Sentencia de Suprema Corte de Justicia, del 3 de Febrero de 2016.

Fecha de Resolución: 3 de Febrero de 2016
Emisor:Primera Sala
 
CONTENIDO

Sentencia No. 66

G.A. de S., Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia, Certifica: Que en los archivos a su cargo hay un expediente que contiene una resolución de fecha 03 de febrero de 2016, que dice así:

SALA CIVIL Y COMERCIAL

Audiencia pública del 3 de febrero de 2016. Casa/Rechaza Preside: J.C.C.G..

D., Patria y Libertad

En Nombre de la República, la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por C.M.M.M. y R.M. De los Santos, dominicanos, mayores de edad, portadores de las cédulas de identidad y electoral núms. 001-1267236-3 y 001-1066100-6, respectivamente, domiciliados y residentes la primera en el edificio Residencial La Canela, apartamento núm. 216, y el segundo en la calle Pina, esquina calle La Canela del sector Ciudad Nueva de esta ciudad, contra la sentencia civil núm. 410, de fecha 4 de diciembre de 2008, dictada por la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación copiado más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones a la Licda. M.C. por sí y por el Dr. A.F.H., abogados de la parte recurrente C.M.M.M. y R.M. De los Santos;

Oído el dictamen de la magistrada Procuradora General Adjunta de la República, el cual termina: Único: Que en el caso de la especie, tal y como señala el segundo párrafo del artículo 11 de la Ley No. 3726, de fecha 29 del mes de diciembre del año 1953, sobre Procedimiento de Casación, por tratarse de un asunto que no ha sido objeto de comunicación al Ministerio Público por ante los Jueces del fondo, “Dejamos al Criterio de la Suprema Corte de Justicia, la solución del presente Recurso de Casación”;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia el 6 de febrero de 2009, suscrito por el Dr. A.F.H., abogado de la parte recurrente, C.M.M.M. y R.M. De los Santos, en el cual se invocan los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia el 28 de abril de 2009, suscrito por el Dr. abogados de la parte recurrida M.B.O. de Vallejo;

Vistos, la Constitución de la República, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de los cuales la República Dominicana, es signataria, las decisiones dictadas en materia constitucional; la Ley núm. 25 de fecha 15 de octubre de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de fecha 10 de julio de 1997, los artículos 1, 20 y 65 de la Ley núm. 3726, sobre Procedimiento de Casación, de fecha 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491-08, de fecha 19 de diciembre de 2008;

La CORTE, en audiencia pública del 1ro. de septiembre de 2010, estando presentes los magistrados R.L.P., P.; A.R.B.D. y J.E.H.M., asistidos de la Secretaria;

Visto el auto dictado el 1ro. de febrero de 2016, por el magistrado J.C.C.G., P. de la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a sí mismo en su indicada calidad, y llama a los magistrados M.O.G.S. y F.A.J.M., jueces de esta Sala para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 926 del 21 de julio de 1935, 1940, y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere consta: a) que con motivo de la demanda civil en nulidad de mandamiento de pago incoada por la señora M.B.O. de Vallejo contra los señores C.M.M.M. y R.M. De los Santos, la Tercera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santo Domingo dictó el 30 de noviembre de 2007, la sentencia civil núm. S-02051-2007, cuyo dispositivo copiado textualmente, es el siguiente: PRIMERO: DECLARA buena y válida, en cuanto a la forma, la DEMANDA EN NULIDAD DE MANDAMIENTO DE PAGO interpuesta por MILAGROS BAUTISTA OVIEDO DE VALLEJO, contra C.M.M.M. y REYNALDO MERÁN DE LOS SANTOS y, en cuanto al fondo la RECHAZA en todas sus partes por los motivos precedentemente expuestos; SEGUNDO: CONDENA a la señora MILAGROS BAUTISTA OVIEDO DE VALLEJO al pago de las costas del procedimiento pura y simplemente”(sic) b) que no conforme con la sentencia anterior M.B.O. de V., interpuso formal recurso de apelación contra la misma, mediante el acto núm. 044/08, de fecha 28 de marzo de 2008, del ministerial O.E.V., Departamento Judicial de Santo Domingo, en ocasión del cual intervino la sentencia civil núm. 410, de fecha 4 de diciembre de 2008, dictada por la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelacion del Departamento Judicial de Santo Domingo, cuyo dispositivo copiado textualmente es el siguiente: PRIMERO: DECLARA regular y válido en cuanto a la forma, el recurso de apelación interpuesto por la señora MILAGROS BAUTISTA OVIEDO DE VALLEJO, contra la sentencia civil No. S-02051-2007, relativa al expediente No. 551-2007-00844, dictada por la Tercera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santo Domingo, en fecha 30 de noviembre del año 2007, por haber sido hecho conforme a las exigencias legales; SEGUNDO: En cuanto al fondo, lo ACOGE, por ser justo y reposar en prueba legal, en consecuencia, la Corte, actuando por propia autoridad y contrario imperio, REVOCA en todas sus partes la sentencia recurrida, por los vicios de contradicción de motivos, falta absoluta de motivos, falta de base legal, falsa interpretación del derecho y errónea aplicación del derecho, desnaturalización de los hechos, documentos y circunstancias de la causa, por los motivos expuestos; TERCERO: En cuanto al fondo de la demanda y en virtud del efecto devolutivo del recurso: A) HOMOLOGA el desistimiento de los demandados, de los actos de mandamientos de pago a los fines de embargo ejecutivo y embargo inmobiliario Nos. 372-2007 y 373-2007, y da acta de la aceptación de dicho desistimiento, dado por la demandante en dichos mandamientos de pago, contenida en el acto introductivo de la demanda; DISPONE la distracción de las costas ofrecidas por la desistente en provecho de la beneficiaria del mismo, y dispone su distracción en provecho del D.V.F.R.; B) DECLARA buena y válida y regular en la forma, y en cuanto al fondo ACOGE la demanda en extinción de la obligación solidaria de pago, que pesaba sobre la señora M.B.O.D.V., por haberse extinguido dicha obligación en virtud del acuerdo transaccional de fecha 02 de marzo del 2007, que puso término a la litis por reparación de daños y perjuicios iniciada en el tribunal represivo, Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, por los motivos expuestos; C) ACOGE en todas sus partes la demanda en reparación de daños y perjuicios incoada por la señora MILAGROS BAUTISTA OVIEDO DE VALLEJO, por ser justa y reposar en prueba legal, en consecuencia, CONDENA a los señores R.M. DE LOS SANTOS y C.M.M. al pago solidario de la suma de DOSCIENTOS MIL PESOS ORO DOMINICANOS CON 00/100 (RD$200,000.00), como justa reparación de los daños morales y materiales ocasionados con motivo de su acción ilegal y arbitraria, por los motivos expuestos, más los intereses judiciales del tipo de UNO POR CIENTO (1%) MENSUAL, a partir de la fecha de la notificación de la presente sentencia; CUARTO: CONDENA a los señores R.M. DE LOS SANTOS y C.M.M.M., al pago de las costas del F.R., M.R.F. y L.F.C., quienes han afirmado en audiencia haberlas avanzado en su mayor parte.”(sic);

Considerando, que los recurrentes proponen en apoyo de su recurso los siguientes medios de casación: “1- Desnaturalización y falsa interpretación de los hechos de la causa; 2- Desnaturalización de los documentos de la causa; 3- Motivos erróneos, incongruentes y contradictorios; 4- Errada interpretación y aplicación del derecho; 5- Insuficiencia en la enunciación y descripción de los hechos de la causa; 6- Desnaturalización y desconocimiento de las pruebas del proceso; 7- Falta de base legal; 8- Omisión de estatuir; 9- Violación a la regla del debido proceso; 10- Violación al artículo 65-3 de la Ley sobre Procedimiento de Casación; 11- Violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil; 12- Violación a los artículos 1204, 1210, 1211 y 1315 del Código Civil; 13- Violación a la letra j del inciso 2 del artículo 8 de la Constitución y con ello el sagrado derecho de defensa; 14- Violación al principio de inmutabilidad del proceso; 15- Violación del principio del doble grado de jurisdicción; 16- No sustentación jurídica; 17- Falsa aplicación de la ley”;

Considerando, que resulta necesario señalar para una mejor comprensión del caso bajo estudio las siguientes cuestiones fácticas y 1999, dictada por la Cuarta Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, M.B. fue declarado culpable de violar la Ley 241 sobre Tránsito de Vehículos de Motor, por manejo temerario al chocar un poste del tendido eléctrico, el cual al caer impactó al señor L.M.R., causándole la muerte, y condenado a cumplir la pena de 2 años de prisión correccional y al pago de una multa de mil pesos (RD$1,000.00); 2- Que en esa misma decisión se acogió la constitución en parte civil presentada por los señores R.M. De los Santos, C.M.M.M., en calidad de hijos del occiso L.M.R., y M.R. y J.B.M., en calidad de hermanos de dicho fallecido, en contra de M.F.B. por su hecho personal, M.B. de V., por ser la persona propietaria del vehículo causante del accidente según consta en la certificación de la Dirección General de Impuestos Internos de fecha 25-2-99, y en contra de Logística de Transporte, S.A., y A.U., por ser los beneficiarios de la póliza de seguro que amparaba el vehículo en cuestión, la cual fue acogida en cuanto a R.M. De los Santos y C.M.M.M., y rechazada respecto a M.R. y J.B.M. por falta de calidad, siendo condenados en consecuencia, M.F.B., conjuntamente con M.B. de Vallejo, Logística de solidario de las siguientes indemnizaciones: a) la suma de trescientos cincuenta mil pesos (RD$350,000.00), a favor y provecho de R.M. De los Santos, por los daños morales y materiales que le fueron ocasionados; b) la suma de trescientos cincuenta mil pesos (RD$350,000.00), a favor y provecho de C.M.M.M., por los daños morales y materiales que le fueron ocasionados, así como al pago de los intereses legales de dicha suma a partir de la demanda en justicia, cuya decisión fue declarada en el aspecto civil común, oponible y ejecutable a la compañía Seguros América, C. por A., por ser la entidad aseguradora del vehículo causante del accidente, según certificación emitida por la Superintendencia de Seguros de fecha 17 de marzo de 1999; 3- Que mediante sentencia dictada por la Segunda Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo el 10 de abril de 2003, la decisión anterior se mantuvo en el aspecto civil; 4- Que el fallo anterior adquirió la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada con la decisión dictada 20 de diciembre de 2006 por la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, por la cual fueron rechazados los recursos de casación interpuestos contra la decisión de la corte; 5- Que en fecha 2 de marzo de 2007, los señores A.F. y W.G., en sus calidades de abogados constituidos y apoderados de los señores R.M. De los Santos y C.M.M.M., suscribieron Notario Público, L.. Dulce M.F.M., en los términos siguientes, contra el pago de los valores arriba descritos, que establece: “(…) descargan sin reservas de toda responsabilidad u obligación adicional o conjunta e irrevocablemente a toda y cualquier acción, derecho e interés, actual o eventual que tenga origen o que se relacione con SEGUROS UNIVERSAL, C.P.A., LOGÍSTICA DE TRANSPORTE, S.A., y/o ALEXIS URIBE, y el conductor MANUEL BARRIENTOS y cualquier otra persona o entidad relacionada de las personas y entidades citadas a consecuencia del accidente de fecha 25 de septiembre del 1998, y a la vez expresan sentirse totalmente compensadas y satisfechos en relación a las causas que motivan este descargo, incluyendo derechos y acciones que resultaren o pudieran surgir en el futuro”(sic); 6- Que en fecha 23 de abril de 2007 la señora M.B.O. de V. interpuso una demanda en nulidad de mandamiento de pago, declaración de extinción de deuda y reparación de daños y perjuicios, la cual fue rechazada mediante la decisión núm. 2051-2007, de fecha 30 de noviembre de 2007, dictada por la Tercera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santo Domingo; 7- Que por sentencia civil núm. 410-2008, de fecha 4 de diciembre de 2008, dictada por la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, hoy homologó el acto de desistimiento de los demandados originales en relación a los actos de mandamiento de pago tendente a embargo ejecutivo, núms.