Sentencia nº 69 de Suprema Corte de Justicia, del 11 de Febrero de 2013.

Fecha de Resolución:11 de Febrero de 2013
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 11/02/2013

Materia: Penal

Recurrente(s): Dewin Cuello Fidanqui

Abogado(s): L.. F.F., M.D.M.L.

Recurrido(s): A.F.M.

Abogado(s):

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces M.C.G.B., P.; E.E.A.C., A.A.M.S., F.E.S.S. e H.R., asistidos de la Secretaria General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 11 de febrero de 2013, años 169° de la Independencia y 150° de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por Dewin Cuello Fidanqui, dominicano, mayor de edad, cédula de identificación y electoral núm. 018-0069494-3, domiciliado y residente en la calle A.N. núm. 23, barrio La Paya de la ciudad de Barahona, imputado y civilmente demandado, contra la sentencia núm. 00200-12, dictada por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Barahona el 26 de julio de 2012, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído a la Licda. F.F., por sí y por la Licda. M.D.M.L., en la lectura de sus conclusiones, en representación de la parte recurrente;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el escrito motivado suscrito por la Licda. M.D.M.L., defensora pública, en representación del recurrente, depositado el 20 de agosto de 2012 en la secretaría de la Corte a-qua, mediante el cual interpone su recurso de casación;

Visto la resolución de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia, del 16 de noviembre de 2012, que declaró admisible el recurso de casación interpuesto por el recurrente y, fijó audiencia para conocerlo el 27 de diciembre de 2012;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por las Leyes núms. 156 de 1997 y 242 de 2011;

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia después de haber deliberado y, vistos los artículos 65 y 70 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, 394, 400, 418, 419, 420, 421, 422, 425, 426 y 427 del Código Procesal Penal;

Considerando, que en el presente proceso son hechos constantes los siguientes: a) que con motivo de la acusación presentada por el Procurador Fiscal Adjunto del Distrito Judicial de B., L.. M.E.C.R., el 20 de junio de 2011, en contra de Dewin Cuello Fidanqui y Derinson Cuello Fidanqui, por violación a los artículos 265, 266, 379, 385, 386, 295, 296, 297, 298 y 304 del Código Penal Dominicano, 24 y 39 de la Ley 36, sobre Comercio, P. y Tenencia de Armas, en perjuicio de A.F.M., resultó apoderado el Juzgado de la Instrucción del Distrito Judicial de B., el cual, el 30 de septiembre de 2011, dictó auto de apertura a juicio contra el imputado D.C.F. y auto de no ha lugar a favor de Derinson Cuello Fidanqui; b) que para el conocimiento del fondo del asunto resultó apoderado el Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de B., el cual dictó su sentencia el 2 de abril de 2012, cuyo dispositivo establece lo siguiente: "PRIMERO: Rechaza las conclusiones de Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, presentadas a través de su defensa técnica, por improcedentes e infundadas; SEGUNDO: Varía la calificación jurídica dada en el Juzgado de la Instrucción de los artículos 295, 296, 297, 298 y 304 del Código Penal Dominicano, 24 y 39 de la Ley 36 sobre Comercio, P. y Tenencia de Armas en la República Dominicana, por la de los artículos 295 y 304 párrafo II del indicado código, 24 y 39 de la referida ley, en perjuicio de A.F.M. (a) Abuelito; TERCERO: Sobre la base de la nueva calificación jurídica declara culpable a Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, de violar las disposiciones de los artículos 295 y 304 párrafo II del Código Penal Dominicano, 24 y 39 de la Ley 36, sobre Comercio, P. y Tenencia de Armas en la República Dominicana, que tipifican y sancionan el crimen de homicidio voluntario cometido con el uso de un arma de fuego ilegal, en perjuicio de A.F.M. (a) Abuelito; CUARTO: Condena a Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, a cumplir la pena de veinte (20) años de reclusión mayor en la cárcel pública de B., y al pago de las costas penales del proceso a favor del Estado Dominicano; QUINTO: Ordena la destrucción de dos (2) capuchas color negro, que figuran en el caso como cuerpo del delito; SEXTO: Declara buena y válida en cuanto a la forma la demanda civil intentada por la parte agraviada, por haber sido de conformidad con la ley; en cuanto al fondo, condena a Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, al pago de una indemnización de Dos Millones de Pesos (RD$2,000,000.00), a favor de los padres del occiso C.M.C.F.F. y J.A.M., como justa reparación por los daños que le ha causado su hecho ilícito; SÉTIMO: Condena a Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, al pago de las costas civiles del proceso, ordenando su distracción a favor de los Licdos. D.M. y D. de los Santos Gómez Marte; OCTAVO: Difiere la lectura integral de la presente sentencia para el siete (7) de mayo del dos mil doce (2012), a las nueve horas de la mañana (09:00 A.M.), valiendo citación para las partes presentes y representadas"; c) que con motivo del recurso de apelación incoado por el imputado, intervino la sentencia núm. 00200-12, ahora impugnada, dictada por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Barahona el 26 de julio de 2012, cuyo dispositivo es el siguiente: "PRIMERO: Declara con lugar el recurso de apelación interpuesto en fecha 25 de mayo del año 2012, por el imputado Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, contra la sentencia núm. 64, dictada en fecha 2 de abril del año 2012, leída íntegramente el día 7 de mayo de ese mismo año, por el Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de B., cuyo dispositivo figura copiado en otra parte de la presente decisión; SEGUNDO: Con la comprobación de hechos fijados, declara culpable a Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, de violar los artículos 295 y 304 párrafo 11 del Código Penal, 24 y 39 de la Ley 36, sobre P. y Tenencia de Armas de Fuego en la República Dominicana, que tipifican y sancionan el crimen de homicidio voluntario, cometido con el uso de arma de fuego ilegal, en perjuicio de A.F.M. (a) Abuelito, y en consecuencia, se condena al imputado a cumplir una pena de veinte (20) años de reclusión mayor en la cárcel pública de B. y al pago de las costas penales a favor del Estado Dominicano; TERCERO: Ordena la destrucción de dos (2) capuchas color negro, que figuran en e caso como cuerpo del delito; CUARTO: Declara buena y válida en cuanto a la forma la demanda civil intentada por la parte agraviada, por haber sido de conformidad con la ley; en cuanto al fondo, condena a Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, al pago de una indemnización de Un Millón Quinientos Mil Pesos (RD$1,500,000.00), a favor de los padres del occiso C.M.C.F.F. y J.A.M., como justa reparación por los daños que le ha causado su hecho ilícito; QUINTO: Condena a Dewin Cuello Fidanqui (a) Pipa, al pago de las costas civiles del proceso, ordenando su distracción a favor de los Licdos. D.M. y D. de los Santos Gómez Marte";

Considerando, que el recurrente invoca en su recurso de casación, por intermedio de su defensa técnica, los medios siguientes: "Primer Medio: Ilogicidad en la motivación de la sentencia; Segundo Medio: Contradicción de la motivación de la sentencia";

Considerando, que en el desarrollo de sus medios, analizados en conjunto por su estrecha vinculación, el recurrente sostiene en síntesis, lo siguiente: "La Corte, al contestar el primer medio expresa… ‘El imputado, con anterioridad a la comisión del ilícito penal, se presentó a la casa de la víctima y le advirtió a la madre de este que ese día mataría a su hijo, materializando su advertencia minutos después; la actitud del imputado contra el fallecido es la consecuencia de que este le sustrajo una pasola a Y.A.N., y para hacer la devolución hubo que pagarle la suma de Cinco Mil Quinientos Pesos (RD$5,500.00), coincidiendo la acción con la detención de Derison Cuello Fidanqui (a) D., quien sirvió de enlace para la transacción…’; este argumento es contrario a la motivación de los hechos establecida en la sentencia de primer grado, en el sentido que el Tribunal a-quo varió la calificación jurídica de asesinato por homicidio voluntario, por no configurarse el mismo, ya que este argumento venía de la madre del occiso y ella era una parte interesada; en cuanto a que el recurrente había sustraído una pasola al señor Y.A.N. nunca se estableció esto en el plenario, ni que el encartado tuvo participación de la sustracción y recuperación de la misma, mucho menos que el señor Y.A.N. haya interpuesto alguna querella contra el recurrente, por lo que no se sabe de dónde obtuvo dicha Corte esta versión de los hechos. En ese mismo tenor la Corte desvirtuó los hechos para rechazar lo relativo a que no se tomaron en cuenta los criterios para la determinación de la pena, al establecer "…el imputado, antes de ser detenido por una patrulla de la Policía Nacional le hizo un disparo a sus agentes, lo que describe la peligrosidad de su conducta antes y después del hecho penal, circunstancia que contraviene la convivencia social y la tranquilidad ciudadana…"; pero este suceso nunca sucedió con el acusado";

Considerando, que la lectura de la decisión impugnada pone de manifiesto, que tal y como refiere el recurrente en su escrito de casación, para la Corte a-qua dictar su sentencia tomó en consideración una serie de hechos que no fueron acreditados ante el tribunal de primer grado, ya que los mismos se apoyaban en testimonios que fueron descartados en la fase de juicio, al proceder de partes interesadas y no haber sido corroborados por otros medios de pruebas fehacientes; es decir, que la Corte a-qua inobservó lo que dispone el artículo 422 del Código Procesal Penal, el cual establece que si la Corte de Apelación declara con lugar un recurso puede dictar directamente la sentencia del caso, sobre la base de las comprobaciones de hecho ya fijadas por la sentencia recurrida, de lo contrario debe ordenar la celebración total o parcial de un nuevo juicio cuando sea necesario realizar una nueva valoración de la prueba; en consecuencia, procede acoger los medios propuestos;

Considerando, que cuando una decisión es casada por una violación a las reglas cuya observancia esté a cargo de los jueces, las costas pueden ser compensadas.

Por tales motivos, Primero: Declara con lugar el recurso de casación interpuesto por Dewin Cuello Fidanqui, contra la sentencia núm. 00200-12, dictada por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Barahona el 26 de julio de 2012, cuyo dispositivo se encuentra copiado en parte anterior de la presente decisión; Segundo: Casa la referida sentencia, y ordena el envío del presente proceso por ante la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Juan de la Maguana, para una nueva valoración del recurso de apelación; Tercero: Se compensan las costas.

Firmado: M.C.G.B., E.E.A.C., A.A.M.S., H.R., F.E.S.S., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran, en la audiencia pública del día, mes y año expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.