Sentencia nº 916 de Suprema Corte de Justicia, del 29 de Agosto de 2016.

Fecha de Resolución:29 de Agosto de 2016
Emisor:Segunda Sala

29 de agosto de 2016

Sentencia núm. 916

M.A.M.A., Secretaria General Interina de la Suprema Corte de Justicia, certifica. Que los archivos a su cargo existe un expediente que contiene una sentencia de fecha de 29 de agosto de

2016, que dice:

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces M.C.G.B., P.; E.E.A.C., A.A.M.S. y F.E.S.S., asistidos de la secretaria de estrados, en la donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 29 de agosto de 2016, años 173° de la Independencia y 154° de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre los recursos de casación incoados por: a) R.J.M.H., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 29 de agosto de 2016

-0020832-8, domiciliado y residente en Villa Progreso, entrada La Piña, Veragua del municipio G.H., provincia E., en su calidad de imputado, a través de su defensa técnica el Licdo. B.J.R., defensor público; y b) F.D.H.B., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 097-0017424-7, domiciliado y residente en la Veragua, del municipio G.H., provincia E., en su calidad de imputado, a través de su defensa técnica el Licdo. A.T., defensor público, contra la sentencia núm. 0524-2014, dictada por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial Santiago el 28 de octubre del 2014;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído al Licdo. F.T., defensor público, actuando a nombre y en representación de F.D.H.B., parte recurrente; en la posición de sus conclusiones;

Oído al Licdo. H.A.H., defensor público, actuando a nombre y en representación de R.J.M.H., parte recurrente, en la exposición de sus conclusiones;

Oído el dictamen de la Magistrada Dra. I.H. de V., 29 de agosto de 2016

Procuradora General Adjunta de la República;

Visto los escritos motivados mediante los cuales los recurrentes, R.M.H., a través de su defensa técnica, L.. B.J.R., en fecha el 6 de febrero de 2014; y F.D.H., a través de su defensa técnica el Licdo. A.T., en fecha el 8 de abril de 2014; interponen y fundamentan sus recursos de casación, depositados ambos en la Secretaría General de la Jurisdicción Penal de Santiago, República Dominicana;

Visto la Resolución núm. 4514-2015, dictada por esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia el 16 de noviembre de 2015, mediante la cual se declararon admisibles los recursos de casación, incoados por R.J.M.H. y F.D.H., en su calidad de imputados, en cuanto a la forma y fijó audiencia para conocer de los mismos el 26 de enero de 2016, a fin exponerlos oralmente, fecha en la cual las partes presentes concluyeron, decidiendo la Sala diferir el pronunciamiento del fallo dentro del plazo de los treinta (30) días establecidos por el Código Procesal Penal;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por las Leyes núms. 156 de 1997 y 242 de 2011;

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia después de haber 29 de agosto de 2016

deliberado y, visto la Constitución de la República, los Tratados Internacionales que en materia de derechos humanos somos signatarios; la norma cuya violación invoca, así como los artículos 70, 246, 393, 394, 399, 400, 418, 419, 420, 425, 426 427 del Código Procesal Penal, modificado por la Ley núm. 10-15; la Ley núm.

-04, sobre Implementación del Proceso Penal, instituido por la Ley núm. 76-la Resolución núm. 2529-2006, dictada por la Suprema Corte de Justicia el 31 de agosto de 2006 y la Resolución núm. 3869-2006, dictada por la Suprema Corte de Justicia el 21 de diciembre de 2006;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos que en ella se refieren, son hechos constantes los siguientes:

  1. en fecha 25 de mayo de 2012, a eso de las 6:10 horas de la tarde, mediante operativo realizado por los miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), supervisados por el Inspector Regional Norte de la DNCD, Puerto Plata, M.E.R.V., F.A.D., en la carretera Puerto PlataSosúa, específicamente frente al Casino del Complejo Turístico Costa Dorada, de la ciudad de Puerto Plata, resultaron detenidos en flagrante delito, a bordo de un camión marca Daihatsu, color rojo, placa núm. L202214, chasis núm. V118-23061, año 2005, los imputados R.J.M.H., quien conducía el vehículo, F.D.H.B. (a) el Gallero, quien se encontraba ubicado en 29 de agosto de 2016

    asiento del pasajero, específicamente al lado de la puerta derecha y E.C., quien iba como pasajero en el medio del asiento específicamente ente los imputados F.D.H.B. (a) El Gallero y R.J.M.H.; momento en que el agente J.B.M., miembro de la DNCD, le solicitó al imputado R.J.M.H. (conductor del vehículo), que le mostrara todo lo que tenía oculto entre sus ropas de vestir y procedió a registrarle, ocupándole, en su cintura, una pistola marca S.W., calibre 9mm, modelo 5906T S.W., serie VJE3306, con su cargador y siete cápsulas para la misma, una licencia de arma de fuego, una licencia de tenencia arma de fuego y una licencia de conducir a su nombre, una cédula de identidad a su nombre, la cantidad de RD$400.00 pesos en efectivo, levantado de registro de personas; por su parte, el oficial J.A.A.J., de la Policía Nacional, adscrito a la DNCD, le solicitó al imputado F.D.H.B. (a) El G., que le mostrara todo lo que tenía oculto entre sus ropas de vestir y procedió a registrarle, ocupándole, en el bolsillo delantero derecho de su pantalón la suma de RD$1,900.00 pesos en efectivo y dos celulares marca Samsung, uno color gris con negro y otro color negro, levantando acta de registro de personas. Posteriormente, el C/B J.A.A.J., P.N., les solicitó a los imputados F.D.H.B., R.J.M.H. y E.C., que presenciaran la 29 de agosto de 2016

    requisa que realizaría en el vehículo en que ellos tres (3) se trasladaban, el mión marca Daihatsu, color rojo, placa núm. L202214, chasis núm. V118-23061,

    2005, ocupando en su presencia, dentro de una bolsa o funda de tela, color negro, con logo AFP Siembra, la cual se encontraba en el piso de la cabina del conductor, específicamente al lado de la palanca de los cambios de dicho vehículo, la cantidad de seis (6) paquetes de un polvo blanco, que después de ser analizado por el Instituto Nacional de Ciencia Forense (INACIF) resultaron ser Cocaína Clorhidratada, con un peso global de 6.50 kilogramos, es decir, seis kilo punto cincuenta gramos, según consta en el Certificado Químico Forense núm.

    -2012-05-18-003449, por tales motivos los imputados fueron puestos bajo arresto flagrante; cabe destacar que el imputado F.D.H.B. (a) El Gallero, es reincidente en este tipo de delito, pues fue condenado a treinta (30) años de reclusión mayor y al pago de una multa de Un Millón de Pesos (RD$1,000,000.00), al ser declarado culpable del tipo penal patrocinio del Tráfico Ilícito de Drogas, mediante sentencia núm. 121/2012, de fecha 24 de abril

    2012, emitida por el Primer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial del Santiago;

  2. que por instancia del 27 de agosto de 2012, la Procuraduría Fiscal del Distrito Judicial de Puerto Plata, presentó formal acusación con solicitud de auto apertura a juicio en contra de los imputados R.J.M.H., 29 de agosto de 2016

    F.D.H.B. (a) el Gallero y E.C.;

  3. que en fecha 24 de enero de 2013, el Juzgado de la Instrucción del Distrito Judicial de Puerto Plata dictó el auto núm. 00029/2013, consistente en de apertura a juicio, mediante el cual se admitió de manera total la acusación en contra de los imputados, por presunta violación a los artículos 4

    D, 5 letra A, 28, 60 y 75 párrafo II, 85 letra B, C, D y J de la Ley núm. 50-88, sobre Drogas y Sustancias Controladas en perjuicio del Estado Dominicano;

  4. que el Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Puerto Plata, dictó sentencia núm. 00128/2013 el 22 de mayo del 2013, cuyo dispositivo establece lo siguiente:

    “PRIMERO: Declara a los señores F.D.H.B., R.J.M.H. y E.A.C.L., culpables de violar las disposiciones contenidas en los artículos 4 letra d, 5 letra a, y 75 párrafo II de la Ley 50-88, sobre Drogas y Sustancias Controladas, que instituyen y sancionan la infracción de tráfico de drogas, en perjuicio del Estado Dominicano, por haber sido probada la acusación más allá de toda duda razonable, conforme las disposiciones contenidas en el artículo 338 del Código Procesal Penal; SEGUNDO: Condena a los señores F.D.H.B., R.J.M.H. y E.A.C.L., a cumplir cada uno, la pena de diez (10) años de prisión, en lo que concierne a los Sres. F.D.H.B. y E.A.C.L. a ser cumplidos 29 de agosto de 2016

    en el Centro Penitenciario de Corrección y Rehabilitación Rafey Hombres, de la ciudad de Santiago de los Caballeros; y en lo que concierne al señor R.J.M.H. a ser cumplidos en el Centro Penitenciario de Corrección y Rehabilitación S.F. de Puerto Plata. Ello en virtud de lo dispuesto en el artículo 75 párrafo II de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas; TERCERO: Condena a los señores F.D.H.B., R.J.M.H. y E.A.C.L., al pago cada uno, de una multa de Cincuenta Mil Pesos dominicanos (RD$50,000.00), a favor del Estado Dominicano. Ello en virtud de lo dispuesto en el artículo 75 párrafo II de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas; CUARTO: Rechaza la solicitud de suspensión condicional de la pena, solicitada por la defensa técnica del señor E.A.C.L., en atención a las motivaciones precedentemente expuestas; QUINTO: Condena al señor R.J.M.H. al pago de las costas penales del proceso y exime del pago de las mismas a los señores F.D.H.B. y E.A.C.L., por figurar los mismos asistidos en su defensa, por letrados adscritos al sistema de Defensa Pública, todo ello en virtud del artículo 246 del Código Procesal Penal; SEXTO: Ordena la destrucción de la droga decomisada, en virtud del artículo 92 de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas; SÉPTIMO: Ordena la confiscación a favor del Estado Dominicano, del vehículo tipo camión marca Daihatsu, color rojo, placa núm. L202214, chasis núm. V118-23061, año 2005, así como el arma de fuego ocupada y los demás objetos decomisados en la operación. En virtud de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas”;
    e) Que como consecuencia de los recursos de apelación interpuestos por los imputados R.J.M.H., F.D.H.B. (a) el 29 de agosto de 2016

    Gallero, y E.A.C.L., intervino la sentencia núm. 627--00383 de fecha 6 de agosto de 2013, dictada por la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Puerto Plata; y su dispositivo es el siguiente:

    PRIMERO: Ratifica la admisibilidad de los recursos de apelación interpuestos: 1º) A las dos y cincuenta y seis (02:56 P.M.) minutos horas de la tarde, del día siete (7) del mes junio del año dos mil trece (2013), por el señor R.J.M.H., quien tiene como abogados constituidos y apoderados especiales a los Licdos. F.P. y J.C.G.; 2º) A las cuatro y veintiocho (04:28 P.M.) minutos horas de la tarde, del día diez (10) del mes de junio del año dos mil trece (2013), por el señor E.A.C.L., quien tiene como abogado constituido y apoderado especial al Licdo. R.C.C.L., defensor público, con asiento en la Oficina de Defensa Pública del Departamento Judicial de Puerto Plata; 3º) A las cuatro y veinte (04:20 P.M.) minutos horas de la tarde, del día once (11) del mes de junio del año dos mil trece (2013), por el señor F.D.H.B., quien tiene como abogados constituidos y apoderados especiales a la Licda. A.J.C.N. de A., M.A., Coordinadora en Función de Defensora Pública, y el Licdo. A.T., defensor público I, todos en contra de la sentencia núm. 00128/2013, dictada en fecha veintidós (22) del mes de mayo del año dos mil trece (2013), por el Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Puerto Plata, por haber sido incoados conforme a los preceptos legales vigentes; SEGUNDO: En cuanto al fondo, rechaza los recursos de apelación interpuestos, por los motivos expuestos en esta decisión y en consecuencia confirma el fallo impugnado; TERCERO: Condena a las parte vencidas, señores R.J.M.H., 29 de agosto de 2016

    E.A.C.L. y F.D.H.B., al pago de las costas

    ;

  5. que no conforme con la pre-citada decisión los imputados R.J.M.H., E.A.C.L. y F.D.H., procedieron a la interposición de recurso de casación, decidiendo esta alzada mediante sentencia núm. 112 de fecha 6 de mayo de 2014, a casar el asunto y enviarlo por ante la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santiago, a fin de examinar nueva vez los recursos de apelación;

  6. que resultando apoderada la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santiago, falló mediante sentencia núm. 524-2014, de fecha 28 de octubre de 2014, resultando la misma recurrida por ante esta Alzada los imputados R.J.M.H. y F.D.H., la cual es el objeto que nos ocupa, y su dispositivo es el siguiente:

    “PRIMERO: En cuanto a la forma ratifica la regularidad de los recursos de apelación interpuestos: 1- Siendo las 4:00 horas de la tarde, el día once (11) del mes de junio del año dos mil catorce (2014), por el imputado F.D.H.B.; a través de su defensa técnica Licenciada A.J.C.N. de A., defensora pública. 2- Siendo las 4:28 horas de la tarde, el día diez (10) del mes de junio del año Dos Mil Catorce (2014), por E.A.C.L., a través de su defensa técnica Licenciado R.C.C.L., defensor público; 3- Siendo las 4:28 horas de la tarde, el día diez (10) del mes de Junio del año dos mil 29 de agosto de 2016

    catorce (2014), por R.J.M.H.; a través de su defensa técnica Licenciado F.P. y J.C.G., en contra de la sentencia núm. 0128/2013, de fecha veintidós (22) del mes de julio del año dos mil trece (2013), dictada por el Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Puerto Plata; SEGUNDO : En cuanto al fondo desestima los recursos, quedando confirmada la sentencia impugnada; TERCERO: Exime de costas los recursos de los imputados F.D.H.B. y E.A.C.L., por haber sido interpuesto por la Defensa Pública; CUARTO: Condena al imputado R.J.M.H. al pago de las costas generadas por su recurso; QUINTO: Ordena la notificación de la presente sentencia a todas las partes del proceso y que indica la ley. (SIC.)”;

    En cuanto al recurso de casación interpuesto por el imputado Robert José

    Mejía Hidalgo:

    Considerando, que la parte recurrente, por intermedio de su defensa técnica, propone contra la sentencia impugnada lo siguiente:

    “Primer Medio: Sentencia manifiestamente infundada (artículo 426 inciso 3 del Código Procesal Penal); Segundo Medio: Falta, contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia”;

    En cuanto al recurso de casación incoado por el imputado Franklin

    Domingo Hidalgo:

    Considerando, que la parte recurrente, por intermedio de su defensa 29 de agosto de 2016

    técnica, propone contra la sentencia impugnada lo siguiente:

    “Motivo del recurso : Sentencia manifiestamente infundada, artículo 69 de la Constitución y los artículos 80, 81, 82 y 209 del Código Procesal Penal”;

    Los Jueces después de haber analizado la decisión impugnada y los medios planteados por las partes recurrentes:

    Considerando, que antes de examinar los medios de casación invocados las partes y arriba señalados, procede determinar si esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia es competente para conocer de dicho recurso, dado la circunstancia de que este caso ya fue conocido y fallado por esta Segunda Sala el 6 de mayo de 2014;

    Considerando, que en efecto el artículo 15 de la Ley núm. 25-91 del 15 de octubre de 1991, Ley Orgánica de la Suprema Corte de Justicia, dispone que cuando se trate de un segundo recurso de casación relacionado con el mismo punto, será competencia de las Salas Reunidas de la Suprema Corte de Justicia, y no la Sala que lo conoció en la anterior oportunidad;

    Considerando, que como ya se ha dicho, esta Segunda Sala conoció de un primer recurso de casación y dispuso la anulación de la sentencia, enviándola a

    Corte de Apelación del Departamento judicial de Santiago, la cual procedió a 29 de agosto de 2016

    desestimar los recursos, quedando confirmada la decisión de primer grado, esta sentencia es la recurrida en casación;

    Considerando, que como se advierte, la Segunda Sala de la Suprema Corte Justicia no es competente para conocer de este segundo recurso de casación, ya que es sobre el fondo del mismo, o sea, el mismo punto casado la vez anterior.

    Por tales motivos, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia,

    FALLA

    Primero: Declara la incompetencia de esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia para conocer de los recursos de casación incoados por: a) R.J.M.H., en su calidad de imputado, a través de su defensa técnica el Licdo. B.J.R., defensor público; y b) F.D.H.B., en su calidad de imputado a través de su defensa técnica el Licdo. A.T., defensor público, contra la sentencia núm. 0524-2014, dictada por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial Santiago el 28 de octubre del 2014; cuyo dispositivo se copia en parte anterior del presente fallo;

    Segundo: Envía el asunto por ante las Salas Reunidas de la Suprema Corte de Justicia en atención a lo que dispone el artículo 15 de la Ley núm. 25-91;

    Tercero: Compensa las costas. 29 de agosto de 2016

    Cuarto: Ordena a la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia notificar la presente sentencia a las partes.

    (Firmados).-M.C.G.B.-EstherE.A.C..- A.A.M.S.-FranE.S.S..-

    La presente sentencia ha sido dada y firmada por los Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.