La doctrina de la oportunidad corporativa

 
EXTRACTO GRATUITO

La doctrina de la oportunidad corporativa

Felipe Isa Castillo.

La Doctrina de la Oportunidad Corporativa establece que ningún director o gerente podrá usurpar para sí mismo una oportunidad de negocios que evidentemente pertenezca a la empresa, a menos que esta última otorgue su consentimiento.

El término “oportunidad corporativa” se refiere a aquellas oportunidades de negocios que la empresa hubiera aprovechado si las mismas le hubieran sido presentadas o reveladas.

La doctrina aplica mayormente a los directores y otras personas que posean una relación cercana con la empresa, aprovechándose de información adquirida a través de la misma.

En los casos en que se alega la usurpación de una oportunidad corporativa, debe examinarse: 1) el alcance del concepto “agente fiduciario”; 2) los deberes de los agentes fiduciarios de la empresa; y, 3) si seria injusto que dichos agentes exploten dicha oportunidad para sí mismos.

ESTADOS UNIDOS. ANTECEDENTES.

La Doctrina de la Oportunidad Corporativa se estableció a partir de una decisión histórica del año 1939, en la cual la nSuprema Corte de Justicia de los Estados Unidos estableció lo siguiente: “Los directores y gerentes, como agentes corporativos no pueden utilizar la posición estratégica de sus poderes ny oportunidades para su provecho personal en detrimento de los entes corporativos”.1

En 1979 la Corte de Apelación del Séptimo Circuito expandió aún más la Doctrina de la Oportunidad Corporativa estableciendo lo siguiente: “El agente fiduciario no puede lucrarse personalmente con información y conocimientos que ha adquirido en términos confidenciales en su capacidad corporativa, incluso cuando la empresa no haya sufrido ningún daño”.2

DEFINICION.

Los Principios del American Law Institute (ALI) §5.05(b) definen ampliamente como “oportunidad corporativa” los casos en que:

• Un director o gerente toma conocimiento de una oportunidad en su capacidad corporativa;

• El director utiliza la oportunidad corporativa en su propio interés cuando debiera saber que un tercero está ofreciendo dicha oportunidad a la empresa;

• El director o gerente toma conocimiento de la oportunidad mediante el uso de información corporativa a sabiendas que dicha empresa estaría interesada en la misma; o

• El gerente sabía que la oportunidad está estrechamente relacionada a los negocios presentes o a las expectativas de negocios.3

ELEMENTOS ADICIONALES A CONSIDERAR.

La Doctrina de la Oportunidad Corporativa también se relaciona con los siguientes elementos:

Competencia con la empresa: Un director o gerente no debe competir con la empresa, en el caso que dicha competencia lesione a la empresa.

Aprobación o ratificación: Tipos de conducta que de otra forma estarían prohibidas como competencia desleal podrán ser validadas si son aprobadas por directores desinteresados, o al ser ratificados por los accionistas. La parte interesada debe primero hacer una completa revelación del conflicto y el tipo de competencia en la que planea involucrarse.

Preparación para competir: Usualmente, los tribunales determinan que una parte interesada ha...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA