Reporte desde el aeropuerto Ben Gurión en Israel 3 de 3

 
EXTRACTO GRATUITO

"Reporte desde el aeropuerto Ben Gurión en Israel (3 de 3)"

Ernesto J. Armenteros

Petra, Mar Muerto, Amán, Jerusalén, Nazaret, Belén, Tel Aviv. ¿Qué podemos aprender de su historia y su presente?

¿Vale la pena visitar estos lugares?

JORDANIA, SIRIA, LÍBANO...

Lo que es hoy Jordania, Siria, Libia, Palestina, Arabia Saudita, Kuwait, Turquía, Catar, Israel, etc., es la zona ancestral de las tribus árabes que evolucionaron de nuestros ancestros comunes al salir de África y ocupar Mesopotamia. Es la zona geográfica donde se formaron las primeras agrupaciones humanas sedentarias estructuradas socialmente. Se estima que el inicio de este proceso se inició hace unos 60,000 años. Los judíos son de etnia árabe, pero debido a su diáspora durante siglos hoy día son de variados orígenes.

De acuerdo al Torá, el libro sagrado de los hebreos, la Biblia, el libro sagrado de los cristianos, y el Corán, el libro sagrado de los islamistas, los árabes de la península de Arabia son descendientes de Sem, hijo de Noé. Debido a la forma de composición de los nombres árabes, las líneas genealógicas pueden ser determinadas hasta orígenes muy remotos. Por esto, por el legajo arqueológico y los análisis del ADN, hoy sabemos que Jordania, Siria, Líbano, Palestina, Arabia Saudita, Iraq y lo que es hoy Israel fueron el destino de los asentamientos árabes. Otros grupos humanos se desplazaron desde Mesopotamia a Irán, que son los ascendientes de los persas, y hacia Afganistán, entre ellos los kurdos. Grupos humanos, quizás más antiguos que estos, se desplazaron a Indochina y eventualmente se extendieron en el continente asiático.

La población mundial árabe se estima en 500 millones, de los cuales el 90 % son islamitas, un 10 % cristianos y un 4 % de otras religiones. Esta inmensa población, diseminada por el mundo, es considerada simplemente como "árabe" en función de su lenguaje común, a pesar de que algunas minorías no hablan árabe. Considerables minorías árabes —debido a la diáspora que se inició en el siglo VIII y se extendió por el Oriente Medio, el Norte de África, el Mediterráneo y la península ibérica— eventualmente se han diseminado por todo el mundo y modernamente hablan inglés, español, italiano, etc., incluso, hay muchos que no hablan árabe, entre ellos los numerosos dominicanos descendientes de árabes.

JORDANIA:

Jordania es mayormente un desierto. Su único río, el río Jordán, es de importancia bíblica, puesto que allí fue bautizado Jesucristo por San Juan Bautista. Tres mil años antes, Moisés lo cruzó para dirigir a su pueblo, los hebreos, hacia la tierra prometida. El río Jordán es compartido por Israel, Jordania, Siria y el Líbano. Esta zona tiene un legajo arqueológico importante que la convierte en un destino turístico. Jordania no tiene petróleo y es escasa su riqueza natural, pero ha logrado prosperidad económica sobre la base de educación, un gobierno monárquico pero liberal, apertura al mundo exterior, turismo interesado en su riqueza arqueológica y un ejército disciplinado y bien armado. Tienen numerosas universidades y hospitales de excelente reputación que son el destino preferido de los árabes de las naciones colindantes para recibir educación superior y cuidado médico. El ejército es "contratado" por otros países de la zona para resolver numerosos conflictos o para evitar que participen a favor o en contra de unos u otros.

El costo y el nivel de vida en Jordania son altos y muy superiores al de Egipto. El valor de su moneda, el dinar, es superior al del dólar norteamericano.

PETRA:

De...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA