Congestión de los tribunales por demandas en accidentes de tránsito

 
EXTRACTO GRATUITO

Congestión de los tribunales por demandas en accidentes de tránsito

Mairení Rivas Polanco.

Para conocer los motivos por los cuales el Sistema Judicial dominicano se ha recargado de demandas que se originan en accidentes de transito, en la entrega anterior se propuso un análisis no convencional, en el que todos los involucrados expresaran sus motivos.

De los involucrados listados se conformaron dos grandes bloques que concentran la esencia del asunto analizado. Estos son: a) Las Aseguradoras, los Gerentes de Reclamaciones y sus abogados; b) Las víctimas, sus familiares y sus abogados.

Hubiese sido deseable que los involucrados fueran reales, pero existen limitaciones sectoriales que lo impiden, motivo por el cual se hará un ejercicio de escritorio con la mayor objetividad posible. Los argumentos son los siguientes :

Las Aseguradoras, los Gerentes de Reclamaciones y sus abogados:

  1. En la República Dominicana existe una legislación especial para el seguro de Vehículos de Motor que faculta a las aseguradoras a emitir pólizas con limites bajos y que obliga a estas a pagar los mismos cuando interviene una sentencia que condena al asegurado de manera definitiva e irrevocable. La capacidad para establecer la responsabilidad de los asegurados es exclusiva de los tribunales y por ese motivo es indispensable esperar su decisión. Actuar de una manera diferente, con la actual legislación, es una facultad de las aseguradoras.

  2. Las primas cobradas por las aseguradoras en el ramo de Vehículos de Motor, por ser bajos los limites de las coberturas de responsabilidad civil contratados, son, por consiguiente, insuficientes para pagar satisfactoriamente los reclamos de todos los asegurados y los terceros. Hacerlo incrementaría la mala siniestralidad.

  3. Los reclamos que presentan los terceros, excepcionalmente son correctos en sus montos e inferiores a los limites de las coberturas de responsabilidad civil contratadas por los asegurados. Regularmente son exagerados y no se corresponden con las pérdidas registradas.

  4. Muchos de los reclamos presentados por los terceros, por si mismos o por mediación de sus abogados, son fraudulentos.

  5. La intervención de los abogados en representación de los terceros encarece el costo promedio final de los reclamos e imposibilita un arreglo amigable que logre satisfacer sus aspiraciones y las de sus clientes.

  6. Los reclamantes, y sus abogados cuando los representan, irrespetan la razonabilidad de las aspiraciones en los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA