El mafioso tigueraje del transporte

 
EXTRACTO GRATUITO

"El mafioso tigueraje del transporte"

Editorial.

El transporte público urbano es un caos planificado. Esde la década de los setenta los usuartos de este servicio han padecido las inclemencias inauditas un problema aparentemente insoluble. Y esto no casual.

Al amparo de esta desorganización subyace un modus operandi mafioso que tiene tres ejes: los biernos, los seudo sindicalistas y los empresarios e importadores de vehículos. El gasto del gobierno en los últimos cuarenta años excede los veinte mil millones de pesos y la anarquía sigue dominando este sector mientras las perspectivas de cambios lucen escasas.

Todas las políticas, planes y programas han colapsado y los usuarios siguen sujetos a unas chatarras rodanates que retratan la vergüenza de un país que vive de su imagen turistica. Casi todas las capitales de América. Latina han resuelto este problema Aquí, como siempre, el transporte es una rentable industria política donde se atiende más a los dividendos generados por las comisiones, cuotas y asignaciones que a la efectiva voluntad de procurar soluciones definitivas.

El negocio del transporte público urbano responde a una estructura mafiosa cartelizada por un perverso seudo sindicalismo que ha convertido en poderosos empresarios a unos rufianes analfabetas. Estos mercaderes venden sus "empresas sindicales" a los partidos políticos a cambio de mantener los privilegios y negocios que nutre la ancestral desorganización del transporte. Este cuadro se reproduce en cada gobierno convirtiendo en circuito vicioso la realidad de un problema que no resiste más aplazamientos.

Ningún plan será efectivo si no se desmonta, desde sus cimientos, esta red...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA