Sentencia nº 718 de Suprema Corte de Justicia, del 27 de Abril de 2018.

Fecha de Resolución:27 de Abril de 2018
Emisor:Primera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 27 de abril de 2018

Sentencia núm. 718

C.A.R.V., Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia, Certifica: Que en los archivos a su cargo hay un expediente que contiene una sentencia de fecha 27 de abril del 2018, que dice así:

SALA CIVIL Y COMERCIAL

Audiencia pública del 27 de abril de 2018. Rechaza Preside: Francisco Antonio Jerez Mena

Dios, Patria y Libertad

En nombre de la República, la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte Dominicana), constituida y operante de conformidad con las leyes de la República Dominicana, RNC núm. 1-01-82125-6, con su domicilio y asiento social en la avenida J.P.D., núm. 74 de la ciudad de Santiago de los Caballeros, debidamente representada por su director general, Julio César Correa Mena, dominicano, mayor de edad, casado, ingeniero, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 047-0150646-3, domiciliado y residente en la ciudad de Santiago de los Caballeros, contra la sentencia civil núm. 235-12-Fecha: 27 de abril de 2018

00086, dictada el 15 de noviembre de 2012, por la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Montecristi, ahora impugnada, cuyo dispositivo figura copiado más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones a la Lcda. A.M.L., por sí y por el Dr. E.M.T., abogados de la parte recurrida, J.M.H.J.;

Oído el dictamen de la magistrada procuradora general adjunta de la República, el cual termina: “Único: Que procede acoger, el recurso de casación interpuesto por Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte,
S. A. (Edenorte Dominicana, S.A.), contra la sentencia civil No. 235-12-00086 del 15 de noviembre del 2012, dictada por la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Montecristi”;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 5 de abril de 2013, suscrito por el Lcdo. Segundo F.R.R., abogado de la parte recurrente, Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte Dominicana), en el cual se invocan los medios de casación que se indicarán más adelante; Fecha: 27 de abril de 2018

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, el 4 de julio de 2013, suscrito por el Dr. E.M.T., abogado de la parte recurrida, J.M.H.J.;

Vistos, la Constitución de la República, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de los cuales la República Dominicana es signataria, las decisiones dictadas en materia constitucional; la Ley núm. 25-91, de fecha 15 de octubre de 1991, modificada por la Ley núm. 156-97, del 10 de julio de 1997, los artículos 1, 20 y 65 de la Ley núm. 3726-53, sobre Procedimiento de Casación, de fecha 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491-08, de fecha 19 de diciembre de 2008;

La CORTE, en audiencia pública del 20 de mayo de 2015, estando presentes los magistrados J.C.C.G., presidente; V.J.C.E., J.A.C.A. y F.A.J.M., asistidos del secretario;

Visto el auto dictado el 4 de abril de 2018, por el magistrado F.A.J.M., presidente de la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual llama al magistrado M.A.R.O., juez de esta sala, para integrarse a esta en la deliberación y fallo Fecha: 27 de abril de 2018

del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 926-35, del 21 de julio de 1935, reformada por el artículo 2 de la Ley núm. 294-40, de fecha 20 de mayo de 1940, y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta: a) con motivo de la demanda en reparación de daños y perjuicios, pago de intereses y astreinte incoada por J.M.H.J., contra la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte Dominicana), el Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de S.R. dictó, el 3 de febrero de 2012, la sentencia núm. 397-12-00017, cuyo dispositivo, copiado textualmente, es el siguiente: “PRIMERO: Se rechaza el medio de inadmisión planteado por la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL NORTE, S. A. (EDENORTE) en virtud de las razones que se expresan (sic) anterioridad; SEGUNDO: Se declara como buena y válida en cuanto a la forma la demanda en daños y perjuicios, astreinte e intereses incoada por el señor J.M.H.J. en contra de la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE ELECTRICIDAD DEL NORTE, S. A. (EDENORTE) por haber sido hecha en tiempo hábil y conforme a la ley; TERCERO: En cuanto al fondo se condena a la EMPRESA DISTRIBUIDORA DE Fecha: 27 de abril de 2018

ELECTRICIDAD DEL NORTE, S. A. (EDENORTE), a pagar al señor J.M.H.J., una indemnización a liquidar por estado, por lo que se remite a las partes al procedimiento establecido al efecto en los artículos 523 y siguientes del Código de Procedimiento Civil; CUARTO: Se rechazan los demás aspectos de la presente demanda por las razones indicadas con anterioridad; QUINTO: Se compensan las costas del procedimiento”; b) no conforme con la decisión precedentemente transcrita, la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte Dominicana) interpuso formal recurso de apelación, mediante acto núm. 00146-2012, de fecha 1 de marzo de 2012, instrumentado por el ministerial J.V.F.P., alguacil de estrados del Juzgado de Primera Instancia de S.R., en ocasión del cual la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Montecristi dictó, el 15 de noviembre de 2012, la sentencia civil núm. 235-12-00086, ahora impugnada, hoy recurrida en casación, cuya parte dispositiva, copiada textualmente, establece lo siguiente: “PRIMERO: Declara regular y válido el recurso de apelación interpuesto por la Empresa Distribuidora De Electricidad Del Norte, S. A. (EDENORTE), en contra de la sentencia civil No. 397-12-00017, de fecha tres (03) de febrero del año 2012 dictada por el Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de S.R., por haber sido hecho de acuerdo a la ley; Fecha: 27 de abril de 2018

SEGUNDO : En cuanto al fondo, rechaza el referido recurso de apelación, por las razones expresadas anteriormente, en consecuencia confirma en todas sus partes la sentencia recurrida; TERCERO : Condena a la Empresa Distribuidora De Electricidad Del Norte, S. A. (EDENORTE), al pago de las costas del procedimiento, a favor y provecho del Dr. E.M.T., quien afirma estarlas avanzando en su totalidad”;

Considerando, que el recurrente propone contra la sentencia impugnada los medios de casación siguientes: “Primer Medio: Violación a la ley: Errónea aplicación de la ley y falsa interpretación de la misma; Segundo Medio: Falta de base legal. Falta de motivo (insuficiencia de motivos) Art. 141 del Código de Procedimiento Civil Dominicano”;

Considerando, que la parte recurrida propone por su parte la inadmisibilidad del recurso de casación fundamentada en la aplicación de la letra C párrafo II del artículo único de la ley 491-08 de fecha 19 de diciembre de 2008;

Considerando, que por su carácter prioritario procede conocer en primer orden el medio de inadmisión propuesto; que aunque en la actualidad el antiguo artículo 5, párrafo II, literal c, de la Ley núm. 3726-53, del 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491-08, del 19 de Fecha: 27 de abril de 2018

diciembre de 2008, se encuentra derogado en virtud de la entrada en vigor de la inconstitucionalidad pronunciada mediante la sentencia TC/0489/15, dicho texto legal aún es válidamente aplicable a los recursos de casación que fueron interpuestos durante el período en que estuvo vigente, a saber, desde la fecha de su publicación el 11 de febrero de 2009 hasta la fecha de su efectiva abrogación el 20 de abril de 2017; por lo que habiendo sido interpuesto el presente recurso de casación en fecha 5 de abril de 2013 dicha inadmisibilidad aplicaría si en la sentencia impugnada existiesen condenaciones a algún monto inferior a los 200 salarios mínimos, pero en la especie se confirma una decisión que ordena en cuanto a la condenación la liquidación por estado por lo que no fija monto alguno, razón por la cual procede el rechazo del presente medio de inadmisión planteado por la recurrida y, en consecuencia, proceder al examen del presente recurso;

Considerando, que en el desarrollo de su primer medio de casación la parte recurrente alega, lo siguiente: “que la sentencia recurrida carece de falta de base legal por errónea aplicación de la ley y falsa aplicación de la misma, cuestión que nos toca a nosotros plantear y esclarecer, sin lugar a dudas, de manera que inmediatamente pasamos a replantear las consideraciones que expone el tribunal de primer grado de jurisdicción original y que fueron acogidas en todas sus partes por el tribunal a quo que Fecha: 27 de abril de 2018

dictó la sentencia que es objeto del recurso de casación. (…) que como se puede observar hay una errónea interpretación de la ley, que como consecuencia contrae una falta de base legal, pues, para rechazar el medio de inadmisión que planteara la originalmente demandada, ahora la recurrente, sobre la base de la falta de calidad para accionar en justicia del originalmente demandante, actual recurrido, por no depositar los documentos que lo avalaran como dueño de los animales que se alegaron fueron electrocutados y que el planteó ser de su propiedad, el tribunal rechazó dicha petición sobre los siguientes alegatos, por haber depositado una supuesta certificación del alcalde pedáneo, de la sección de San José, donde hace constar que el señor J.M.H.J. es dueño de los animales que resultaron electrocutados y le permite aplicar a su favor la máxima jurídica establecida en el artículo 2279 del Código Civil según el cual en materia inmobiliaria la posesión vale título, que con esta apreciación tan vaga e inicua se evidencia dos (2) cosas; la primera que debió haber comprobado que la certificación expedida por el alcalde pedáneo del lugar antes mencionado, que supuestamente hace constar que el actual recurrido es dueño de los animales que resultaron electrocutados, fue expedida después de la ocurrencia del supuesto hecho que dio origen a la demanda, a solicitud de parte interesada y con relación al artículo 2279 (…) hace la Fecha: 27 de abril de 2018

errónea interpretación de la ley en este aspecto es evidentemente mayúsculo, pues obvia de una lado lo que establece la ley de Policía, marcada con el No. 4984, Gaceta Oficial número 2182 del 12 de abril 1911; (…) que tenía que comprender y no lo comprendió, desde el punto de vista legal, que el demandante original, actual recurrido, tenía que demostrarle al tribunal el derecho de propiedad de los animales que el alegó que eran suyos y que supuestamente fueron electrocutados por unos cables del tendido eléctrico por la vía que acabamos de citar en la ley antes mencionada (…) que al no probar el derecho de propiedad de los animales antes mencionados, es calor y preciso determinar que rechazar el pedimento de inadmisión de la demanda que hiciera la demandada en el tribunal de jurisdicción original y en el tribunal que dictó la sentencia que es objeto del presente recurso de casación sobre la base de los argumentos antes señalados, es evidente que hizo una errónea interpretación de la ley y una peor aplicación de la misma” (sic);

Considerando, que la corte a qua fundamentó su decisión en los motivos siguientes: “que del examen del fallo impugnado y las piezas que conforman el expediente se pone de manifesto que el juez a quo, al ponderar los elementos de pruebas que fueron sometidos al debate, comprobó: a) que en fecha trece (13) de abril del año 2010, siendo aproximadamente las 5:30 Fecha: 27 de abril de 2018

minutos de la tarde, ocurrió un accidente eléctrico en la comunidad del C. de este municipio, en el que tres (03) animales, dos vacas preñadas y un torete o padrote, todos de razas H. y de alta producción lechera, resultaron muertas al recibir descargas eléctricas, cuando le cayó encima un cable de media tensión, propiedad de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte), que dichos animales están valorados en la suma de trescientos mil pesos (300,000.00), es decir, las dos vacas a sesenta mil pesos (60,000.00) cada una y ciento ochenta mil el torete (180,000.00); b) que en fecha catorce (14) de abril del año 2010, el señor J.F., alcalde pedáneo de la comunidad El Caimito, sección S.J., dio una certificación a la Policía Nacional en la que consta lo siguiente: ‘Certifico y doy fe a la Policía Nacional que fueron electrocutados los animales, los cuales entre ellos un padrote y dos vacas madres…; c) una certificación de la Dra. M. delC.P., del Ministerio de Agricultura, zona pecuaria de S.R., certifico que el señor: J.M.H.J., cédula de identidad personal No. 046-0034960-1, es propietario del hato ganadero en el cual fueron electrocutados por un extendido eléctrico (Edenorte). Un padrote y dos vacas madres…; d) una fotocopia del correo electrónico a la Lic. R.M.R., del Departamento Legal Edenorte Dominicana, S.A., de Julenny Mercedes Fecha: 27 de abril de 2018

A., de K.M.R., en el que se suscribe: K. he recibido el informe técnico de este señor J.M.J. de dos vacas electrocutadas (…); que la recurrente demandada tenía a cargo el fardo de la prueba, y en este sentido debieron y no lo hicieron, con el fin de descargarse de responsabilidad, probar que la muerte de las reses se debió al hecho de un tercero, un caso fortuito o de fuerza mayor o la falta de la víctima, cosa esta que no ocurrió ni en este tribunal de lazada, ni por ante el juez a quo, por lo que entendemos, que la sentencia recurrida no adolece de las faltas alegadas por la recurrente, ya que el juez hizo una correcta interpretación de los hechos y una correcta aplicación del derecho”;

Considerando, que antes de proceder al examen de los medios de casación propuestos por el recurrente y para una mejor comprensión del caso que nos ocupa, es oportuno describir los siguientes elementos fácticos y jurídicos de tipo procesal que envuelven el caso bajo estudio, los cuales se derivan del fallo impugnado, a saber: 1. Que J.M.H.J., demandó en daños y perjuicios, astreinte e intereses a la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte), de la cual resultó apoderado el Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de S.R.; 2. Que mediante decisión núm. 397-12-00017 del fecha 3 de febrero de 2012, se rechazó un medio de inadmisión planteado por Fecha: 27 de abril de 2018

E., y se condenó a E. a pagar al demandante una indemnización a liquidar por estado; 3. Que no conforme con parte de la decisión, la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte) recurrió en apelación el fallo de primer grado ante la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Montecristi, tribunal que rechazó el recurso y confirmó en todas sus partes la decisión de primer grado a través de la sentencia núm. 235-12-00086, del 10 de abril de 2013, objeto del presente recurso de casación;

Considerando, que en cuanto a la alegada falta de base legal, este tribunal ha sostenido que esta es sinónimo de insuficiencia de motivos y que este vicio se configura cuando una sentencia contiene una exposición manifiestamente vaga e incompleta de los hechos del proceso, así como una exposición tan general de los motivos que no hace posible reconocer si los elementos de hecho necesarios para la aplicación de las normas jurídicas cuya violación se invoca, existan en la causa o hayan sido violados, resultando obvio, en tales condiciones, que la Suprema Corte de Justicia no puede ejercer su control y decidir si la ley ha sido bien o mal aplicada, lo que no ha ocurrido en la especie; Fecha: 27 de abril de 2018

Considerando, que en lo relativo a que no fue demostrado que el demandante fuese dueño de los animales que resultaron electrocutados, se advierte, que este aspecto del medio examinado trata sobre cuestiones de fondo no presentadas ante los jueces de donde proviene la sentencia impugnada, en razón de que no formaron parte de los argumentos en los que el actual recurrente, en su condición de apelante, justificó su recurso de apelación; que en ese orden, es preciso señalar, que para que un medio de casación sea admisible es necesario que los jueces del fondo hayan sido puestos en condiciones de conocer los hechos y circunstancias que le sirven de base a los agravios formulados por el recurrente, lo que no ha ocurrido en la especie, puesto que, en principio, los medios nuevos no son admisibles en casación, salvo si su naturaleza es de orden público, que no es el caso, por lo que, este aspecto del medio propuesto resulta inadmisible por tratarse de cuestiones planteadas por primera vez en casación;

Considerando, que en desarrollo del segundo medio de casación la parte recurrente alega lo siguiente: “Que la corte a quo, al dictar la sentencia recurrida confirmando la sentencia de primer grado de jurisdicción, sin plantear sus propios argumentos como resultado de un análisis desde el punto de vista de la ley y los hechos, es cierto que han incurrido en los vicios de insuficiencia y contradicción de motivos, y en consecuencia en Fecha: 27 de abril de 2018

violación del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil; que la sentencia de marras que da origen al recurso de casación… se circunscribe a plantear las consideraciones de la sentencia del tribunal de primer grado de jurisdicción original, los aspectos planteados por la demandada originalmente, actual recurrente, y los planteamientos formulados por el originalmente demandante, actual recurrido, sin hacer un acotejo, análisis, razonamiento de los aportes de las partes y de la del tribunal antes mencionado, desde el punto de vista de los hechos y de la ley, para llegar a una conclusión apegada a su propio conocimiento en función de tribunal de alzada que solamente plantean como aporte un considerando, que no se dieron cuenta a la hora de plantearlo, que el tribunal de primer grado de jurisdicción original ya lo había establecido (…) lo que permite plantear a la actual recurrente con seriedad la falta de motivo, e insuficiencia de motivos que contiene la sentencia objeto del presente recurso de casación; que el tribunal a quo que dictó la sentencia objeto del presente recurso de casación, hizo una breve exposición de su motivación o lo que es lo mismo, una insuficiencia de motivación, en ese sentido queremos subrayar lo siguiente: el medio deducido de la falta de motivos es el más frecuentemente invocado en la práctica, especialmente en la forma de una falta de respuesta a las conclusiones del recurrente”; Fecha: 27 de abril de 2018

Considerando que la recurrente discrepa con el fallo impugnado, porque pretendidamente no fue sustentado en derecho, que la corte a qua, para emitir su decisión, adoptó la motivación del tribunal de primer grado, por lo que incurre en falta de motivos sin referirse en su decisión a las razones que justifican su fallo; sobre ese aspecto es importante puntualizar, que conforme al contenido del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil, la sentencia debe contener los fundamentos, o lo que es igual, los motivos en los que el tribunal basa su decisión; en ese sentido, se impone destacar, que por motivación hay que entender aquella argumentación en la que el tribunal expresa de manera clara y ordenada las cuestiones de hecho y de derecho que sirvieron de soporte a su sentencia, o en otros términos, en la que el juez o los jueces explican las razones jurídicamente válidas e idóneas para justificar una decisión; que no se trata de exigir a los órganos jurisdiccionales una argumentación extensa, exhaustiva o pormenorizada, ni impedir la fundamentación concisa que en su caso realicen quienes ejerzan la potestad jurisdiccional; lo importante es que las pretensiones de las partes se sometan a debate, se discutan y se decidan en forma razonada; en ese orden de ideas, y luego del examen de la sentencia recurrida esta Corte de Casación entiende que no está afectada de un déficit motivacional, ni fue sustentada únicamente en los motivos emitidos en la sentencia de Fecha: 27 de abril de 2018

primer grado como lo denuncia la recurrente, pues se evidencia claramente que la corte a qua, ha verificado que los motivos dados por la sentencia de primer grado son pertinentes, congruentes y suficientes para justificar el dispositivo del fallo recurrido y además ha adicionado sus propios motivos, por lo que la decisión impugnada sí contiene una congruente y completa exposición de los hechos y circunstancias de la causa, como una motivación suficiente, pertinente y coherente, lo que le ha permitido a esta Sala Civil y Comercial, actuando como Corte de Casación, ejercer su poder de control y determinar que en la especie se ha hecho una correcta aplicación del derecho; en consecuencia, procede desestimar el medio examinado;

Considerando, que es oportuno señalar que la especie se trata de una acción en reparación de daños y perjuicios fundada en la responsabilidad que pesa sobre el guardián de la cosa inanimada previsto en el párrafo primero del artículo 1384 del Código Civil, primera parte, que establece: “No solamente es uno responsable del daño que causa un hecho suyo, sino también del que se causa por hechos de las personas de quienes se debe responder, o de las cosas que están bajo su cuidado”; conforme al cual, la víctima está liberada de probar la falta del guardián, y de conformidad con la jurisprudencia, dicha presunción de responsabilidad está fundada en dos Fecha: 27 de abril de 2018

condiciones, que son: que la cosa debe haber intervenido activamente en la producción del daño, y haber escapado al control material del guardián;

Considerando, que de acuerdo al criterio jurisprudencial constante se presume que la cosa es la causa generadora del daño desde el momento en que se ha establecido que ella ha contribuido a la materialización del daño; por lo que el guardián de la cosa inanimada, -en este caso la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte), pues el hecho ocurrió en El Caimito, sección S.J., S.R.- para poder liberarse de la presunción legal de responsabilidad puesta a su cargo, debe probar la existencia de un caso fortuito o de fuerza mayor, la falta de la víctima o el hecho de un tercero, puesto que dicha presunción solo se destruye probando que estas causas eximentes de responsabilidad del guardián de la cosa inanimada no le son imputables. Su sustento no es una presunción de culpa, sino de causalidad, de donde resulta insuficiente para liberar al guardián probar que no se ha incurrido en falta alguna o que la causa del hecho dañoso ha permanecido desconocida; que, además, la presunción sobre el propietario de la cosa inanimada es juris tantum, porque admite la prueba en contrario, lo cual no fue demostrado en la especie, tal y como lo establece en su decisión la corte a qua; Fecha: 27 de abril de 2018

Considerando, finalmente, que cuando los jueces del fondo reconocen como sinceros ciertas declaraciones y testimonios, y basan su íntima convicción en los hechos y circunstancias de la causa que consideran más convincentes, como ha ocurrido en la especie, haciendo un correcto uso del poder de apreciación de que ellos están investidos en la depuración de la prueba; por consiguiente, la sentencia impugnada revela que contiene una completa relación de los hechos de la causa, a los cuales ha dado su verdadero sentido y alcance, así como una motivación suficiente y pertinente que justifica su dispositivo, lo que ha permitido a la Suprema Corte de Justicia, como Corte de Casación, verificar que en la especie se ha hecho una correcta aplicación de la ley; que, por lo tanto, la sentencia impugnada no adolece de los vicios denunciados por la recurrente, por lo que procede desestimar los medios de casación, por carecer de fundamento y con ello el recurso de que se trata.

Por tales motivos, Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte Dominicana), contra la sentencia civil núm. 235-12-00086, de fecha 15 de noviembre de 2012, dictada por la Corte de Apelación del Departamento

Judicial de Montecristi, cuyo dispositivo ha sido copiado en parte anterior de

la presente sentencia; Segundo: Condena a la Empresa Distribuidora de Fecha: 27 de abril de 2018

Electricidad del Norte, S. A. (Edenorte Dominicana), al pago de las costas del procedimiento y ordena su distracción a favor del Dr. E.M.T., abogado de la parte recurrida, quien afirma haberlas avanzado en su mayor parte.

Así ha sido hecho y juzgado por la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, como Corte de Casación, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., en su audiencia pública del 27 de abril de 2018, años 175º de la Independencia y 155º de la Restauración.
(Firmados) F.A.J.M.-ManuelA.R.O.-J.A.C.A..

La presente sentencia ha sido dada, firmada y pronunciada por los señores jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, secretaria general, que certifico.