La dolarizació: breves consideraciones en torno a un tema

 
EXTRACTO GRATUITO

"La dolarizació: breves consideraciones en torno a un tema"

Federico Jovine Rijo

No es lo mismo llamar al demonio que verlo llegar"

Desde septiembre del pasado año, el peso comenzó un peligroso deslizamiento frente a la moneda estadounidense, proceso que se vio considerablemente potencializado por factores tanto internos como externos. Si bien es cierto que el ciclo de mayor crecimiento económico de los Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, había llegado a su fin (y de que ya en franca recesión, la Iocomotora estadounidense se vio profundamente afectada por los atentados del once de septiembre, los escándalos financieros que minaron la confianza en el mercado de capitales, la guerra de Afganistán, Irak y la permanente incertidumbre que representa la lucha contra el llamado "eje del mal") y que por lo tanto, todos estos avatares deben replicarse tal cual en nuestra economía por aquello de la teoría de la accesoriedad o de los llamados vasos comunicantes, no deja de ser curioso que el proceso de devaluación anteriormente mencionado se haya iniciado justamente cuando todas las variables macroeconómicas indicaban una positiva recuperación de los sectores nacionales generadores de divisas.

Por parte del sector oficial, las raíces de esta devaluación intentaron ser interpretadas por partes: a partir de la retirada de divisas por parte de las distribuidoras eléctricas, la consecuencia lógica de un vertiginoso proceso de especulación puesto en marcha por agiotistas, y, como tiro de gracia: el caso BANINTER. Por su lado, tanto la oposición política, así como algunos sectores articulados de la sociedad civil, han visto en el gasto corriente, cuando no en una política de endeudamiento agresiva, asi como la supuesta torpeza de la administración, los componentes individuales de una crisis de la moneda como consecuencia de una pérdida de confianza por parte de los agentes económicos.

Ante el temor de la disminución del poder adquisitivo de la moneda, todos los agentes económicos han procurado salvarse de los estragos de una devaluación in crescendo, haciendo todos a una precisamente lo que posibilita el advenimiento acelerado de la situación que todos ellos en su conjunto desean evitar: la compra generalizada de dólares.

La devaluación en casi un cien por ciento del peso frente al dólar en solo 7 meses no sólo ha hecho que algunos sectores y ciudadanos prominentes planteen la posibilidad de la dolarización (que curiosamente empieza con d, al igual que su antítesis, la devaluación) como la panacea universal contra todos nuestros males, sino que sobre el tapete nacional el tema se encuentra servido y listo para ser digerido, al punto que el mismo ha sido objeto de debates por parte de prestigiosos conferencistas traídos por ANJE y otras organizaciones de la sociedad civil, así como que el tema es punto obligado en tertulias de grupos económicos, círculos de intelectuales, encontrándonos todos en una situación de pánico colectivo que hace que la palabra fluya de boca en boca entre todos los sectores, sin importar su condición o clase, sin que realmente en torno a la misma se haya propuesto un debate serio, libre de los apasionamientos que imponen las circunstancias que delimitan el contexto que estamos viviendo, que despeje de una vez y por todas la viabilidad de tal proyecto.

El propósito fundamental de este artículo es precisar de la manera más simple posible en torno al proceso denominado dolarización, así como los pros y contras que el mismo conlleva para el entorno dominicano.

El dinero

Siendo pues la devaluación un proceso del mercado cambiario, esto es del mercado del dinero, conviene pues precisar en torno a la naturaleza de las operaciones en dicho mercado.

Las características principales de la moneda, esto es, del dinero, son precisamente aquellas que posibilitaron la imposición de éste frente al trueque, como medio de realizar transacciones comerciales, ya que el dinero sirve esencialmente como:

Medio de cambio: Es un medio para intercambiar bienes y servicios entre las personas y la sociedad. Aceptándose como pago por cualquier bien o servicio.

Unidad 'de cuenta: "Sirve como unidad de cuenta cuando actúa como la unidad en cuyos términos se mide y se expresa el valor de todos los bienes y servicios negociados. Pudiéndose el valor de cada bien o servicio expresarse como un precio, que significa el numero de unidades monetarias por el que se intercambiará".

Depósito de valores: "Cuando funciona como medida de cambio a través del tiempo, así como lo hace en el presente, esto es que el dinero ha de servir no solo como medio de cambio en el presente, sino también para efectuar pagos en el futuro".

Siendo pues éstas las tres funciones principales del dinero, en términos teóricos generales y por lo tanto práctico a nivel nacional, tan pronto la moneda local no cumpla con una de estas tres funcionas básicas, los agentes económicos instintivamente buscarán o intentarán sustituir su propia moneda por otra que sí cumpla con estas funciones básicas.

Para algunos autores "el término dolarización es usado principalmente para indicar que una moneda formal es utilizada en un país como una unidad de cuenta para valorar los activos, los bienes y los servicios y/o como depósito de valor", en tanto que para otros "la dolarización se refiere al proceso mediante el cual un país adopta la moneda de otro país o la emplea conjuntamente con la moneda nacional".

polarizar es, pues, utilizar como moneda propia, y por lo tanto liberatoria de todas las obligaciones públicas o privadas, a otra moneda emitida por un estadoextranjero; la dolarización como tal es un proceso que no requiere sine qua nom que sea el dólar la moneda elegida, sino cualquier otra moneda que a juicio del país que vaya a dolarizarse (o de sus habitantes, dependiendo si el proceso se verifica de manera oficial o extra-oficial) cumpla cabalmente con las funciones del dinero. Las monedas utilizadas normalmente en procesos de dolarización son el dólar de los Estados Unidos, el yen...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA