Sentencia nº 69 de Suprema Corte de Justicia, del 8 de Febrero de 2012.

Fecha de Resolución: 8 de Febrero de 2012
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 08/02/2012

Materia: Laboral

Recurrente(s): Excavaciones Dominicanas, S.A., EXCADOM, J.E.R.V.

Abogado(s): Dr. M.M.S.

Recurrido(s): Y.M.O.

Abogado(s): Dr. José Durán Morel

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por Excavaciones Dominicanas, S.A., (Excadom), compañía legalmente constituida de conformidad con las leyes de la República, con domicilio social en la Ave. J.C., núm. 28, Zona Universitaria, de esta ciudad de Santo Domingo, debidamente representada por su presidente J.E.R.V., dominicano, mayor de edad, con Cédula de Identidad y Electoral núm. 001-16089666-5, domiciliado y residente en esta ciudad, contra la sentencia núm. 79/2011, dictada por la Segunda Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional el 31 de marzo de 2011, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Dr. J.D., abogado del recurrido Y.M.O.;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la Segunda Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional el 18 de abril de 2011, suscrito por el Dr. M.M.S., con Cédula de Identidad y Electoral núm. 001-0428929-3, abogado de la recurrente Excavaciones Dominicanas, S.A., (Excadom) y el señor J.E.R.V., mediante el cual propone los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 28 de abril de 2011, suscrito por el Dr. J.D.M., con Cédula de Identidad y Electoral núm. 001-0057344-3, abogado del recurrido señor Y.M.O.;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997, y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

La CORTE, en audiencia pública del 25 de enero de 2012, estando presentes los jueces: M.R.H.C., P., S.I.H.M., R.C.P.Á. y E.H.M., asistidos de la Secretaria General y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que en ocasión de la demanda laboral interpuesta por el actual recurrido Y.M.O., contra la recurrente Excavaciones Dominicanas, S.A., (Excadom) y J.E.R.V., la Primera Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional dictó el 30 de junio de 2010, una sentencia con el siguiente dispositivo: "Primero: Se declara regular y válida la demanda en ofrecimiento real de pago, en cuanto a la forma por haber sido interpuesta en tiempo hábil y cumpliendo las previsiones legales establecidas a esos fines; Segundo: En cuanto al fondo de la demanda en ofrecimiento real de pago y consignación, se rechazan las conclusiones de nulidad presentadas por el Sr. Y.O.M.O., por los motivos expuestos; Tercero: Se declara regular y válida la demanda en oferta real de pago, en cuanto a los valores que consigna, y sus conceptos, preaviso, auxilio de cesantía, regalía pascual, salarios dejados de pagar, e indemnización supletoria; Cuarto: Se declara resuelto el contrato de trabajo que existió entre la parte demandante señor Y.O.M.O. en contra de Excavaciones Dominicanas, S.A., por la causa de desahucio ejercido por la empresa demandada y con responsabilidad para la misma; Quinto: Se reconoce deudora a Excavaciones Dominicanas, S.A., a pagarle al señor Y.O.M.O.; los siguientes valores: 28 días de preaviso igual a la suma de RD$23,499.56; 55 días de auxilio de cesantía igual a la suma de RD$46,159.85, proporción de regalía pascual igual a la suma de RD$3,333.33; Ocho (8) días de proporción de vacaciones correspondiente al año 2010, ascendente a la suma de Seis Mil Setecientos Catorce pesos con Dieciséis centavos (RD$6,714.16; Dos (2) quincenas laboradas y no pagadas, ascendentes a la suma de Dieciocho Mil Novecientos Setenta y Dos pesos (RD$18,972.00) que calculados en base a un salario mensual de Veinte Mil pesos (RD$20,000.00) equivalente a un salario diario de ochocientos Treinta y Nueve pesos con V. centavos (RD$839.27); más la suma de Treinta y Nueve Mil Trescientos Tres con Cuarenta y Cuatro centavos (RD$39,303.44) por concepto de la indemnización establecida en el artículo 86 del Código de Trabajo, lo que totaliza la suma de Ciento Treinta y Siete Mil Novecientos Ochenta y Dos pesos con Treinta y cuatro Centavos (RD$137,982.34), moneda de curso legal; Sexto: Se rechaza la demanda en los demás aspectos atendiendo a los motivos antes expuestos; S.: Se autoriza la demandante señor Y.O.M.O., el retiro de los valores consignados a su favor en la colecturía de la Dirección General de Impuestos Internos de conformidad con el recibo núm. 15008821, en fecha 27-4-2010, previo cumplimiento de las formalidades que se establecen en el acto de consignación; con lo cual libera a Excavaciones Dominicanas, S.A., del pago total de los valores adeudados por los conceptos ofertados; Octavo: Se condena a la parte demandante al pago de las costas del procedimiento, ordenando su distracción a favor y provecho del Dr. M.M.S., abogado que afirma haberlas avanzado en su totalidad"(sic); b) que sobre el recurso de apelación interpuesto contra esta decisión intervino la sentencia, objeto de este recurso, cuyo dispositivo reza así: "Primero: Declara bueno y válido en cuanto a la forma el presente recurso de apelación interpuesto por el señor Y.M.O., en contra de la sentencia de fecha 30 de junio del 2010, dictada por la Primera Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, por haber sido hecho conforme al derecho; Segundo: En cuanto al fondo acoge, en parte dicho recurso de apelación y en consecuencia revoca en parte la sentencia impugnada, en base a los motivos expuestos; Tercero: Declara resuelto el contrato de trabajo por causa de desahucio ejercido por el empleador, y con responsabilidad para este último; Cuarto: Condena a la empresa Excavaciones Dominicanas, S.A. (Excadom) y el señor J.E.R.V. a pagar al señor Y.M.O. los siguientes valores: RD$44,607.78, por concepto diferencia de prestaciones laborales, 14 días de compensación por vacaciones, igual a la suma de RD$23,499.70; RD$6,666.66, por concepto de salario de Navidad, más un día de salario por cada día de retardo, por aplicación del artículo 86 del Código de Trabajo, que al momento de la oferta debía calcularse en base a RD$1,678.55, hasta la fecha de la misma y RD$402.05 diario luego de esta, RD$100,713.00 por concepto de 60 días de participación en los beneficios de la empresa; Quinto: Compensa las costas entre las partes en causa";

Considerando, que la recurrente propone en su recurso de casación los siguientes medios; Primer Medio: Falta de motivos, desnaturalización de los hechos y violación del artículo 541 del Código de Trabajo; Segundo Medio: Falta de base legal; Tercer Medio: Mala aplicación del derecho;

En cuanto al recurso de casación.

Considerando, que la recurrente propone en su recurso de casación tres medios, los cuales se reúnen para su estudio por su vinculación: "que la Corte a-quo no ha dado motivos suficientes a su decisión, pues se llena de contradicciones, confusiones, errada interpretación de los hechos, viola el principio de valoración probatoria de los medios de pruebas existentes, incurriendo en una falta de ponderación de documentos, por lo que cambia la suerte de la sentencia, toda vez que nos encontramos frente a una decisión que viene de un recurso de apelación, cuyo objeto es demandar en reclamo de pago de prestaciones laborales, con lo que basta para demostrar que la Honorable Corte a-qua ha hecho una mala aplicación de los hechos y una injusta interpretación del derecho; que la ley hay que interpretarla de acuerdo al espíritu que le dieron en su creación y se observa que la causa se encuentra en la comunicación de fecha 1 de marzo de 2011; que el desahucio tiende a evitar los perjuicios que podrían entrañar la terminación brusca del contrato por tiempo indefinido, en este caso se aplicó las reglas que prevén las disposiciones del Código de Trabajo y los procedimientos de control administrativo, concernientes a la reducción de personal; que el Juez a-quo hace una mala e incorrecta aplicación del derecho, toda vez que en su sentencia revoca la decisión apelada y declara resuelto el contrato de trabajo existente entre las partes por despido injustificado; que en materia de trabajo los derechos deben ser ejercidos y las obligaciones ejecutadas según las reglas de la buena fe y es ilícito el abuso de los derechos, pues con solo ésto es suficiente para que la sentencia sea casada";

Considerando, que en la sentencia objeto del presente recurso, consta lo siguiente: "que la parte recurrida Excavaciones Dominicanas, S.A., (Excadom), sostiene: que en la sentencia del Juez a-quo se hizo una buena apreciación de los hechos y una justa interpretación del derecho; que en fecha 1º de marzo de 2011 le entregó al Sr. Y.M.O. una comunicación donde se explicaba que en su calidad de empleado como supervisor de la empresa recurrida se vio en la necesidad imperiosa de reducir el personal en todos los ámbitos para tratar de mantener en una mínima expresión las operaciones de la empresa, en consecuencia estamos en el deber de comunicarle que hemos decidido prescindir de sus servicios a partir de la fecha; que en virtud del desahucio la empresa, no se hizo esperar e inmediatamente le calculó sus prestaciones laborales, las cuales suman RD$144,389.98, se le entregó pero éste no quiso tomarlo, destapándose con la querella laboral, por lo que decir en la querella que el empleador no realizó el pago de sus prestaciones laborales carece de veracidad; que la empresa se vio en la imperiosa necesidad de lanzar una demanda en validez de Oferta Real de Pago, expediente que se encuentra fusionado con esta demanda; que el trabajador demandante señor Y.M.O., habla del pago de la Seguridad Social donde el empleador Excavaciones Dominicanas, S.A., (Excadom), cumplió religiosamente con dicho pago; por lo que solicita confirmar en todas sus partes la sentencia impugnada";

Considerando, a que si una empresa por diversas razones en un proceso de reducción de personal, decide como lo hizo en el presente caso, desahuciar a un trabajador, no puede desconocer las obligaciones de pago y responsabilidades que genera ese tipo de terminación, porque el trabajador no recibió posteriormente los valores ofertados por no corresponder al monto total de los mismos;

Considerando, a que el recurrente sostiene que la Corte a-qua, no ha dado motivo suficiente a su decisión, pues llena de contradicciones y confusiones, desnaturaliza totalmente los hechos y viola totalmente al artículo 541 del Código de Trabajo que dice: la existencia de un hecho o de un derecho contestado, en todas las materias relativas a los conflictos jurídicos, puede establecerse por los siguientes modos de pruebas: 1) las actas auténticas o las privadas; 2) las actas y registros de las autoridades administrativas de trabajo; 3) los libros, libretas, registros y otros papeles que las leyes o los reglamentos de trabajo exijan a empleadores o trabajadores, pero jamás un testimonio puede dársele más credibilidad que un documento que emanen las autoridades administrativas de trabajo, ya que ésta tiene fe pública";

Considerando, a que la sentencia, objeto del presente recurso, expresa "que de acuerdo como consta en la sentencia impugnada y admitido por la parte recurrente, en principio se trata de una Oferta Real de Pago seguida de consignación y demanda en validez formulada por los recurridos, por la suma de RD$143,390.00 que el recurrente se negó a recibir porque a su juicio la consideraba insuficiente, tomando como base el tiempo y el salario que éste realmente recibía"; y añade "que el mismo trabajador recurrente señala en varios escritos que la empresa le ofertó la suma de RD$143,390.00, lo cual hizo mediante acto núm. 917/2007, de fecha 26 del mes de abril del año 2010, del ministerial J.T.T.A., Alguacil de Estrado de la Sala núm. 2 del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, valor que consta en el recibo expedido por la estafeta de la Dirección General de Impuestos Internos correspondiente, por negarse éste a recibir la oferta por las razones antes explicadas" y establece "que esta Corte aplicando el principio de la realidad de los hechos de la causa, por encima de las formalidades legales que se deducen de la aplicación de los artículos 1257 y siguientes del Código Civil y partiendo de las orientaciones jurisprudenciales, procede a comparar los valores así ofrecidos por la empresa en la Oferta Real de Pago, con los valores determinados anteriormente, por concepto de preaviso, auxilio de cesantía, para establecer la diferencia que no le fue ofertada y así poder determinar a que porcentaje corresponde la aplicación del artículo 86 del Código de Trabajo, admitiendo como válidos los valores ya ofertados";

Considerando, que en virtud de las disposiciones del IX Principio Fundamental del Código de Trabajo y la Libertad de Pruebas que existe en esta materia, la prueba documental tiene la misma categoría que las demás, por lo que el contenido en un documento, aún de aquellos que los empleadores deben registrar y conservar antes las autoridades de trabajo, pueden ser desmentidos por la presentación de hechos contrarios a éste por cualquier medio que le resulte convincente a los Jueces del fondo;

Considerando, que los Jueces del fondo, son soberanos en la apreciación de las pruebas que se les aportan, disfrutando de un amplio poder que les permite reconocer el valor de estas y los efectos que tienen en la solución de los litigios puestos a su cargo, lo que escapa al control de la casación, salvo cuando incurran en alguna desnaturalización;

Considerando, que en vista de las disposiciones del artículo 1258 del Código Civil, aplicable en esta materia como derecho supletorio, para que la oferta real de pago produzca un efecto liberatorio a favor del ofertante, es necesario que la misma se haga por la totalidad de la suma adeudada, resultando ineficaz cuando se hace de manera insuficiente;

Considerando, que en la especie, el Tribunal a-quo da motivos suficientes y pertinentes para rechazar la oferta real de pago formulada por la recurrente y acoger la demanda por desahucio, al apreciar que dicha oferta no incluía la totalidad de los créditos adeudados al demandante y que fueron reconocidos por la Corte a-qua, razón por la cual el medio que se examina carece de fundamento y debe ser desestimado;

Por tales motivos, Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por Excavaciones Dominicanas, S.A., (Excadom) y el señor J.E.R.V., contra la sentencia dictada por la Segunda Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional el 31 de marzo de 2011, cuyo dispositivo se ha copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Condena a la parte recurrente al pago de las costas del procedimiento, ordenando su distracción a favor del Dr. J.A.D.M., quien afirma haberlas avanzado en su totalidad.

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 8 de febrero de 2012, años 168° de la Independencia y 149° de la Restauración.

Firmado: M.R.H.C., S.H.M., R.P.Á., E.H.M., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.