Sentencia nº 69 de Suprema Corte de Justicia, del 9 de Noviembre de 2012.

Fecha de Resolución: 9 de Noviembre de 2012
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 09/11/2012

Materia: Contencioso-Administrativo

Recurrente(s): Laboratorios Ryssel, S. A

Abogado(s): L.. R.E.C., J.E. de Jesús

Recurrido(s): Dirección General de Impuestos Internos DGII

Abogado(s): L.. L.N.O. De la Rosa, V.R., David Betances

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por Laboratorios Ryssel, S.A., entidad comercial constituida de conformidad con las leyes de la República, con domicilio social en la calle Los Restauradores No. 179, V.M., municipio de Santo Domingo Norte, provincia de Santo Domingo, representada por su Presidente, señor I.R.C., dominicano, mayor de edad, Cédula de Identidad y Electoral No. 001-0203137-4, domiciliado y residente en esta ciudad, contra la sentencia dictada por la Segunda Sala del Tribunal Superior Administrativo el 18 de enero de 2012, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Lic. L.N.O. De la Rosa, en representación de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y el Lic. D.B., Procurador General Administrativo, abogados de la recurrida;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 28 de febrero de 2012, suscrito por los Licdos. R.E.C. y J.E. de Jesús, Cédulas de Identidad y Electoral Nos. 001-0151376-0 y 001-0027363-0, respectivamente, abogados del recurrente, mediante el cual proponen los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 1° de mayo de 2012, suscrito por los Licdos. V.L.R. y L.N.O. De la Rosa, Cédulas de Identidad y Electoral Nos. 001-0252282-8 y 001-0768456-5, respectivamente, abogados de la recurrida Dirección General de Impuestos Internos (DGII);

Visto la Ley No. 25 de 1991, modificada por la Ley No. 156 de 1997, y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación; 150 y 176 de la Ley No. 11-92 que instituye el Código Tributario de la República Dominicana, y la Ley No. 13-07 de Transición hacia el Control de la Actividad Administrativa del Estado;

Que en fecha 19 de septiembre de 2012, esta Tercera Sala en sus atribuciones de lo Contencioso Tributario, integrada por los Jueces: S.I.H.M., en funciones de P.; R.C.P.A. y F.A.O.P., asistidos por la Secretaria General, procedió a celebrar audiencia pública para conocer del presente Recurso de Casación;

Que en fecha 8 de noviembre de 2012, y de conformidad con la Ley No. 684 de 1934, el Magistrado M.R.H.C., Presidente de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, dictó un auto, por medio del cual se llama a sí mismo, conjuntamente con el magistrado E.H.M., a integrar la sala para deliberar y fallar el recurso de casación de que se trata;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que en fecha 29 de abril del año 2010, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) dictó su Resolución núm. 101, cuyo dispositivo es el siguiente: "Primero: Declarar, como al efecto declara, inadmisible, el recurso de oposición interpuesto por Laboratorios Ryssel, S.A., RNC No. 1-01-14444-2, representada en dicho escrito por el Lic. J.E. de J., abogado de la compañía, recibida por esta Dirección General en fecha quince (15) de abril del año 2010, contra la Comunicación núm. ALCC No. 135/2010, de fecha veinticinco (25) de marzo del dos mil diez (2010), por cuanto no se ha interpuesto medidas ejecutorias en su contra, ni reúnen sus alegatos las condiciones establecidas en el artículo 112 del Código Tributario; Segundo: Declarar, como al efecto declara, inadmisible, el recurso de reconsideración interpuesto Laboratorios Ryssel, S.A., RNC No. 1-01-14444-2, representada en dicho escrito por el Lic. J.E. De Jesús, abogado de la compañía, recibida por esta Dirección General en fecha quince (15) de abril del año 2010 por ser extemporánea e interpuesto fuera de plazo; Tercero: Declarar, como al efecto declara, inadmisible, la solicitud de prescripción solicitada por Laboratorios Ryssel, S.A., RNC No. 1-01-14444-2, representada en dicho escrito por el Lic. J.E. de J., abogado de la compañía, recibida por esta Dirección General en fecha quince (15) de abril del año 2010 por aplicar la interrupción de la prescripción desde que fue requerido por la Comunicación SC No. 26342 de fecha treinta (30) de mayo del año dos mil ocho (2008), la intimación No. 228/2009 de fecha siete (7) de abril del año dos mil nueve (2009) y la intimación No. ALCC No. 135/2010, de fecha veinticinco (25) de marzo del dos mil diez (2010); Cuarto: Ratificar, en todas sus partes la intimación No. 135/2010, de fecha veinticinco (25) de marzo del dos mil diez (2010), amparados en lo que establece el artículo 57 de la Ley 227-06, modificado por el artículo 20 de la Ley 11-92; Quinto: Se comisiona al V.G.R. 001-1700949-8, para que en virtud del Art. 54 del Código Tributario, notifique a la citada empresa la presente Resolución"; b) que sobre el recurso Contencioso Tributario interpuesto intervino la sentencia ahora impugnada, cuyo dispositivo es el siguiente: "Primero: Declara, bueno y válido en la forma el recurso contencioso tributario, interpuesto por la empresa recurrente Laboratorios Ryssel, en fecha 15 de julio del año 2010, contra la Resolución No. 101, dictada por el Ejecutor Administrativo de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), en fecha 29 de abril del año 2010; Segundo: Rechaza, en cuanto al fondo el recurso contencioso tributario, interpuesto por la empresa recurrente Laboratorios Ryssel, S.A., y en consecuencia confirma la Resolución No. 101, dictada por el Ejecutor Administrativo de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), en fecha 29 de abril del año 2010, por reposar sobre base legal; Tercero: Ordena, la comunicación de la presente sentencia por secretaría a la parte recurrente Laboratorios Ryssel, a la parte recurrida Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y al Magistrado Procurador General Administrativo; Cuarto: Ordena, que la presente sentencia sea publicada en el Boletín del Tribunal Superior Administrativo";

Considerando, que en su memorial la parte recurrente propone el siguiente medio de casación: Único Medio: Inaplicación del artículo 91 del Código Tributario;

Considerando, que en su memorial de defensa la recurrida propone la inadmisibilidad del recurso de que se trata por no haber sido acompañado el mismo de una copia certificada de la sentencia impugnada, conforme a lo previsto en el artículo 5 de la ley No. 3726, modificado por la Ley No. 491/08;

Considerando, que procede examinar en primer término el medio de inadmisión propuesto por constituir una cuestión prioritaria y en ese sentido;

Considerando, que si bien el artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, establece como requisito para la interposición de dicho recurso, acompañarlo de una copia certificada de la sentencia que se impugna, a pena de inadmisibilidad, dicha disposición no es exigible en materia contencioso tributaria y administrativa, por cuanto el artículo 176 de la Ley 11/92 que instituye el Código Tributario, en su párrafo IV pone a cargo del S. General de la Suprema Corte de Justicia, requerir al S. General del Tribunal Contencioso Tributario el expediente, al establecer: "No será necesario, en esta materia, acompañar el memorial de casación con la copia de la sentencia recurrida, ni con los documentos justificativos del recurso, los cuales serán enunciados solamente en dicho memorial, de modo que el S. General de la Suprema Corte de Justicia los solicite sin demora al S. General del Tribunal Contencioso Tributario, a fin de ser incluidos en el expediente del caso…"; que en ese sentido esta Corte de Casación ha podido verificar, que se encuentra depositada en el expediente una copia debidamente certificada de la sentencia impugnada, razón por la cual procede rechazar el medio de inadmisión de que se trata;

Considerando, que en el desarrollo de su único medio de casación el recurrente establece en síntesis, que el Tribunal a-quo entendió erróneamente que el plazo de 5 días establecido en el artículo 91 del Código Tributario, era el que el hoy recurrente debía observar para la interposición de su recurso de oposición, cuando en realidad el artículo 112 establece lo contrario; que el recurso de reconsideración fue elevado al entender del recurrente que los impuestos cobrados por la Dirección General de Impuestos Internos eran injustos y que además habían prescrito; que la hoy recurrida notificó a la parte recurrente en fecha 25 de marzo de 2010 una intimación de pago tendente a medidas cautelares por concepto de ITBIS dejados de pagar en el año 2005 y 2007, por lo que fue elevado el recurso de oposición; que asimismo fue solicitada al recurrente la reconsideración del pago de los impuestos correspondientes a los años fiscales 2008 y 2009 en virtud de lo establecido en el artículo 57 del Código Tributario, lo que también fue declarado inadmisible por considerar el recurrente que el mismo fue hecho de manera extemporánea;

Considerando, que en su decisión el Tribunal Contencioso Tributario y Administrativo procedió a rechazar el recurso del cual se encontraba apoderado bajo el fundamento de que habiendo examinado el Acto No. 135-2010 del 25 de marzo de 2010, pudo verificar que la Dirección General de Impuestos Internos intimó a la empresa recurrente para que en el plazo de 5 días efectuara el pago de sus obligaciones tributarias u opusiera excepciones ante dicho funcionario; que el conteo de dicho plazo se iniciaba desde el día en que fue notificado el citado acto del Ejecutor Administrativo, es decir el 25 de marzo de 2010, que habiendo éste interpuesto su recurso de oposición el 15 de abril del 2010, el plazo de 5 días se encontraba ya vencido, tal como fue señalado en la Resolución recurrida, al tenor de lo establecido por el artículo 91 del Código Tributario;

Considerando, que del estudio de la sentencia impugnada y de la documentación a la que ella se refiere esta Suprema Corte de Justicia ha podido verificar que a) en fecha 25 de marzo de 2010, la Ejecutora Administrativa intimó a la recurrente a pagar la suma de RD$38,156,912.08, que adeudaba al fisco por concepto de "activos imponibles correspondientes al período fiscal diciembre 2008, retenciones y retribuciones en renta (IR-3) correspondiente al período fiscal 02-10/2009, activos imponibles correspondiente al período fiscal 06-2009 Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) correspondiente a los períodos fiscales 2005, 01-02/2008, 08-10/2009 dejados de pagar, más los recargos, intereses"; b) que en dicho acto se le advertía a la recurrente que si en el plazo de 5 días no efectuaba el pago u oponía excepciones el Estado Dominicano procedería a realizar medidas cautelares sobre sus bienes; c) que mediante comunicación de fecha 15 de abril de 2010, dirigida a la Dirección General de Impuestos Internos, la hoy recurrente solicitó la prescripción del pago de los impuestos de los años 2005 y 2007 y la reconsideración del pago de los impuestos con relación a los años 2008 y 2009 de conformidad a las reclamaciones de pago contenidas en el Acto No. 135/2010; d) que sobre dicho pedimento la Ejecutora Administrativa dictó la Resolución No. 101 de fecha 29 de abril de 2010, en la que declaraba la inadmisibilidad del recurso de oposición por no haberse interpuesto medidas ejecutorias en su contra, ni reunir los alegatos, las condiciones establecidas en el artículo 112 del Código Tributario; que asimismo declaró la inadmisibilidad del recurso de reconsideración por extemporáneo y la inadmisibilidad de la solicitud de prescripción por haber quedado interrumpido el plazo con la Comunicación SC No. 26342 del 30 de mayo de 2008, la intimación No. 228/09 del 7 de abril del 2009 y la intimación ALCC No. 135 del 25 de marzo de 2010; e) que no conforme con esta decisión la hoy recurrente procedió a interponer el recurso jurisdiccional correspondiente;

Considerando, que analizada la documentación existente en el expediente, en especial el Acto No. 135/2010, del 25 de marzo de 2010, esta Suprema Corte de Justicia ha podido verificar, que el mismo constituye una intimación hecha a la hoy recurrente como consecuencia de sus obligaciones tributarias correspondientes al pago del ITBIS, que el recurrente, no conforme con la notificación que se le hiciera, debió proceder frente a la administración agotando el procedimiento establecido en el artículo 91 del Código Tributario, por lo que debió oponer sus excepciones ante el Ejecutor Administrativo de la Dirección General de Impuestos Internos "en el plazo de 5 días a partir del día siguiente de la notificación";

Considerando, que si bien como alega el recurrente a el le era reservado el derecho de oposición frente a la ejecución de un posible embargo sobre sus bienes, el debía, para el ejercicio de ese derecho, observar las disposiciones legales establecidas en el artículo 91 ya indicado cuya inobservancia acarrea la inadmisibilidad del recurso; por lo que habiendo comprobado el Tribunal a-quo que la oposición hecha por el recurrente a la intimación de pago que le hiciera la hoy recurrida fue realizada fuera del plazo de los 5 días establecido en el artículo antes mencionado, y en ese sentido rechazar las pretensiones establecidas en su recurso Contencioso Tributario, actuó conforme lo establece la ley, pues los méritos del mismo solo hubieran sido posible conocerlos si el recurso de oposición ante el Ejecutor Administrativo hubiera sido hecho en tiempo hábil, razón por la cual el medio que se examina carece de fundamento y debe ser desestimado, y en consecuencia el presente recurso de casación rechazado.

Por tales motivos, Falla: Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por Laboratorios Rysell, S.A., contra la sentencia dictada por Segunda Sala del Tribunal Superior Administrativo el 18 de enero de 2012, cuyo dispositivo figura copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Declara que en esta materia no ha lugar a condenación en costas.

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral, Tierras, Contencioso Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 9 de noviembre de 2012, años 169° de la Independencia y 150° de la Restauración.

Firmado: M.R.H.C., E.H.M., S.H.M., R.P.Á., F.A.O.P., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.