William Headrick

 
EXTRACTO GRATUITO

William C. Headrick

Ruth Ruiz

Socio fundador de Headrick Rizik Alvarez & Fernández, firma que este año alcanza su 25 aniversario y a la cual se dedica un suplemento especial en esta misma edición, William C. Headrick pertenece a la especie de abogados extranjeros que tras su paso por el país dejaron sus huellas impresas en el Derecho dominicano.

Aunque hace varios años se retiró de la actividad jurídica y regresó a su natal Estados Unidos, fuertes lazos le unen a la sociedad dominicana. Abogado, investigador, escritor y docente, como una forma de conocer el derecho vivo del país se dedicó a resumir las decisiones de la Suprema Corte de Justicia, labor de la cual surgió una de sus obras más conocidas: Diez años de Jurisprudencia Civil y Comercial: 1997-2007.

Con la intención de dar seguimiento a esa tarea de recopilación de jurisprudencia, actualmente Headrick colabora con la Escuela Nacional de la Judicatura en la formación del personal que actualizará el compendio que él inició y que hoy constituye una referencia obligada para estudiantes y abogados dominicanos.

Además es autor de las obras: Tendencias Actuales del Derecho Francés, Los Derechos Humanos en Europa y América, Derecho Francés y Common Law: Pasado y Presente (los tres como resultado de sendos cursos impartidos en la Universidad Iberoamericana, en los años 2003, 2004 y 2005); Contratos y Cuasicontratos, y La Familia en Derecho Dominicano y Francés.

  1. ¿Por qué elige el Derecho como profesión?

  2. Mientras era estudiante de la carrera básica en Estados Unidos pensaba en diferentes maneras de alcanzar una condición profesional y como tenía fluidez en varios idiomas y además había desarrollado cierta habilidad para hacer arreglos pensé que podía tener aptitud para el Derecho.

    Efectivamente, tomé el examen de ingreso a la profesión y pasé con notas bastante altas, lo que me permitió entonces ingresar a la que considero la mejor escuela de Derecho de Estados Unidos: la Universidad de Yale.

    Hay allá tres grandes universidades: Yale, Havard y Columbus; además, en el Oeste, la de Stanford. Pero los profesores que me asesoraron para escoger mi carrera me recomendaron que ingresara a la escuela de Yale, porque hay una mejor proporción entre profesores y estudiantes. La cantidad de profesores que excede el número de estudiantes es significativo, lo que facilita una mejor atención.

  3. ¿Cómo llega a ejercer en la República Dominicana?

  4. Antes de venir al país yo me desempeñaba como profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. Un buen amigo, ex compañero de estudios, me sugirió que yo podía ocupar una posición atractiva que había vacante en Santo Domingo en esa época. Yo lo vi bien, me entrevisté y comencé a trabajar aquí.

  5. Es de los fundadores de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA