el Dr. F.E.V. y los Licdos. E.M.T. y M.A.D., abogados de la parte recurrente, Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (EDENORTE), en el cual se invocan los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 2 de marzo de 2004, suscrito por el Lic. P. de J.U.A. y la Dra. M.R.R., abogados de la parte recurrida, N.R.F. y E.L.V.P.;

Vistos, la Constitución de la República, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de los cuales la República Dominicana es signataria, las decisiones dictadas en materia constitucional, las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; la Ley núm. 25 del 15 de octubre de 1991, modificada por la Ley núm. 156 del 10 de julio de 1997, y los artículos 1 y 65 de la Ley núm. 3726, sobre Procedimiento de Casación, de fecha 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491-08 de fecha 19 de diciembre de 2008;

La CORTE, en audiencia pública del 8 de diciembre de 2004, estando presentes los jueces R.L.P., P.; E.M.E. y J.A.S., asistidos de la Secretaria;

Visto el auto dictado el 2 de diciembre de 2013, por el magistrado J.C.C.G., P. de la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a sí mismo, y a los magistrados M.O.G.S., V.J.C.E. y J.A.C.A., jueces de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 926, del 21 de julio de 1935, reformada por el artículo 2 de la Ley núm. 294, de fecha 20 de mayo de 1940, y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que la misma se refiere consta que: a) con motivo de una demanda en daños y perjuicios, incoada por los señores N.R.F. y E.L.V.P., contra la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (EDENORTE), la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago, dictó en fecha 18 de marzo de 2003, la sentencia civil núm. 03-00420, cuyo dispositivo, copiado textualmente, es el siguiente: "Primero: RECHAZAR como al efecto RECHAZA las conclusiones vertidas en audiencia por ante la demandada por improcedentes y mal fundadas; Segundo: DAR acta de que fueron fusionadas las demandas interpuestas por N.R.F., E.L.V.P. y por ambos en representación de sus hijos menores N.R.V.Y.C.R.V., en consecuencia condena a la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL NORTE, S.A., (Edenorte) al pago de una indemnización de OCHO MILLONES DE PESOS (RD$8,000,000.00), a favor de N.R.F., E.L.V.P. y de sus hijos menores N.R.V.Y.C.R. VIÑAS (sic), por concepto de daños y perjuicios sufridos por ellos a causa de la electrocutación y lesiones permanentes sufridos (sic) por el señor N.R.F. y por tanto también sufridos por su familia, a causa de la Responsabilidad del guardián de la cosa inanimada que pesa sobre la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S.A., (Edenorte); CUARTO (sic): CONDENAR como al efecto CONDENA a la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL NORTE, S.A., (Edenorte) al pago de los intereses legales de la suma acordada, OCHO MILLONES DE PESOS (RD$8,000,000.00) a partir de la fecha de la demanda en justicia; Quinto: CONDENAR como al efecto CONDENA a la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL NORTE, S.A., (Edenorte) al pago de las costas del procedimiento ordenando su distracción en provecho de la DRA. M.R.R. Y POMPILIO DE J.U.A., abogados que afirman estarlas avanzado en su mayor parte o totalidad; Sexto: ORDENAR como al efecto ORDENA al Director del registro civil, el registro de la presente sentencia libre del pago de los impuestos o derechos proporcionales, sobre el valor de la presente condenación, ordenando que los mismos sean pagados cuando la sentencia adquiera la autoridad de la cosa Juzgada debido a que el señor N.R.F. le fue amputado un brazo, no puede trabajar es un pobre de solemnidad, que vive de la caridad pública y en virtud del artículo 109 de la Constitución de la República, texto que consagra la gratuidad de la justicia" (sic); b) que no conforme con dicha decisión, mediante acto núm. 0398-2003, de fecha 28 de abril de 2003, instrumentado por el ministerial V.N. de la Rosa, alguacil ordinario de la Segunda Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago, la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (EDENORTE), procedió a interponer formal recurso de apelación contra la sentencia antes descrita, por ante la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santiago, el cual fue resuelto mediante la sentencia civil núm. 00322-2003, de fecha 7 de noviembre de 2003, hoy impugnada, cuyo dispositivo, copiado textualmente, es el siguiente: "Primero: DECLARA regular y válido, en cuanto a la forma, el recurso de apelación interpuesto por la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL NORTE, S.A., (EDENORTE), contra la sentencia civil No. 03/00420, dictada en fecha Dieciocho (18) del mes de Marzo del año Dos Mil Tres (2003), por la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago, por circunscribirse a las normas legales vigentes; Segundo: En cuanto al fondo, esta Corte actuando por autoridad propia y contrario imperio MODIFICA la sentencia recurrida y tomando en cuenta la falta de la víctima CONDENA a la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL NORTE, S.A., (EDENORTE), al pago de las siguientes indemnizaciones: A) DOS MILLONES DE PESOS ORO DOMINICANO (RD$2,000,000.00); al señor N.R.F., por las lesiones sufridas; UN MILLÓN DE PESOS ORO DOMINICANO (RD$1,000,000.00), para la señora EVARISTA LUCÍA VIÑA PICHARDO, por los daños morales y materiales sufridos por su compañero, UN MILLÓN DE PESOS ORO DOMINICANO (RD$1,000,000.00), para cada uno de los menores N.R.V. y C.R.V., en su calidad de hijos del señor N.R.F.; Tercero: CONDENA a la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL NORTE, S.A., (EDENORTE), al pago de las costas del procedimiento, ordenando su distracción en provecho de la DRA. M.R.R. y del LICDO. POMPILIO DE J.U.A., abogados que afirman haberlas avanzado en su mayor parte."(sic);

Considerando, que la parte recurrente propone como medios de casación, los siguientes: "Primer medio: Violación del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil. Falta de motivos y de base legal; Segundo medio: Violación de los artículos 1383 y 1384 del Código Civil";

Considerando, que en el desarrollo de su primer medio de casación, la parte recurrente alega, en síntesis, que la corte a-qua incurre en el vicio de falta de base legal en múltiples aspectos: En primer lugar, porque para justificar la responsabilidad de la empresa recurrente, desnaturaliza el contenido de un documento depositado por la parte hoy recurrida en casación, consistente en un formulario expedido en fecha 5 de septiembre de 2001 por la parte recurrente, donde se da constancia de que había sido solicitada la baja del contrato para el suministro eléctrico en la Hacienda Agropecuaria Roma, la que fue asumida como una constancia de la ejecución de la baja del contrato; en segundo lugar, porque ha fallado sobre la base de una dualidad de faltas concurrentes de la víctima y de la empresa recurrente, sin indicar en qué medida o porcentaje habría participado cada uno en la ocurrencia del hecho dañino, y de acuerdo al grado de participación establecer la indemnización acordada; en tercer lugar, incurre también en falta de motivos y de base legal la corte a-qua, al otorgar una indemnización de RD$1,000,000.00 a la recurrida E.L.V.P., concubina de la víctima, por los daños morales y materiales sufridos por su compañero, y no por los daños experimentados personalmente por ella;

Considerando, que el examen de la sentencia impugnada pone de manifiesto que, para fallar en el sentido que lo hizo, la corte a-qua ponderó todos los elementos de prueba sometidos por las partes para la sustentación de sus pretensiones; que, consta en el fallo cuestionado que no fue un hecho controvertido el que la baja del contrato de electricidad que vinculaba a Hacienda Agropecuaria Roma y a la hoy parte recurrente tuviera lugar, sino la forma en que la misma se produjo, al tratarse de un banco de transformadores alimentado por un sistema trifásico, del cual se dejó activa una de las tres líneas que lo alimentaban;

Considerando, con relación al segundo alegato que sustenta el medio examinado, ha sido juzgado que cuando los jueces del fondo admiten la concurrencia de faltas entre la víctima y el demandado, deben fijar las indemnizaciones correspondientes a la reparación del daño tomando en cuenta la proporción de la gravedad respectiva de las faltas, para lo cual están en la obligación de explicar en sus sentencias la conducta observada por la víctima y si habría incidido o no en alguna forma en la realización del daño, lo que ha hecho la corte a-qua en la decisión impugnada; que, sin embargo, los jueces del fondo no están obligados a hacer un cálculo matemático de la proporción en que la falta de la víctima haya incidido en el daño global, la cual puede deducirse por el monto de la indemnización acordada; que, en la especie, la corte a-qua procedió a reducir los montos de las indemnizaciones acordadas por el juez de primer grado, en atención a lo precedentemente señalado;

Considerando, con relación al tercer alegato en que se fundamenta el primer medio de casación propuesto por la parte recurrente, en la motivación que sustenta las indemnizaciones acordadas con relación a los daños percibidos tanto por la víctima como por sus hijos y compañera, queda justificado que el monto acordado a favor del señor N.R.F. ha sido acordado por los daños personales recibidos por él, al resultar con una incapacidad definitiva para trabajar, y que esta situación priva a sus hijos y compañera del sustento necesario para vivir y desarrollarse económicamente, resultando los daños personales anteriormente indicados, en un perjuicio para ellos; que, en tal sentido, no se verifica la alegada falta de base legal aducida por la parte recurrente en ninguno de los tres aspectos invocados, por lo que procede rechazar el medio de casación examinado;

Considerando, que en el desarrollo de su segundo medio de casación, la parte recurrente alega, en resumen, que la corte a-qua ha incurrido en falsa aplicación del artículo 1383 del Código Civil, al haberle atribuido a la empresa recurrente una falta en la ejecución de la baja del contrato de suministro de energía eléctrica en la Hacienda Agropecuaria Roma, pues siendo la finalidad de la baja de un contrato eléctrico evitar que el medidor registre consumo, para tal fin no era necesario dejar inactivas las tres líneas que alimentaban el banco de transformadores de dicha hacienda; que, además ha incurrido en una absurda y contradictoria aplicación del párrafo primero del artículo 1384 del Código Civil, al reconocer por un lado que la empresa recurrente es guardián de las redes eléctricas por disposición de la Ley General de Electricidad, y al propio tiempo la señala como responsable del daño sufrido por los recurridos, en ocasión de la incursión ilegal del señor N.R.F. en la red de distribución eléctrica; que la corte a-qua no podía entender que ha habido participación activa de la cosa bajo la guarda de la empresa recurrente en la materialización del daño sufrido por los recurridos, a la luz del párrafo primero del artículo 1384 del Código Civil, por cuanto ha sido la conducta negligente e imprudente de la víctima, la que provocó su propio daño y el de sus parientes;

Considerando, que consta en la decisión recurrida, que la responsabilidad aludida en el presente caso dimana del párrafo primero del artículo 1384 del Código Civil, que establece que uno es responsable también del daño ocasionado por el hecho de las cosas que están bajo su cuidado; que, la presunción de responsabilidad que pesa sobre el guardián de la cosa inanimada, prevista en el artículo 1384, párrafo 1ro., del Código Civil está fundamentada en dos condiciones esenciales: que la cosa debe intervenir activamente en la realización del daño, es decir, que esta intervención produzca el daño; y que la cosa que produce un daño no debe haber escapado al control material de su guardián; que, en ese sentido, se crea una presunción de falta a cargo del guardián, el cual sólo se libera probando que el daño ha sido la consecuencia de un caso fortuito, de fuerza mayor o una falta imputable a la víctima o a un tercero;

Considerando, que ha sido juzgado de manera constante que el daño causado puede ser la consecuencia de faltas recíprocas del autor del hecho y de la víctima, que los jueces del fondo están en el deber de establecer, como posibles causas exonerativas de responsabilidad total o parcial; que, en la especie, la corte a-qua ha retenido válidamente que el daño se ha producido como consecuencia de dos causas concurrentes: la primera, que la hoy parte recurrente, al proceder a dar de baja al contrato de suministro de energía entre ella y Hacienda Agropecuaria Roma, solo desconectó dos de las tres líneas (cables) del sistema trifásico que había instalado en dicha hacienda, sin medir las consecuencias futuras de que tal descuido en el control y operación de sus cables, podría ocasionar; y la segunda, la falta de la víctima, técnico de electricidad contratado por Hacienda Agropecuaria Roma para darle mantenimiento al banco de transformadores de dicha hacienda, que no se percató de que no pasase energía eléctrica por todas las líneas que alimentaban tal estructura, la cual a juicio de los jueces de fondo, no constituyó la causa exclusiva del daño para considerarla como liberatoria de responsabilidad total a favor de la hoy parte recurrente;

Considerando, siendo la hoy parte recurrente la propietaria del fluido eléctrico del cable que quedó conectado al banco de transformadores de la Hacienda Agropecuaria Roma, no obstante hacer operado la baja del contrato de suministro de energía eléctrica entre las partes, cuestiones establecidas por los jueces del fondo, la responsabilidad del guardián de la cosa se encuentra caracterizada; que, al no verificarse las violaciones señaladas por la parte recurrente en el segundo medio examinado, procede desestimarlo, y con ello, rechazar el presente recurso de casación.

Por tales motivos, Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (EDENORTE), contra la sentencia civil núm. 00322-2003, dictada por la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santiago, el 7 de noviembre de 2003, cuyo dispositivo se copia en parte anterior del presente fallo; Segundo: Condena a la parte recurrente al pago de las costas del procedimiento, con distracción de las mismas en provecho del L.. P. de J.U.A. y la Dra. M.R.R., abogados de la parte recurrida, N.R.F. y E.L.V.P., quienes afirman estar avanzándolas en todas sus partes.

Así ha sido hecho y juzgado por la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, y la sentencia pronunciada por la misma en su audiencia pública del 11 de diciembre de 2013, años 170º de la Independencia y 151º de la Restauración.

Firmado: J.C.C.G., V.J.C.E., M.O.G.S. y J.A.C.A.. G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.

Firmado: J.C.C.G., V.J.C.E., M.O.G.S., J.A.C.A., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.