Sentencia nº 3 de Suprema Corte de Justicia, del 2 de Marzo de 1979.

Fecha de Resolución: 2 de Marzo de 1979
Emisor:Segunda Sala

Fecha: 02/03/1979

Materia: Correccional

Recurrente(s): R.N.G. la Dominicana de Seguros, C. por A

Abogado(s): L.. Digno S.

Recurrido(s): V.D.

Abogado(s): D.. R.A., Rafael Astacio Hernandez

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la Republica, la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces N.C.A., P.; F.E.R. de la Fuente, Primer Sustituto de P.; M.A.A., Segundo Sustituto de P.; J.M.A.P., J.B.R.A., F.O.P.B. y J.L.H.E., asistidos del S. General, en la Sala donde celebra sus audiencias en la ciudad de Santo Domingo de Guzman, Distrito Nacional, hoy dia 2 de marzo del 1979, años 136' de la Independencia y 116' de la Restauracian, dicta en audiencia publica, como Corte de Casacion, la siguiente sentencia:

Sobre los recursos de casacion interpuestos conjuntamente por R.F.N.G., dominicano, mayor de edad, soltero, choler, domiciliado en la calle Central No. 11-B, H., Distrito Nacional, cedula No. 2373, serie 68, y la Dominicana de Seguros, C. por A., con su domicilio en la avenida Independencia No. 55 de esta Capital, contra la sentencia dictada en sus atribuciones correccionales el 26 de abril de 1977 por la Segunda Camara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, cuyo dispositivo se copia mas adelante;

Oído al Alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído al Dr. R.A.H., cedula No. 61213, serie 1ra., por si y por el Dr. R.A., cedula No. 12425, serie 12, abogados del interviniente V.D., dominicano, mayor de edad, casado, domiciliado en la calle Dr. Delgado No. 50 de esta ciudad, cedula No. 126228, serie lra., en la lectura de sus conclusiones;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la Republica;

Vista el acta del recurso de casacion levantada en la Secretaria de la Camara a-qua el 1ro. de septiembre de 1977, a requerimiento del L.. Digno S., cedula 2819, serie 1ra., en representacion de los recurrentes, acta en la cual no se prcpone contra la sentencia impugnada, ningun medic determinado de casacion;

Visto el memorial de los recurrentes, del 9 de enero de 1978, suscrito por el Lic. Digno S., en el cual se proponen los medics que se indican mas adelante;

Vista el escrito del interviniente, del 9 de enero de 1978, suscrito por sus abogados;

La Suprema Corte de Justicia, despues de haber deliberado, y vistos los textos legales invocados por los recurrentes, que se mencionan rnas adelante, y los articulos 74 y 75 cue la Ley 241 de 1967, sobre T. y V.; 1383 del Codigo Civil; 1 y 10 de la Ley 4117 sobre Seguro Obligatorio de Vehiculos de Motor, y 1, 62 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere contta lo siguiente: a) que con motivo de un accidente de transito ocurrido en esta ciudad el 12 de noviembre de 1975, en el que ninguna persona resulto con lesiones corporales, el Juzgado de Paz de la Primera Circunscripcion del Distrito Nacional dictó el 8 de junio de 1976, una sentencia cuyo dispositivo se copia mas adelante, inserto en el de la ahora impugnada; y b) que sobre las apelaciones interpuestas, intervino el 26 de abri del 1977 el fallo ahora impugnado en casaci5n, cuyo dispositivo dice asi: "FALLA: PRIMERO: Se declara bueno y valido el recurso de apelacien interpuesto en fecha 14-9-76, por el Dr. D.S., a nombre y representacien de R.E.N.G. y Cia. Dominicana de Seguros C. por A., contra sentencia de fecha 8-6-76, dictada por el Juzgado de Paz de la Primera Circunscripción del D. N., cuyo dispositivo dice asi: `Falló: Primero: Se declara culpable al nombrado R.N.G., por violar el art. 74, parrafo A y D de la Ley 241, en consecuencia se condena a RD$5.00 pesos de multa y pago de las costal penales; Segundo: Se declara no culpable a los nombrados M.D. de D. y R.P.G.A., por no haber violado la ley 241, en consecuencia se descargan; Tercero: Se pronuncia el defecto contra el nombrado Dr. J.A.G.G., por no comparecer a audiencia no obstante haber sido citado legalmente, en consecuencia se descarga; Cuarto: Se declara buena y valida en cuanto a la forma, y justa en el fondo la constitution en parte civil, hecha por V.D.M., contra R.N.G., Compania Dominicana de Seguros C. por A., (Sedomca) ; Quinto: Se condena al señor R.N.G., en su doble calidad de conductor y persona civilmente responsable, al pago de la suma de RD$2,800.00 a favor del arquitecto V.D.M., como justa reparation por los daflos materiales experimentados por el en ocasion del choque automovilistico de que se trata; Sexto: Se condena a R.N.G. al pago de los intereses legales de dicha suma a partir de la fecha de la demanda en justicia, y hasta la total ejecucion de la sentencia que intervenga a titulo de reparation complementaria; Septimo: Se condena al señor R.N.G. en sus calidades ya dichas al pago de las costas civiles, con distraction de las mismas en provecho del Dr. R.A.H., quien afirma haberlas avanzado en su totalidad; Octavo: Se declara la presente sentencia en el aspectó civil, oponible con todas sus consecuencias legales a la Cia. Dominicana de Seguros C. por A. (Sedomca) por ser esta la entidad aseguradora del Camion de volteo propiedad y/o conducido por el señor R.N.G.'.- SEGUNDO: Se declara nulo y sin efecto y sin ningun valor la sentencia arriba copiada pox faltas de motivos.- TERCERO: Avocando el fondo, la Segunda CamaL ra Penal del Distrito National, declara al nombrado R.N.G., culpable de violar los parrafos A y D del art. 74 de la Ley 241 y en consecuencia se condena a pagar RD$5.00 (Cinco Pesos Oro) de multa.- CUARTO: Condena al nombrado R.N.G., al gaga de las costas penales.- QUINTO: Se declara buena y valida, en cuanto a la forma y justa en el fondo la constitution en parte civil hecha por el nombrado V.D.M. en su calidad de propietario del vehiculo marca Lancia, placa No. 108-363 manejado por la señora M.D. de D. en el momenta del accidente en contra de la Cia. Dominicana de Seguros C. por A. por ajustarse a, la ley;- SEXTO: En cuanto al fondo de la referida constitucion en parte civil se condena al nombrado R.N.G. en su doble calidad de propietario y conductor del cam.ion marca Mercedes-Benz, placa No. 700518, al pago de itna indemnizaciOn de RD$2,800.00 (Dos Mil Ochocientos Pesos Oro), en favor del nombrado V.D.M., coma justa reparacion por las claims y perjuicios sufridos por el a consecuencia de los desperfectos experimentados por su vehiculo en el accidente de que se trata, acaecido en fecha 12 de noviembre del ano 1975, asi Como tambien al pago de los intereses legales de la suma acordada, a partir de la fecha de la demanda hasta la total ejecucion de la sentencia a titulo de indemnizacion supletoria.- SEPTIMO: Se condena al nornbrado R.N.G. al pago de las costas civiles, con distraction de las mismas en provecho del Dr. R.A. quien afirma haberlas avanzado en su totalidad.- OCTAVO: Se declara la presente sentencia comun, oponible y ejecutable a la Cia. Dominicana de Seguros C. per A., bajo poliza No. 32056, con vencimiento el dia 15 de noviembre de 1975, de acuerdo con la Ley 4117, sobre Seguros de Vehiculos de Motor";

Considerando, que los recurrentes proponen, contra la sentencia que impugnan, los siguientes medics de casacion: Primer Medio: Violacion del articulo 1315 del Cadigo Civil; desnaturalizacion de los hechos comprobados por la Policia National y las declaraciones de los coprevenidos; falta de base legal;- Segundo Medio: Violacion del articulo 1315 del C'odigo Civil; falta de motivos y de base legal; violation del principio de que nadie puede fabricarse su propio titulo;

Considerando, que, en apoyo de su primer medio de casacion los recurrentes alegan, en sintesis, lo que sigue: que en el acta policial consta que el camion volteo manejado por N.G. resultó con rayaduras en el bonete delantero y perdida de 4 tornillos clue sostenian el halon; que estas rayaduras solo pudieron ser producidas por el otro vehiculo en marcha cuando el camion de N.G. se encontraba detenido; que si es N.G. quien da, su vee hiculo hubiera resultado con la parte frontal abollada o destruida y el otro vehiculo con abolladuras en su lado izquierdo, pero jamas, ninguno de los dos, con rayaduras y desgarraduras, de donde resulta la desnaturalizacion invocada en este medio, por lo que la sentencia debe ser casada en este aspecto; pero,

Considerando, que el examen de la sentencia impugnada pone de manifiesto que la Camara a-qua para declarar que R.F.N.G. habia incurrido en faltas que fueron las determinantes en la comision del hecho delictuoso que se le imputaba, dio por establecido, mediante la ponderacion de los elementos de juicio que fueron regularrnente administrados en la introduccion de la causa, lo siguiente: 1) que el 12 de noviembre de 1975, en horas de la tarde, ocurrio un accidente de transito en la calle P.B. esquina S. de esta ciudad, en el cual el camion de volteo placa No. 700-518, asegurado con Poliza No. 32056 de la Dominicana de Seguros, C. por A., conducido, de Norte a Sur por la calle S., por su propietarlo R.F.N.G. choco con el carro placa No. 108-363, propiedad de V.D.M., conducido por M.D. de D., de Oeste a Este por la calle P.B., quien a su vez chocó la camioneta Placa No. 503-166 propiedad de J.F.G., y el carro placa No. 102-981 propiedad de J.A.G.G., los que se encontraban estacionados en la calle P.B.; 2) que en el accidente ninguna persona resulto con lesiones corporales y solo los vehiculos envueltos en el resultaron con desperfectos; y 3) que el accidente se debio a la falta exclusiva de R.F.N.G. al tratar de cruzar una calle principal, como lo es la P.B., desde una via secundaria, comp lo es la cane S., por donde el transitaba, sin tomar las precauciones de lugar; que en cuanto a la desnaturalizacion alegada por los recurrentes, lo que hacen es criticar la apreciacion que de los hechos hizo la Camara a-qua, la que escapa al de la casacion; que, por lo expuesto, la sentencia impugnada tiene una exposición de los hechos y circunstancias de la causa que han pernitido a esta Corte establecer que en la especie la ley ha sido bien aplicada; por lo que, el primer medio de los recurrentes carece de fundamento y debe ser desestimado;

Considerando, que, en su segundo y ultimo medio, los recurrentes alegan, en sintesis, lo siguiente: que la suma de RD$2,800.0O fijada a V.D. como indemnizacian por los danos sufridos por su vehiculo, no esta justificada en cuanto al monto, por cuanto el juez no senala cuales fueron los danos recibidos por el vehiculo; que el presupuesto fue confeccionado a peticion o requerimiento del reclamante, y por tanto se hizo expedir su propio titulo, Para presentarlo como base de su reclamacion; que el fallo impugnado revela una ausencia completa de motivos en el aspecto civil, por lo que la sentencia debe ser casada; pero,

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere consta, que el carro propiedad de V.D.M., constituido en parte civil, experimentó los desperfectos siguientes: a) rayaduras y abolladuras de consideration en todo su lado izquierdo; 2) abolladuras guardalodos delantero y trasero izquierdo; y 3) abolladuras aro trasero derecho, rotura luz directional y espejo retrovisor; que en el expediente existe un presupuesto, no controvertido, praparado por Ruedas Dominicanas, C. por A., y firmado por el Ing. G.A., Gerente de Servicio de dicha compania, en el que consta que la reparation, desabolladura, pintura y trabajos mecanicos del carro Lancia Coupe propiedad de V.D.M., asciende a la suma de RD$2,234.13, haciendose constar que el presupuesto es puramente orientativo y no incluye el costa de otras piezas que resulten defectuosas; que al fijar la Camara a-qua en la suma de RD$2,800.00 el monto total de los danos y perjuicios puramente materiales en favor de V.D.M., tomando, soberanamente, en consideration el costo de la reparation tecnica del vehiculo y el lucro cesante, el tribunal a-quo, hizo una correcta aplicacian de los textos legales que rigen esta materia; por lo que, el S. y ultimo medic) de los recurrentes tambien carece de fundamento y debe ser desestimado;

Considerando, que los hechos establecidos a cargo del prevenido R.F.N.G., configuran el delito previsto en la Tetra d) del articulo 74 de la, Ley 241 de Transito y Vehiculos y sancionado en el articulo 75 de la referida ley, con multa no menor de cinco pesos ni mayor de veinticinco; que al condenar al prevenido recurrente al pago de una multa de RD$5.00, la Camara a-qua le aplico una pena ajusfada a la ley;

Considerando, que el tribunal a-quo aprecio que el hecho del prevenido habia causado a V.D.M. claims y perjuicios materiales, que evaluo en la suma de RD$2,800.00; que al condenar al prevenido N.G. en su doble condition de conductor y propietario del vehiculo al pago de esa suma, y de los intereses legales a contar de la demanda, a titulo de indemnizacion complementaria solicitada, la Camara a-quo hizo una correcta aplicacion del articulo 1383 del Codigo Civil, y del 1 y 10 de la Ley sobre Segura Obligatorio de Vehiculos de Motor al declarar oponibles a la Dominicana de Seguros, C. por A., las condenaciones civiles impuestas al prevenido;

Considerando, que examinada la sentencia impugnada en sus demas aspectos en lo que concierne al prevenido recurrente, no presenta vicio alguno que justifique su casacion;

Por tales motivos, Primero: Admite como interviniente a V.D.M. en los recursos de casacion interpuestos por R.F.N.G. y la Dominicana de Seguros, C. por A., contra la sentencia dictada por la Segunda Camara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito National, en sus atribuciones correccionales, el 26 de abril de 1977, cuyo dispositivo se ha, copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Rechaza los referidos

recursos; Tercero: Condena a R.F.N.G. al pago de las costas, y distrae las civiles en provecho de los Dres. R.A. y R.A.H., abogados del interviniente, quienes afirman haberlas avanzado en su totalidad, y las hate oponibles: a la aseguradora ya mencionada, dentro de los terminos de la Póliza.

Firmados: N.C.A., F.R. de la Fuente, M.A., F.E.B., J.A.P., J.B.R.A., F.O.P.B., J.H.E., E.C. hijo. Secretario General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados y fue firmada, leída y publicada por mí, S. General, que certifico. F.E.C. hijo.