Sentencia nº 0779 de Suprema Corte de Justicia, del 20 de Diciembre de 2019.

Fecha de Resolución:20 de Diciembre de 2019
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

Decisión: Rechaza

Sentencia No. 0779-2019

C.J.G.L., S. General de la Suprema Corte de Justicia, Certifica: Que en los archivos a su cargo hay un expediente que contiene una sentencia de fecha 20 de diciembre del 2019, que dice así:

EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA

La T.S. de la Suprema Corte de Justicia, actuando como corte de casación, competente para conocer las materias de tierras, laboral, contencioso-administrativo y contencioso-tributario, regularmente constituida por los magistrados M.A.R.O., presidente, M.R.H.C., M.A.F.L., A.A.B.F. y R.V.G., jueces miembros, asistidos de la secretaria de la Sala, en la sede de la Suprema Corte de Justicia, ubicada en S.D. de G., Distrito Nacional, en fecha 20 de diciembre de 2019, año 176° de la Independencia y año 157° de la Restauración, dicta en audiencia pública, la siguiente sentencia:

Apoderada del recurso de casación interpuesto por la empresa Falconbridge Dominicana, SA., contra la sentencia núm. 00053, de fecha 14 Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

Decisión: Rechaza

de abril de 2016 dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de La Vega, cuyo dispositivo figura copiado más adelante.

I....T. del recurso

  1. El recurso de casación fue interpuesto mediante memorial depositado en fecha 25 de julio de 2016, en la secretaría de la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de La Vega, a requerimiento de la empresa Falconbridge Dominicana, SA., creada de conformidad con las leyes dominicanas, con su domicilio social en la avenida M.G. núm. 30, S.D., Distrito Nacional y principal centro de trabajo en Loma La Peguera, sección Rancho Nuevo, municipio Bonao, provincia M.N., representada por su presidente I.M.; la cual tiene como abogados constituidos a los Lcdos. R.E.C.R., J.M.C.T. y al Dr. R.D.G., dominicanos, titulares de las cédulas de identidad y electoral núms. 001-01030310, 001-1104770-0 y 001-0060494-1, con estudio profesional, abierto en común, en la calle Prof. E.A. núm. 60 esquina C. “8”, ensanche J., S.D., Distrito Nacional.

  2. La notificación del recurso a la parte recurrida J.I.O., se realizó mediante acto núm. 680-2016, de fecha 25 de julio de 2016, Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    instrumentado por J.C.F.R., alguacil de estrado del Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de M.N..

  3. La defensa al recurso de casación fue presentada mediante memorial depositado, en fecha 21 de septiembre de 2016, en la secretaría general de la Suprema Corte de Justicia, por J.I.O.E., dominicano, tenedor de la cédula de identidad y electoral núm. 068-0001321-8, domiciliado y residente en la calle J.M. núm. 16, urbanización Falcondo, municipio Bonao, provincia M.N.; quien tiene como abogados constituidos a los Dres. L.M.V. y A.A.M.D., dominicanos, portadores de las cédulas de identidad y electoral núms. 001-0025920-9 y 001-0727355-9, con estudio profesional, abierto en común, en la avenida Independencia núm. 423, esquina calle V.d.E., 2do. nivel, suite 205, S.D., Distrito Nacional y con domicilio accidental en el de su representado.

  4. La audiencia fue celebrada por esta T.S., en atribuciones laborales, en fecha 21 de noviembre de 2018, integrada por los magistrados M.R.H.C., presidente E.H.M., R.C.P.Á. y M.A.F.L., jueces miembros, asistidos de la Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    secretaria y del ministerial, trámite que una vez concluido coloca el expediente en condiciones de ser decidido.

  5. La actual conformación de los jueces de la T.S. de la Suprema Corte de Justicia, fue establecida mediante el acta núm. 06/2019, de fecha 11 de abril de 2019, dictada por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia, de la manera siguiente: M.A.R.O., presidente, M.R.H.C., R.V.G., A.A.B.F. y M.F.L., jueces miembros.

    II. Antecedentes

  6. Sustentado en una dimisión justificada, J.I.O.E., incoó una demanda en reclamación de prestaciones laborales, derechos adquiridos e indemnización por daños y perjuicios contra la empresa Falconbridge Dominicana, SA., dictando el Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de M.N., la sentencia núm. 65/15, de fecha 11 de mayo de 2015, cuyo dispositivo dispone textualmente lo siguiente:

    PRIMERO: Declara buena y válida en cuanto a la forma la demanda en procura de pago de prestaciones laborales, otros derechos adquiridos, por terminación de contrato de trabajo por Dimisión justificada e indemnizaciones laborales, interpuesta por el señor J.I.O.E., en perjuicio de la empresa Falconbridge Dominicana, S.A, por haber sido hecha conforme la ley que rige la materia. SEGUNDO: En cuanto al fondo, declara justificada la dimisión ejercida por el señor Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    J.I.O.E., en perjuicio la empresa Falconbridge Dominicana, S.A por vía de consecuencia, declara resuelto el contrato de trabajo que unía a las partes en litis y condena a la parte demandada al pago de los siguientes valores: a) La suma de Ochocientos Setenta Mil Novecientos Noventa y Seis Pesos (RD$870,996.00), relativa a 28 días de salario ordinario por concepto de preaviso; b) La suma de Dieciséis Millones Ochocientos Cincuenta y Nueve Mil Novecientos Noventa y Cuatro Pesos (RD$16,859,994.00), relativa a 542 días de salario ordinario por concepto de auxilio de cesantía; c) La suma de Quinientos Cincuenta y Nueve Mil Novecientos Veintiséis Pesos (RD$559.926.00), relativa a 18 días de salario ordinario por concepto de vacaciones; d) La suma de Trescientos Setenta y Nueve Novecientos Cinco Pesos (RD$379.905.00), por concepto del pago del salario de navidad correspondiente al año 2013. TERCERO: Condena a la empresa Falconbridge Dominicana, S.A., al pago de Cuatro Millones Cuatrocientos Cuarenta y Siete Mil Seiscientos Sesenta y Dos (RD$4,447.6622.00 a favor del demandante, por concepto de seis (6) meses de salarios caídos (Art. 95, ord. 3° C.T.. CUARTO: Condena a Falconbridge Dominicana, S.A. a pagar a favor del demandante la suma de quinientos mil pesos por los daños y perjuicio causado en ocasión del no pago de la seguridad social en los renglones de seguro contra riesgo y aporte a la AFP correspondiente. QUINTO: Dispone que para el pago que los valores que condena la presente sentencia se tome en cuenta la variación de la moneda conforme lo establece el índice general de los precios al consumidor elaborados por el Banco Central de la República Dominicana. SEXTO: compensa las costa del procedimiento en un 25% y Condena a la empresa Falconbridge Dominicana, S.A., al pago de las costas del procedimiento, en un 75% ordenando su distracción a favor y provecho de de los Dres. A.A.M.D. y L.M.V. abogados que afirman haberlas avanzado en su totalidad (sic).

  7. La parte hoy recurrente la empresa Falconbridge Dominicana, SA., interpuso recurso de apelación contra la referida sentencia mediante Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    instancia de fecha 12 de junio de 2015, dictando la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de La Vega la sentencia núm. 00053, de fecha 14 de abril de 2016, objeto del presente recurso de casación y que textualmente dispone lo siguiente:

    PRIMERO: Se ACOGE, como bueno y válido en cuanto a la forma, el recurso de apelación incoado por la empresa FALCONBRIDGE DOMINICANA, S.A., por haber sido realizado conforme a las normas y procedimientos establecidos por la ley. SEGUNDO: En cuanto al fondo, se acoge en parte el recurso de apelación interpuesto por la empresa FALCONBRIDGE DOMINICANA, S.A., contra la sentencia No.65/15, de fecha once (11) del mes de mayo del año dos mil quince (2015), dictada por el Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de M.N.; en tal sentido, se Revocan los literales C y D, del numeral Segundo, se Confirma el ordinal Cuarto y se modifican los literales A y B del numeral Segundo y el numeral Tercero en cuanto a los montos de las condenaciones de la sentencia impugnada. TERCERO: Se declara resuelto el contrato de trabajo que vinculaba a las partes por efecto de la dimisión ejercida por el trabajador, la cual se declara justificada y con responsabilidad para el empleador, en consecuencia, se acoge en parte la demanda en reclamo de prestaciones laborales incoada por el trabajador por reposar sobre base legal y se condena a la empresa FALCONBRIDGE DOMINICANA S.A., a pagar a favor del señor J.I.O.E., los valores que se describen a continuación: 1- La suma de RD$225,057.84 pesos, por concepto de 28 días de salario por preaviso; 2- La suma de RD$4,356,476.76 pesos, por concepto de 542 días de salario por auxilio de cesantía; 3- La suma de RD$1,149,241.74 pesos, por concepto de 6 meses de salario de conformidad con lo establecido en el artículo 95 del Código de Trabajo y 4- La suma de RD$500,000.00 pesos por concepto de daños y perjuicios. CUARTO: Se ordena que para el pago de la suma a que condena la presente sentencia, excepto en cuanto a los daños y perjuicios, se tome en cuenta la variación en el valor de la moneda desde la fecha de la demanda y hasta la fecha en Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    que fue pronunciada la presente sentencia. La variación en el valor de la moneda será determinada por la evolución del índice general de los precios al consumidor elaborado por el Banco Central de la República Dominicana. QUINTO: Se compensan las costas del procedimiento (sic).

    III. Medios de casación

  8. La parte recurrente invoca en sustento del recurso de casación los siguientes medios: “Primer medio: Violación, por falsa aplicación de las disposiciones contenidas en el artículo 100 del Código de Trabajo, relativas a las formalidades para el ejercicio de la dimisión. Segundo medio: Violación al principio de responsabilidad, establecido en el artículo 40 de nuestra Constitución. Falta de base legal. Desnaturalización de los hechos de la causa y del contenido, claro y preciso, de los acuerdos respectivos arribados entre el ex trabajador, Falconbridge Dominicana y K.N., S.A.S. Violación, por no aplicación, de la Ley No. 87-01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social y del artículo 50 del Código de Trabajo, relativo a las consecuencias que se derivan de una suspensión de los efectos del contrato de trabajo. Contradicción de motivos. Falta de ponderación del contenido y efectos del acto contentivo de notificación de Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    pacto de cuota litis y de las declaraciones de la testigo a cargo de la empresa”. (sic)

    IV. Considerandos de la T.S., después de deliberar:

    Juez ponente: M.A.F.L.

  9. En atención a la Constitución de la República, al artículo 9 de la Ley núm. 156-97 de fecha 10 de julio de 1997, que modificó la Ley núm. 25-91 de fecha 15 de octubre de 1991, Orgánica de la Suprema Corte de Justicia, al artículo 1 de la Ley núm. 3726-53, del 29 de diciembre de 1953 sobre Procedimiento de Casación, modificada por la Ley núm. 491-08, del 19 de diciembre de 2008, esta Sala es competente para conocer del presente recurso de casación.

  10. Para apuntalar su primer medio de casación, la parte recurrente alega, en esencia, que el hoy recurrido violó las disposiciones establecidas en el artículo 100 del Código de Trabajo, al comunicar su dimisión primero al Ministerio de Trabajo y luego a la empleadora la empresa Falconbridge Dominicana, que al invertir el procedimiento establecido en la ley su dimisión carece de justa causa.

  11. La valoración del medio requiere referirnos a las incidencias suscitadas en el proceso ante la jurisdicción de fondo, establecidas de la sentencia Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    impugnada y de los documentos por ella referidos: a) que el recurrido ingresó a trabajar como técnico a la empresa Falconbridge Dominicana, SA.; que luego fue asignado para trabajar en la ciudad de Kone, Nueva Caledonia, en el proyecto K.N. SAS (KNS), durante un período de 2 años, a cuyo término, el 28 de mayo del 2014, se reintegró a la empresa Falconbridge Dominicana, SA., presentando un mes después su dimisión por ante las autoridades de trabajo, por violación al artículo 97, ordinales 2do., 7mo., y 14vo., y art. 47, ordinal 10 del Código de Trabajo, en cuanto a la reducción del salario devengado en su último año y no pagar al día la Tesorería de la Seguridad Social, siendo acogida su demanda por el tribunal de primer grado; b) que la empresa Falconbridge Dominicana, SA., presentó recurso de apelación fundamentado en la inexistencia de las causas que dieron origen a la dimisión por haber sido suspendido de mutuo acuerdo los efectos del contrato de trabajo mientras el trabajador prestara sus servicios en K.N., SAS. e invocó la irregularidad de su dimisión al comunicarla primero al Ministerio de Trabajo y luego al empleador, en violación al artículo 100 del Código de Trabajo; que en su defensa el hoy recurrido solicitó el rechazo del recurso de apelación y la confirmación de la sentencia impugnada, alegando que el artículo 100 del referido código solo sanciona la no comunicación al Ministerio de Trabajo y que el documento Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    suscrito no establece que el contrato de trabajo estuviera suspendido; alegó además que no dio cumplimiento a las cláusulas establecidas en el mismo; procediendo la corte a qua a acoger parcialmente el recurso de apelación y declarar justificada la dimisión, por no pago a la Tesorería de la Seguridad Social, no obstante haber asumido en el contrato la obligación de mantenerlo en su plan de pensiones y riesgos laborales en República Dominicana.

  12. Para fundamentar su decisión la corte a qua expuso los motivos que se transcriben textualmente a continuación:

    Que reposan en el expediente depositados por la parte recurrida los siguientes documentos: a) Copia de la comunicación de la dimisión enviada al Departamento de Trabajo de M.N. en fecha 17 de julio de 2015, y b) Original del acto No. 956/2014, de fecha 18 de julio de 2014, del ministerial J.C.F.R., Alguacil de Estrado del Juzgado de Distrito Judicial de M.N., encabezado como notificación de dimisión justificada e intimación de pago. Que del estudio y ponderación de los documentos antes descritos se comprueba que el trabajador comunicó su dimisión al Ministerio de Trabajo, en la oficina local de M.N. en fecha 17 de julio de 2015, lo cual, en aplicación del artículo 100 del Código de Trabajo, el cual dispone que la falta de la comunicación al Ministerio de Trabajo en el término de las 48 horas siguientes a la dimisión, se reputa que carece de justa causa, ha sido cumplido, ya que dicho texto de ley no dispone igual sanción para la falta de comunicación al empleador, Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    pero además, la ley exime al trabajador realizar dicha comunicación al empleador cuando la dimisión se produce ante la autoridad de trabajo correspondiente, todo lo cual hace insostenible los alegatos del empleador, por haber cumplido el trabajador, a juicio de esta Corte, con el voto de la ley en el artículo 100 del Código de Trabajo y por consiguiente, procede rechazar las indicadas conclusiones por improcedente, mal fundada y carente de base legal

    .

  13. Contrario a lo señalado por el hoy recurrente en su primer medio examinado, la corte a qua no incurre en violación al artículo 100 del Código de Trabajo, al declarar justificada la dimisión presentada por el trabajador, ya que nada impide al trabajador dirigirse en primer lugar al Ministerio de Trabajo y luego informarle al empleador su decisión, pues el referido artículo no establece una fórmula sacramental para su ejercicio, sino que prevé que la dimisión sea comunicada oportunamente al empleador, el cual debe estar siempre enterado de la ruptura del contrato por parte del trabajador; que en este sentido, esta corte de casación, en casos similares, ha determinado, que “(…) el trabajador dio formal cumplimiento a las disposiciones establecidas en el artículo 100 del Código de Trabajo, comunicando la carta de dimisión a la autoridad local de trabajo el día 6 de octubre del 2011 y al día siguiente 7 de octubre del 2011, a la empresa Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    recurrente”1, razón por la cual al no incurrir la sentencia impugnada en la violación denunciada por la recurrente procede rechazar el medio examinado.

  14. Para apuntalar su segundo medio de casación la parte recurrente alega violaciones distintas en su configuración y solución, razón por la cual serán analizadas por aspectos para mantener la coherencia en la sentencia. En un primer aspecto, alega, en esencia, que la corte a qua acogió como causa justificada de la dimisión el no pago de las cotizaciones a la Tesorería de la Seguridad Social desde el mes de agosto de 2012, a pesar de encontrarse suspendido el contrato de trabajo durante el tiempo que el hoy recurrido estuvo laborando en Nueva Caledonia, por lo que la actual recurrente no estaba obligado a cotizar en la Tesorería de la Seguridad Social, sin embargo, para procurarle una adecuada protección en la enfermedad, discapacidad, desocupación y la vejez, solo en el aspecto de plan de pensiones y con respecto al Sistema Dominicano de Seguridad Social, se convino en el contrato carta oferta que: “La empresa continuará reteniendo su contribución para el plan de pensiones. Al final de la asignación, KNS, pagará la porción aplicable al empleador, incluyendo el retorno asumido de sus contribuciones y las contribuciones del empleador”; en base a dicha

    1 SCJ, T.S., sentencia 30 de marzo 20016, B.J. inédito, págs. 16-17. Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    estipulación recayó la responsabilidad del pago de las contribuciones sobre KNS y no sobre Falcondo, por lo que su incumplimiento no le puede ser imputable a esta, ni deducirse ninguna consecuencia jurídica en su contra en virtud del principio de responsabilidad establecido en el artículo 40 de la Constitución. Que precisamente al momento de KNS iniciar las diligencias para dar cumplimiento a su obligación, le fue notificada la demanda y el poder cuota litis en el que se presentaba oposición a pago, lo que fue explicado por la testigo a cargo de la hoy recurrente; que la corte a qua desnaturalizó el contenido y alcance del documento carta oferta, al determinar que la hoy recurrente asumió en dicho contrato la obligación de mantener al trabajador en su plan de pensiones y riesgos laborales en la República Dominicana, pues durante el tiempo que el recurrido estuvo prestando servicio para KNS, su contrato con Falcondo estaba suspendido y así lo reconoce la corte a qua en la sentencia impugnada, por lo que no tenía obligación de continuar pagando las cotizaciones al Sistema de Seguridad Social, incurriendo además en contradicción de motivos, falta de base legal, violación a la Ley núm. 87-01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social y el artículo 50 del Código de Trabajo.

  15. Para fundamentar su decisión la corte a qua expuso los motivos que se transcriben textualmente a continuación: Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    “Que luego del estudio y ponderación íntegra del documento descrito con anterioridad y de las declaraciones de la testigo recurrente, señora N.M.T.F., cuyo testimonio consta en el acta de audiencia de fecha 16/3/2016, No. 00121, las cuales le merecen credibilidad a esta Corte, debido a su coherencia, sinceridad y veracidad, esta Corte ha podido establecer que en la realidad de los hechos acontecidos y las circunstancias en que ocurrieron los mismos, se determina que ocurrió una suspensión del contrato de trabajo que vinculaba a la empresa FALCONBRIDGE DOMINICANA S.A., y el señor J.I.O., ya que ambas partes dieron su consentimiento para suspender el contrato de trabajo, de conformidad con el artículo 51, ordinal 1º del Código de Trabajo, con la finalidad de que el trabajador prestara sus servicios a la empresa K.N. SAS (“KNS”), estipulando que una vez concluyera la prestación de ese servicio, que era por un período de veinticuatro (24) meses y una vez repatriado a la República Dominicana, el trabajador sería elegible para una posición adecuada en la empresa FALCONBRIDGE DOMINICANA S.A. Que cuando la suspensión es realizada por mutuo consentimiento, ésta en sus efectos libera al empleador al pago del salario y al trabajador de prestar su servicio, entendiendo los jueces de esta Corte que si bien con la suspensión las partes quedan liberados de las obligaciones anteriormente citadas, no así sucede con las demás obligaciones, tales como la referente a la seguridad social, siendo del criterio de los jueces de esta Corte entender y considerar que cuando la suspensión, como sucedió en este caso, es por mutuo acuerdo, el empleador puede permitirle a su trabajador que durante dicha suspensión preste servicios para otro empleador, máxime como en caso de la especie, que el trabajador fue favorecido con mejores condiciones de trabajo, para lo cual dio su consentimiento. Que luego del estudio y ponderación de las indicadas cláusulas, se determina Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    que la empresa recurrente asumió en el contrato de marras la obligación de mantener al trabajador en su Plan de Pensiones y riesgos laborales en República Dominicana, durante el tiempo en que laborara para la empresa K.N., SAS (“KNS”), lo cual debía ser pagado oportunamente, por el empleador y no lo hizo, siendo preciso establecer que dicha obligación correspondía a la empresa FALCONBRIDGE DOMINICANA SA., independientemente de que la empresa K.N. SAS (“KNS”), incumpliera con la porción aplicable al empleador, cuya omisión en este caso no constituye un eximente de responsabilidad para la empresa recurrente. Que de acuerdo a los documentos que reposan en el expediente, especialmente de la certificación No. 259047, dada por la Tesorería de la Seguridad Social, se determina que la empresa FALCONBRIDGE DOMINICANA, durante el periodo que operó la suspensión del contrato no pagó las contribuciones que se comprometió a pagar, ni demostró por ningún otro medio que tenía inscrito en una aseguradora de fondo de pensiones (AFP) ni en una aseguradora de riesgos laborales (ARL), como era su obligación sustancial a cargo del empleador que da lugar a la dimisión, razón por la cual, procede declarar justificada la misma y acoger la demanda incoada por el trabajador, declarando resuelto el contrato de trabajo con responsabilidad para el empleador” (sic.)
    17. La corte a qua llegó a la conclusión que la dimisión resultaba justificada con responsabilidad para el empleador, formando su convicción de los medios de prueba que fueron aportados, tales como: las declaraciones de la testigo a cargo de la hoy recurrente y del documento “carta oferta” suscrito entre las partes, estableciendo de ellos la realidad de los hechos discutidos, Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    especialmente y así lo hizo constar en su sentencia, el compromiso asumido por la hoy recurrente al indicar en el documento de referencia que: “Usted y su familia estarán cubiertos por un programa de seguro de riesgos en la República Dominicana. Además, estarán cubiertos por un programa de salud internacional durante su viaje y trabajo fuera de su país de origen. Las primas de seguros serán pagadas a su nombre bajo el plan de salud y dental de expatriados de la empresa. Los detalles del plan se encuentra en anexo (sic.), que en sentido, ha sido juzgado por esta corte de casación que: “Los jueces del fondo en material laboral tienen un poder soberano de apreciación de las pruebas. En la especie y del examen integral de las que fueron aportadas al debate, la corte a qua pudo, como lo hizo, dar credibilidad a una parte de la prueba testimonial y examinar la prueba documental para llegar a la conclusión del caso apoderado (…)”2.

  16. Que al comprobar la corte a qua que el hoy recurrente comprometió su responsabilidad mediante la cláusula antes indicada y no probar, por ningún medio, que tenía al trabajador inscrito en una compañía aseguradora de pensiones o de riesgos laborales, con el fin de dar cumplimiento a lo estipulado en el referido contrato, actuó conforme a derecho al dictar su decisión, sin incurrir en las violaciones denunciadas.

    2 SCJ, T.S., sentencia de fecha 30 de marzo de 2016, B.J. inédito, pág. 10. Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

  17. Sin embargo, la corte a qua yerra en su decisión al afirmar que la suspensión realizada por mutuo consentimiento libera en sus efectos al empleador del pago del salario y al trabajador de prestar su servicio, no sucede así con lo referente a la Seguridad Social, toda vez que el artículo 14 de la ley núm. 87-01 sobre Seguridad Social, establece que “el empleador contribuirá al financiamiento del Régimen Contributivo […] con el setenta
    (70) por ciento del costo total y al trabajador le corresponderá el treinta (30) por ciento restante […] lo cual se desprende de su salario cotizable, de donde se infiere que para ser efectivo el pago a la Seguridad Social el trabajador debe estar devengando su salario, que en ese sentido el artículo 50 del Código de Trabajo prescribe, que en caso de suspensión del contrato el trabajador queda liberado de prestar sus servicios y el empleador de pagar la retribución convenida, lo que indica que una vez operada la suspensión, el empleador no está obligado a presentar cotización en el Sistema Dominicano de Seguridad Social salvo acuerdo pactado entre las partes como ocurrió en la especie.

  18. Nuestra corte de casación ha sostenido el criterio de que: “(…) el financiamiento del seguro de enfermedad y discapacidad en el régimen contributivo de la Seguridad Social está fundamentado para su cálculo y pago en el salario que devenga y percibe el trabajador, la cesación legal del Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    pago del salario durante el periodo de la suspensión del contrato de trabajo deviene en una interrupción del pago de las cotizaciones de la Seguridad Social, pues esta obligación está supeditada a la existencia de la primera que ha cesado temporalmente a consecuencia de la suspensión de los efectos del contrato de trabajo […]3.

  19. En la especie, el hoy recurrente quedaba obligado a mantener al trabajador en un programa de seguro de riesgo, por haberlo así convenido en el contrato suscrito con este, en aplicación de lo establecido en la parte in fine del artículo 50 del Código de Trabajo al señalar que los efectos de la suspensión no aplicarán en los casos en que la ley, el convenio colectivo de condiciones de trabajo o el contrato así lo disponga.

  20. Que esta T.S. de la Suprema Corte de Justicia, fundamentada en los principios y criterios jurisprudenciales expuestos precedentemente, ha decidido proveer a la decisión impugnada los motivos pertinentes y ajustados al buen derecho utilizando las consideraciones anteriores como sustitución parcial de los motivos dados por la corte a qua para el rechazo del referido argumento y así preservar el indicado fallo.

    3 T.S., Sentencia del 20 de mayo 2015, núm. 24, B.J.N.. 1254, págs. 1778-1782 Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

  21. En lo referente al tercer aspecto, en cuanto a que la corte a qua no ponderó el contenido y efecto del acto de notificación de cuota litis, esta T.S. advierte, del análisis de la sentencia impugnada, que ante dicha corte no fueron formuladas ningún tipo de conclusiones sobre el referido documento ni constituyó un punto debatido en el proceso, siendo presentado por primera vez en casación; que en este sentido, es jurisprudencia pacífica de esta corte de casación que: “….no puede hacerse valer por ante la Suprema Corte de Justicia, en funciones de corte de casación, ningún medio que no haya sido examinado por el Tribunal de donde proviene la sentencia impugnada, excepto en los casos de orden público, que no es el caso.”4; que por las razones antes señaladas este aspecto del medio analizado resulta inadmisible.

  22. En cuanto a la falta de ponderación de la testigo a cargo de la empresa, esta T.S. advierte, contrario a lo alegado por el hoy recurrente, que la corte a qua valoró en toda su extensión las declaraciones de la referida testigo, las cuales, según su afirmación, le merecieron credibilidad dada su coherencia, sinceridad y veracidad; que de esta pudo establecer y así lo hace constar, que el contrato entre las partes estaba suspendido por muto acuerdo y que una vez terminara la prestación del servicio con KNS el trabajador sería elegible para

    4 SCJ, T.S., Sentencia núm 72, de fecha 26 de junio 2013, B.J., núm. 1231, pág. 2821 Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    una posición adecuada en la empresa Falconbridge Dominicana, SA., lo que es indicativo de que la corte a qua examinó sus declaraciones, como era su obligación, razón por la cual este aspecto del medio examinado carece de fundamento y debe ser desestimado.

  23. Finalmente, el estudio general de la sentencia impugnada pone de relieve que la corte a qua hizo una correcta apreciación de los hechos y documentos de la causa, exponiendo motivos que justifican la decisión adoptada, lo que le ha permitido a esta T.S. de la Suprema Corte de Justicia, actuando como corte de casación, verificar que el fallo impugnado no incurre en los vicios denunciados por la parte recurrente en los medios examinados, procediendo rechazar el recurso de casación.

  24. Conforme a los artículos 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación y 130 del Código de Procedimiento Civil, toda parte que sucumba en este recurso será condenada al pago de las costas.

    VI. Decisión

    La T.S. de la Suprema Corte de Justicia, de conformidad con la Constitución de la República, la norma legal aplicada al caso, la doctrina Recurrente: Falconbridge Dominicana, SA. Recurrido: J.I.O.E.M.: Laboral

    Decisión: Rechaza

    jurisprudencial observada y con base en los motivos expuestos, dicta por autoridad y mandato de la ley la siguiente decisión:

    FALLA:

    PRIMERO: RECHAZA el recurso de casación interpuesto por Falconbridge Dominicana, SA., contra la sentencia núm. 00053 de fecha 14 de abril de 2016, dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de La Vega, cuyo dispositivo ha sido copiado en parte anterior del presente fallo. SEGUNDO: CONDENA a la parte recurrente, al pago de las costas del procedimiento y ordena su distracción a favor de los Dres. L.M.V. y A.A.M.D., abogados de la parte recurrida, quienes afirman haberlas avanzando en su totalidad.

    (Firmados). M.A.R.O..- M.R.H.C..- M.
    .A.F.L..-A.A.B.F.R.V.G..

    C.J.G.L., S. General de la Suprema Corte de Justicia, CERTIFICO, que la sentencia que antecede ha sido dada y firmada por los jueces que figuran en ella, en la fecha arriba indicada, y leída en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados.

    La presente copia se expide en S.D., Distrito Nacional, hoy día 13 de enero del 2020, para los fines correspondientes. Exonerada de pagos de impuestos internos y sellos de impuestos internos.

    C.J.G.L..

    .S. General