Balance de la gestión de en la procuraduría

 
EXTRACTO GRATUITO

"Balance de la gestión de en la procuraduría"

Fausto Rosario Adames.

La destitución de Procurador Genaral de la República, Doctor Abel Rodríguez del Orbe, sorprendió a muy pocas personas y con razón se piensa que dejó la posición por su propia voluntad y no parque esa fuese la intención del presidente de la República, doctor Leonel Fernández. El mandatario a la larga resultó beneficiario de la labor desarrollada por el fiel amigo y polémico profesional que fue Rodríguez del Orbe al frente de la Procuraduría General de la República.

Para evaluar el desempeño del saliente funcionario es necesario escindir en dos aspectos su trabajo. No porque permaneciera dos años en la posición, sino porque su desempeño debe ser diferenciado en lo estrictamente técnico profesional, cuyos resultados no se podrían comparar con los de ningún antecesor, y en el manejo de los casos con ramificaciones políticas, en lo que Rodríguez del Orbe fue torpe y resultó seriamente perjudicado en su imagen de hombre público.

Pocos funcionarios ha tenido el país que cumplieran con tanta vehemencia sus funciones, siempre que de por medio no existiera el interés del Poder Ejecutivo, por las razones que fuera, para desviar la atención del Procurador General de la República en el cumplimiento de su deber.

No debe olvidarse que el nombramiento de Rodríguez del Orbe fue el primer decretofirmado y dada a conocer por el doctor Fernández en 1996, asignándole funciones especiales para combatir la corrupción. Conociendo el temperamento del doctor del Orbe y su claridad verbal, la población pensó que el combate a la corrupción venía en serio. El país esperaba sanción contra los corruptos salientes de la administración pública. Pero no fue posible.

Lo que vino después fue lo contrario. La negación del combate a la corrupción con el argumento de que no era posible desatar una cacería indiscriminada, de que debía pensarse en la corrupción de los últimos 20 años o de que para combatir la corrupción hacía falta documentar fehacientemente las denuncias.

Jaime Rodríguez Guzmán

Más tarde, todo quedaría en que la promesa a cumplir era no permitir más corrupción a partir del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana.

La procuraduría de Rodríguez del Orbe

Cuando se cuestiona a los profesionales del Derecho sobre los cambios en el Ministerio Público, entre 1996 y 1998, la respuesta es casi unánime: el trabajo del doctor Abel Rodríguez del Orbe es inigualable.

Después de la designación del doctor Guillermo Moreno García en la Fiscalía del Distrito Nacional, el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA