Sentencia nº 9 de Suprema Corte de Justicia, del 6 de Abril de 1984.

Fecha de Resolución: 6 de Abril de 1984
Emisor:Pleno
 
CONTENIDO

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces M.B.C., P.; D.B., Primer Sustituto de P.; F.R. de la Fuente, Segundo Sustituto de P.; L.R.A.C., L.V.G. de Peña, M.P.R., A.H.P., y G.G.C., asistidos del S. General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy día 6 de abril de 1984, años 141º de la Independencia y 121º de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por P. y Co., C. por A., domiciliada en una casa sin número de la sección de La Herradura, municipio de Santiago, contra la sentencia dictada en sus atribuciones laborales por la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo de la Segunda Circunscripción del Distrito Judicial de Santiago, el 3 de septiembre del 1981, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al Alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones, al Lic. R.A.C.B., cédula No. 56860, serie 31, abogado de la recurrente;

Oído, en la lectura de sus conclusiones, al Lic. J.T.G., cédula No. 67333, serie 31, abogado del recurrido, J.E.Z., dominicano, mayor de edad, soltero, obrero, cédula No. 74592, serie 31, domiciliado en la ciudad de Santiago;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 20 de noviembre del 1981, suscrito por el abogado de la recurrente, en el cual se proponen los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa del recurrido del 7 de diciembre de 1981, suscrito por su abogado;

Visto el auto dictado en fecha 5 del mes de abril del corriente año 1984, por el Magistrado M.B.C., Presidente de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual, en su indicada calidad, llama al Magistrado G.G.C., Juez de este Tribunal, para integrar la Corte, en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con las Leyes Nos. 684 de 1934 y 926 de 1935;

La Suprema Corte de Justicia, después de haber deliberado, y vistos los textos legales que se indican más adelante, invocados por la recurrente, y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada, y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que con motivo de una demanda laboral, el Juzgado de Paz de Trabajo del municipio de Santiago dictó el 12 de octubre de 1979 una sentencia con el siguiente dispositivo: "Unico: Se rechaza la demanda laboral incoada por el señor J.E.Z. contra P. y Compañía, por improcedente e infundada"; b) que sobre el recurso interpuesto intervino la sentencia ahora impugnada, cuyo dispositivo dice así "FALLA: PRIMERO: Admite como regular en su forma y en cuanto al rondo de asunto el recurso de alzada interpuesto por el trabajador J.E.Z., contra la sentencia laboral No 43 del 12 de octubre de 1979, dictada por el Juzgado de Paz de Trabajo del municipio de Santiago; y en su consecuencia; SEGUNDO: Condena a la P. y Co., a pagar al señor J.E.Z., los siguientes valores: a) RD$138.24 por el preaviso; b) RD$864.00 por el auxilio de cesantía, correspondiente a la duración de su trabajo, o sea 10 años y 15 días; c) RD$80.64 por vacaciones, 14 días; d) 68.64 por regalía pascual; y e) RD$518.40 por indemnización laboral; TERCERO: Condena a la Pimentel & Cía. al pago de las costas, ordenando la distracción en provecho del L.. J.T.G., abogado que afirmó estarlas avanzando en su totalidad";

Considerando, que la recurrente propone en su memorial los siguientes medios de casación, primer Medio: Violación del artículo 141 del Código Civil, por relación incompleta de los hechos. Segundo Medio: Falta de base legal por no ponderación de documentos decisivos; Tercer Medio: Violación del artículo 1315 del Código Civil en cuanto al pretendido despido; Cuarto Medio: Mala aplicación de los artículos 168 y siguientes del Código de Trabajo; Quinto Medio: Violación del artículo 47 de la Ley No. 637 sobre Contratos de Trabajo en lo que respecta a la reclamación de Regalía Pascual; Sexto Medio: Contradicción de motivos e insuficiencia de motivos sobre la permanencia del Contrato de Trabajo;

Considerando, que en el primer medio de su memorial la recurrente alega, en síntesis, lo siguiente: que la sentencia impugnada no contiene una relación de los puntos de hecho y de derecho en relación con el caso que le fue planteado; que en ninguna parte de la sentencia se hace referencia a la querella laboral que no pudo ser conciliada ni a los puntos contenidos en la demanda; que en ninguna parte de la sentencia aparece consignado lo que fue decidido por el Juzgado de Paz de Trabajo del municipio de Santiago;

Considerando, que, en efecto, en la sentencia impugnada se expresa lo siguiente: "Que en el presente caso se trata del recurso de apelación del señor J.E.Z. contra la sentencia laboral No. 43 del 12 de octubre de 1979, dictada por el Juzgado de Paz de Trabajo del municipio de Santiago en favor de la Pimentel y Cía., que ante esta Cámara, como Tribunal de alzada, se comprobó: a) que el trabajador J.E.Z. fue despedido sin causa justificada; que siendo así la P. y Cía., debe pagarle las prestaciones legales en conformidad con el Código de Trabajo y la Ley No. 637 sobre Contrato de Trabajo";

Considerando, que los Jueces están en el deber de responder a todos los puntos planteados en la demanda por las partes, ya sea para admitirlos o para rechazarlos, dando los motivos que sean pertinentes; que esta regla se aplica tanto a las conclusiones principales y a las subsidiarias como a las conclusiones que contengan una demanda, una defensa, una excepción o un medio de inadmisión;

Considerando, que lo expuesto precedentemente y el examen de la sentencia impugnada ponen de manifiesto que dicho fallo carece de los motivos esenciales para que la Suprema Corte de Justicia se encuentre en condiciones de verificar si en él se ha hecho una aplicación correcta de la Ley; que por tanto, en dicha sentencia se ha violado el artículo 141 del Código de Procedimiento Civil y, en consecuencia, debe ser casada, sin que sea necesario examinar los demás medios propuestos por el recurrente en su memorial;

Considerando, que cuando la sentencia es casada por falta de motivos las costas pueden ser compensadas;

Por tales motivos, Primero: Casa la sentencia dictada por la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo de la Segunda Circunscripción del Distrito Judicial de Santiago, el 3 de septiembre de 1981, en sus atribuciones laborales, cuyo dispositivo se ha copiado en parte anterior del presente fallo, y envía el asunto por ante la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo de la Primera Circunscripción del mismo Distrito Judicial; Segundo: Compensa las costas.

Firmado: M.B.C., D.B., F.R. de la Fuente, L.R.A.C., L.V.G. de Peña, M.P.R., A.H.P., G.G.C.. M.J., S. General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año, en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, S. General, que certifico. (FDO.): M.J..