Sentencia de Suprema Corte de Justicia, del 24 de Agosto de 2016.

Fecha de Resolución:24 de Agosto de 2016
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Sentencia No. 464

Mercedes A. Minervino A., Secretaria General Interina de la Suprema Corte de Justicia, Certifica: Que en los archivos a su cargo hay un expediente que contiene una sentencia de fecha 24 de agosto de 2016, que dice así:

TERCERA SALA.

Audiencia pública del 24 de agosto de 2016.

Preside: M.R.H.C..

D., Patria y Libertad

En nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la empresa Estación Shell Camú, y los señores R.B., D.B. y F.M., todos dominicanos, mayores de edad, domiciliados y residentes en la intersección de las calles M.U.G. y N. de C., núm. 38, apto. 203, edificio P., de la ciudad Concepción de La Vega, contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de La Vega, el 4 de septiembre de 2013, cuyo

Rechaza Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Visto el memorial de casación depositado en la secretaría de la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de La Vega, el 6 de noviembre de 2013, suscrito por los Licdos. J.M.T.A. y J.L.T.A., abogados de la parte recurrente, la empresa Estación Shell Camú, y los señores R.B., D.B. y F.M., mediante el cual proponen los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la secretaría de la Suprema Corte de Justicia, el 5 de diciembre de 2013, suscrito por el Licdo. L.R.L.S., por sí y por los Licdos. J.A.J. y A.V.G.B., Cédulas de Identidad y Electoral núms. 047-0006786-3, 047-0137189-2 y 047-0100142-2, respectivamente, abogados de los recurridos, C.J.B.H. y S.B.H.;

Que en fecha 16 de septiembre de 2015, esta Tercera Sala en atribuciones laborales, integrada por los Jueces: M.R.H.C., presidente, E.H.M. y S.I.H.M., asistidos de la Secretaria General, procedieron a casación;

Visto el auto dictado el 22 de agosto de 2016, por el magistrado M.R.H.C., Presidente de la Tercera Sala, por medio del cual llama al magistrado R.C.P., Juez de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley número 684 del 1934;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997, y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que en ocasión de la demanda laboral incoada por el señor R.A.B. contra su empleador, empresa Estación Shell Camú y los señores R.B., D.B. y F.M., el Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de La Vega, dictó el 25 de junio de 2012, una sentencia con el siguiente dispositivo: “Primero: Se rechaza el medio de inadmisión por falta de calidad planteado por la parte demandada por improcedente, mal fundado, carente de base y prueba legal; Segundo: Acoge como buena y válida en cuanto a la forma la demanda en reclamo de prestaciones laborales por dimisión R.A.B., en perjuicio de la empresa Estacion Shell Camú y señores R.B., D.B. y F.M., por haber sido hecha como dispone la ley que rige la materia; Tercero: En cuanto al fondo: a) Declara que entre el demandante señor R.A.B. y la parte demandada existió un contrato de trabajo por tiempo indefinido, cuya causa de ruptura fue la dimisión, la cual se declara justificada, en consecuencia, terminado el contrato con responsabilidad para el empleador demandado: b) Condena a la empresa Estación de Gasolina Shell Camú y los señores R.B., D.B. y F.M., a pagar a favor del demandante los valores que se describen a continuación: la suma de RD$11,754.96 relativa a 28 días de salario ordinario por concepto de preaviso; la suma de RD$309,407.34 relativa a 737 días de salario ordinario por concepto de auxilio de cesantía; la suma de RD$60,000.00 relativa a 6 meses de salario ordinario por concepto de la indemnización del ordinal 3°, del artículo 95 del Código de Trabajo; la suma de RD$10,000.00 por concepto del salario de Navidad correspondiente al último año laborado; la suma de RD$7,556.76 relativa a 18 días de salario ordinario por concepto de las vacaciones correspondientes al último año laborado; la suma de RD$25,189.20 relativa a 60 días de salario ordinario por concepto de las utilidades correspondiente al salario ordinario dejados de pagar durante el último año laborado; la suma de RD$100,000.00 por concepto de indemnización por falta de pago de derechos adquiridos, salarios ordinarios y violación a la ley de seguridad Social; Para un total de RD$649,908.26 teniendo como base un salario quincenal de RD$5,000.00 y una antigüedad de 39 años. c) Ordena que para el pago de la suma a que condena la presente sentencia, por concepto de prestaciones laborales, derechos adquiridos y salarios ordinarios, se tome en cuenta la variación en el valor de la moneda desde la fecha de la demanda y hasta la fecha en que fue pronunciada la presente sentencia. La variación en el valor de la moneda será determinada por la variación del índice general de los precios al consumidor elaborado por el Banco Central de la República Dominicana; d) Rechaza los reclamos de pago de hora extras, días feriados, descanso semanal, descuentos ilegales, suspensión ilegal, y daños y perjuicios por improcedente, mal fundados, carentes de base y prueba legal; Tercero: Compensa el 40% de las costas del procedimiento y condena a la Empresa Estación de Gasolina Shell Camú y señores R.B., D.B. y F.M., al pago del restante 60% de las costas del procedimiento, ordenándose la distracción de las mismas en provecho de los Licdos. L.E.T.G., L.R.L.S. y V.G.B., recurso de apelación interpuesto contra esta decisión intervino la sentencia, objeto del presente recurso, cuyo dispositivo reza así: Primero: Se declara regular y válido en cuanto a la forma el recurso de apelación interpuesto por la empresa Estacion Shell Camú y los señores R.B., D.B. y F.M., en contra de la sentencia núm. 00198-2011, de fecha 15 del mes de julio del 2011, dictada por el Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de La Vega, por haber sido interpuesto de conformidad con las normas y procedimientos establecidos por las leyes que rigen la materia; Segundo: En cuanto al fondo, se rechaza el recurso de apelación, en consecuencia, se confirma en todas sus partes, la sentencia citada precedentemente y se declara resuelto el contrato de trabajo que unía las partes por efecto de la dimisión, ejercida por el trabajador R.A.B., en contra de su empleador la empresa Estacion Shell Camú y los señores R.B., D.B. y F.M., la cual se declara justificada y con responsabilidad para los mismos y se condenan a pagar a favor de los señores C.J.B.H. y S.B.H., los valores siguientes: 1- La suma de Once Mil Setecientos Cincuenta y Cuatro Pesos con 96/100 (RD$11,754.96) relativo a 28 días de salario ordinario por concepto de preaviso; 2- La suma de Trescientos Nueve Mil Cuatrocientos Siete Pesos con 34/100 (RD$309,407.34) relativo a 737 días de salario ordinario por concepto de auxilio de cesantía; 3- La suma de Sesenta Mil Pesos con 00/100 (RD$60,000.00) relativo a 6 meses de salario Código de Trabajo; 4- La suma de Diez Mil Pesos con 00/100 (RD$10,000.00) por concepto del salario de Navidad correspondiente al último año laborado; 5- La suma de Siete Mil Quinientos Cincuenta y Seis Pesos con 76/100 (RD$7,556.76) relativo a 18 días de salario ordinario por concepto de las vacaciones correspondientes al último año laborado; 6- La suma de Veinticinco Mil Cientos Ochenta y Nueve Pesos con 20/100 (RD$25,189.20) relativo a 60 días de salario ordinario por concepto de las utilidades correspondiente al último año laborado; 7- La suma de Ciento Veinte Mil Pesos con 00/100 (RD$120,000.00) por concepto de salario ordinario dejados de pagar durante el último año laborado, 8- La suma de Cien Mil Pesos con 00/100 (RD$100,000.00) por concepto de indemnización por falta de pago de derechos adquiridos, salarios ordinarios y violación a la Ley de La Seguridad Social; Cuarto: Se Ordena, que en virtud de lo que establece el artículo 537 del Código de Trabajo, para el pago de las sumas a que condena la presente sentencia, excepto en cuanto al monto de los daños y perjuicios, se tome en cuenta la variación en el valor de la moneda durante el tiempo que mediare entre la fecha de la demanda y la fecha en que se pronunció la presente sentencia; La variación en el valor de la moneda será determinada por la evolución del índice general de los precios al consumidor elaborado por el Banco Central de la República Dominicana; Quinto: Se condena la empresa Estacion Shell Camú y los señores R.B., D.B. y F.M., al pago de las costas del procedimiento, ordenando su distracción a J. y A.V.G.S., abogados que afirman haberlas avanzando en su totalidad”;

Considerando, que la parte recurrente propone en su recurso de casación el siguiente medio: “Unico Medio: Desnaturalización de los hechos y las actas de audiencia contentivas de las declaraciones del demandante y los testigos propuestos por la parte recurrida, mala ponderación de la realidad del verdadero empleador, la no demostración ante la Corte a-qua de lo alegado en su carta de dimisión, violación al artículo 101 del Código de Trabajo”;

En cuanto al recurso de casación:

Considerando, que la parte recurrida en su memorial de defensa solicita que se declare inadmisible el recurso de casación interpuesto, en razón de que la parte recurrente no cumplió con las disposiciones del artículo 5 de la Ley de Casación y el párrafo II de dicho artículo, de la Ley núm. 3726 del 29 de diciembre de 1953 y el artículo 642 del Código de Trabajo;

Considerando, que los artículos 642 y 5 del Código de Trabajo y de la Ley sobre Procedimiento de Casación, respectivamente, enuncian las condiciones necesarias que debe contener el escrito del recurso de Considerando, si bien el recurso de casación en cuestión no cumple a cabalidad con todas las disposiciones de los referidos artículos, en el caso de que se trata, dicha situación no constituye un “medio que sin contradecir el fondo de la acción la hagan definitivamente inadmisible…” (artículo 586 del Código de Trabajo) o un obstáculo que impide al recurrido presentar su defensa o un medio que impida el desarrollo y la metodología del proceso; asimismo, los recurrentes en su memorial de casación proponen el medio antes indicado y lo desarrollan, de forma muy breve, pero sucinta señalando los agravios que se expondrán más adelante, con lo cual cumple con la obligación dispuesta por los citados textos legales que hacen válido el recurso; que por lo precedentemente expuesto, los fundamentos de la alegada inadmisión deben ser desestimados;

En cuanto al recurso de casación: Considerando, que en el desarrollo de su único medio de casación, los recurrentes alegan en síntesis lo siguiente: La Corte aqua, antes de condenar a la recurrente al pago de prestaciones laborales y otros derechos, debió ponderar de forma detallada, si los hoy recurridos tenían calidad de trabajadores y si existían los elementos esenciales del contrato de trabajo; los jueces de fondo no recurrida ni el testimonio mismo de dicha parte, contenidas en el acta de audiencia y en las cuales basa su decisión; que no fueron constantes ni regulares y se contradicen entre sí, habiéndole dado, los jueces de fondo, preeminencia sobre otras pruebas no ponderadas;

Considerando, que ha sido criterio pacífico de esta Suprema Corte de Justicia que la determinación de la naturaleza del contrato de trabajo es una cuestión de hecho, facultad de los jueces del fondo sobre la base de su soberano poder de apreciación de las pruebas que se les aporten, lo que escapa al control de la casación, salvo cuando incurren en alguna desnaturalización;

Considerando, que de conformidad con el artículo 1° del Código de Trabajo, el contrato de trabajo es aquel por el cual una persona se obliga, mediante una retribución, a prestar un servicio personal a otra, bajo la dependencia y dirección inmediata o delegada de ésta; siendo los tres elementos básicos de todo contrato de trabajo, la prestación de un servicio personal, subordinación y el salario;

Considerando, que la Corte a-qua, mediante la sentencia ahora impugnada, pone de manifiesto que: “que del análisis de las conclusiones y alegatos vertidos por las partes en el desarrollo del proceso de producción de pruebas, se advierte que son puntos existencia del contrato de trabajo y su modalidad, ya que el trabajador alega que estaba vinculado a la empresa mediante un contrato de trabajo por tiempo indefinido y la parte empleadora niega la existencia del mismo; (…)”;

Considerando, que el Código de Trabajo establece una presunción juris tantum en su artículo 15, en virtud del cual se presume la existencia del contrato de trabajo en toda relación de trabajo personal; mientras que el artículo 16 de dicho Código, libera a los trabajadores de hacer la prueba de los hechos que se establecen en los documentos que los empleadores tienen que registrar y conservar ante las autoridades de trabajo, lo que unido a lo dispuesto en el artículo 34 de dicho código, hace reputar que cada vez que un demandante demuestra haber prestado sus servicios personales al demandado, se presume que éstos fueron como consecuencia de un contrato de trabajo por tiempo indefinido; que esta presunción prevalece hasta tanto el demandado haga prueba de que dichos servicios eran prestados como consecuencia de un vínculo contractual de otra naturaleza;

Considerando, que del análisis de la sentencia impugnada se infiere que la Corte a-qua ha fundamentado su fallo en que: “que de la acta de audiencia núm. 01454-11, de fecha 24/08/2012, la cual fue admitida como medio de prueba, de acuerdo con la ordenanza núm. 0068, de fecha 22/10/2012, donde constan las declaraciones que como testigos del trabajador recurrido y con relación al contrato de trabajo, expusieron los señores E.R. y J.F.L.D., declarando el primero, entre otras cosas, que: el trabajador se llama R.B., que era engrasador de vehículos, que trabajaba en la Bomba Shell, frente a F.C., que entiende que los dueños de la Bomba son F., D. y R., que el demandante engrasaba camiones, que él iba cada quince (15) días a dar mantenimiento, que eso fue en los años setenta, que veía al demandante trabajando en ese lugar, que nunca lo vio laborando en otra empresa, que el demandante iba a esa bomba a trabajar, mientras que él segundo y siempre de acuerdo con el acta de audiencia citada, dijo entre otras cosas que, el demandante se dedicaba a engrasar vehículos, que él trabajaba en la Bomba Shell, frente a F.C., que solo lo vio trabajando en esa bomba, que él sabe que el demandante trabajaba en esa bomba porque siempre lo vio ahí. Declaraciones estas que también se encuentran transcritas en la sentencia de primer grado, que es un acto, auténtico, por tal razón, el tribunal de alzada no puede desconocer un acto de comprobación grado, sin dar razones para ello; Si bien el recurso de apelación tiene un efecto devolutivo que obliga al tribunal de apelación a conocer de la demanda original, como si la sentencia recurrida no existiere, no es menos cierto que dicho efecto no aniquila los actos cumplidos en primera instancia y las comprobaciones que realiza ese tribunal, los cuales deben ser ponderados por el tribunal de alzada. (sentencia 5 de diciembre del 2007, B. J. núm.1165. págs. 806-812); En tal sentido, dichas declaraciones contenidas en el acta de audiencia y la sentencia del a-quo, que fueron depositadas como medio de prueba por la parte recurrida, a la corte le merecen credibilidad, por su coherencia y sinceridad, lo que evidencia que el señor R.A.B., le prestaban servicios personales, a los recurrentes la empresa Estacion Shell Camú y los señores R.B., D.B. y F.M., por lo que en tal aspecto se deja establecida la existencia del contrato de trabajo entre las partes así como la naturaleza indefinida del mismo en aplicación de lo que dispone el artículo 34 del Código de Trabajo, ya que los recurrentes se encontraban obligado a combatir dicha presunción, demostrando que no existió tal relación laboral, toda vez que de acuerdo con la jurisprudencia más socorrida y la doctrina compartida por esta Corte, “el contrato de trabajo no es un contrato solemne, es un contrato que se forma con el simple acuerdo ya que esto último configura la prestación del servicio personal, tal y como lo prevé el referido artículo 15 del Código de Trabajo, (B. J. 1666, págs.. 924-932, enero 2008)”, razones por las cuales la corte establece la existencia del contrato de trabajo por tiempo indefinido entre el señor R.A.B. y la empresa Estacion Shell Camú y los señores R.B., D.B. y F.M.”;

Considerando, que ha sido criterio de esta Tercera Sala, que cuando un demandado en pago de indemnizaciones laborales por terminación de un contrato de trabajo con responsabilidad para el empleador, descarte la naturaleza de dicho contrato o cualquiera de las condiciones de la ejecución del contrato o la forma de pago del salario, está admitiendo la existencia de la relación laboral; que el artículo 15 del Código de Trabajo reputa la existencia de un contrato de trabajo en toda relación de trabajo, de donde se deriva que cuando un reclamante prueba haber prestado un servicio personal a la otra, corresponde a ésta demostrar que el mismo fue prestado en virtud de otro tipo de relación contractual, debiendo los jueces, en ausencia de dicha prueba dar por establecido el contrato de trabajo;

Considerando: que los jueces pueden a través del principio de la primacía de la realidad y de la búsqueda de la verdad material de los naturaleza de la relación que existía entre las partes, así como la existencia o no del contrato de trabajo, alegado por una y negado por otra;

Considerando, que esta S. juzga que los jueces de fondo hicieron una correcta apreciación de las pruebas aportadas, al dar por establecido que el demandante prestaba sus servicios personales a la parte recurrente, tras ponderar las declaraciones de los testigos, sin que se evidencie desnaturalización alguna en ese aspecto; en tanto que, a juicio de esta Sala la actual parte recurrente no aportó indicios suficientes para destruir la presunción del citado artículo 15; como se advierte en el caso de que se trata;

Considerando, que la sentencia impugnada contiene una relación completa de los hechos y motivos suficientes y pertinentes, que permiten a esta Corte verificar la correcta aplicación de la ley, razón por la cual el medio examinado carece de fundamento y debe ser desestimado.

Por tales motivos, Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por la empresa Estación Shell Camú, R.B., D.B. y F.M. contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de La Vega, el 4 de septiembre fallo; Segundo: Condena a la parte recurrente al pago de las costas de procedimiento ordenando su distracción a favor y provecho de los Licdos. L.R.L.S., J.A.J. y A.V.G.B., quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad;

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 24 de agosto de 2016, años 173° de la Independencia y 154° de la Restauración.

(Firmados).- M.R.H.C..- S.I.H.M..-

R.C.P.A..-

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.

La presente copia se expide en Santo Domingo, Distrito Nacional, hoy 02 de noviembre de 2016 , a solicitud de la parte interesada. Exonerada de pagos de impuestos y sellos de Impuestos Internos.

MERCEDES A. MINERVINO A.

Secretaria General Interina