Sentencia de Suprema Corte de Justicia, del 20 de Marzo de 2019.

Fecha de Resolución20 de Marzo de 2019
EmisorTercera Sala

Sentencia No. 156

C.A.R.V., Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia, Certifica: Que en los archivos a su cargo hay un expediente que contiene una sentencia de fecha 20 de marzo del 2019, que dice así:

TERCERA SALA

Rechaza Audiencia pública del 20 de marzo de 2019.

Preside: M.R.H.C..

D., Patria y Libertad

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por Alórica Central, LLC., industria de Zona Franca organizada y existente de conformidad con las leyes de California, Estados Unidos, con su planta ubicada en la calle S.W., esq. J. de J.R. núm. 85, V.J., de esta ciudad de Santo Domingo, Distrito Nacional, contra la sentencia dictada por la Primera Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, el 4 de abril de 2017, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Visto el memorial de casación depositado en la secretaría de la Primera Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, el 21 de abril de 2017, suscrito por la Licda. A.S.B., Cédula de Identidad y Electoral núm. 001-1293699-2, abogada de la recurrente, Alórica Central, LLC., mediante el cual propone los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la secretaría de la Suprema Corte de Justicia, el 19 de junio de 2017, suscrito por el Lic. C.R.R., por sí y por el Licdo. E.M.C.G., Cédulas de Identidad y Electoral núms. 016-0000413-7 y 054-0109349-6, abogados de los recurridos, los señores D.O., F.A.R.E., M.A.L.A. y A.R.V.;

Que en fecha 30 de enero de 2019, esta Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, en sus atribuciones Laborales, integrada por los Jueces: M.R.H.C., P.; R.
.C.P.Á. y M.A.F.L., asistidos por la Secretaria General, procedió a celebrar audiencia pública para conocer del presente recurso de casación;

Visto el auto dictado el 19 de marzo de 2019, por el magistrado M.R.H.C., P. de la Tercera Sala, por medio del cual llama, en su indicada calidad, al magistrado E.H.M., Juez de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 684 de 1934;

Visto la Ley núm. 25-91 de fecha 15 de octubre de 1991, Orgánica de la Suprema Corte de Justicia, modificada por la Ley núm. 156 de 1997 y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que con motivo de la demanda laboral interpuesta por los señores D.O., F.A.R.E., M.A.L.A. y A.R.V. contra Alórica Central, LLC., la Sexta Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional dictó, el 14 de agosto de 2015, una sentencia con el siguiente dispositivo: “Primero: Declara regular y válida, en cuanto a la forma, la demanda laboral incoada por los demandantes señores D.O.S.R., F.A.R.E., M.A.L.A. y A.R.V., en contra de Alórica Central, LLC., C.A.P.S., Y.M., J.S., O.V., O.V., J.C., M.P., J.T., P.D.S., M.M., D.H., L.L., R.A.R., J. De la Cruz, M.G., M.A., A.R., J.A.R., F.G., J.R., J.R., R.A., A.C., S.P., J.D., J.J., F.L., H.C., R.F.S., L.S., I.R. y R.G., por haberse interpuesto de conformidad con la ley que rige la materia; Segundo: En cuanto al fondo, declara resuelto el contrato de trabajo que ligaba por tiempo indefinido unió a los demandantes señores D.O.S.R., F.A.R.E., M.A.L.A. y A.R.V., con Alórica Central, LLC., por despido injustificado por el empleador y con responsabilidad para el mismo; Tercero: Acoge, con las modificaciones que se han hecho consta en esta misma sentencia, la demanda de que se trata, y en consecuencia, condena a Alórica Central, LLC., 1) a pagar a favor del demandante señor D.O.S.R., las prestaciones laborales y derechos adquiridos siguientes, en base a un tiempo de labores de un (1) año, ocho (8) meses y trece (13) días, devengando un salario de RD$35,000.00 Pesos mensuales y diario de RD$1,468.73; a) 28 días de preaviso, ascendentes a la suma de RD$41,124.44; b) 34 días de auxilio de cesantía, ascendentes a la suma de RD$49,936.82; c) La proporción del salario de Navidad del año 2015, ascendentes a la suma de RD$6,934.88; d) Cuatro (4) meses y trece (13) días de salario, en aplicación del ordinal 3° del artículo 95, del Código de Trabajo, ascendentes a la suma de RD$159,093.49; Ascendiendo el total de las presentes condenaciones a la suma de Doscientos Cincuenta y Siete Mil Ochenta y Nueve Pesos dominicanos con 63/100 (RD$257,089.63); 2), a pagar a favor del demandante señor F.A.R.E., las prestaciones laborales y derechos adquiridos siguientes, en base a un tiempo de labores de un (1) año y cinco (5) días, devengando un salario de RD$28,720.08 Pesos mensuales y diario de RD$1,205.20; a) 28 días de preaviso, ascendentes a la suma de RD$33,745.06; b) 21 días de auxilio de cesantía, ascendentes a la suma de RD$25,309.08; c) 14 días de vacaciones, ascendentes a la suma de RD$16,872.08; d) La proporción del salario de Navidad del año 2015, ascendentes a la suma de RD$5,690.58; e) Cuatro (4) meses y trece (13) días de salario, en aplicación del ordinal 3° del artículo 95, del Código de Trabajo, ascendentes a la suma de RD$130,547.38; ascendiendo el total de las presentes condenaciones a la suma de Doscientos Doce Mil Ciento Sesenta y Cuatro Pesos dominicanos con 12/100 (RD$212,164.12); 3) a pagar a favor del demandante señor M.A.L.A., las prestaciones laborales y derechos adquiridos siguientes, en base a un tiempo de labores de un (1) año cinco (5) meses, devengando un salario de RD$21,812.96 Pesos mensuales y diario de RD$915.35; a) 28 días de preaviso, ascendentes a la suma de RD$25,629.08; b) 27 días de auxilio de cesantía, ascendentes a la suma de RD$24,714.45; c) La proporción del salario de Navidad del año 2015, ascendentes a la suma de RD$4,322.00; d) Cuatro (4) meses y trece (13) días de salario, en aplicación del ordinal 3° del artículo 95, del Código de Trabajo, ascendentes a la suma de RD$99,151.39; Ascendiendo el total de las presentes condenaciones a la suma de Ciento Cincuenta y Tres Mil Ochocientos Dieciséis Pesos dominicanos con 92/100 (RD$153,816.92);
4) a pagar a favor del demandante señor A.R.V., las prestaciones laborales y derechos adquiridos siguientes, en base a un tiempo de labores de dos (2) años, siete (7) meses y nueve (9) días, devengando un salario de RD$35,000.00 Pesos mensuales y diario de RD$1,468.73; a) 28 días de preaviso, ascendentes a la suma de RD$41,124.44; b) 34 días de auxilio de cesantía, ascendentes a la suma de RD$49,936.82; c) 7 días de vacaciones, ascendentes a la suma de RD$10,281.11; d) La proporción del salario de Navidad del año 2015, ascendentes a la suma de RD$6,934.88; e) Cuatro (4) meses y trece (13) días de salario, en aplicación del ordinal 3° del artículo 95, del Código de Trabajo, ascendentes a la suma de RD$159,093.49; Ascendiendo el total de las presentes condenaciones a la suma de Doscientos Sesenta y Siete Mil Trescientos Setenta Pesos dominicanos con 74/100 (RD$267,370.74); Cuarto: Condena a Alórica Central LLC., al pago de las costas del procedimiento, ordenando su distracción a favor y provecho de los Licdos. C.R.R. y E.M.C.G., quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad”; b) que sobre los recursos de apelación interpuestos contra esta decisión, intervino la sentencia, objeto de este recurso, cuyo dispositivo reza así: Primero: En cuanto a la forma, declara regulares y válidos sendos recursos de apelación, interpuestos el principal, en fecha catorce (14) del mes de septiembre del año dos mil quince (2015), por la empresa Alórica Central, LLC., y el incidental en fecha tres (3) del mes de febrero del año dos mil dieciséis (2016), por los señores D.O.S.R., F.A.R.E.M.A.L.A. y A.R.V., contra la sentencia núm. 216/2015, dictada en fecha catorce (14) del mes de agosto del año dos mil quince (2015), por la Sexta Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, por haber sido interpuestos de conformidad con la ley; Segundo: En cuanto al fondo, rechaza las conclusiones del recurso de apelación principal y acoge en parte el recurso de apelación incidental, en consecuencia confirma en todas sus partes la sentencia recurrida, con excepción, de las indemnizaciones establecidas en el ordinal 3°, del artículo 95, del Código de Trabajo, para que se lea que la condenación por este concepto es de seis (6) meses de salario para cada uno de los trabajadores, de acuerdo con el salario devengado por cada uno de ellos, por los motivos indicados en el cuerpo de la presente sentencia; Tercero: Ordena, en virtud de lo que establece el artículo 537, del Código de Trabajo, que para el pago de las sumas a que ordena la presente sentencia, se tome en cuenta la variación en el valor de la moneda durante el tiempo que mediare entre la fecha de la demanda y la fecha en que se pronunció la presente sentencia; la variación en el valor de la moneda será determinada por la evolución del índice general de los precios al consumidor elaborado por el Banco Central de la República Dominicana; Cuarto: Compensa, pura y simplemente las costas del proceso entre las partes, por los motivos expuestos”;

Considerando, que la parte recurrente propone en su recurso de casación los siguientes medios: Primer Medio: Falta e insuficiencia de motivos; Segundo Medio: Desnaturalización de hechos y documentos;

En cuanto al medio de inadmisibilidad del presente recurso Considerando, que en su memorial de defensa la parte recurrida, los señores D.O.S.R. y compartes, proponen, de manera incidental, que declaréis inadmisible o nulo el recurso de casación de fecha 21 de abril de 2017, interpuesto por la empresa Alórica Central, LLC, contra la sentencia núm. 028-2015-ELAB-750, (NU-055-15-00177), dictada por la Primera Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, en fecha 4 de abril de 2017, por sustanciales violaciones a normas de procedimiento, contenidas en la Ley de Casación, y que tienen un carácter estrictamente de orden público y por las razones y motivos siguientes: a) que la empresa recurrente irregularmente notificó a la parte recurrida en el domicilio de una oficina de abogados, no así en manos o en la persona de los cuatro trabajadores recurridos, ni en ninguno de los domicilios personales reales de esos trabajadores como lo manda la ley, en los aspectos que se refiere a los emplazamientos y a su validez, según se desprende del contenido del Acto de Alguacil núm. 507/17, de fecha 21 de abril de 2017, que para comprobación se anexa en original; b) Por la empresa recurrente, en la forma como se indica en las motivaciones de este memorial, no hacer a los recurridos el emplazamiento que mandan las normas para que los recurridos comparezcan ante la Suprema Corte de Justicia, en la forma y plazo previstos en el artículo 6 de la Ley de Casación y sus modificaciones; c) Por dicho recurso estar dirigido a asuntos del fondo del proceso laboral que dieron origen a la sentencia impugnada, olvidando la recurrente, que la misión de la Suprema Corte de Justicia, es la de verificar únicamente si la regla de derecho ha sido correctamente aplicada; d) Por constituir dicho recurso de casación, en algunos de sus puntos medios o demanda nueva alegada por primera vez ante ese supremo tribunal; e) Por carecer del desarrollo lógico y coherente de los medios propuestos en el mismo, conforme se ha dicho en las argumentaciones plasmadas en el presente memorial de defensa; y f) Por la empresa recurrente no identificar los agravios en que incurrieron los jueces y que, según sus alegaciones, le pudiera merecer crédito para pedir casar la sentencia impugnada;

Considerando, que en vista del carácter perentorio de los medios de inadmisión que deben ser conocidos, previo al conocimiento del fondo del asunto, esta Tercera Sala procede en los considerandos siguientes a darle respuesta al incidente propuesto por la hoy recurrida;

Considerando, que al examinar el Acto de Alguacil núm. 507/17, de fecha 21 de abril de 2017, se puede advertir que, en efecto, el ministerial G.A.P.F., A.O. de la Presidencia de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, actuando a requerimiento de la empresa Alórica Central, LLC., actual recurrente, notificó el recurso de casación que nos ocupa, mediante acto contentivo de un traslado al estudio profesional de los Licdos. C.R.R. y E.M.C.G., alegadamente constituidos por la hoy recurrida, dejando copia del mismo en manos de D.R., secretaria de dichos abogados; que esto no impidió que la contraparte tomara conocimiento de dicho acto a fin de ejercer su derecho de defensa, toda vez que hizo constitución de abogado y produjo su memorial de defensa en tiempo oportuno, lo que indica que la irregularidad alegada no le produjo ningún agravio ni lesionó los intereses de su defensa; que así mismo, al examinar el memorial de casación depositado por la parte recurrente se advierte que el mismo presenta dos medios de casación, que han sido desarrollados de forma clara y explícita, tanto en los hechos como en el derecho, por lo que contrario a lo manifestado por la parte recurrida, dichos medios contienen las razones que fundamentan jurídicamente el presente recurso; porque en esta materia es inaplicable el artículo 6 de la Ley de Casación; en cuanto a la demanda nueva en algunos de sus puntos, de la lectura del memorial de defensa de que se trata, se infiere que la parte recurrida no desarrolló, ni motivó, como era su deber, el medio que esboza, por lo que el mismo carece de contenido ponderable y debe ser desestimado, en consecuencia, se rechazan los pedimentos de inadmisibilidad al ser improcedentes y mal fundados, sin que tenga que hacerse constar en el dispositivo de esta sentencia;

En cuanto a la caducidad del recurso de casación Considerando, que la parte recurrida en su memorial de defensa, de manera incidental, propone proceder a la declaratoria de caducidad del recurso de casación, de fecha 21 de abril de 2017, ejercido por la empresa Alórica Central, LLC, contra la sentencia núm. 028-2015-ELAB-750, (N-U-055-15-00177), dictada por la Primera Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, en fecha 4 de abril de 2017, por no ser notificado el referido recurso a la parte recurrida que se le opone en el plazo de 5 días que prevé el Código de Trabajo en su artículo 463, y además, ser notificado en una oficina de abogados, pero no en el domicilio, ni a la persona de ninguno de los cuatro trabajadores, a quienes se le oponía el recurso de casación que se responde;

Considerando, que el artículo 643 del Código de Trabajo establece: “En los cinco (5) días que sigan al depósito del escrito, el recurrente debe notificar copia del mismo a la parte contraria, el secretario en el mismo plazo remitirá el expediente completo y un inventario en duplicado de las piezas del mismo al secretario de la Suprema Corte de Justicia, quien en los tres días de su recibo devolverá, firmado por él, uno de los duplicados al secretario remitente”, en la especie, no se evidencia que el recurso de casación se haya notificado fuera del plazo de ley, debido a que este fue depositado en la secretaría de la corte, en fecha 21 de abril 2017, y notificado en la misma fecha, en consecuencia, en ese aspecto, la solicitud carece de fundamento y debe ser desestimada;

En cuanto al recurso de casación Considerando, que en el desarrollo de sus dos medios de casación, los que serán reunidos para su estudio, por su estrecha relación, la parte recurrente propone en síntesis lo que sigue: “que la Corte a-qua incurrió en falta de motivos, en razón de que los empleados alegan en sus conclusiones que el despido fue injustificado basándose en una serie de alegatos falsos, y los cuales la empresa, mediante pruebas depositadas, demostró que dicho despido no solo fue justificado sino necesario para la salud laboral de la empresa, ya que los empleados representaban una amenaza al ambiente laboral y para el buen funcionamiento de la misma. Sin embargo, la Corte no ponderó dichas pruebas, ni acogió los testimonios presentados por la empresa y las mismas no están contenidas en la sentencia; que la Corte a-qua, de forma inexplicable, admitió como injustificado el despido de los empleados el cual hoy estamos recurriendo en casación, procediendo a rechazar el recurso de apelación interpuesto por la empresa, sin dar los motivos claros en que fundamentaron su fallo”;

Considerando, que la parte recurrente sigue alegando: “que los Jueces de la Corte a-qua incurrieron en falta de motivos para justificar el por qué rechazaron el recurso de apelación interpuesto por la empresa, siendo la omisión de los motivos en la sentencia una grave violación a nuestro derecho de defensa, el cual no solo es garantizado por las leyes laborales sino por la Constitución de la República; esta insuficiencia de motivos puede constituir un medio de casación cuando esta insuficiencia equivale a una falta de motivos; así mismo, que en su recurso de apelación presentaron una serie de comprobaciones y declaraciones, mediante conclusiones, con la finalidad de que la Corte hiciera mención a cada uno de los alegatos que hacían los empleados como son: pago de vacaciones, salario de Navidad, el salario real devengado por los empleados, etc., que sin embargo, la Corte no contestó el por qué de las condenaciones de los salarios de pago de vacaciones y salario de Navidad y el aumento de los salarios de los empleados, no obstante depositar dichas pruebas, omitiendo además, sin dar razones y motivos del por qué condena a la empresa al pago de esos valores;

Considerando, que la Corte no acogió los documentos probatorios ni los testimonios y las declaraciones del testigo donde, de manera clara y precisa, dice que el empleado se durmió en su puesto de trabajo y en horas laborales, pero la Corte se limitó a decir que los testimonios eran contradictorios, pero ni siquiera hizo mención del por qué consideró que dicho testimonio no probaba el despido justificado y por qué los consideraban contradictorios, por lo que la Corte a-qua no hizo la correcta aplicación de la ley laboral, razón por la cual parte de la sentencia núm. 028-2017-SSENT-061, de fecha 4 de abril de 2017, debe ser casada, a fin de subsanar el error cometido por la Corte misma en perjuicio de la empresa Alórica Central, LLC.”;

Considerando, que del estudio de la sentencia impugnada, la Corte a-qua deja claramente establecido “que del estudio y análisis de los testimonios que constan en el acta de audiencia de fecha 9 de marzo de 2017, ofrecidas por ante la Corte por los señores L.H.O.C., a cargo de la parte recurrente principal y C.M.N. a cargo de los recurridos y recurrentes incidentales y los documentos referidos en líneas anteriores, permiten a la Corte comprobar que los trabajadores D.O.S.R., F.A.R.E., A.R.V. y M.A.L.A., no cometieron las faltas alegadas por la empresa Alórica Central, LLC., toda vez que las declaraciones dadas por el testigo del recurrente principal como la de los recurridos, son declaraciones contradictorias, imprecisas e incoherentes, por lo que la Corte la descarta al igual que los documentos aportados por la parte recurrente en ese sentido, por no constituir pruebas suficientes para demostrar la justa causa del despido ejercido por dicha empresa en contra de los ex trabajadores, por tanto, la Corte al igual que el Tribunal a-quo declara resuelto el contrato de de trabajado entre las partes por despido injustificado, consecuentemente se acoge la demanda en reclamo de prestaciones laborales y derechos adquiridos interpuestas por los trabajadores, los señores D.O.S.R., F.A.R.E., A.R.V. y M.A.L.A.”;

Considerando, que así mismo, la sentencia impugnada establece: “que al haber quedado establecido el despido injustificado ejercido por el empleador, en perjuicio de los trabajadores, procede de esta Corte determinar si ha cumplido el empleador respecto al pago de los reclamos de prestaciones laborales y derechos adquiridos correspondientes a los trabajadores y reclamados por ellos en el contenido de su demanda. De ahí, que en virtud de lo establecido en el artículo 1315 del Código Civil y 16 del Código de Trabajo, corresponde a dicho empleador demostrar a esta Corte haber cumplido con dicha obligación o mas bien, demostrar que se encuentra liberado del pago de los mismos, por haberlo realizado, no constando en el expediente ningún medio de prueba aportado por la empresa, que demuestre haberse liberado de sus obligación mediante el pago”;

Considerando, que la falta de base legal, supone la ocurrencia de una insuficiencia o incompleta exposición de los hechos de la causa que le impida a la Corte de Casación verificar si la ley o el derecho ha sido bien o mal aplicado, lo que no ocurre en la especie, ya que en la sentencia impugnada, se observa el cumplimiento con este requisito, donde los magistrados que la suscriben hacen un estudio ponderado de manera integral de las pruebas aportadas al debate y un análisis de la materialidad de los hechos acontecidos y apreciados soberanamente, en virtud del poder de apreciación en el conocimiento de los modos de prueba, que le otorga facultad para escoger entre pruebas disímiles, aquellas que les resulten más verosímiles y descartar las que a su juicio no le merecen credibilidad, lo que escapa al control de la casación, como se ha hecho constar anteriormente, el Tribunal a-quo descartó las declaraciones dadas por el testigo del recurrente principal como la de los recurridos, por considerar que son declaraciones contradictorias, imprecisas e incoherentes, así como los documentos aportados por la parte recurrente, por no constituir pruebas suficientes para demostrar la justa causa del despido ejercido por dicha empresa en contra de los ex trabajadores, en cuanto a las faltas invocadas, lo cual entra dentro de la facultad que le otorga la ley, salvo desnaturalización, lo cual no se advierte en el presente caso, en consecuencia, el desconocimiento del valor probatorio de una declaración hecha ante un tribunal, como de los documentos de que se traten, no constituyen una falta de ponderación de los mismos, sino el uso de su poder soberano, derivado de la apreciación regular de los medios de prueba que soportan el proceso;

Considerando, que de lo anterior y estudio de la sentencia impugnada, se advierte que la misma contiene motivos suficientes, pertinentes, razonables y adecuados y una relación completa de los hechos, no advirtiéndose que al formar su criterio, la Corte incurriera en falta e insuficiencia de motivos, ni desnaturalización de los hechos, sino que ha quedado establecido la injusta causa del despido ejercido por dicha empresa, en contra de los ex trabajadores, en consecuencia, los medios propuestos en el presente recurso carecen de fundamento y deben ser desestimados, y en consecuencia, rechazado el mismo.

Por tales motivos; Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por Alórica Central, LLC., contra la sentencia dictada por la Primera Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, el 4 de abril de 2017, cuyo dispositivo ha sido copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Compensa las costas del procedimiento.

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 20 de marzo de 2019, años 176° de la Independencia y 156° de la Restauración.

(Firmados) M.R.H.C..- E.H.M..- M.A.F.L..-

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.

La presente copia se expide en Santo Domingo, Distrito Nacional, hoy día 03 de abril del 2019, para los fines correspondientes. Exonerada de pagos de impuestos internos y sellos de impuestos internos.

C.A.R.V..

Secretaria General