Sentencia nº 10 de Suprema Corte de Justicia, del 30 de Junio de 2010.

Fecha de Resolución:30 de Junio de 2010
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 30/06/2010

Materia: Tierras

Recurrente(s): Sucesores de M.C.B., compartes

Abogado(s): L.. D.R., M. de J.M.H.

Recurrido(s): Sucesores de I.N.

Abogado(s): L.. J.M.S., José Miguel Heredia

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por los sucesores de M.C.B., los señores B.C.R., B.G.C., E.G.C., F.G.C. y los sucesores de A.C.B., señores Y.C.C., L.C.C., C.C.C., C.C.C., J.C.C., J.J.C.C., L.C.C., A.C.C. y F.C.C., dominicanos, mayores de edad, contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior del Tierras del Departamento Central el 18 de julio de 2007, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Lic. J.L.R., en representación de los Licdos. J.M.S. y J.M.H., abogados de los recurridos sucesores de I.N.;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 5 de septiembre de 2008, suscrito por los Licdos. D.A.R.C. y M. de J.M.H., con Cédulas de Identidad y Electoral núms. 001-014292-2 y 028-0037638-2, respectivamente, abogados de los recurrentes, mediante el cual proponen los medios que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia el 12 de diciembre de 2008, suscrito por los Licdos. J.M.S. y J.M.H., con Cédulas de Identidad y Electoral núms. 026-0022207-5 y 068-0007786-6, respectivamente, abogados de los recurridos;

Visto el auto dictado el 28 de junio de 2010, por el Magistrado P.R.C., en funciones de Presidente de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual llama en su indicada calidad a la M.E.R.P., Juez de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 684 de 1934;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997, y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

La CORTE, en audiencia pública del 20 de enero de 2010, estando presentes los Jueces: J.P.R.C.; en funciones de Presidente; J.A.S., E.R.P. y D.O.F.E., asistidos de la Secretaria General y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que con motivo de una litis sobre terreno registrado en relación con la Parcela núm. 247 del Distrito Catastral núm. 5 del municipio de Higüey, el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original, debidamente apoderado dictó el 18 de julio de 2007 su Decisión núm. 2329, cuyo dispositivo aparece copiado en el de la sentencia impugnada; b) que sobre los recursos de apelación interpuestos contra la misma, el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Central, dictó en fecha 18 de julio de 2007, la sentencia ahora impugnada cuyo dispositivo es el siguiente: “Primero: Declara inadmisible e irrecibible el recurso de apelación interpuesto por la Dra. D.C.J. y el Lic. A.C.C., actuando a nombre y representación de la señora L.C.B. (Nona); Segundo: Acoge en cuanto a la forma y rechaza en cuanto al fondo el recurso de apelación interpuesto en fecha 26 de enero de 2005, por el Dr. M. de J.M.H. y el Lic. D.A.R.C., actuando a nombre y representación de los señores B.C.R., B.G.C., J.G.C., E.G.C., Y.C.C., C.C.C. y compartes; Tercero: Confirma en todas sus partes la Decisión núm. 3, dictada en fecha 28 de diciembre de 2004, por el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original residente en Higüey, en ocasión de litis sobre terreno registrado en la Parcela núm. 247, del Distrito Catastral núm. 5, del municipio de Higüey, provincia La Altagracia, cuya parte dispositiva, copiada a la letra dice así: Primero: Aprobar, como al efecto aprueba en parte, las conclusiones de los Licdos. J.M.S.G., I.A. del Corazón de J.S.N. y J.L.R.N., en representación de los sucesores de I.N., por ser procedente, estar bien fundadas y reposar en base legal; Segundo: Rechazar, como al efecto rechaza, las conclusiones del Dr. M. de J.M.H. y del L.. A.R.C., en representación del señor B.C.R., de los Sucesores de M.C.B., de los sucesores de A.C.B. y del propio L.. D.A.R.C., por las mismas ser improcedentes, infundadas y por carecer de base legal; Tercero: Rechazar, como al efecto rechaza, las conclusiones de la Dra. D.C.J. y del L.. A.C.C., en representación de la señora L.C.B. (a) N., por improcedentes, mal fundadas y carentes de base legal; Cuarto: Acoger, como al efecto acoge, los siguientes actos de ventas: a) Acto de venta núm. 177 de fecha 20 de diciembre de 1957, instrumentado por el que fuera notario público de los del número del municipio de Higüey, M.E.M., otorgado por la señora M.C. de G. a favor de la señora I.N.; b) Acto auténtico núm. 31 de fecha 6 de abril de 1960, instrumentado por el que fuera notario público de los municipio de H.M.E.M., otorgado por la señora C.B.V.. C., a favor del señor J.C.; c) Acto auténtico núm. 73 de fecha 9 de julio de 1960, instrumentado por el que fuera notario público de los municipio de H.M.E.M., otorgado por el señor J.C., a favor del señor J.C. a favor de la señora I.N.; d) Acto auténtico núm. 1° de fecha 6 de enero de 1961, instrumentado por el que fuera notario público de los del número del municipio de Higüey, M.E.M., otorgado por los señores J.G.C., A.C. de Robles, A.C. de Castillo, F.C., C.C., M.C. de G., L.C. de R., O.R., E.R. y E.C. de B., a favor de la señora I.N.; Quinto: Determinar, como al efecto determina, que las únicas personas con capacidad legal para recibir y transigir con los bienes relictos de la finada I.N., lo son sus cuatro (4) hijas de nombres: Aura Celeste, N.P. de Jesús, D. y A.N.; Sexto: Aprobar, como al efecto aprueba, el contrato de partición de fecha 12 de marzo de 1977, legalizado por el Dr. Cruz A.P.R., notario público de los del número del municipio de Higüey, pactado entre los sucesores de I.N., pero en lo relativo a la medida de los derechos que le corresponden a las señoras Aura Estela Núñez y D.N. de R., dentro de esta parcela, por los motivos expuestos en el cuerpo de la presente decisión; Sétimo: Aprobar, como al efecto aprueba, el contrato de servicios profesionales (Cuota Litis) de fecha 4 de febrero de 2002, legalizado por la Licda. Dulce F. de R., notario público de los del número del Distrito Nacional, mediante el cual las señoras D.N. de R. y Aura Estela Núñez, le otorgan al Lic. J.M.S., un quince por ciento (15%) de los derechos que a éstas le corresponden en la presente litis sobre terrenos registrados; Octavo: Declarar, como al efecto declara, al señor A.C. Garrido, tercero adquiriente de buena fe y a título oneroso; Noveno: Ordenar, como al efecto ordena, al Registrador de Títulos del Departamento de Higüey, lo siguiente: a) Cancelar las constancias de títulos (Duplicado del Dueño) anotadas en el Certificado de Título núm. 94-272, que ampara el derecho de propiedad de la Parcela núm. 247 del Distrito Catastral núm. 5 del Municipio de Higüey, expedidas a favor de los señores Y., C., C., J., J.J., L., A., F.C.C.; B., J., E., Eulogia, F.G.C.; B.C.R., L.C.B. (a) N. y el Lic. D.A.R.C., en su lugar expedir las siguientes: 06 Has., 31 As., 83.82 Cas., a favor de la señora Aura Estela Núñez Vda. S., dominicana, mayor de edad, Licenciada en Educación, portadora de la Cédula núm. 028-0009844-0, domiciliada y residente en Higüey, R.D.; 06 Has., 31 As., 83.82 Cas., a favor de la señora D.N. de R., dominicana, mayor de edad, oficios domésticos, portadora de la Cédula núm. 028-0024823-5-0, domiciliada y residente en Higüey, R.D.; 02 Has., 23 As., 00.17 Cas., a favor del L.. J.M.S.G., dominicano, mayor de edad, abogado, portador de la Cédula núm. 026-0022207-5, con estudio profesional abierto en la calle R.H. núm. 17, E.N., S.D., D.N., R.D.; b) Mantener con toda su fuerza y valor jurídico las Constancias de Títulos (Duplicado del Dueño) anotadas en el Certificado de Títulos núm. 94-272, que ampara la Parcela núm. 247 del Distrito Catastral núm. 5 del municipio de Higüey, expedidas a favor de los señores L.C.C. y A.C. Garrido, por los motivos expuestos en el cuerpo de esta decisión; c) Radiar las oposiciones y la litis sobre terrenos registrados que figuran sobre la parcela precitada; d) Anotar, al pie del Certificado de Título núm. 94-272, que ampara el derecho de propiedad de la Parcela núm. 247 del Distrito Catastral núm. 5 del municipio de Higüey, que los derechos que le asistían a los señores: Y., C., C., J., J.J., L., A., F.C.C.; B., J., E., Eulogia, F.G.C.; B.C.R., L.C.B. (a) N. y L.. D.A.R.C., por medio de la presente decisión han sido transferidos a las señoras D.N. de R.; A.E.N.V.. S. y al L.. J.M.S.G.”;

Considerando, que los recurrentes proponen contra la sentencia impugnada el siguiente medio de casación: Único: Violación al principio de la ejecutoriedad del Certificado de Título;

Considerando, que al tenor de lo que dispone el artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, en los asuntos civiles y comerciales el recurso de casación se interpondrá con un memorial suscrito por abogado, que contendrá todos los medios en que se funda y que deberá ser depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia, en los dos meses de la notificación de la sentencia;

Considerando, que para cumplir el voto de la ley no basta la simple enunciación de los textos legales cuya violación se invoca; que es indispensable además que el recurrente desenvuelva, aunque sea de manera suscinta, en el memorial introductivo del recurso de casación, los medios en que se funda el mismo y que explique en que consisten los vicios y las violaciones de la ley por él denunciados;

Considerando, que en el presente caso los recurrentes se han limitado a hacer enunciaciones, reproduciendo criterios doctrinales y textos legales cuya violación invocan, sin señalar específicamente en que consisten las violaciones a los mismos, lo que hace inadmisible el presente recurso de casación;

Considerando, que en el caso de la especie procede compensar las costas por haberse acogido un medio de inadmisión suplido de oficio por la Suprema Corte de Justicia, según lo dispone el numeral 2, del artículo 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación.

Por tales motivos, Primero: Declara inadmisible el recurso de casación interpuesto por los Sucesores de M.C.B., señores, B.G.C., E.G.C., F.G.C., y los Sucesores de A.C.B., señores Y.C.C., L.C.C., C.C.C., C.C.C., J.C.C., J.J.C.C., L.C.C., A.C.C. y F.C.C., contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Tierras del Departamento Central el 18 de julio de 2007, en relación con la Parcela núm. 247 del Distrito Catastral núm. 5 del municipio de Higüey, cuyo dispositivo se ha copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Compensa las costas.

Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República, en su audiencia pública del 30 de junio de 2010, años 166° de la Independencia y 147° de la Restauración.

Firmado: P.R.C., J.A.S., E.R.P., D.F.E., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.