Los dos puntos

 
EXTRACTO GRATUITO

"Los dos puntos"

Fabio J. Guzmán Ariza

RESUMEN:

Se explican los usos y abusos de los dos puntos en la puntuación del español.

PALABRAS CLAVES:

Dos puntos, usos, abusos, puntuación, signos de puntuación, reglas de puntuación, ortografía, idioma, español, lingüística.

INTRODUCCIÓN:

Los dos puntos (:), al igual que el punto y coma (;) y la raya (-), son signos de puntuación que se utilizan poco en la República Dominicana, quizá porque se desconocen sus múltiples usos. En el caso específico de los dos puntos, es muy raro su empleo que no sea para introducir una enumeración o una cita, pese a que su función es mucho más amplia: servir de introducción a la terminación del sentido lógico de lo que le antecede. En efecto, contrario a lo que ocurre con el punto, que señala la terminación del enunciado, los dos puntos tienen un valor enunciativo: detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que va a continuación, que siempre está en estrecha relación con el texto precedente.

Por su naturaleza, los dos puntos hacen posible que el escritor pueda expresarse con brevedad y economía, evitando el empleo de expresiones como es decir, por tanto, esto es..., precedidas y seguidas por comas. Los dos puntos son, además, una marca de estilo y prestigio lingüístico que distingue a quienes los utilizan con corrección de la gran masa de hispanohablantes que, de manera mecánica, emplean la coma para todo, incluso cuando no se debe, como si fuese un signo de puntuación comodín en el idioma español. Son once –no dos– los signos de puntuación que nos proporciona la ortografía, cada uno de ellos con sus funciones y matices específicos. La persona culta debe aprender a usarlos todos.

Los dos puntos, como los demás signos de puntuación, se escriben pegados a la palabra o el signo que los antecede, y separados por un espacio de la palabra o el signo que los sigue.

USOS DE LOS DOS PUNTOS:

Como se ha dicho, los dos puntos tienen un valor enunciativo: detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que va a continuación, que siempre está ligado estrechamente con el texto precedente. De esa función esencialmente enunciativa se desprenden sus diversos usos específicos, que detallamos a seguida.

  1. Para introducir enumeraciones con un elemento anticipador. Estos son algunos ejemplos:

    En España obtuve dos maestrías: una en Derecho Empresarial y otra en Derecho Constitucional.

    En la sesión del Consejo Nacional de la Magistratura de ayer se destacaron tres candidatos: Erudito González, Sapientísimo Martínez y Lumbrera Pérez.

    Así me gustan los jueces: inteligentes, imparciales y rápidos.

    El elemento anticipador (subrayado en los tres ejemplos) es imprescindible para el buen uso de los dos puntos. Sin él, sería incorrecto el empleo de los dos puntos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA