La historia del recurso de hábeas corpus

 
EXTRACTO GRATUITO

"La historia del recurso de hábeas corpus"

Rosalia Sosa Perez

El recurso de hábeas corpus puede considerarse como el precursor más importante de la protección procesal de los derechos fundamentales. Surgió coma una garantía procesal contra las detenciones arbitrarias e ilegales. Se convirtió en el derecho fundamental que tienen los administrados para solicitar la tutela judicial contra las privaciones y restricciones ilegítimas de su libertad personal y de movimiento.

En el Derecho Romano podemos encontrar como antecedente más concreto el interdicto romano Homine libero exhibendo, contenido en el Digesto. título XXIX, libro XLIII. Esta interpelación a la autoridad pública, solicitada por un interesado consistía en la reclamación de la libertad de un hombre libre (sólo los hombres libres en la época romana eran titulares de derecho) dolosamente detenido. Los interdichos exhibitorios se concretizaban en una orden exhibeas, la cual ordenaba mostrar a una persona, cuya finalidad era obtener su libertad. La orden de exhibición debía de ser cumplida inmediatamente y era susceptible de provocar sanciones pecuniarias en caso de desacato, sin perjuicio de las responsabilidades penales.

En el Derecho Español. el derecho a la libertad personal encontró en la Corona de Aragón toda una gama de instrumentos procesales de protección eficaz. Se tuteló con especial atención el valor de la seguridad jurídica. Los procedimientos se caracterizaron por ser rápidos y srunarios, destacándose el "juicio de manifestación". Estaba a cargo del Justicia Mayor, personaje designado discrecionalmente por el Rey, inamovible o inviolable. Sólo estaba sometido a juicio de responsabilidad con el objeto de controlar sus abusos eventuales.

El juicio de manifestación podría ser de bienes, escrituras u provisiones y de personas. Este último estaba integrado por tres acciones distintas : manifestación de personas privadas, la manifestación efe jueces y la manifestación por vía privilegiada. Protegía tanto la libertad como la integridad fisica; se admitía contra personas privadas o autoridad pública; podía articularse por el propio interesado o por un tercero: el trámite era urgente, más todavía por la vía privilegiada; la meta era exhibir y proteger al detenido y disponer, según el caso. de su libertad.

En el Derecho Anglosajón, el hábeas corpus en su concepción original surgió como una prerrogativa del Rey para sustraer a un inculpado ante un tribunal inferior y llevarlo a uno...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA