America Latina, entre el rock, la samba

 
EXTRACTO GRATUITO

"América Latina, entre el rock y la samba"

José Luis Taveras

Si usted le pregunta a un granjero de Ohio qué conoce de América Latina probablemente su imprecisa respuesta tendrá como pobre referencia al "dictador"Chávez o a los tacos mejicanos. Si la hace en un bar de Memphis, Tennessee, saldrá decepcionado; si la repite en Phoenix, Arizona, probablemente recibirá un insulto. Esa ignorancia es ancestral y no tiene que ver necesariamente con discriminación étnica. Es que en la cosmovisión cultural del centro y sur de los Estados Unidos el mundo nace y termina en su gran nación. Esa misma concepción fundamentalista dominó por años la política hegemónica de los Estados Unidos. La frontera de la nación americana se extendía hasta donde llegaban sus intereses.

Durante la Guerra Fría, el llamado Mundo Libre era un espacio geopolítico que solo le reportaba interés a los Estados Unidos en la medida en que estuviera exento de la amenaza comunista y le facilitara la expansión a sus corporaciones; lo demás era juego diplomático. El control global de la potencia era materialmente incosteable, por eso basó su estrategia en fortalecer localmente regímenes totalitarios, especialmente en los países subdesarrollados, que hicieron del anticomunismo su credo político por pura conveniencia. El concepto de soberanía, fundamento del Estado democrático, se desvanecía donde empezaba la frontera imperial. América Latina era más segura para Washington con gobiernos de fuerza que con riesgosos ensayos democráticos. Por eso los golpes de Estados fueron asestados paradójicamente en contra de gobiernos surgidos de elecciones.

Con el colapso del bloque soviético, las tensiones políticas cedieron a la expansión comercial. Las estrategias ideológicas se trocaron por alianzas mercantiles, abriéndose una nueva era dominada por el control de los mercados. El singular despunte de las economías asiáticas empezó a atraer la atención del capital americano, y viceversa, hasta el punto de que hoy la inversión china en las reservas federales de los Estados Unidos alcanza los 3.2 billones de dólares (3,200,000,000,000 USD). A partir del 2008, China se convirtió en el principal acreedor de bonos del Tesoro de Estados Unidos, por encima de Japón. El activo y creciente flujo de capital e inversiones asiáticas en los Estados Unidos ha redefinido el mapa de sus intereses económicos en el mundo, perdiendo América Latina relevancia y espacio en esa dinámica.

A partir del éxito del neoliberalismo en la América Latina de los noventa, Estados Unidos quiso rescatar un viejo proyecto de integración comercial con el resto de América denominado Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Esta iniciativa se originó en la ciudad de Miami en diciembre de 1994, pero fue en la Cumbre Extraordinaria de las Américas celebrada en Monterrey, México, que se acordó implementar una versión revisada del proyecto para el 1 de enero de 2005. El escenario político de América Latina y el cuadro de intereses de los Estados Unidos cambiaron entre las dos décadas, abortando así este quimérico esfuerzo integrador...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA