Explotacion sexual comercial de menores de edad una de las tipologias de crimen organizado

 
EXTRACTO GRATUITO

Explotación sexual comercial de menores de edad:una de las tipologías de crimen organizado más lucrativas del mundo

Yomayra Martino Soto

Actualmente la explotación sexual comercial de personas menores de edad1 (en lo adelante ESC), siendo una infracción normalmente vinculada al tráfico ilícito y/o a la trata de personas, se reconoce como uno de los crímenes organizados más lucrativos del mundo, después del tráfico ilegal de armas y del tráfico de drogas.

La Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional describe en el artículo 2 a los grupos delictivos organizados, como “un grupo estructurado de tres o más personas que exista durante cierto tiempo y que actúe concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos graves o delitos tipificados

con arreglo a la presente Convención con miras a obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico u otro beneficio de orden material”.

En diversos estudios internacionales, como el de la Federación Mundial de Asociaciones de las Naciones Unidas, se ha destacado el tráfico y la tra trata de personas como una de las fuentes de ingreso del crimen organizado, los cuales son generalmente realizados para fines de explotación sexual de mujeres y personas de menores de edad.

Debemos iniciar entendiendo la ESC como “una violación fundamental de los derechos de la niñez. Abarca el abuso sexual de parte del adulto, y remuneración en dinero o en especie para el niño(a) o para una tercera persona o personas. El niño (a) es tratado como objeto sexual y como mercancía. La Explotación sexual comercial de la niñez constituye una forma de coerción y violencia contra esta, equivale al trabajo forzado y constituye una forma contemporánea de esclavitud”.2

Del concepto de ESC precedentemente indicado se derivan los elementos que la constituye como infracción, a saber:

  1. Existencia de una violación a los derechos de la persona menor de edad, 2. una remuneración en dinero o su equivalente en especie y 3. una cosificación del cuerpo del niño, niña o adolescente (NNA) situándolo como un objeto de intercambio en un mercado sexual, del cual lamentablemente debemos reconocer su existencia.

Esta remuneración no es sólo para la víctima como tal, sino que puede ser para una tercera persona o intermediario/ a, por ejemplo en el caso de ser consentido por los padres o uno de ellos quienes generalmente se convierten en los beneficiarios de esa retribución.

La comercialización de la persona menor de edad es sin duda uno de los aspectos más degradantes de esta ituación, considerando que una vez sumergido un NNA en este “negocio” de la ESC su cuerpo es valorado, se establece un precio para él, lo que será su valor social en lo adelante para ese circulo que los rodea, es decir para sus explotadores.

Como vemos se requiere de la presencia de los citados elementos para considerar una situación de dominio o poder sobre un NNA, como explotación sexual comercial. De ahí que en ocasiones llegue no sólo a tipificarse esta violación per se sino que deviene con frecuencia en crimen de tráfico iIlícito de personas3 y a su vez en trata de personas.

La legislación nacional define el crimen de trata de personas como “La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza, a la fuerza, a la coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder, o situaciones de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación...4”

En una ocasión la señora Laura Lamberg, experta en la problemática de Trata de Personas perteneciente a la Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de Estados Americanos (OEA), apuntó en una entrevista de la cadena noticiosa BBC del 2003:

“Las estimaciones señalan que en esta década, la trata de personas va a subir al primer lugar por las increíbles ganancias y los beneficios económicos del negocio. Los traficantes ganan entre US$ 4 – 5,000 de acuerdo al lugar de origen de la víctima y al lugar de destino.”

En definitiva la situación de crecimiento de la ESC es alarmante en la República Dominicana y en muchos países de Latinoamérica, es por ello que hoy en día hablar de lo que es la lucha y prevención en contra de este flagelo social se ha convertido en una temática de prioridad en la agenda nacional e internacional de los gobiernos de turno, y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA