Obstaculo ante la Suprema

 
EXTRACTO GRATUITO

"Obstaculo ante la Suprema"

Fausto Rosario Adames.

La Suprema Corte de Justicia que se ha instalado ha demostrado efectividad, probidad y pulcritud en la mayoría de las decisiones que ha tomado.

El trayecto entre una justicia controlada por el poder político y la corrupción, y otra justicia independiente y equitativa, tiene sus dificultados.

Nadie debió pensar que el solo hecho de escoger una nueva Suprema Corte de Justicia era suficiente para cambiar desde sus raíces los retorcimientos del sistema judicial.

Ha habido ya algunas consideraciones sobre el nuevo gobierno de los jueces que seestaría imponiendo en la sociedad dominicana, con una Suprema Corte de Justicia muy poderosa, y deseosa de mayores reconocimientos, a la que cualquier consideración crítica podría alterar, hasta llegar a la denuncia alarmante de imnombradas injerencias de los poderes políticos en las decisiones del tribunal.

El apoyo recibido por el máximo tribunal no deja dudas de que la actual Suprema Corte de Justicia es la de mayor reconocimiento en los 36 años de vida democrática quetiene el país, y la que mayor confianza inspira, especialmente por la forma de su elección y porque existe, por lo menos públicamente, la convicción de que los magistrados seleccionados responden primero a sus creencias y convicciones profesionales antes que a las solicitudes del gobierno o los partidos políticos.

El gobierno de los jueces, se ha dicho, es potenciado desde la sociedad civil y los medios de comunicación, y algunos critican el aupamiento que se ha brindado a la persona del presidente del tribunal, doctor Jorge Subero Isa, a quien algunos señalan como un magistrado con las espuelas puestas sobre el lomo de los demás jueces.

Otros, incluso desde el mismo gobierno, han dicho que el presidente de la Suprema Corte de Justicia es un prisionero del colegio de jueces que allí se ha empollado, y que sus comparecencias, discursos y opiniones son el resultado de una maquinaria invisible, dentro del alto tribunal, que opina y dicta sentencias por medio del único vocero. el doctor Subero Isa, pero empujado por un programa de trabajo.

Difícil ha de ser el proceso del poder judicial dominicano para lograr reconocimiento, independencia, pulcritud y sentido de equidad en sus actuaciones, y de manera muy especial la comprensión pública de que todo cuanto allí se decide está motivado en lo que mandan la Constitución y las leyes, y no en las mezquindades y miserias personales de quienes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA