Sentencia nº 47 de Suprema Corte de Justicia, del 19 de Junio de 2013.

Fecha de Resolución:19 de Junio de 2013
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 19/06/2013

Materia: Laboral

Recurrente(s): E. De la Cruz De León

Abogado(s): L.. M.A. De la Cruz Morla

Recurrido(s): Intagsa, S. A.Abogados: D.. E.G.P., D.A.T.

Abogado(s):

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la señora E. De la Cruz De León, dominicana, mayor de edad, Cédula de Identidad y Electoral núm. 026-0115581-1, domiciliada y residente en la calle H.R.G. núm. 46, apto. núm. 22, en el sector del Hoyo, La Romana, contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, el 31 de julio de 2012, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, el 18 de septiembre de 2012, suscrito por el Licdo. M.A. De la Cruz Morla, Cédula de Identidad y Electoral núm. 026-0050368-0, abogado de la recurrente, mediante el cual propone los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 9 de octubre de 2012, suscrito por los Dres. E.G.P. y D.A.T., Cédulas de Identidad y Electoral núms. 026-0089680-3 y 026-0051922-3, respectivamente, abogados de la recurrida, Intagsa, S.A.;

Que en fecha 13 de febrero de 2013, esta Tercera Sala, en sus atribuciones laborales, integrada por los jueces: M.R.H.C., Presidente de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia; E.H.M., S.I.H.M. y R.C.P.A., asistidos de la secretaria general, procedieron a celebrar audiencia pública, para conocer el presente recurso de casación;

Visto el auto dictado el 17 de junio de 2013, por el magistrado M.R.H.C., Presidente de la Tercera Sala, por medio del cual llama al magistrado F.A.O.P., Juez de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 684 del 1934;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997, y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que en ocasión de la demanda laboral en pago de utilidades o beneficios y prestaciones laborales, interpuesta por la actual recurrente, E. De la Cruz Morla, contra la compañía Intagsa, el Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de La Romana, dictó el 15 de diciembre de 2011, una sentencia con el siguiente dispositivo: "Primero: Se rechaza la inadmisibilidad planteada por la parte demandada por los motivos antes expuestos; Segundo: Se acoge como buena y válida en cuanto a la forma la presente demanda, por haber sido hecha conforme al derecho; Tercero: Se varía la calificación de la presente demanda, ya que no se trata de un despido injustificado, sino de un desahucio; Cuarto: Se declara resuelto el contrato de trabajo existente entre la compañía Intagsa, y la señora E. De La Cruz De León, por efecto del desahucio ejercido por el empleador; Quinto: Se rechaza el ordinal segundo de las conclusiones de la parte demandante, por improcedente y mal fundado, toda vez que la parte demandada le pagó sus prestaciones laborales; Sexto: Se condena a la empresa Compañía Intagsa, al pago de los derechos adquiridos siguientes: A razón de RD$280.82 diario: a) 18 días de vacaciones, igual a RD$5,054.76; d) la suma de RD$12,636.9 por concepto de participación en los beneficios de la empresa correspondiente al año 2010, para un total de Diecisiete Mil Seiscientos Noventa y Un Peso Con Sesenta y Seis Centavos (RD$17,691.66) a favor de la Señora Elizabeth De La Cruz De León; Sétimo: Declara su incompetencia en cuanto al ordinal Tercero de las conclusiones de la parte demandante, por ser de la competencia exclusiva del Juzgado de Paz; Octavo: Se rechaza el ordinal cuarto de las conclusiones de la parte demandante por improcedente y mal fundado; Noveno: Se condena a la empresa Compañía Intagsa, al pago de las costas del procedimiento y ordena su distracción a favor y en provecho del L.. M.A. De La Cruz Morla, quien afirma haberlas avanzado en su mayor parte"; b) que sobre el recurso de apelación interpuesto contra esta decisión intervino la sentencia, objeto del presente recurso, cuyo dispositivo reza así: "Primero: Declara bueno y válido en cuanto a la forma, tanto el recurso de apelación principal como el incidental, por haber sido hechos en la forma establecida por la ley que rige la materia; Segundo: En cuanto al fondo, revoca en todas sus partes, la sentencia recurrida, la No.394/2011 de fecha 15 del mes de diciembre del 2011, dictada por el Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de La Romana, por los motivos expuestos en el cuerpo de la presente sentencia; en consecuencia, actuando por propia autoridad y contrario imperio, declara inadmisible la demanda en cobro de Participación en los Beneficios y Prestaciones Laborales, incoada por la Sra. E. De La Cruz De León contra la Empresa Intagsa, S.A., por los motivos expuestos en el cuerpo de la presente sentencia; Tercero: Condena a la Sra. E. De La Cruz De León, al pago de las costas del procedimiento, ordenando su distracción a favor y provecho de los Dres. E.G.P. y D.A.T., quienes afirman haberlas avanzado en su mayor parte";

Considerando, que la recurrente propone en su recurso de casación los siguientes medios: Primer Medio: Violación del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil; falta de motivaciones; violación del V Principio del Código de Trabajo; Segundo Medio: Desnaturalización de los hechos y de los documentos del caso; Tercer Medio: Violación de base legal, en cuanto a hechos no controvertidos; fallo extrapetita;

Considerando, que la parte recurrente en sus tres medios de casación propuestos, los cuales se reúnen por su vinculación, alega en síntesis lo siguiente: "que la Corte en violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil no se pronunció ni a favor ni en contra de lo solicitado por la recurrente en cuanto al recurso de apelación incidental, lo que constituye una omisión del mismo para justificar su dispositivo, al no dar una motivación clara que le permita a la Corte de Casación ejercer su poder de verificar una correcta aplicación de la ley, dejando su sentencia sin base y fundamento legal; que de igual manera hace mención de los hechos que fueron controvertidos pero no así de los documentos depositados y que por la discrepancia de fechas contradictorias no fueron tomados en cuenta a la hora de fallar, lo que constituye una violación al artículo 586 del Código de Trabajo y de base legal, al declarar inadmisible la demanda de primer grado, sin dar motivos del porque de su decisión y un fallo extrapetita sobre aspectos que no le fueron planteados por la recurrente principal, lo que no le permite a la Corte hacer uso de dicho texto de manera oficiosa";

Considerando, que la sentencia impugnada objeto del presente recurso expresa: "que la recurrida principal y recurrente incidental solicita, declarar inadmisible sin examen al fondo, el recurso de apelación interpuesto por la compañía Intagsa, S.A., contra la Sentencia 394/29011, de fecha 15 de diciembre del dos mil once (2011), en virtud de que la demanda de primer grado no alcanzaba el monto de los diez salarios mínimos establecidos en el artículo 619 del Código de Trabajo, requisito este para su admisión" y añade "que el salario mínimo vigente para la época en que finalizó el contrato de trabajo, noviembre del 2010, era de RD$8,465.00 mensuales, en virtud de la Resolución No.1-2009 de fecha 7 de julio del 2009, del Comité Nacional de Salarios. Por lo que el monto de diez salarios mínimos para la época en que finalizó el contrato de trabajo entre las partes ascendía a la suma de RD$84,650.00. Evidentemente inferior al monto de la demanda de que se trata, que es de RD$294,974.56; en consecuencia, procede rechazar la solicitud de inadmisibilidad del recurso, formulada por la recurrida por improcedente y mal fundada";

Considerando, que la sentencia impugnada respondió el pedimento de la hoy recurrente en cuanto a la inadmisibilidad, teniendo en cuenta las disposiciones del artículo 619 del Código de Trabajo que dispone "puede ser impugnada mediante el recurso de apelación toda sentencia dictada por un juzgado de trabajo en materia de conflictos jurídicos, con excepción: 1º. De las relativas a demandas cuya cuantía sean inferior a diez salarios mínimos; 2º. De las que este Código declara no susceptibles de dicho recurso. Las sentencias que decidan sobre competencia son apelables en todos los casos". Es decir, que la sentencia dio cumplimiento a las disposiciones contenidas en los artículos 141 del Código de Procedimiento Civil y 537 del Código de Trabajo;

Considerando, que la sentencia impugnada sostiene: "que igualmente reposa en el expediente un recibo de descargo y finiquito legal firmado por la trabajadora recurrente, quien no ha negado la indicada firma y que expresa lo siguiente: "recibo de descargo y finiquito legal, pago prestaciones laborales para…sr (a). E. De la Cruz De León. Estimado señor (a) E. De La Cruz De León, dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral núm. 026-0115581-1 por medio de la presente procedemos a hacerle entrega de las prestaciones laborales que como empleado de nuestra empresa le corresponden. Por tal motivo le hacemos entrega formal mediante el presente documento la suma de Diecisiete Mil Quinientos monto RD$17,500.00 monto que corresponden al total de las prestaciones laborales acumuladas desde el día de ingreso a nuestra empresa hasta el día 24 de diciembre (24) del mes de diciembre del año dos mil diez 2010. Fecha en que dejó de laborar en esta empresa, y una vez firmado este documento y recibido el valor antes indicado el empleado renuncia desde ahora y para siempre a: 1.- Poder incoar cualquier demanda o acción legal contra I. y/o cualquiera de sus representantes legales y 2.- A todos sus derechos como empleado de Intagsa". (Sic) y señala "que en el presente caso, habiendo la trabajadora recurrida y recurrente incidental, desistido de toda acción, sin que se advierta reserva alguna, luego de finalizado el contrato de trabajo, procede revocar la sentencia recurrida, en todas sus partes y declarar inadmisible la demanda de que se trata por falta de interés de la demandante";

Considerando, que en la especie, no es objeto de controversia que la trabajadora firmó un recibo de descargo como constancia del pago de sus acreencias, pero que pretende y realiza reclamaciones, por la cual tiene que probar si no hace reservas como en el caso, un vicio de consentimiento, es decir, que su firma no fue realizada en forma libre y voluntaria, sino violentada por la presión, amenaza, dolo, acoso o cualquier otra manera que se constituyera en hechos y circunstancias que pudieran anular su consentimiento, por haber estado viciado, situación diferente al caso sometido;

Considerando, que existiendo un recibo de descargo, sin reservas y sin que se pruebe ningún vicio de consentimiento, la Corte a-qua procedió como al efecto revocar la sentencia y declarar la pretensión de solicitud de participación de los beneficios inadmisible;

Considerando, que habiendo determinado y comprobado el recibo de descargo de la querellante, sin reserva alguna, la Corte a-qua no tenía como al efecto que examinar el fondo del recurso y los méritos del mismo;

Considerando, que carecía de pertinencia examinar otras conclusiones, cuando la recurrente no tenía interés jurídico, lo cual no implica violación a las disposiciones de los artículos 141 del Código de Procedimiento Civil, ni el 537 del Código de Trabajo, ni tampoco una falta de base legal, ni a la inmutabilidad del proceso ante un descargo examinado por la Corte a-qua en el ejercicio de las atribuciones que se confiere la ley;

Considerando, que es jurisprudencia constante de esta Sala que el trabajador puede renunciar a sus pretensiones luego de terminar el contrato de trabajo, situación similar a la acontecida en la especie;

Considerando, que de lo anterior y estudio de la sentencia impugnada, se advierte que la misma contiene motivos suficientes, razonables y adecuados y una relación completa de los hechos, no advirtiéndose que al formar su criterio, la Corte incurriera en desnaturalización alguna, ni que existiera una contradicción entre los motivos y el dispositivo, es decir, una violación a las disposiciones del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil, ni al principio V del Código de Trabajo, ni de la inmutabilidad del proceso, razón por la cual los medios examinados carecen de fundamento, debe ser desestimados y rechazado el recurso;

Por tales motivos: Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por E. De la Cruz De León, contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, el 31 de julio de 2012, cuyo dispositivo se ha copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Compensa las costas de procedimiento;

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 19 de junio de 2013, años 170° de la Independencia y 150° de la Restauración.

Firmado: M.R.H.C., E.H.M., S.H.M., R.P.A., F.A.O.P., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.