Claus Roxin

 
EXTRACTO GRATUITO

"Claus Roxin"

Eduardo Núñez

Abogado, cursa estudios de Derecho Penal en la Westfälische Wilhelm Universität Münster, Alemania.

Entrevista al Sr. Claus Roxin

"La comunicación entre los tribunales y la ciencia se manifiesta en parte por medio de la lectura; en la medida en que los jueces leen, estudian y citan la literatura."

No muchos profesores pueden hacer alarde de haber conseguido la excelencia tanto en el trabajo docente como en el desarrollo científico. Esta es una cualidad que atesora quien, según palabras de Jesús María Silva, y también en nuestra opinión, es el penalista más influyente del mundo: Claus Roxin.

Con casi una veintena de doctorados honoris causa —esto sin contar órdenes y otros reconocimientos— el profesor Roxin es conocido desde Japón, Corea y China, pasando por Grecia, Italia, Turquía, España, Portugal y llegando hasta tierras latinoamericanas, como México, Perú, Paraguay, Chile, Argentina, Brasil y Venezuela.

Cualquier aficionado al Derecho Penal puede hablar con propiedad sobre teoría de la pena, teoría de imputación, responsabilidad penal y estructura del delito, pues estos temas se constatan en cualquier manual de esta disciplina jurídica.

Es por esa razón que la entrevista a continuación se enfoca en aspectos como los inicios del profesor Roxin en el Derecho Penal, su vida como profesor, la relación entre Europa y Latinoamérica, su opinión sobre la complejidad y la importancia de la dogmática, así como otras cuestiones de interés para la República Dominicana.

La entrevista tuvo lugar en la casa del profesor Roxin, en la comunidad de Stockdorf, en la región de Baviera.

Eduardo Núñez;

¿Por qué se ha especializado en Dererecho Penal? ¿De dónde recibió influencia en este aspecto?

Claus Roxin;

Lo que me ha llevado a especializarme en el Derecho Penal es el hecho de que, a diferencia de otras disciplinas jurídicas , esta guarda una gran cercanía con otras ciencias. Con la Filosofía, con la Sociología, con la Psiquiatría, con la Politología y con las ciencias de la economía. Cuando uno se dedica al Derecho Penal, se encuentra en la obligación de conocer, al menos en los fundamentos, muchas otras ciencias. Y eso es sin lugar a dudas divertido.

EN;

¿Quién lo ha influenciado?

CR;

Sobretodo me ha influenciado la discusión, para ese entonces actual (en los años de mi juventud), sobre los fundamentos del Sistema de Derecho Penal. Existía un gran enfrentamiento entre causalistas y finalistas que se encontraba bajo la dirección del famoso penalista Hanz Welzel. Del análisis de las teorías de Welzel se desprende mi propia concepción. Uno de mis primeros grandes ensayos se titula: "Crítica a la teoría de la acción final"; en ella se encuentra el origen científico de mi propia concepción penal.

EN;

¿Cómo fueron sus años de estudiante?

CR;

Mi tiempo como estudiante fue muy fructífero. Yo estudié en los años 1950 a 1954. En 1949 entró en vigencia la Constitución alemana; era un tiempo de nuevos comienzos. Después de la terrible experiencia de la dictadura, en Alemania era obligatorio volver a construir un nuevo Estado. Un Estado liberal. Formar parte de esto era para mí un gran desafío así como una atractiva tarea.

EN;

¿Dónde realizó sus estudios?

CR;

Yo nací en Hamburgo, no soy de Baviera, aunque vivo aquí (Baviera) desde hace 40 años. Estudié en Hamburgo, donde también hice mi promoción (doctorado) y mi habilitación (profesor). Eso guarda una estrecha relación con que en aquellos tiempos un estudio en el extranjero —que hoy es normal— era absolutamente imposible. Yo tenía que ganar dinero para mantenerme mientras estudiaba; me lo ganaba ofreciendo clases de alemán y otros idiomas a estudiantes. Es decir, no podía perder mis clientes y por eso me quedé en Hamburgo.

EN;

Sabemos que tiene tres hijos y que lleva mucho tiempo casado con su esposa...

CR;

Si, con la misma mujer tengo 50 años de casado. Tenemos lo que en Alemania se denomina "Bodas de oro", nuestro 50 aniversario fue en mayo de este año. Conocí a mi esposa en el año 1956, cuando ella era estudiante de Derecho. Yo era profesor asistente en aquel entonces y ella era una de mis alumnas. Tenemos tres hijos y un gran número de nietos. Este matrimonio tendrá duración hasta nuestra muerte. Por cierto, mi esposa también es jurista. Ella es defensora penal y tiene una oficina importante en Múnich, se dedica particularmente a Derecho Penal Económico. Esa es la razón por la que no se encuentra presente hoy, pues está en su oficina trabajando.

EN;

¿Son sus hijos también juristas?

CR;

No, solo una de ellos, mi hija menor. Mi hija mayor es periodista. Y mi hijo es profesor de Economía Empresarial Internacional en la universidad de Berlín.

EN;

Sabemos que desde algunos años es usted profesor emérito, por eso quisiéramos preguntarle: ¿de qué se ocupa en estos momentos?

CR;

Soy profesor emérito desde el año 1999, es decir hace 12 años. Desde los 68 años estoy retirado. Sin embargo, a pesar de mis 80 años sigo relativamente activo. Presento conferencias en distintas universidades alemanas y del extranjero. Este mes me he presentado en Göttingen y Würzburg, por ejemplo. Me presentaré en Fráncfort y pronto viajaré a México.

EN;

El Instituto de Ciencias Penales de ese país publicó un libro de dos tomos en su honor. ¿Cuántas ocasiones ha estado usted en México?

CR;

Muchas más, aproximadamente 10. No solo en México sino también en otros países latinoamericanos, como Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Venezuela. En el año 2009 estuve inclusive en Chile y en Tierra de Fuego.

EN;

Me gustaría tratar a continuación los aspectos intelectuales y académicos.

CR;

Puedo decir que literariamente trabajo más que antes, tal vez más que en mi tiempo activo. Lo que se explica con facilidad, pues ya no tengo las obligaciones con la docencia que tenía en el pasado. Por ejemplo, en este año (2011), solo para nombrar algunos temas, he escrito sobre el significado del concepto de bien jurídico para la teoría del injusto penal. Ofrecí una conferencia sobre este tema el 16 de septiembre en una escuela de verano española con asiento en Göttingen. El 17 de septiembre hablé en un congreso chinoalemán sobre los fundamentos del principio de legalidad en Alemania, en la ciudad de Würzbug. Últimamente he tratado el tema del significado del dominio de la organización en Derecho Internacional y en Derecho Penal Internacional, sobre todo por el eco de la sentencia Fujimori en Perú, la cual apela en su totalidad a mi teoría y que además ha tenido una gran resonancia internacional. He trabajado mucho con el análisis de las diferentes posturas frente a esta sentencia. Aparte de eso he trabajado con el consentimiento en la aceptación de un peligro extraño, sobre las sentencias del Tribunal Constitucional desde las perspectiva del Derecho Penal, sobre la causalidad física y sobre la dimisión de un coautor en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA