Sentencia nº 11 de Suprema Corte de Justicia, del 17 de Junio de 1987.

Fecha de Resolución:17 de Junio de 1987
Emisor:Pleno
 
CONTENIDO

DIOS, PATRIA Y LIBERTAD

República Dominicana.

En nombre de la República, la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces N.C.A., P., F.R. de la Fuente, Primer Sustituto de Presidente, L.R.A.C., Segundo Sustituto de Presidente, M.P.R., A.H.P., O.P.V., B.A.C., F.N.C.L. y R.R.S., asistidos del S. General, en la Sala donde celebra sus audiencias en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy día 17 del mes de junio del año 1987, año 144º de la Independencia y 124º de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia;

Sobre los recursos de casación interpuestos por Refrescos Nacionales C. por A., con domicilio social en el kilómetro 6 1/2 de la C.S. de esta ciudad; contra la sentencia dictada el 27 de noviembre de 1984, por la Cámara de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al Alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Dr. L.H.R., cédula No. 52000, serie 1ra., abogado de la recurrente;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Dr. R.F.A., dominicano, mayor de edad, cédula No. 83962 serie ira., abogados de los recurridos;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el memorial de casación de la recurrente firmado por su abogado Dr. L.H.R., en el cual se propone contra la sentencia imugnada los siguientes medios: Primer Medio.- Violación articulo 451 del Código de Procedimiento Civil, D. de los hechos y documentos de la causa; Violación del artículo 44 de la Ley 834 de 1978: Falta de base legal. Falta de motivos; Violación del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil; Violación de los artículos 57 y 59 de la Ley 637 de 1944, del principio de libertad de pruebas y de las reglas sobre la prueba en materia de trabajo;

Visto el memorial de ampliación de los recurrentes, firmados por su abogado el 21 de febrero de 1986;

Visto el memorial de defensa de los recurridos, firmado por su abogado el 21 de febrero de 1986;

Visto el memorial de defensa de los recurridos, firmado por su abogado el 21 de febrero de 1985;

Visto el memorial de ampliación de los recurridos del 5 de marzo de 1986 suscrito por su abogado;

Visto el auto dictado en fecha 16 del mes de junio del corriente año 1987, por el Magistrado N.C.A., Presidente de la Suprema Corte de Justicia por medio del cual se llama a si mismo, en su indicada calidad juntamente con los Magistrados F.R. de la Fuente, L.R.A.C., M.P.R., A.H.P., O.P.V., B.A.C. y F.N.C.L., Jueces de este Tribunal, para integrarse a la Corte en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con las Leyes Nos. 684 de 1934 y 926 de 1935;

La Suprema Corte de Justicia, después de haber deliberado y vistos los textos legales invocados por los recurrentes y los artículos 1, 20 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere consta: (a) que con motivo de una demanda en reclamación de prestaciones laborales, incoada por los recurridos contra la recurrente el Juzgado de Paz de Trabajo del Distrito Nacional, dictó el 22 de agosto de 1984, una sentencia con el siguiente dispositivo: "FALLA: PRIMERO: El tribunal ordena el informativo testimonial puesto a cargo de la parte demandante, se reservan las costas del incidente para decidirlo conjuntamente con el fondo, se reserva el contrainformativo al demandado, se reservan las costas, se fija la audiencia el 25 de septiembre del año 1984, quedan citado"; (b) que sobre recurso de apelación interpuesto por la compañía Refrescos Nacionales, C. por A., contra sentencia dictada por el Juzgado de paz de Trabajo del Distrito Nacional de fecha 22 de agosto de 1984, en favor de los señores F.E.S., D.L.B., R. de J.V., y M.A.H.C., cuyo dispositivo figura copiado en otra parte de esta misma sentencia; SEGUNDO: En cuanto al fondo rechaza dicho recurso y obrando por propia autoridad declara inadmisible dicho recurso de alzada por tratarse de la apelación de una sentencia preparatoria; TERCERO: Remite a las partes ante quien fuere de derecho, a fin de discutir el fondo de la demanda originalmente intentada; CUARTO: Condena a la parte recurrente Refrescos Nacionales, C. por A., al pago de las costas del presente recurso con distracción de las mismas en provecho del Dr. R.A., quien afirma haberlas avanzado en su totalidad";

Considerando, que en el desarrollo de sus medios de casación reunidos para su examen la recurrente alega en síntesis, que la sentencia del tribunal de Primer Grado que ordenó un informativo testimonial no es preparatoria, sino que tiene carácter interlocutorio; que la Cámara a-qua, al admitir que es preparatoria violó el artículo 451 del Código de Procedimiento Civil, e incurrió en el vicio de desnaturalización de los hechos y documentación de la causa; que se incurre además, en desconocimiento de la Ley por no haber decidido como cuestión previa, sobre el medio de inadmisibilidad de la demanda por falta de interés, planteado por ante las jurisdicciones de primer y segundo grados: que se incurrió en vicio de falta de base legal por no haberse ponderado documentos depositados, suficientes por si solos para declarar inadmisible la demanda; y finalmente que la sentencia impugnada no cié motivos sobre pedimento formales de las conclusiones;

Considerando, que el examen del fallo impugnado revela, que Refrescos Nacionales C. por A., presentó por ante el Juzgado de Paz, entre otras, las conclusiones siguientes: "Segundo: Declarar inadmisible por falta de interés, y por tanto, de derecho para actuar, la demanda interpuesta por los señores F.E.S., D.L.B., M.A.. Hungría Cabrera y R.V., contra Refrescos Nacionales C. por A., declarando asimismo: (a) que como se comprueba por la prueba escrita que obra en el expediente, y en particular por la planilla o relación de personal fijo de la empresa intimante, cuyo contenido fue verificado oportunamente por el Depto. de Trabajo conforme al Art. 23 del Reglamento 7676 de 1951, para la aplicación del Código de Trabajo, los intimados ingresaron a la empresa: F.E.S., el 27 de julio de 1983;, D.L.B. el 6 de mayo de 1976; M.A.H.C., el 1ro. de junio de 1983, y R.V., el 23 de marzo de 1983; (b) que el carnet de identificación usado por los intimados es otra prueba categórica de la fecha de ingreso de los trabajadores demandantes en la empresa, y el reconocimiento de éstos de que a partir de esa fecha trabajaban en la compañía como trabajadores permanentes; (e) que como se comprueba por los cheques y recibos de descargo correspondientes, los intimados recibieron y aceptaron conformes y sin reservas el pago de sus derechos y prestaciones laborales; (d) que conforme ha juzgado nuestra Corte de Casación, el Juez puede negar una información testimonial por frustratoria e inútil cuando dispone, como en la especie dispone, de elementos de prueba suficientes que le permiten resolver el litigio sin ordenar dicha medida (Sep. del 20 de julio de 1949, B.J. 468, Págs. 598-603); que cuando como en la especie el trabajador recibe y acepta conforme el pago de sus derechos y prestaciones laborales, firmando el documento de descargo correspondiente, está admitido con este hecho que dicho pago es correcto y que no tiene otros valores que reclaman al patrono; que el recibo de descargo otorgado por el trabajador libera a la compañia de toda responsabilidad inadmisible por falta de interés y por tanto, de actuar, la demanda interpuesta por los señores F.E.S., D.L.B., M.A.H. y R.V., contra Refrescos Nacionales C. por A., con el propósito de probar, los fundamentos de su demanda y la recurrente había alegado, que los hechos de la demanda no podían ser probados por testigos, porque ella poseía documentos para justificar la falta de interés de dichos trabajadores, por estos haber recibido el pago de sus prestaciones laborales;

Considerando, que el examen del fallo impugnado pone de manifiesto que los trabajadores solicitaron un informativo testimonial y el tribunal de Primer Grado ordenó esa medida de instrucción sin antes ponderar los medios de inadmisión propuestos y rechazó implícitamente dicho medio de la recurrente, por lo que la sentencia impugnada tiene carácter interlocutorio, y en tales condiciones, la Cámara a-qua al fallar como lo hizo incurrió en los vicios denunciados por la recurrente, por lo que la sentencia impugnada debe ser casada por falta de base legal, sin necesidad de ponderar los demás medios propuestos por la recurrente;

Considerando, que cuando una sentencia es casada por falta de base legal las costas deben ser compensadas;

Por tales motivos; Primero: Casa la sentencia dictada por la Cámara de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, el 27 de noviembre de 1984, cuyo dispositivo se ha copiado en parte anterior del presente fallo; y envía el asunto por ante la Cámara Civil, Comercia) y de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional Judicial de San Cristóbal; en su atribuciones laborales; Segundo: Compensa las costas.

Firmado: N.C.A., F.R. de la Fuente, L.R.A.C., M.P.R., A.H.P., O.P.V., B.A.C., F.N.C.L., R.R.S.. M.J., S. General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública, del día, mes y año, en él expresados, y fue firmada, leída y publicada p r mí, S. General, que certifico. Fdo. M.J..