Sentencia nº 30 de Suprema Corte de Justicia, del 20 de Julio de 2005.

Fecha de Resolución:20 de Julio de 2005
Emisor:Tercera Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 20/7/2005

Materia: Laboral

Recurrente(s): P. de Jesús y/o Talleres Deje

Abogado(s): L.. R.F.R.P.

Recurrido(s): F.P.

Abogado(s): L.. Francisco Alberto Rodríguez

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

CAMARA DE TIERRAS, LABORAL, CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO, CONTENCIOSO-TRIBUTARIO. Desistimiento Audiencia pública del 20 de julio del 2005.

En Nombre de la República la Cámara de Tierras, L., Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por P. de Jesús y/o Talleres Deje, dominicano, mayor de edad, cédula de identidad y electoral No. 031-357290-9, con domicilio y residencia en la calle 9 No. 1, del sector del INVI, de la ciudad de Santiago de los Caballeros, contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago, el 8 de julio del 2004;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría de la de la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago, el 5 de agosto del 2004, suscrito por el Lic. R.F.R.P., cédula de identidad y electoral No. 094-0008780-6, abogado del recurrente P. de Jesús y/o Talleres Deje;

Visto el memorial de defensa, depositado en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia, el 17 de agosto del 2004, suscrito por el Lic. F.A.R., abogado del recurrido F.P.;

Vista la instancia depositada en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia, el 22 de marzo del 2005, suscrita por el Lic. R.F.R.P., abogado del recurrente P. de Jesús y/o Talleres Deje, mediante el cual solicita el archivo definitivo del expediente por acuerdo transaccional entre las partes;

Visto el acuerdo transaccional de fecha 16 de marzo del 2005, suscrito entre las partes, firmado por sus respectivos abogados cuyas firmas están debidamente legalizadas por el Lic. O.R.T.P., Abogado Notario Público de los del número de Santiago;

Visto el auto dictado el 18 de julio del 2005, por el Magistrado J.L.V., Presidente de la Cámara de Tierras, L., Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a sí mismo en su indicada calidad, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley No. 684 de 1934;

Vista la Ley No. 25 de 1991, modificada por la Ley No. 156 de 1997;

La CORTE, en audiencia pública del 6 de julio del 2005, estando presentes los Jueces: P.R.C., P., en funciones; J.A.S., E.R.P. y D.O.F.E. y asistidos de la Secretaria General, y después de haber deliberado los jueces signatarios de este fallo;

Considerando, que después de haber sido interpuesto el recurso de casación de que se trata, y después de ser conocido, las partes en sus respectivas calidades de recurrente y recurrido, han desistido de dicho recurso, desistimiento que ha sido aceptado por las mismas.

Por tales motivos, Primero: Da acta del desistimiento hecho por el recurrente P. de Jesús y/o Talleres Deje, del recurso de casación por él interpuesto contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago, el 8 de julio del 2004; Segundo: Declara que no ha lugar a estatuir sobre dicho recurso; Tercero: Ordena el archivo del expediente.

Así ha sido hecho y juzgado por la Cámara de Tierras, L., Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario de la Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma, en Santo Domingo de G., Distrito Nacional, en su audiencia pública del 20 de julio del 2005, años 162o de la Independencia y 142o de la Restauración.

Firmado: J.L.V., J.A.S., D.F.E., P.R.C., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.