Diferentes concepciones del Derecho, de la argumentacion jurídica

 
EXTRACTO GRATUITO

"Diferentes concepciones del Derecho y de la argumentación jurídica"

Jose Alberto Cruceta

En nuestro país en los últimos tiempos asistimos a una interesante discusión -que tiene como escenario principal a la Escuela de la judicatura- entre concepciones jurídicas diferentes, sobre todo entre Positivistas e Iusnaturalistas, asumiendo como telón de fondo a Kelsen y Hart, por un lado, y a Esser, Dworkin, Fuller, Finnis por el otro; con el fin de clarificar algunos puntos de dicha discusión nos permitimos hacer un pare para lanzar estas ideas para el debate.

Por concepciones filosóficas del Derecho hay que entender un conjunto de respuestas, con cierto grado de articulación, a una serie de cuestiones básicas en relación con el Derecho.

En términos históricos, todo el Derecho gira en torno a tres criterios de valoración que definen los diferentes sentidos en la concepción del mismo: (1) si es justa o injusta (2) si es válida o inválida (3) si es eficaz o ineficaz. Estos criterios han dado lugar a las concepciones del derecho conocidas como escuelas. Entre estas tenemos la iunaturalista, la positivista, la realista, la histórica y la sociológica, ente otras.

El jurisconsulto o el juez podrá o no preocuparse por los problemas de la teoría del derecho, pero quiera o no tendrá, consciente o inconscientemente, su propia filosofia juridica que irremediablemente intervendrá en la emisión de sus fallos. Jueces de filiación teórica distinta adoptarán usualmente sus prácticas decisorias diferentes y alcanzarán conclusiones divergentes, o al menos sus razonamientos no serán acordes.

Es deseable que el juez sea consciente de su teoría personal del derecho; mientras más consciente sea de su concepto del proceso adjudicativo, así como de los distintos modos de adjudicar, mientras más conozca sus propias inclinaciones y se preocupe por su legitimidad, mayor será la adecuación de sus fallos. El juez sonámbulo camina por terreno minado.

La leyes igual para todos y el derecho está a disposición de todos para invocado ante los tribunales, pero entonces ¿por qué hay buenos y malos abogados y jueces? ¿qué marca la diferencia entre un buen juez y otro que no lo es? La diferencia reside en su capacidad para argumentar, es decir, su habilidad para ofrecer buenas razones a favor o en contra de una forma de invocar y aplicar el derecho.

Es natural, pues, que los abogados y jueces hayan tratado de comprender cómo argumentar y cómo deberíamos hacerlo. La disciplina que se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA