Sentencia nº 9 de Suprema Corte de Justicia, del 4 de Febrero de 1983.

Fecha de Resolución: 4 de Febrero de 1983
Emisor:Pleno
 
CONTENIDO

D., Patria y Libertad,

República Dominicana.

En Nombre de la República, la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces M.B.C., P.; D.B., Segundo sustituto de P.; F.R. de la Fuente, L.R.A.C., L.V.G. de Peña, H.H. goicocheaS., A.H.P. y M.P.R., asistidos del S. General, en la Sala donde celebra sus audiencias en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy día 4 de febrero de 1983, años 139º de la Independencia y 120º de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la Compañía Pamosa, S.A., en la causa seguida a J.H.T.P. contra el veredicto dictado por la Cámara de Calificación del Distrito Nacional, en fecha 15 de octubre de 1981, cuyo dispositivo dice así: RESUELVE PRIMERO: Declara bueno y válido en cuanto a la forma, el recurso de apelación interpuesto por el señor J.H.T.P., contra la PROVIDENCIA CALIFICATIVA No. 121/81, dictada por el Juez de Instrucción de la 5ta. Circunscripción del D.N., en fecha 26 de agosto de 1981, cuyo dispositivo dice así: "RESOLVEMOS" PRIMERO: DECLARAR, corno en efecto Declaramos, que existen cargos e indicios de culpabilidad suficientes y razonables para que el nombrado J.H.T.P. (en libertad) de generales anotadas, sea enviado por ante el Tribunal Criminal, por el hecho de los arts. 379 y 386 del C.P.; SEGUNDO: Enviar, como en efecto ENVIAMOS, por ante el Tribunal criminal al nombrado J.H.T.P., para que sea juzgado conforme a la ley por el hecho que se le imputa; TERCERO: ORDENAR, como en efecto ORDENAMOS, que la presente PROVIDENCIA CALIFICATIVA sea notificada al Mag. P.F. y al inculpado y que vencido el plazo que establece el art. 135 Ref. del C.. de Procedimiento Criminal, el expediente sea pasado al Mag. P.F. delD.N., para los fines correspondientes". Por haber sido hecho conforme a las formalidades legales; SEGUN DO: En cuanto al fondo REVOCA la PROVIDENCIA CALIFICATIVA No. 12181 dictada por el Juez de Instrucción de la 5ta. Circunscripción del D.N., en fecha 26 de agosto de 1981, por falta de indicios suficientes de culpabilidad contra el procesado J.H.T.P., y declara QUE NO HA LUGAR a su persecución en este proceso; TERCERO: ORDENA que la presente decisión sea comunicada al M.P.F. delD.N., para los fines de ley correspondientes";

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurado General de la República;

Vista el acta del recurso de casación levantada en la Secretaría de la Corte de Apelación de Santo Domingo, en fecha 30 de noviembre de 1981, a requerimiento del Dr. J.F.M.C., en la cual no se invoca ningún medio determinado de casación;

Visto el memorial de la recurrente del 14 de enero de 1983, sucrito por su abogado Dr. J.F.M.C.;

La suprema Corte de Justicia, después de haber deliberado y vistos los artículos 127 del Código de Procedimiento Criminal, modificado por la Ley 5155 de 1959, y 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando que en su memorial de casación la recurrente alega en síntesis que a pesar de que la Suprema Corte de Justicia ha decidido en reiteradas ocasiones que las providencias calificativas no son susceptible de ningún recurso, en el presente caso como se operó un auto de no ha lugar, tal decisión que no contiene motivos que la justifiquen, ha privado a la parte civil constituida de indicar sus agravios en la indicada Cámara de Calificación lesionándose de ese modo su derecho de defensa, por lo que, sostiene la recurrente que la referida Providencia Calificativa debe ser casada por los vicios y violaciones denunciados;

Considerando que no obstante lo anteriormente expuesto, de conformidad con el artículo 127 del Código de Procedimiento Criminal, modificado por la Ley 5155 del 1959; "Las decisiones de la Cámara de Calificación no son susceptibles de ningún recurso"; que en el caso ocurrente como el recurso de casación ha sido interpuesto contra una decisión de esa naturaleza, dictada por la Cámara de Calificación del Distrito Nacional, dicho recurso no puede ser admitido;

Por tales motivos, Primero: Declara inadmisible el recurso de casación interpuesto por la compañía Pamosa, S.A., en la causa seguida a J.H.T.P. contra el veredicto dictado por la Cámara de Calificación del Distrito Nacional, en fecha 15 de octubre de 1981, cuyo dispositivo se copia en parte anterior del presente fallo; Segundo: condena al recurrente al pago de las costas.

Firmado: M.B.C., D.B., F.R. de la Fuente, L.R.A.C., L.V.G. de Peña, H.G., A.H.P., M.P.R.. M.J.F., S. General.-

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año, en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, secretario General, que certifico. (FDO.): M.J.F.